Soy padre… ¿cómo puedo saber si mi hijo sufre acoso en el instituto?

Ciertamente, para los adolescentes, el paso de Primaria a Secundaria supone un importante cambio. Las aulas del instituto suelen infundir a una mayoría de los padres una menor percepción de seguridad, en relación a la que tenían de su colegio de Primaria. Se trata de una sensación, en general subjetiva, que desaparece pronto ante una la adaptación progresiva del escolar al nuevo “entorno” educativo.

A  pesar de ello, es conveniente que los padres sepan, que el “acoso escolar” está presente en todos y cada uno de los institutos de Educación Secundaria de nuestro país (Informe del Defensor del Pueblo, 2007) y que esos episodios de maltrato son sufridos, presenciados o ejercidos por un nada desdeñable número de escolares, que de un modo u otro padecen sus consecuencias.

Otro dato importante a tener en cuenta, es que sólo la mitad de los padres de alumnos “acosados” (50.6 %) saben que sus hijos son víctimas. Así, por el hecho de que nuestro hijo pueda sufrir maltrato en el colegio, y las devastadoras consecuencias que a veces ello supone, es importante prestar atención a determinados signos o claves que podrían delatar o proporcionar “pistas” de la presencia de acoso.

Sin embargo, a pesar de lo expuesto, tampoco conviene angustiarse y alarmarse demasiado, porque la incidencia de “acoso” realmente grave por su frecuencia e intensidad es sufrido por pocos escolares (entre el 2 % y el 4 %). En realidad se trata de impedir con antelación, que ese 30 % de alumnos de entre 12 y 16 años que se ven involucrados en casos de abusos (bien como victimas o bien como agresores), acaben inmersos en incidentes realmente graves por no tomar las medidas preventivas adecuadas y necesarias.

Cómo se reseñó anteriormente, un 49.4 % de los padres cuyos hijos son víctimas de acoso en su instituto, no saben y por ello no son conscientes, de que la mera asistencia a clase, para sus hijos, se ha convertido en un verdadero “infierno”. Algo que, lentamente, pero sin pausa, destruye profundamente su autoestima, produciéndole estados de gran ansiedad, circunstancia que como mínimo dificultará su adaptación social y su rendimiento académico, e incluso, en los casos más graves, podría llevarle al suicidio (Ortega, 1994).

Realmente no resulta fácil para los padres conocer ese tipo de “problema” que tiene su hijo, porque generalmente, él intenta por todos los medios a su alcance, que el asunto pase “desapercibido”. Tienen mucho miedo a su agresor, y piensan que si dicen algo en casa, las represalias del atacante serán aun peor. Sus sentimientos don de una indefensión absoluta.

A veces no lo cuentan en casa, no por miedo a su agresor, sino por vergüenza, o porque temen una reacción de sus padres indeseada para ellos, como que le echen en cara “su cobardía”, o que “tiene que aprender a defenderse solo, porque la vida es muy dura”. Todo se reduce, en realidad a un problema de confianza.

Cómo se trata de un fenómeno que la mayoría de las veces suele pasar desapercibido, y que casi siempre es malinterpretado por los adultos, se necesita prestar una atención especial a indicios o claves no siempre claros, o a determinados rumores.

Algo que debe alertar a los padres, es la negación frecuente de su hijo a ir a clase. Todas las razones aportadas se relacionan con algún “malestar” (dolor de cabeza, de tripa, de espalda, de alguna articulación…). En ocasiones vomitará justo a la salida hacia el colegio, consecuencia de la somatización de la angustia que ello le produce. Casi siempre, un niño que sufre acoso, exagerará dolencias y fingirá enfermedades frecuentemente para conseguir que sus padres le dejen quedarse en casa, algo que para él es una auténtica “liberación”.

Otra señal, casi siempre inequívoca, es el elevado número de “faltas” o ausencias a determinadas clases en el instituto, sobre todo si las “pellas” o “novillos” las lleva a cabo sólo y no acompañado de otros escolares. Además, cuando se descubre la acción, es incapaz de dar explicaciones convincentes de dónde estuvo esas horas, ni porqué lo hizo.

Si un niño o adolescente no quiere salir de casa, o no hay compañeros que le “llamen por teléfono” para quedar y salir por “ahí” o para pedirle tareas u otra información, o bien para quedar y hacer deberes juntos…es otro detalle que los padres han de tener en cuenta. Cuando un niño de esta edad no se relaciona o se relaciona muy poco con otros compañeros fuera de la jornada escolar, podría ser que estuviese sufriendo maltrato por parte de algún compañero de clase.

Es necesario también prestar atención a los cambios de humor. Un niño “acosado” siempre está triste, se irrita con facilidad y llora con frecuencia aparentemente sin motivo. Es necesario buscar las razones de producen esos cambios de humor y comportamiento.

Casi siempre, los niños que sufren maltrato en su colegio, están distraídos, encerrados en sí mismos, ausentes, olvidan con facilidad los encargos, se asustan por cosas nimias, y se comportan y muestran huidizos con sus padres.

Un indicio claro para los padres deriva del deseo del chico para que se le acompañe a l entrada y a la salida del instituto. Puede tener miedo a que alguien le pegue. Es necesario tenerlo en cuenta, porque según el informe del Defensor del Pueblo, (2007), un 5.9 % de los alumnos “víctimas” dicen ser agredidos físicamente, un 5.1 % dicen ser insultados, y un 8 % dicen ser acosados sexualmente, a la salida del centro escolar.

Un niño que sufre acoso en su centro educativo, no suele asistir a las salidas extraescolares que organiza el centro, ya sean de carácter cultural y curricular (museos, visitas guiadas, películas, teatro…), ya sean de carácter lúdico (excursiones al campo, a otras ciudades, visitas a parques temáticos, a granja escuela, a colonias escolares, a la bolera…). Inventa mil excusas para no ir, algo en realidad absolutamente lógico, pues el tiempo en que durante estas salidas va a  estar “expuesto” a la tiranía del compañero agresor, es muy superior al que soporta a diario en una jornada escolar. Y no hay que olvidar, (el chico acosado lo sabe), que por las propias características y circunstancias de la actividad, la vigilancia del profesorado suele resultar “inútil” la mayoría de las veces, para evitarlo.

También es importante observar los cambios en el sueño (pesadillas nocturnas), en el apetito (come muy poco y nunca tiene hambre), o si ha bajado considerablemente su rendimiento académico, hecho que denotan unas peores calificaciones trimestrales.

Si frecuentemente trae “moratones” (hematomas), arañazos, cortes y golpes en diferentes partes del cuerpo (espalda, pecho, brazos, muslos…) inexplicables desde causas “normales” o “naturales” (caída o accidente) y para explicar su origen ofrece datos poco creíbles, es otra clave o indicio importante a tener en cuenta por parte de los padres.

También es necesario que los padres presten atención a la petición frecuente de dinero (para entregar al agresor), y a la pérdida o deterioro de su material escolar u otras pertenencias. El niño acosado casi nunca tiene lápices ni bolígrafos porque “perdió” el estuche. A sus libros de texto les faltan varias hojas porque “alguien” las arrancó. “Perdió” los libros de alguna asignatura. La “regla” para dibujo, está, lo mismo que la “escuadra” partida en dos trozos. No sabe qué hizo con el compás, lo perdió. Tiene la mochila “desgarrada”, lo mismo que un “bolsillo” del chándal y se le “rompieron” las gafas un par de veces.

Los padres también deben conocer que aquellos escolares con necesidades educativas especiales (ACNEE) son tremendamente vulnerables ante el acoso y suelen convertirse fácilmente en “víctimas”. Por ello, los padres con hijos que cursan programas de integración deben poner especial atención en todas y cada una de las claves mencionadas.

Cuando los padres observen que en alguno de sus hijos se producen simultáneamente alguna de las claves presentadas, han de pensar que posiblemente su hijo esté siendo maltratado por un compañero, y que quizás haya sufrido ya múltiples agresiones. Es imprescindible entonces, es decir, absolutamente necesaria, una comunicación fluida con él/ella. Al principio, costará, por las razones ya explicadas (el chico tiene miedo a la propia reacción de sus padres, y tiene más miedo aun, a la reacción de su compañero o compañeros bullys, si se enterasen de que ha contado a sus padres lo que la pasa).

Resulta prioritario conseguir generar en el chico confianza suficiente para que cuente todo lo que le ocurre el el instituto, sintiéndose, ala vez, seguro. Será el primer apoyo que en mucho tiempo va a encontrar el chico/a, y será, si no se ha propiciado ya desde el propio centro educativo, el punto de arranque para “solucionar” el problema.

Podéis encontrar una relación completa e informada de claves a observar, así como estrategias a seguir para conseguir la confianza de vuestro hijo en el libro “Bullying. Cómo detectarlo, prevenirlo y afrontarlo desde los diferentes equipos y estamentos docentes” que comercializa la editorial Sanz y Torres. Se vende a 18 euros, pero a fecha de hoy, soy titular de todos los derechos y por ello quiero ponerlo a disposición de quien lo quiera comprar (incluso más ampliado que esa versión), por solamente 2 euros. Podéis adquirirlos “cliqueando” en la portada correspondiente, de las imágenes que aparecen en la parte derecha del blog.

También encontrareis en el libro, la forma adecuada de actuar una vez conocido el problema de acoso hacia vuestro hijo, o si contrariamente, vuestro hijo es en realidad el agresor, o incluso participa solamente cómo observador en los episodios de maltrato.

Para terminar, os invito a participar en el foro y a compartir con otros padres vuestras experiencias y vuestras dudas en relación a este problema, realmente importante pero inadecuadamente (en una mayoría de ocasiones) afrontado. Allí encontrareis buenos consejos cómo el que aporta un usuario. Propone que, cuando el acoso es reiterado, se haga “una especie de diario de a bordo” dónde se recojan todos y cada uno de los maltratos padecidos por el niño, algo que servirá en la denuncia ante la Dirección del centro escolar o la Inspección Educativa. También propone, que ante la negativa de un instituto o colegio a reconocer lo que viene ocurriendo, los padres del alumno acosado envíen un buro fax dirigido al Director notificándolo. Ello, de alguna manera, evitará que el centro pueda defenderse alegando desconocimiento de los hechos.

Un cordial saludo.

276 Responses to “Soy padre… ¿cómo puedo saber si mi hijo sufre acoso en el instituto?”

  1. Necesito ayuda real tengo a mi hno sufriendo bullyng todos sabin menos yo y nadie en mi familia lo vio como grave el esta atemorizado hace algunos mese le diagnosticaron toc trastorno obsesivo compulsivo y tiene un complejo por no querer engorda se cuida demasiado casi parece un trastorno alimenticio . La psicologa lo habia atribuido a sus obsesiones. Pero lo peor de todo es que el tiene mucho miedo y no lo quiere admitir despues de largas conversciones lo admitio y casi se pone a llorar pero no estalla sino que evita el tema se b

    urla o hace gracias para cambiar de tema
    Que debo hacer ?
    Odio a esa sicolog a por no informar los abusos es su obligacion o no ?
    Como hago pare que nos cuente la realidad de que ocurre ?

  2. Daniela, no se desde dónde escribes y tampoco me dices la edad de tu hijo, pero a partir de tu mensaje observo dos problemas diferentes en relación al chico, que quizás estén ambos relacionados, o por el contrario, sean absolutamente independientes entre sí.
    Ese “complejo” del que hablas que casi parece un “trastorno alimenticio” por no querer engordar y que se “cuida mucho” nos lleva directamente a pensar en la “anorexia”. La anorexia es un trastorno alimenticio con base psicológica que si no se trata a tiempo y de forma adecuada puede llegar a ser verdaderamente grave. Es muy importante que lo trate un psicólogo “especialista” en el tema (no debe tratarlo cualquier psicólogo). Y casi siempre, además, se necesita la ayuda de un médico psiquiatra porque a veces, además del tratamiento psicológico, es necesario algún tipo de medicación.
    Otro problema diferente es el acoso que tu hijo puede estar sufriendo en la escuela. Los chicos no suelen contarlo a sus padres porque tienen miedo a que piensen de ellos que son incapaces de defenderse, o que no les hagan caso, o que el asunto puede ponerse peor si se enteran los que cada día le hacen la vida imposible.
    Usted tiene que eliminar todas esas dudas y ofrecer a su hijo ayuda incondicional para resolver cualquier problema que pueda tener. En definitiva usted ha de ganarse su confianza. Con mucho cariño, hágale ver que está preocupada porque de un tiempo a esta parte le nota raro, distinto, infeliz…y sabe que algo le pasa aunque no sabe qué exactamente. Recuérdeselo a menudo y plantéele si tiene problemas en el colegio con algún profesor o con algún compañero. Ofrézcale su ayuda y asegúrele que no tomará ninguna decisión sin contárselo a él. El chico acabará contándole lo que le pasa. Será e momento de entrevistarse con el director del centro o con la jefatura de estudios para plantearle el problema. La forma de actuar la explico precisamente en el artículo en donde usted ha dejado el mensaje.
    Ambos problemas podrían tener relación es decir, que el acoso que sufre en el colegio sea el causante de que el chico cómo poco. Sin embargo el detalle que dices..”se cuida demasiado” por no querer engordar me hace pensar que no existe ninguna relación entre ambos problemas.
    Te aconsejo que abordes primero el problema de la anorexia. Busca un psicólogo especialista en trastornos alimenticios (anorexia y bulimia) y que el chico comience el tratamiento adecuado. Es un problema persistente por lo que debes cargarte de paciencia. El especialista te dirá exactamente que debes hacer y cómo actuar con tu hijo, porque hay altibajos a lo largo del proceso. Puede parecer que va estupendamente bien, y caer de repente en el “pozo”. Por lo que dices, el problema está en sus comienzos y será más fácil abordarlo. Busca urgentemente un especialista que trate a tu hijo. Cómo no se dónde estás no puedo recomendarte nada. Si vives en España te informo que en Madrid, en el Hospital Niño Jesús, y en un Hospital de Barcelona, hay unidades que se ocupan exclusivamente de atender a este tipo de trastorno. (También te digo que con perseverancia por parte del chico, y de su entorno familiar más próximo, puede superarse, pero es necesario tratarlo de forma adecuada).
    Paralelamente puedes encarar el problema del acoso. Mientras tu hijo te acaba de contar lo que le ocurre con detalle, reúnete con su profesor tutor y plantéale tus sospechas, sobre todo para que los profesores estén pendientes y puedan ayudarlo. Habla también con el orientador del centro, pues ellos suelen estar más concienciados respecto a este problema. Después sigue con las actuaciones que describo en el artículo, planteando si es necesario, y el centro escolar no responde a tus demandas satisfactoriamente, una denuncia en los juzgados. El bullying es un tema delicado al que desgraciadamente no se le presta la atención necesaria. Y a veces, cuando las Instancias Educativas Superiores no responden cómo debieran, la única posibilidad que les queda a los padres, es cambiar de centro educativo a su hijo. Espero que tu caso se resuelva mucho antes de forma satisfactoria.
    Un cordial saludo.

  3. hola la verdad es que estoy super preocupada or lo que esta viviendo mi hijo el tiene 9 años de edad y va en 4º año basico el tiene trastorno de deficit atencional pero sin hiperactividad le toma medicamentos para la concentracion que es el ritalin pero el no es desordenado ni inquieto el problema de el es que le cuesta concentrarse y tambien es super timido.son muy pocos los amigos que tiene el en el colegio creo que son 2 o 3.bueno la verdad esque a el siempre le ha gustado mucho ir al colegio pero hace como 1 mes mas menos el comenzo a comportarse de manera extraña no queria ir al colegio lloraba a escondias e inventava escusas para ir a clases un dia lo fui abuscar al colegio y se acerca la mama de un compañero y me dice que su hijo que es uno de los mejores amigos de mi hijo le comento que a mi hijo lo molestaban todos los dias que se burlaban de el que le botaban la comida al baño …… no pude hablar con la directora en ese momento llegamos a la casa le comento a mi esposo lo cual el no le da mayor importancia y converso con mi hijo le pregunto que le pasa en el colegio y me confirma que si que son 7 los compañeros que lo molestan que le dicen que es GAY que le gustan los hombres y que le botan la comida al baño y me dice que esto viene desde el mes de marzo se me vino el mundo encima como pueden haber niños tan crueles de decir eso empece a pedir cita con la directora 3 semanas estuve tratando de hablar con ella hable con el inspector y el colegio no hizo nada al respecto mi hijo lloraba todos los dias haciendome preguntas que por que le dacian gay y que lo que era eso ya qiue el colegio no dio solucion alguna tome la desicion de poner una constancia en carabineros por buling escolar mi problema es que yo no tengo mucho apoyo de mi esposo en el tema el dice que son niños y que no hay para que preocuparse la verda es que yo si estoy preocupada pàra mi es grave y hay que darle solucion ahora o si no puede ser demasiado tarde…..

  4. Marly, desde luego, el bullying o acoso entre compañeros supone un serio problema para aquellos niños que lo sufren. No afecta a todos de la misma manera, pero en la mayoría de ellos puede dejar graves secuelas. La mera asistencia a clase, se convierte en un verdadero infierno para aquellos niños que lo sufren y en ellos se producen sentimientos de indefensión, pierden la confianza en sí mismos desvalorizándose su imagen, lo que implica serias dificultades para la construcción de su identidad personal. Sí no se interviene de forma adecuada, los alumnos que lo sufren soportarán enormes grados de ansiedad, fracasarán en sus estudios (por la nula concentración), y en casos extremos podrían llegar a intentar el suicidio, y en su vida adulta existirán perturbaciones como depresión y tendencias a la autoinculpación. Habla con tu marido, y convéncele de la importancia de que te escuche y apoye en este asunto.
    Este tipo de conductas de acoso deben abordarse desde el propio centro escolar. Es el Director o en su caso, todo el equipo directivo del centro quien debe tomar medidas serias al respecto. No deben permitir, de ningún modo, este tipo de conductas entre sus alumnos y deben tomar las medidas necesarias para ello. Has hecho bien, tras ponerlo en conocimiento del director y no obtener una respuesta satisfactoria (de intervención), has puesto una denuncia en la policia. Has actuado de forma correcta. Pero si aun así el problema no desaparece, no queda otro remedio que cambiar a ti hijo de centro escolar. Es triste, pero cuando desde las instancias superiores no se toman las medidas adecuadas, es mejor alejar al niño del problema, que aguantar y soportarlo, con las consecuenciaas tan negativas que ello conlleba.
    Mientras el problema se resuelve, ofrece a tu hijo apoyo incondicional, y convence a su padre para que se implique. Tu hijo necesita el apoyo de los dos. Dialoga con él a diario, y acuerda con él la forma en que vais a abordar el problema. No dejes que su autoestima se venga abajo. Valora y elogia sus capacidades personales a fin de aumentar se autoestima. Permítele que participe en actividades sociales porque ello le ayudará a tener más amigos. No le sobreprotejas. Interviene sólo cuando haya un riesgo importante. Debes convencerle de la necesidad de buscar la protección de un compañero o de un adulto del centro, puede ser cualquier profesor o persona contratada por el colegio. Vuelve a solicitar la qyuda del director del centro. Si el colegio tiene Orientador, habla con él, porque los orientadores suelen ser más receptivos y están más concienciasdos sobre ese problema. Si aun así, cómo te dije no se soluciona desde el propio centro educativo, sigue adelante con tu denuncia en el juzgado. Pon otra denuncia directamente al director del centro por negligencia. Cómo último recurso, si todo eso no da resultado, te recomiendo que cambies a tu hijo de centro ecolar.
    Espero que el problema se soluciones pronto.
    Un cordial saludo.

  5. muchas gracias por tus consejos me van servir de mucho

  6. mi familia paso x una situacion economica muy dura y tuvimos q esperar un poco para matricular a mi hermano d 14 años en el colegio…y por lo mismo no encontramos cupo el la seccion en la q el estaba…y esta con compañeros nuevos entiendo q talves xq es algo timido no qiera ir al colegio…pero el año pasado..todo era normal..el estaba en la seccion d siempre y aun asi no qeria ir a clases..a veces llegaba a la casa con la camisa rayada y los brazos tambien..y cuando le pregunto xq no qiere ir me dice q se burlan d el..q lo molestan..m preocupa mucho..no qiero q el sufra..qiero q disfrute su adolescencia como lo ayudo? la situacion se esta agravando..cada mañana es un problema con el..

  7. agradezco d antemano tu ayuda…y como un dato extra..el es el menor…solo vivimos con mi madre xq mi padre murio hace seis años..no se si eso influye en algo,,.yo tengo 20 años..y tengo una hermana mayor d 22 estamos en la universidad..mi mama y mi hermana trabajan yo soy qien pasa con el mas tiempo y soy la mas cercana a el… y tambien qiero contarte q mi hermano d un tiempo para aca solo pasa jugando en la computadora demasiado tiempo mas d desde q llega del colegio hasta q se duerme…vivimos en nicaragua gracias

  8. Rosario, no cabe duda de que tu hermano sufre bullying en la escuela. Esas burlas, agresiones y humillaciones que otros compañeros le propinan cada día hacen que la mera asistencia al colegio sea para él un “infierno”. Eso hace que, en vez de desear salir después de las clases con amigos o compañeros, prefiera quedarse en casa jugando con el ordenador y encerrándose en un “mundo privado”. Aquí, en España, cada vez hay más conciencia sobre el problema que para algunos alumnos supone el “acoso entre compañeros” y tanto las Autoridades Educativas, como las judiciales “toman cartas” en el asunto en caso de denuncia. No sé allí en Nicaragua cómo responderían estas Instituciones.
    Hay algunas cosas que podéis hacer (tu madre, tu hermana mayor y tú) para paliar en lo posible lo mal que lo pasa tu hermano; es lo siguiente: 1. Ofrecimiento de apoyo y confianza incondicional.2. Diálogo fluido y a diario. 3. Acciones de abordaje del problema consensuadas. 4. Valoración y elogio de capacidades personales para aumentar su autoestima. 5. Potenciar y permitir la participación en actividades Sociales. 6. No sobreproteger. Intervenir solo ante un riesgo importante. 7. Convencimiento de la necesidad de buscar la protección de un adulto o de un compañero. 8. Solicitar la intervención del Equipo Directivo y profesores del colegio. Todas ellas son importantes, especialmente las dos primeras, ofrecimiento de apoyo incondicional y dialogo fluido y a diario de lo que le pasa en el colegio. El debe confiar totalmente en vosotras (quizás más en ti, que eres la que más tiempo pasas con él).
    Si tu hermano no quiere, con todo el cariño del mundo, has de encontrar las estrategias necesarias para que no pierda la confianza en ti y siga contándote cosas. Solo si mantiene una confianza plena en ti, deseará contarte las cosas “terribles” que le suceden en su escuela.
    Por supuesto debes acordar con el todos los pasos que vayas a dar para resolver el problema, y asegurarle (y convencerle) que no harás nada que él no quiera (Cómo ir tú o tu madre en un momento determinado al centro escolar, a entrevistarte con las autoridades educativas del colegio).
    La 5ª y la 6ª también son importantes. Tienes que ser capaz de convencerle de que ha de buscar protección de algún adulto o de un compañero con quien se lleve bien.
    El último punto es de los más importantes, es decir, el solicitar la ayuda del equipo directivo del centro. No sé cómo responderán pero, como te he dicho, aquí en España, si los equipos directivos no actúan contra el acoso, pueden ser denunciados ante la Inspección Educativa, e incluso ante la justicia. De hecho, es lo que yo recomiendo a los padres, que tras haber denunciado y solicitado ayuda frente a casos de bullying hacia uno de sus hijos, no han obtenido una respuesta satisfactoria, ni se han detenido radicalmente las conductas agresivas y de acoso hacia él.
    No suelo recomendar el cambio de centro, y menos si el chico no lo desea. El niño acosado no tiene la culpa de esos episodios violentos y no debe pagar por ello. En realidad, quienes deberían ser expulsados son los “cabecillas” del grupo que “acosa”.
    Convendría que hablases con el psicólogo u orientador del colegio. Ellos suelen ser mucho más receptivos ante este tipo de problemas. Los alumnos que son víctimas de acoso acaban siendo personas inseguras, débiles, ansiosas, sensibles, tranquilas y tímidas. Posee muy baja autoestima. Vive de forma muy intensa los episodios de maltrato a los que es sometido, y lo vive como algo que excede sus propios recursos para afrontarlo. El Orientador puede ofrecer actividades a realizar con estos chicos que consisten en un entrenamiento en habilidades sociales para la resolución de conflictos (expresión de sentimientos, saber hacer frente a las provocaciones, aprender a comunicarse con eficacia). También utilizan estrategias encaminadas a aumentar su autoestima (mejorando su autoconcepto) y estrategias de concentración y técnicas de estudio. Habla con el psicólogo u Orientador del centro escolar para que trabaje con el niño estos temas y te ofrezca a ti estrategias para desarrollarlas cuando hables con él.
    Es conveniente también que lo comuniques a su profesor tutor. Seguramente, una vez conocido el problema, el profesor procurará que el resto de compañeros no le maltraten y si además, como te recomiendo lo conoce el propio orientador del centro (suelen ser más sensibles a estos problemas que el resto de docentes) puede trabajar con tu hermano las estrategias de que te he hablado. Como último paso, habría que hablar con la Dirección del colegio.
    No sé si en tu país funcionan las Asociaciones de Padres de alumnos y la inspección Educativa. Podrías dirigirte también a ellos solicitando ayuda.
    Espero que el problema se resuelva pronto, y que tu hermano pueda ir al colegio contento.
    Un cordial saludo.

    Javier Yuste

  9. hola vivo en valencia y tengo un hijo de 6 años que esta sufriendo un acoso escolar ,el caso es que desde hace un tiempo mi hijo no quiere ir al colegio,se levanta de mala gana,ultimamente se queja mucho por todo,los compañeros le llaman pequeñajo,el no se defiende es muy pacifico muy debil y muy tranquilo no es un niño inquieto todo lo contrario,no le gusta pelear,cuando ha empezado en primer año ya arrastraba un deficit de atencion y concentracion importante,yo pensaba que era solo un problema de atencion pero ahora estoy viendo q es un problema de acoso,lo que le hace dispersarse en clase,todo esto le lleva atrasarse en sus deberes y su maestra se enfada con el en clase dos por tres,hasta lo ha amenazado con ir a la clase de los mas pequeños y si lloraba debido a ese reto con mas razon le ha dicho la maestra,yo porsupesto que el en cuanto me conto ese hecho fui a hablar con ella,ella pidio disculpas y alego que fue un momento de buscar la manera de presionarlo para ver si asi utilizando ese recurso de que si no trabaja o si se demoraba en clase va a ir a la clase de los mas pequeños,mi hijo avanzaba con la tarea ,porque capacidad para hacerla tiene,el no tiene problemas de razonamiento,ahora bien con respecto a todo esto le empezamos a hacer un seguimiento yo voy cada dos semanas a hablar con la maestra sobre su rendimiento en clase,a dia de hoy seguimos igual y yo he llegado a pensar que los compañeros aprte de que lo molestan pork me lo ha contado ,han visto q la maestra lo reta y ellos se aferran a eso para molestarlo y machacarlo, pechandolo casi siempre insultandole ,le han sacado los materiales tiradoselo papelera,otro niño de otra clase le ha roto la mochila tirandolsela al suelo y estuche y se lo piso,pero ayer me ha contado que uno de segundo le iba pegando en la espalda, mientras iba en la fila,mis preguntas son?
    porque estoy muy disgustada con este asunto y estos problemas escolares me sobrepasan y me comeria ahora mismo a todo el colegio , no suelo ser una madre sobreprotectora es mas siempre que me dice q le molestan ,yo le digo defiendete claro ya no quiero decirselo mas yo y mi marido lo hemos educado muy bien,es un niño muy cariñoso y estamos orgullosos de el.

    ¿necesito alarmarme ,es acoso escolar?
    ¿el problema de concentracion y de atencion en clase puede ser que sea por que lo esten molestando todo el tiempo,o el se quede pensando en un hecho en concreto si lo han molestado?
    ¿la maestra hace bien en reprenderlo cuando el se queda bloqueado en clase,y escuchan los demas niños ?
    que me sugieres ,yo ya tengo solicitado una cita con una sicologa particular,aparte ya he hablado con la sicologa del centro escolar para que le vieran el problema de atencion.

    gracias por este articulo e ha aclarado muchas cosas.

  10. Sandra, lo que cuentas que sucede a tu hijo, son indicios claros de que sufre acoso en el colegio. El hecho de que se levante de mala gana y no el que no quiera ir al colegio es sintomático, es un claro indicio de que podría estar sufriendo bullying por parte de otros escolares, porque a esta edad, a los niños suele “encantarles” ir a la escuela. Si además atendemos a que le insultan de forma reiterada llamándole “pequeñajo”, le tiran los materiales escolares a la papelera, le rompen la mochila o le golpean cuando van en fila, se corrobora el pronóstico. Todo ello, sin duda está influyendo en su falta de atención y concentración para realizar con éxito las tareas escolares. Ese problema de atención no se resolverá en tanto en cuento no se resuelva el problema de “acoso”, y por supuesto, la maestra no actúa de forma correcta, pues añadir más presión al niño, cuando la que está sufriendo podría llegar a ser insoportable no es la mejor manera de solucionar el problema. Es más, es una forma de agravarlo. Supongo a habrás leído en el artículo cómo debe actuar una madre con su hijo cuando descubre que sufre bullying.
    Tu hijo aun es pequeño, pero es necesario romper el círculo del acoso cuanto antes y afrontarlo de forma eficaz. Un niño puede ser acosado, si no se interviene adecuadamente, durante toda su vida escolar (y son muchos años) con unas consecuencias que pueden llegar a ser tremendamente negativas.
    Habla con la psicóloga del colegio y cuéntale lo que le está pasando a tu hijo. Háblale de tu preocupación por la desgana con que últimamente se levanta y por su negativa a ir al colegio. Dile lo que te cuenta él que le hacen otros niños. Seguro que rápidamente relacionará la falta de atención del niño con las situaciones que está viviendo. Habla también con la tutora otra vez (seguro que la psicóloga también hablará con ella) y pídele por favor que observe qué es lo que hacen a tu hijo y que ataje ese tipo de conductas hacia él. Habla también con el director del colegio y plantea claramente las situaciones por las que tu hijo está pasando, y exige con “educación” (sin chillar y sin mostrarte agresiva) pero con “firmeza” que se intervenga y se frene el acoso. Los equipos directivos de los centros, así como los profesores, son los únicos que pueden frenar de forma efectiva el acoso entre iguales en los colegios. Diles, por ello, que si en un tiempo razonable no han tomado las medidas adecuadas y no ha desaparecido el problema, lo denunciarás ante la Inspección Educativa, y además interpondrás otra querella en comisaría o en el Juzgado contra el Director del centro por omisión y no intervención ante conductas violentas de unos alumnos hacia otros.
    Espero que el problema se resuelva.
    Un cordial saludo.

  11. hola mi problema es el siguiente mi hijo es gordito y se
    burlan de el en la escuela me acabo de dar cuenta que
    en la escuela ay dos niños que lo han estado acosando
    le piden las tareas por que si no se las da lo amenazan que
    lo van a golpear mi hijo esta obsesionado que el es gordo
    y la veradad no es asi porque cada dia que pasa el esta
    mas delgado porque esta en el desarrollo ayudenme por favor a orientarlo a ayudarlo para que no viva cada dia que pasa con eses trauma por favor se los agradeceria un saludo
    madre desesperada

  12. Rosa Delia, cuando una madre descubre que su hijo sufre acoso en el colegio, lo primero que tienes que hacer es ofrecerle todo tu apoyo y confianza incondicional. Debes hablar con el a diario y conseguir que te cuente todo lo que sus “compañeros” le hacen cada día, y debes consensuar con él cómo vais a abordar el problema. Es importante que tu hijo esté de acuerdo con los pasos a seguir y no debes “hacer nada” que el no quiera. Ahora bien, hay algunas cosas que tendrás que hacer, pero deberás convencerle antes. Tienes que intentar levantar su “autoestima” que en este momento estará muy baja por las constantes humillaciones que debe estar sufriendo, elogia sus capacidades personales y convéncele de que en realidad no está gordito (dices que está adelgazando posiblemente por el estrés que sufre), y que aunque lo estuviese, eso no es grave, y nadie tiene derecho a reírse de el por ello. Permite su participación en actividades sociales y poténcialas porque eso aumenta la autoestima y la relación con otros proporciona amistades que son un “seguro” contra el bullying. No le sobreprotejas, pero interviene ante un riesgo real o importante. Convéncele de la necesidad de buscar protección de otros niños o de un adulto (profesores, padres de otros niños, conserjes…) cuando se vea acosado. Y habla con el tutor del niño, contándole el problema. Comunícalo también al psicólogo del colegio (ellos son más receptivos ante este problema) y ponlo en conocimiento del Director del centro escolar. Solicita su intervención para que se ataje el problema. Solo desde el equipo directivo del centro puede abordarse el problema con garantías de éxito.Muéstrale firmeza en tu deseo en que termine y si no se da pronto una solución satisfactoria, ponlo en conocimiento de la Inspección educativa y denúncialo (al director) en comisaría o en el juzgado, por negligencia. No se desde donde escribes, pero aquí en España, está prohibido por la ley, y si un director no actúa ante las denuncias de bullying puede tener “serios problemas” con la justicia. Seguramente, si planteas el problema de forma educada pero firme en tu petición de solución, tanto el tutor, como el orientador, así como el director, abordarán el problema de tu hijo.
    Espero que se solucione pronto.
    Un cordial saludo.

  13. Hola soy jonatan de Buenos Aires y estudio psicologia. Mi duda es esta espero usted me pueda aconsejar.
    Si un niño de entre 11 y 13 años recibe acoso escolar por parte de sus compañeros, violencia verbal y psicologica por mas de 2 años en el colegio.
    ¿cuales serian las secuelas psicologicas en el, ya siendo joven?
    el racismo, la intolerancia y la agrecion verbal y fisica a otros, ¿podrian ser parte de las secuelas que quedaron en el por el maltrato recibido de niño?

  14. Jonatan, el acoso escolar no siempre deja secuelas psicológicas en todos aquellos adolescentes que lo sufren. Depende mucho del tratamiento que desde una perspectiva orientadora, de terapia, y de entrenamiento en habilidades sociales haya recibido el niño, así cómo del apoyo incondicional de los padres ante su problema. Sin embargo, a algunas personas les produce tal sufrimiento que quedan “marcados” de por vida, y desarrollan en su vida adulta diferentes problemas de adaptación social que requieren atención psicológica. Por supuesto que el racismo, la intolerancia y la agresión verbal y física hacia otros puede ser “producto” de un maltrato o acoso continuado recibido durante la adolescencia, por parte de compañeros de escuela. Algunos agresores, han sido previamente, ellos, víctimas de acoso.
    De todas formas, el racismo y la intolerancia, así como la violencia en sus múltiples manifestaciones, pueden haber sido “aprendidos” en casa en función de los estilos educativos recibidos de los padres (entre otras causas).
    Un cordial saludo.

  15. Muchisimas gracias por tu tiempo y atencion.
    Un cordial saludo para vos tambien.

  16. Hola soy Rosa de Peru:
    tengo un hijo unico de 11 años esta en 1ro de secundaria en estos ultimas dias no quiere que le acompañe a su colegio y cunado le pregunta que le pase me contesto como que no tiene confianza en mi, tambien veo que en presencia de sus amigos que no debo acercarme.
    Por favor ayudame pre preucupa mucho.

  17. Rosa, en principio no debes preocuparte por el comportamiento de tu hijo. Es normal el hecho de que no quiera que le acompañes al colegio. Los adolescentes se creen mucho más “mayores” que lo que en realidad son. No les gusta que sus compañeros piensen que su “mamá” le tiene que acompañar al colegio por que no es capaz de ir él solo. Es una forma de reafirmarse. Seguro que con el tiempo se le pasará.
    Es verdad que a estas edades, los adolescentes son tremendamente influenciables por los “amigos” y las “compañías”. Controla de forma discreta con quien se junta y quienes son amigos al salir de la escuela. Interviene sólo si esas compañías no te parecen adecuadas, en cuyo caso habla con él e infórmale de los problemas en que puede verse metido por culpa de ellos. Hazle ver qué quieres lo mejor para él y que quieres confiar en él así como que quieres que él confíe ti, para resolver cualquier problema.
    En principio no me parece algo grave, porque como te digo, creo que es una reafirmación de adolescente. Dale responsabilidades, pero mantente vigilante con sus “compañías” y con sus calificaciones escolares. Si sus amigos son buenos chicos no habrá ningún problema.
    Un cordial saludo.

  18. hola yo estoy preocupada por mi hija tiene 9 años y va en 4 grado,vivimos en zapopan jalisco mexico pero no somos originarias de aqui,somos de otro estado y desde que mi hija entro a la escuela ha sufrido el abuso de una niña que no la deja,bueno en realidad ella me ha contado que varias niñas la molestan,le dicen que se vaya de la escuela,que ella no es de ahi,siempre esta sola y me dice que no kiere ir a la escuela,a veces me dice que se siente mal,y por lo general regresa de la escuela triste y desilucionada,bajaron sus calificaciones no se por que,me dice que se siente mal para no ir a la escuela,no quiere ir a los eventos de la escuela,yo hable con la maestra pues esto empezo desde tercer grado y pareciera que el asunto se aplaco un tiempo casi para terminar el año la niña empezo a ponerse peor fuimos hablamos con el director de la escuela y nos junto a la mama de la niña y a mi segun se platicamos y digo segun por que el gusto de que la niña la dejara me duro un tiempo, unas semanas volvio a pasar otro incidente y el director juntos a las niñas y platico con ellas,esto sin nuestra presencia y segun que las niñas hablaron y quedaron de ser amigas cosa que por supuesto no paso,por que igual pasaron unas semanas y otra vez,el director dice que son cosas de niños y que no tiene que pasar de eso,el no queria que hicieramos nada legalmente que no habia necesidad y que por eso platicamos,segun la niña que la molesta esta en tratamiento psicologico por que la niña sufre abandono,va mal vestida a la escuela,casi simepre anda sucia y los maestros saben que sufre abandono,la madre de la niña dice que es la mas vaga de la escuela,y se rie como si fuera un atributo,el director dice que la niña ha mejorado pero no lo creo y no se me hace justo que mi hija sufra por su causa,mi hija lee,le gusta mucho leer,antes se devoraba los libros ahora noto que ya no los toma como antes y tenia buen promedio este bimestre casi me reprueba todas las materias casi en todo paso con 6 y no se que hacer ? debo tomar medidas legales? a que instancia debo acudir? debo denunciar a la escuela? al personal docente?por decir que son cosas de niños? como puedo protegerla? acaso debo cambiarla de escuela? voy a llevarla con un psicologo a que la trate por que esta desilucionada de la escuela y a ella si le gusta, ella si quiere ir pero solo de pensar en lo que sufre estando alla ya no quiere ir mas y yo como su madre ya no lo soporto es injusto,voy a ayudar a mi niña pero tambien quiero que tomen en serio en su escuela lo que sucede,no lo puedo dejar asi,por que por no hacer nada al respecto las cosas no cambian.agradeceria mucho su consejo y gracias!!

  19. Sheyla, ciertamente es durísimo no solo para los niños y niñas que sufren acoso de sus compañeros, sino también para sus padres. Para ellos ir al colegio se convierte en un infierno, y para las madres (y padres), el asunto se convierte en un “calvario”. A veces, cuando se han agotado todas las posibilidades y la cosa no mejora, es cuando aconsejo el cambio de centro. Pero lo considero cómo algo extremo, cuando no se vislumbra ninguna solución a corto o medio plazo. Sólo los directores y jefes de estudio de los colegios e institutos, pueden cortar de raíz los comportamientos de acoso entre escolares, pero cuando estos no afrontan el problema de forma adecuada, y las autoridades académicas, como la Inspección Educativa tampoco responde, y no hay una concienciación clara del problema, de forma que la justicia pueda actuar, entonces, es cuando prácticamente no puede hacerse nada conviene por el bien del escolar, en este caso, por el bien de tu hija, cambiar de colegio.
    Afortunadamente, en México comienzan a interesarse por este problema y cada vez hay más gente estudiándolo. Y cada vez, en ese país, más docentes se están concienciando de las consecuencias tan negativas que tiene el bullying en aquellos escolares que lo sufren. Existen estrategias para poner en marcha, tanto con los alumnos agredidos, como con los agresores para minimizar el problema. El Orientador (psicólogo) del centro, si es que hay en ese colegio, sabrá que métodos utilizar.
    Es lógico que desciendan las calificaciones de tu hija. La presión a que está sometida no solo interfiere en su proceso de enseñanza-aprendizaje, sino que interfiere en sus deseos de ir a la escuela. Yo recomiendo a los padres de alumnos acosados lo siguiente, para, que en este caso, lleves a cabo con tu hija:
    Ofrecimiento de apoyo y confianza incondicional. Diálogo fluido y a diario. Acciones de abordaje del problema consensuadas. Valoración y elogio de sus capacidades personales para aumentar su autoestima. Potenciar y permitir la participación en actividades Sociales. No sobreproteger. Intervenir solo ante un riesgo importante. Convéncela de la necesidad de buscar la protección de un adulto o de un compañero. Solicitar la intervención del Equipo Directivo y profesores del instituto.
    En tu caso ya hablaste con el director y parece que no ha solucionado nada. Exígele que esas conductas acaben de inmediato, porque si no lo demandarás ante las autoridades educativas, e incluso ante la justicia (porque en tu país se está comenzando a tener conciencia del problema). El director debe mostrarse severo con la niña agresora y con sus padres independientemente de que se encuentre en una situación de abandono, pues en ese caso deberían intervenir los servicios sociales de la ciudad. Busca el apoyo de la Asociación de padres de alumnos en caso de que exista en tu centro, y de otros padres de alumnos que con seguridad están en la misma situación que tu hija, y quizás no se atreven a denunciarlo. Ponlo también en conocimiento de las autoridades educativas del servicio de Inspección y del propio Ministerio de Educación…Y por supuesto, si alguien debería abandonar ese colegio, es la niña agresora, no tu niña.
    Espero que el problema se soluciones pronto. Por en conocimiento de la dirección del colegio todo lo que piensas hacer si el acoso hacia tu hija no termina. Es probable que ante eso, el director reaccione correctamente, abordando el problema como debiera haberlo ante tus primeras denuncias. De todos modos, debes tener en cuenta que en ningún caso debes protestar de forma agresiva, porque tu testimonio puede perder veracidad. Tampoco es conveniente incitar a tu hija a que se “defienda”, porque está claro, que si no lo hace ni lo hizo antes, es porque no está en su mano, en realidad, no puede. Tampoco debes hablar ni personal ni telefónicamente con los padres de la niña agresora, esa debe ser tarea del centro educativo. Y como te he comentado
    la posibilidad de cambiar de centro (como solución), en principio no debes siquiera contemplarla. Tu hija no es culpable de las agresiones que recibe. En todo caso, es la niña que “acosa” quien debería ser enviada a otro centro educativo si las cosas no se solucionan satisfactoriamente.
    Un cordial saludo.

  20. Los centros educativos se lavan las manos.Mientras no se haga educación emocional seguirá habiendo acoso. Es una verguenza la respuesta de profesores, psicólogas y jefes de estudios cuando denuncias una situación: siempre te sacan la palabra ‘normal’ y lo ponen como un problema de relación. Un problema drelación es cuando dos personas tienen un conflicto, pero el acoso va más allá y los educadores no tienen ni idea del tema y además no les interesa: para ellos el problema somos los padres, demasiado protectores, o lo niños, demasiado sensibles, dicen. Pero para cobrar el sueldo, para eso si están siempre muy dispuestos. Verguenza de profesores y verguenza de sistema educativo. Los maldigo a todos y les deseo que sufran acoso ya en su trabajo o medio social para que es enteren de lo que se sufre.

  21. Mi hija de 12 años esta siendo atacada por varios de sus compañeros verbal y física mente la insultan contante mente durante las clases delante de los profesores esto esta haciendo que se quede sin amigas nadie quiere ir con ella , la suerte que tenemos es que ella nos lo cuenta todo. Todo comenzó cuando uno de sus compañeros se metió con ella la primera vez y ella le contesto: Bueno no lo tendré en cuenta por que creo que tienes mas pelos en la cabeza que liquido en el cerebro. La clase se puso a reír y el se levanto y le pego un bofetón. Ahora ya no es uno si no varios los que la insultan y la pegan hay ya dos compañeros expulsados por este motivo. Ella no quiere dejar de ir al colegio y es muy fuerte por que no se acobarda pero ya empieza a darle vergüenza salir a la pizarra o levantar la mano en clase para dar su opinión por que se ríen de todo lo que hace y dice. No siempre el acoso empieza por que los niños sean timidos, gorditos, o tengan gafas, mi hija es delgada, alta, y guapa, pero cometió el error de contestar a un insulto como con otro mucho mas inteligente y eso hizo que el compañero que es el mas chulito de la clase se sintiera avergonzado, en tonces comenzaron sus problemas y los nuestros. Nosotros por suerte hemos sido atendidos por el centro en seguida, solo hace 3 meses que comenzó el curso, esto no puede seguir a si, por que ira a mas y mas.

  22. Saray, deduzco por tu mensaje que eres una madre cuyo hijo/a ha sufrido o está sufriendo acoso en su escuela. Se exactamente como debes sentirte, pues abordé este problema en mi tesis doctoral. La escuela, para los niños acosados se convierte en un “infierno” y su familia, mientras dura el problema vive un verdadero “calvario”.
    Es cierto que en una mayoría de los colegios e institutos, los profesores, bien por desconocimiento del problema o por “dejación”, así como los equipos directivos de los centros no abordan el problema como debe hacerse. Afortunadamente, los docentes de cada vez más centros educativos, comienzan a ser conscientes del problema y de las importantísimas consecuencias que puede provocar el algunos alumnos. No se desde dónde escribes, pero como madre hay algunas cosas que sí puedes hacer para afrontar el problema y que van desde una comunicación diaria y fluida con tu hijo/a acosado hasta la denuncia en un juzgado del propio director del centro.
    Te recomiendo que leas alguna de mis respuestas a padres con problemas similares al tuyo. En algunos de ellos explico los pasos a dar para afrontarlo.
    Deseo que el problema de tu hijo/a se solucione pronto, o haya terminado por completo.
    Un cordial saludo.

  23. Imma, efectivamente, tal y como planteas, el bullying o acoso entre compañeros no lo sufren solo los niños “gorditos” o los “niños con gafas”. El acoso lo pueden sufrir (y de hecho tu hija lo sufre) los alumnos/as brillantes, guapos y simpáticos. Cualquier detalle por pequeño que sea, como “fallar” una canasta decisiva en un momento determinado, o como en el caso de tu hija, por responder de forma inteligente a un insulto previo, desencadena el problema. Efectivamente tienes suerte de que el centro haya respondido con diligencia. El problema no tiene porque ir a más si el centro actúa como debe hacerlo. Si la Jefatura de Estudios deja claro a los alumnos agresores que no permitirá bajo ningún concepto esas conductas entre los alumnos (ni dentro ni fuera del instituto, aunque estas se lleven a cabo fuera del horario escolar), con sanciones importantes si no desaparece el acoso, esas conductas suelen reprimirse bastante. El centro es responsable de que las conductas bullying desaparezcan o se minimicen al máximo. Ponte en contacto también con el tutor de tu hija y con el Orientador del centro. Este estará más sensibilizado ante el problema que muchos de los docentes que dan clase a tu hija. Y exige de forma educada (sin voces ni amenazas malsonantes) pero con firmeza, el fin de esas agresiones hacia tu hija. En caso de que no se tomen las medidas correctoras adecuadas y las agresiones continúen puedes ponerlo en conocimiento de la Asociación de Padres de alumnos, y dela Inspección educativa. Incluso podrías denunciar en un juzgado, por vía penal, al director del instituto. Seguramente no hará falta llegar a tanto, pues me dices que el centro parece haber tomado “cartas en el asunto”. Pero es necesario estar vigilantes para atajar cualquier intento de reactivación del problema.
    Espero que todo se solucione.
    Un cordial saludo.

  24. Quiero comentar mi experiencia y luego plantear una cuestión.
    En sexto de primaria mi hijo sufrió acoso escolar, lo tengo claro sin la menor duda. Comenté el tema con la tutora, y paso totalmente. El problema es cuando es acoso psicológico, ya que es díficil demostrarlo. Menos mal, que estabamos a final de curso.

    Durante el verano, nos hemos volcado con él, lo hemos mimado, hemos hablado lo poco que se podía hablar, y puedo decir, que funciona. Efectivamente hay que apoyarle y no ponerse en contra.

    Después del verano, ha empezado 1º de secundaria, en un nuevo centro. Me he entrevistado con el profesorado y la dirección, cuando les he comentado que el año pasado sufrió acoso, sus respuestas han sido del tipo: bueno si pero…, se llama acoso a muchas actitudes cuando no lo son……, etc. Estoy muy decepcionado con la actitud del profesorado, creo que no saben tratar este tema y además no quiere meterse en ello. Esto es una opinión personal.

    Mi pregunta. Este año, con los compañeros muy bien. Excepto que ha coincido que un amigo, o mejor dicho con el hijo de un amigo de la familia, que le tiene celos. Los celos los tiene desde hace bastantes años, cuando mi hijo tenía un juguete, este quería otro igual, etc. La actitud de este amigo, respecto a mi hijo, es menospreciarlo, criticarle sus trabajos, etc. De momento estamos en una situación inicial, no confío en los profesores, que debo aconsejar a mi hijo, qué le digo.

  25. Antonio, es cierto que en lo que respecta al problema del acoso escolar, queda mucho camino por recorrer en relación a la concienciación de los docentes y equipos directivos de los institutos sobre las terribles consecuencias que ello puede acarrear a determinados alumnos. Afortunadamente, cada vez son menos los docentes que “cierran” los ojos ante el problema, si bien, la falta de una información adecuada, y el “no saber” realmente cómo afrontarlo hace que una mayoría de profesores pasen “de puntillas” sobre estos asuntos. Hoy en día, y en relación con hace 15 ó 20 años en que aquí se empezó a estudiar el problema, las cosas, aunque despacio, van cambiando. No se si escribes desde este país (supongo que sí). Lo digo, porque aquí, en España, en caso de que las denuncias reiteradas de acoso escolar a uno de nuestros hijo, no sean afrontadas de forma adecuada y el acoso no cese, podemos denunciar al propio director del centro tanto por la vía penal como por la civil, porque aunque no hay una Ley específica contra el bullying, las conductas de acoso estaría englobadas en la Ley del Menor. En realidad, las conductas bullying se enmarcarían en el tipo penal que prevén los artículos 173.1 y 143.1 del Código Penal. El Art. 173.1 castiga al que infligiere a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral y el Art. 143.1 castiga la inducción al suicidio de otra persona.
    Respecto a lo que planteas de tu hijo, en principio no debe preocuparte. Los celos que dices ha sentido siempre ese hijo de unos amigos “de la familia”, hacia el tuyo, explican ese tipo de conductas hacia él, al coincidir en el mismo centro (supongo que también en el mismo curso). Pero hay que estar vigilantes para que no vayan a más. Pregúntale frecuentemente cómo van las cosas respecto a eso. Si tienes ganada la confianza de tu hijo, este te contará de inmediato si esas actitudes suben de tono y será el momento de intervenir y ponerlo claramente en conocimiento del equipo directivo del centro y del tutor (porque ya no serán cosas que pasaron en otro centro, sino que estarían pasando en ese). De todas formas, si las cosas no mejoran, dado a que conoces al padre (el agresor es el hijo de unos amigos de la familia), habla seriamente con él y cuéntale los problemas que está creando a tu hijo y las consecuencias que se están provocando. Es muy probable que ese padre, a más siendo un conocido, tome cartas en el asunto para que el problema desaparezca.
    Eso que dices de que este año “con los compañeros muy bien” es importante. Un niño que se lleva bien con varios compañeros y hace unos cuantos amigos, tiene muchas menos posibilidades de sufrir acoso que aquellos a quienes les cuesta trabar amistades. Pues aunque las amistades en el aula “no son una garantía completa” para no sufrir bullying si suponen una importante contención

    Otra forma de arreglarlo podría ser, un intento por parte de tu hijo, de “hacerse amigo” de ese compañero (a no ser que por unos motivos u otros tú no apruebes esa amistad, en cuyo caso olvida rápidamente esta opción), ofreciéndole quedar juntos a hacer deberes, ayudándole en alguna asignatura en la que aquel tenga problemas, etc.
    Sea de una forma u otra, tu hijo tiene que estar seguro de que lo apoyáis y estaréis ahí para todo aquello que necesite. Aunque está en una edad “difícil” has de conseguir que confíe plenamente en ti a fin de que te cuente siempre lo que le pase en el centro educativo y asegúrale que no harás nada que no hayáis acordado juntos (como ir al centro a comunicarlo a la dirección y al tutor).
    Espero que el problema se resuelva sin complicaciones.
    Un cordial saludo.

  26. mi hijo me comento que en su escuela asen peleas dentro de los banos y eso me preocupa pero no se como comunicar en la escuela sin perjudicar a mi hijo pero no me gustaria que esto llegara a mayores alguien me puede ayudar para saber como pudo decirlo sin perder la confiansa de mi hijo

  27. Saludos. Tengo un hijo de 6 años y siempre ha ido bien en todo. El problema lo tiene en el recreo del comedor. Le pegan muy fuerte entre 6 y de dos en dos. Sabe sus nombres. Lleva una semana que le pegan todos los días al menos dos de ellos. Son puñetazos en la cabeza, patadas y estampadas contra un muro. Ayer me dijo que ya no podía más. Con rabia nos dió en casa toda esa información e incluso los nombres de los dos “cabecillas”. Las profesoras les castigan a los agresores sin jugar, pero no parece que esto les importe a los niños (¡qué pena me dan¡) , creo que están más concentrados en cebarse con mi hijo porque al día siguiente lo vuelven a hacer y otro día, y otro día, y así.
    Gracias a Dios que le hemos enseñado desde siempre a decir basta (incluso con la comida), él lo ha hecho.
    A pesar de mis dudas he decidido actuar mi instinto de protección y finalmente le he creido y mi marido también.
    Así que nos daremos el plazo de unos días para hablar con Dirección, Profesora de Aula y Profesoras de Comedor antes de quitarle definitivamente del Comedor que lo malo es que le encanta hasta hace poco.
    El está muy bien con su grupo y le he dicho que se pegue a ellos como lapas y que les convenza de que no se separen demasiado del profesor que vigila en el recreo de las 11,00, porque es que ahora tiene miedo de que aún evitando el recreo del comedor puedan agredirle en el recreo de las 11.00.
    No quiero que su miedo aumente por si dentro de un tiempo tiene miedo de ir al Colegio, porque creo que entonces le dará miedo cualquier Colegio.
    Creo que lo hemos cogido a tiempo y tenemos posibilidades pero tengo muchas dudas sobre cómo exponerlo a las profesoras y a la Directora.
    Por favor, oriénteme.
    Le he pedido explicaciones al Secretario del Colegio y dice que no hay nada anormal; que son peleas normales y que me pase a hablar con la profesora también para comentar el comportamiento de mi hijo en clase, pero curiosamente no me ha hablado de la Directora y le he notado la voz algo temblorosa.
    Animo a todos y confianza.
    Creo que los que estamos dando el primer paso para la solución de estos problemas lo estamos haciendo bien.
    Muchas gracias anticipadas.

  28. María, desde luego no debes darte ni un día más para ir a hablar con el director del centro. Tu hijo sufre acoso, y afortunadamente, antes de que vaya a más ha decidió contártelo. Desde luego, consensua con el todos los pasos que vayas a dar a partir de ahora y no hagas nada que el no quiera, pero si es importante plantearlo ante el director. Te recomiendo que leas mis respuestas a otros padres en las que doy unas pautas para actuar, a los padres que descubren que su hijo/a lo pasa mal en la escuela por el acoso que recibe de alguno o algunos de sus propios compañeros.
    Es importante que tu hijo se sienta totalmente apoyado por vosotros, sus padres y es correcta vuestra indicación de que debe buscar la protección de los adultos, colocándose cerca de los profesores que vigilan el patio o el comedor. Pero el equipo directivo debe intervenir planteando severas sanciones a los agresores en caso de que esas conductas no desaparezcan. E trata de niños todavía relativamente pequeños (dices que tu hijo tiene 6 años), y es posible que las amenazas de los educadores no surtan demasiado efecto. Pero el centro es responsable y debe arbitrar las medidas necesarias para que esas conductas violentas hacia tu hijo desaparezcan totalmente. La directora debe citar a los padres de esos alumnos agresores para que intervengan y si no lo hicieran adecuadamente, la dirección debería “invitarles” a un cambio de centro de su hijo agresor, expulsándole y no renovándole la matrícula si estos no ponen remedio y convencen a sus hijos agresores para que dejen de ser violentos con el compañero.
    Es la directora quien debe ordenar a los vigilantes de comedor una mejor vigilancia y en todo caso, siempre es la responsable última de que el asunto se resuelva. No se desde dónde escribes, pero aquí, en España, si un director/a no actúa de forma adecuada en relación a las conductas de acoso de los escolares, puede ser denunciado civil y/o penalmente, porque la ley del Menor lo permite.
    Espero que el problema se resuelva. No se trata en absoluto de algo “normal” como pretende hacerte creer el secretario del colegio. Es necesario resolverlo para que en efecto, tu hijo no empiece a tener miedo a ir al colegio desde una edad tan temprana.
    Espero que el problema se soluciones pronto.
    Un cordial saludo.

  29. Fabi, por supuesto en absoluto debe permitirse que en los baños, los alumnos discutan y se peleen entre ellos. Los profesores que vigilan los recreos deberían estar al tanto de ello a fin de poner remedio y minimizar al máximo estas conductas violentas. Un centro educativo no debe “permitirlo nunca”.
    Una forma posible de hacerlo llegar al equipo directivo si una identificación previa, sería a través de la Asociación de Padres de alumnos. Puedes entrevistarte con el presidente de esa asociación (si es que la hay en ese colegio), y el lo pondrá en conocimiento del director, sin identificar la “fuente”.
    Puedes también comentarlo con otros padres de alumnos compañeros de tu hijo. Seguro que a ellos tampoco les gustará que haya esas peleas en los baños. Quizás un grupo de ellos no tengan inconveniente en “crear” una comisión (tres o cuatro padres como representantes del resto) y pedir una cita con el director a fin de comunicárselo.
    También, en alguna de las entrevistas que tú tengas con el tutor de tu hijo, con la excusa de conocer sus progresos académicos, puedes comunicarle, en la conversación, que tu hijo te ha hablado sobre esas peleas y que te preocupa el asunto por si influyera negativamente en su rendimiento.
    O puedes convencer directamente a tu hijo de esas peleas deben terminar por el bien de todos los alumnos, y que para que esas peleas se paren debe intervenir el director o la jefatura de estudios del colegio, y para ello “deben saberlo”. Una vez que le convenzas de ello, puedes presentarte directamente en la dirección y comunicar los hechos por el temor que te producen esas peleas y las repercusiones que pueden tener en el proceso enseñanza-aprendizaje de tu hijo. Preocupación absolutamente normal en cualquier padre o madre que se entera de esos hechos. Es posible que el director te agradezca esa información que posiblemente desconoce y ponga remedio a ello. No temas por tu hijo, ello no le perjudicará en absoluto. Pero sí debes convencerle antes de ello, de que debes contarlo, porque si lo haces sin su conocimiento y más adelante se entera, será a ti a quien no te lo perdonará nunca.
    Ánimo, debes de una forma u otra, ponerlo en conocimiento de la dirección.
    Un cordial saludo.

  30. Saludos.
    Muchas gracias por sus consejos porque gracias a eso sé más o menos las pautas a seguir.
    Hablé con la Directora con respuesta satisfactoria. Pero aún me queda mucho camino hasta que todo se solucione.
    Lo van a valorar y van a observar esto muy de cerca e intervenir si hace falta.
    Animo a todos.
    Creo que sería muy interesante que se promocionara en televisión la prevención de estas cosas. No sé si será posible.
    Animo y confianza a todos los que estén pasando por lo mismo.

  31. María, me alegra que la dirección del colegio de tu hijo se tome “en serio” la valoración del caso. Es un primer paso, decisivo y necesario, para comenzar a solucionarlo. Y por supuesto, sería muy positivo que hubiese campañas informativas en la televisión sobre el problema.
    Un cordial saludo.

  32. Hola, tengo un hijo de 7 años que va en 2 de primaria y está siendo acosado por un niño de 6to., no son agresiones diarias, pero van algunas veces y la utima vez lo llevó a los sanitarios y le dio una bofetada, hablé con la maestra del salón y hay compañeros de mi hijo que vieron una o dos ocasiones estos actos, saben que está en 6to pero no lo pueden identificar, el director hizo que la maestra llevara a mi hijo a los salones para ver si lo podía reconocer, no se si no pudo o no quiso por miedo, le comenté a la maestra que no estaba de acuerdo en exponer así a mi hijo, por futuras represalias que pudiera tener. Lo que me gustaría saber es cómo poder identificar al niño agresor y sus compañeros, gracias y buen día.

  33. Marisela, ciertamente el director del colegio de tu hijo no actuó de forma adecuada al llevar al niño y a su maestra a la clase de 6º para identificar al agresor. Es absolutamente normal que tu hijo no lo delatara, aunque estoy seguro que si sabe perfectamente quien es, sobre todo si hubo más de una agresión. Es verdad que son muchos cursos los que les diferencian y para los más pequeños, que no suelen mezclarse durante el recreo o las horas de juego en el patio con los mayores, resultan difíciles las identificaciones.
    Si vuelve a suceder, exige otra vez al director la identificación del culpable. El si puede hacerlo a través de la vigilancia de los docentes de todos los cursos, sin exponer a tu hijo a futuras represalias. Por otra parte, puedes tratar de investigar, si algún niño de la clase de tu hijo tiene algún hermano en 6º. A través de él podrías averiguarlo. Habla con otros padres compañeros de tu niño, y cuéntales el problema, seguro que ellos pueden ayudarte a “buscar” a ese alumno mayor que maltrata a tu hijo, y que seguro, maltrata también a otros niños del colegio.
    Habla también con el tutor de la clase de 6º. Plantéale el problema. Seguro que él sabe cuál de sus alumnos es agresivo y se “mete” con frecuencia con los demás, y con los más pequeños. Ante tu denuncia seguro que intentará encontrarlo y solucionarlo.
    Si el problema no se resuelve pronto, denúncialo a las autoridades y a la inspección educativa, antes que represente un problema serio para la “salud” escolar y mental de tu hijo.
    Espero que se descubra pronto quien es. A partir de ahí la dirección del centro tendrá que tomar medidas drásticas para abordar el problema.
    Un cordial saludo.

  34. hola, tengo una hija de 14 años que va en 1ro de secundaria, ella era muy sociable y no le daba verguenza nada… pero desde el año pasado se ha puesto demaciado timida que incluso nunca sale de la casa y sus calificaciones comenzaron a bajar, yo la retaba por sus bajas calificaciones y por que nunca salia de casa y ella casi siempre lloraba. Nunca pense que podia estar siendo acosada en el colegio… No se que hacer, quiero ayudarla no quiero que sufra.

  35. Camila, te diré que alrededor de un 60 % de los padres de niños que sufren acoso en la escuela, desconocen el hecho. Parece que tú has constatado recientemente que tu hija sufre bullying en el instituto. Es necesario que consigas una gran confianza de tu niña, hacia ti. Tu hija debe confiar absolutamente en que las va a ayudar y que harás todo lo posible en que ese infierno termine. Pero no debes dar ningún paso que ella no quiera que des. Debes consensuar con ella lo que harás, es decir, ella, de alguna manera debe “darte permiso para actuar”. No será difícil convencerla de que si quiere que eso termine, debe denunciarse a las autoridades educativas del colegio. Debes conseguir que ella no tenga miedo, a que si se denuncia será aun mucho peor para ella. Es verdad en muchas ocasiones, los equipos directivos de los centros no actúan como debieran para resolver el problema, pero si no se denuncia es seguro que no termina nunca.
    Te voy a contestar de la misma forma que lo hago a otras madres cuyos hijos son acosados en su escuela.
    No olvides que lo primero que tienes que hacer es ofrecer a tu hija todo tu apoyo y confianza incondicional. Debes hablar con ella a diario y conseguir que te cuente todo lo que sus “compañeros” le hacen cada día, y debes consensuar con él cómo vais a abordar el problema. Es importante que tu hija esté de acuerdo con los pasos a seguir y no debes “hacer nada” que ella no quiera. Ahora bien, hay algunas cosas que tendrás que hacer, pero deberás convencerle antes. Tienes que intentar levantar su “autoestima” que en este momento estará muy baja por las constantes humillaciones que debe estar sufriendo, elogia sus capacidades personales. Permite su participación en actividades sociales y poténcialas porque eso aumenta la autoestima y la relación con otros proporciona amistades que son un “seguro” contra el bullying. No la sobreprotejas, pero interviene ante un riesgo real o importante. Convéncele de la necesidad de buscar protección de otros niños o de un adulto (profesores, padres de otros niños, conserjes…) cuando se vea acosado. Y habla con el tutor del niño, contándole el problema. Comunícalo también al psicólogo del colegio (ellos son más receptivos ante este problema) y ponlo en conocimiento del Director del centro escolar. Solicita su intervención para que se ataje el problema. Solo desde el equipo directivo del centro puede abordarse el problema con garantías de éxito. Muéstrale firmeza en tu deseo en que termine y si no se da pronto una solución satisfactoria, ponlo en conocimiento de la Inspección educativa y denúncialo (al director) en comisaría o en el juzgado, por negligencia. No se desde donde escribes, pero aquí en España, está prohibido por la ley, y si un director no actúa ante las denuncias de bullying puede tener “serios problemas” con la justicia. Seguramente, si planteas el problema de forma educada pero firme en tu petición de solución, tanto el tutor, como el orientador, así como el director, abordarán el problema de tu hija.
    Desafortunadamente, si el problema no mejora porque el equipo directivo del centro no lo toma en serio, no quedaría más remedio que cambiar a tu hija de colegio. Solo recomiendo esto en casos extremos, cuando el sufrimiento de los niños se hace “intolerable” y sus grves consecuencias amenazan la propia salud y personalidad de los escolares.

    Espero que se solucione pronto.
    Un cordial saludo.

  36. Mi hija esta siendo humillada en un salon de clases por su maestra. En varias ocasiones cuando al hacer dictados al esta referirle que si le puede repetir ,esta le indica “ahora no puedo” o simplemente la ignora entre otras cosas. Mi hija tiene un caracter fuerte y cuando tenia alrededor de 8-9 años recibio terapia psicologica por esta misma razon en otra escuela, por lo tanto a aprendido a defenderse y no dejar que la humillen. Esto le a ocasionado problemas con la maestra , quien la acusa de ser arrogante por defenderse. En estos dias al darle una asinacion le indico que la misma estaba incompleta porque le faltaban detalles, ella le pregunta si la puede arreglar para entregarla mas tarde y le contesta que no; sin embargo a un compañero de ella que no la completo le indico que la podia entregar al dia siguiente. Mi hija le dice “No es justa, que bueno es tener preferencias”a lo que la misma le responde en tono alto “conmigo no seas malcriada y cuidadito que tu a mi no me conoces”Voy a solicitar una reunion con la maestra pero queria orientarme sobre los derechos que tiene mi hija. Gracias.

  37. María, lo que planteas, es decir, que tu hija está siendo humillada por su maestra de forma reiterada, aquí en España sería una conducta bastante improbable y puntual. Y por supuesto, sería perseguida y sancionada desde instancias educativas superiores, e incluso, podrían ser juzgadas desde una perspectiva penal en un juzgado, en caso de que obrase denuncia en comisaría. Pero todo ello depende de las legislaciones de cada país. No sé desde dónde escribes, aunque imagino que lo haces desde un país latinoamericano (porque llamas “salón de clases” al aula). Sé que en varios países latinos aún se emplea el castigo físico y la violencia verbal contra los alumnos por parte de muchos docentes, algo que está erradicado desde hace décadas en toda Europa. Por ello no s e exactamente cómo responderte. No obstante trataré de aconsejarte de la mejor forma posible.
    Vaya por delante que esos métodos pedagógicos no los apruebo en absoluto, y me parecen totalmente inadecuados. Debes tratar de hablar con la profesora, pero en vez de pedirle explicaciones y discutir acaloradamente con ella, y tratándola con respeto, dile que tu hija no esta agosto en la clase, y que, aunque “sabes que probablemente no es cierto”, ella se siente discriminada por el trato que recibe. Por ello, dile, tienes miedo de que bajen sus notas escolares. Muéstrate colaboradora con la maestra (aunque te cueste mucho), y pregúntale qué puedes hacer tú, para que la niña vaya contenta al colegio.
    Después habla con tu hija. Hazla ver que su meta es “aprobar” el curso y que si se lleva mal con su maestra, podría tener problemas académicos. Tienes que hacerla ver que ha de adaptarse a ella, no la maestra a los alumnos. Tienes que hacerle comprender que los maestros también se equivocan, que hacen cosas que a veces no gustan a los alumnos, pero siempre creen que lo hacen por su bien, y que “hacen lo que deben hacer”. Hazla entender que puede que esta maestra no la guste, pero al fin y al cabo queda solo medio curso y seguro que a otro curso tendrá nuevos profesores. Debe entender que la maestra “manda” en el aula y ella ha de hacer lo que esta diga aunque no esté de acuerdo o no le guste.
    Es necesario que cambien de actitud las dos, tu hija y su maestra, para que la cosa se solucione. Podría ser que la maestra no sea consciente del daño que está haciendo a tu hija, y cuando tu le digas que la niña lo está pasando mal, puede que se lo plantee y reflexione cambiando su actitud hacia ella. Quizás tenga una conversación con ella y le explique claramente qué actitudes considera que debe corregir para ser una “alumna modelo”.
    Intenta explicar a tu hija que deje de mostrarse insolente o arrogante con su maestra. A veces los adolescentes no entienden determinados tratos de sus profesores porque se consideran en un mismo plano que el docente. Tienes que hacerla entender que si no está conforme con el trato recibido por su maestra, lo mejor es que, con respeto y “buenas palabras” se lo diga. Es seguro que si tu hija se dirige a ella de forma correcta, la maestra le explicará el porqué de su actuación con ella. Y si aun así no se considera satisfecha con la explicación, debes decirla que hay otros cauces, como la queja y denuncia a las autoridades educativas (Director del centro, Inspección Educativa, Ministerio de Educación).
    Pero este tipo de cosas, es mejor arreglarlas amistosamente, con diálogo. Intenta arreglarlo de la forma que te expongo en mi respuesta a tu mensaje. Es lo mejor. Y sobre todo, incluso aunque lleves razón, nunca quites la autoridad a un docente delante de tu hija. Es un “flaco favor” que le haces para su futuro. Arréglalo de forma amistosa o con denuncias a la superioridad, pero recuerda que es un grave ERROR, quitar la autoridad a los profesores ante los adolescentes.
    Espero que el problema se solucione pronto.
    Un cordial saludo.

  38. hola soy egresada.. de artes danza teatro.. y mi tema de tesis es sobre el bullyng necesito qeu me ayuden con informacion es decir con un formato de una encuesta para saber si un chico ha sido victima de acos.. espero susu respuestas muchas gracias

  39. Cecilia, en este blog encontrarás mucha información sobre el bullying o “acoso entre iguales”. Hay más de 60 artículos relativos al tema. Muchos de ellos hacen referencia al marco conceptual en que se inscribe el bullying, y otros hablan de sus características, de sus consecuencias y de sus protagonistas. Para acceder a estos artículos observa a la derecha del blog el epígrafe “Categorías”. “Clikeando” bajo este epígrafe “categorías”, en el epígrafe “Bulluing” (que contiene 65 artículos) aparece una página con 10 artículos, en los que “clikeando” sobre el título aparece el artículo completo. Hay seis o 7 páginas con 10 artículos cada una.
    Para evaluar la frecuencia del acoso puedes acceder a los cuestionarios del Defensor del Pueblo puedes hacerlo desde el blog. Observa a la derecha, bajo “Informes. Datos y resultados”, y “clikea” en Informe sobre violencia comparativa 1999-2006. Aparece un pdf del segundo estudio del Defensor del Pueblo, y los cuestionarios están a partir de la página 309.
    Te enviaré, de todas formas a tu correo particular el cuestionario de Ortega y Mora Merchán, así como el PRECONCIMEI de Avilés.
    Suerte con tu trabajo.
    Un cordial saludo

  40. Hola soy de mexico y tengo dos hijos uno de 11 y una niña de 8 años mi hijo viene arastrando de varios meses que era agredido un dia tuvo un obra y al cambiarse en el baño sus compañero le quitaron el uniforme y se lo echaron al inodoro hable con la maestar me dijo que lo hiba a tratar con los alumnos y nada mas unos dia se comportaron bien con mi hijo pero siguio la agresion incluso la maestra sabe del problema y nada mas me dijo sra. el es bien noble, bien caballeroso y respetuoso que sus compañeros no tiene pero el es el unico que tiene que defenderse no con agresion pero tiene que saber decir ya basta hoy salio del colegio y se puso a platicar conmigo me dice que lo agraden verbalmente y con golpes no se que hacer estoy desesperada yo siento que la maestra es la que debe intervenir y que se termine este acoso pero no se como exigirselo, por que mi hijo me dice que ya no quiere ir al colegio llorando espero una respuesta gracias.

  41. Cristina, aunque el problema del bullying y sus consecuencias ha comenzado estudiarse en tu país recientemente, el interés por abordar el problema con éxito, crece a ritmo importante. Hay mucha gente en tu país interesada en el tema realizando estudios sobre ello. Sin embargo la legislación para afrontarlo allí debe ser relativamente laxa. Y eso, dificulta en principio las soluciones.
    En principio, has de tener en cuenta que no todos los centros educativos reaccionan igual, ni con la misma diligencia a la hora de abordar estos problemas. Pero debes, como madre de un niño “acosado” exigir que se aborde el problema de forma inmediata. La maestra de tu hijo se equivoca. Desde luego sería bueno que el fuese capaz de decir “basta”, pero prácticamente ningún alumno o alumna que sufre acoso en su colegio, es capaz de abordar el problema por sí mismo. Si no se ha “defendido” ya, es decir, hasta ahora ¿ cómo puede pensarse que ahora si puede hacerlo? Es absurdo. Debes volver al centro y entrevistarte otra vez con su tutora. Debes decirle que has leído cosas sobre las graves consecuencias del bullying en los alumnos y no quieres que a tu hijo le pase nada malo. Dile que necesita su ayuda y sobre todo la del director o Jefe de Estudios del colegio. Tras esa reunión ve a hablar con el director del colegio y pídele que intervenga para cortar el acoso. El Equipo directivo del centro es quien debe tomar medidas drásticas para que el acoso desaparezca.
    Si a pesar de tu denuncia observas que las agresiones continúan, y que el miedo de tu hijo aumenta porque el centro no interviene o no lo hace de forma adecuada, debes ponerlo en conocimiento de otras instancias (Inspección educativa, Asociación de Padres de alumnos) a quienes solicitarás ayuda, y si las agresiones son graves y consideras que existe un grave riesgo para su hijo debes denunciarlo directamente en el juzgado o en la comisaría de policía. Ojalá no haya que llegar a esto, pero si fuese necesario, hazlo.
    Habla con el psicólogo del centro. Los Orientadores son mucho más sensibles a estos temas que los docentes. ´Seguro que el lo toma en serio y trata de ayudarte.

    Si vivieses en Europa, te diría que la posibilidad de cambiar de centro a tu hijo (como solución) no debes siquiera contemplarla. El escolar “acosado” no es culpable de las agresiones que recibe. En todo caso, son los adolescentes que “acosan” quienes deberían ser enviados a otro centro educativo si las cosas no se solucionan satisfactoriamente. Pero en tu caso, como no se exactamente cómo están las leyes en tu país respecto a este tema, si el problema empeora de forma grave, sí te recomiendo que te lo plantees.
    A modo de resumen te expongo a continuación las conductas y actitudes que has de tener con tu hijo:
    Ofrecimiento de apoyo y confianza incondicional. Diálogo fluido y a diario. Acciones de abordaje del problema consensuadas. Valoración y elogio de capacidades personales para aumentar su autoestima. Potenciar y permitir la participación en actividades Sociales. No sobreproteger. Intervenir solo ante un riesgo importante. Convencimiento de la necesidad de buscar la protección de un adulto o de un compañero. Solicitar la intervención del Equipo Directivo y profesores del instituto.
    Te recomiendo que leas mis respuestas a mensajes parecidos al tuyo. En algunos de ellos detallo con más precisión el resumen genérico de las acciones a realizar y quizás, algunas de las que recomiendo a otros te sirvan también a ti.
    Espero que el problema se soluciones pronto.
    Un cordial saludo.

  42. hola que puedo haser con mi hijo porque sufre acoso en su escuela el tiene 8 años de edad hay 3 niños en su salon q le pegan , le quebran sus utiles , le rompen sus libretas y no quiere hir a la escuela lo peor de todo esq son niños de padres que no les toman importancia uno de esos padres a estado en problemas con la justiciay los padres de el otro niño estan en estados unidos aqui lo dejaron con una tia y del otro niño su papa es norteño casi nunca se la pasa con el que puedo aser ayudenme

  43. Gabiota, aunque está bien que los padres de los niños que acosan a otros deben saberlo, debe ser el equipo directivo del centro quien se ponga en contacto con ellos para comunicarles la sanción que recaerá sobre él, en caso de que esas conductas no cesen por no tomar ellos “cartas en el asunto”. Es verdad que a estas edades (menos de 12 años), son principalmente los padres quienes deberían controlar ese tipo de conductas de su hijo. Veo a través de tu mensaje, que los niños que acosan a tu hijo pertenecen a familias desestructuradas y sin duda es una razón que puede explicar en gran medida su violencia. Pero aun así, no es razón suficiente para no intervenir. Tu hijo lo está pasando realmente mal en la escuela, y seguro que tú y su padre, también lo estáis pasando mal por esa circunstancia. Tienes que hablar con la muestra e explicárselo. Dile que te preocupa mucho el que tu hijo, con tan poca edad, deje de querer ir al colegio. Es demasiado pequeño para empezar a “odiar” la escuela. Habla también con el director del colegio. Coméntale lasa graves consecuencias que puede tener el acoso escolar, en el desarrollo de la personalidad de determinados niños (puedes leerlo en este blog), y exige, con educación, pero con firmeza, que se intervenga para “cortarlo”. Si hay psicólogo en el colegio (Orientador escolar), díselo también a él. Estos profesionales son mucho más receptivos ante el problema, que otros docentes. En definitiva, debes comunicarlo al colegio. Si el problema no se soluciona satisfactoriamente, dirígete a la Asociación de padres de alumnos, y a la inspección educativa para que intervengan ellos. Habla con algunos padres de niños compañeros de tu hijo, porque es probable, que los “pequeños matones” molesten también a otros niños. En tal caso, ir varios de vosotros a hablar y poner la queja ante la dirección.
    Habla mucho con tu hijo, para que te cuente todo lo que le sucede, y así poder contarlo y transmitirlo al director del colegio de forma pormenorizada, es decir “con pelos y señales” todas esas burlas, humillaciones, sustracción o rotura de su material escolar. Y sobre todo haz que tu hijo confíe plenamente en ti y que harás todo lo posible e “imposible” para que sus compañeros de clase dejen de meterse con él. Con niños de esa edad, la maestra puede perfectamente solucionarlo, en el momento que lo sepa, y lo tome “en serio”. Quizá si no se lo has hecho saber, ella no es consciente del problema.
    Te recomiendo que leas mis respuestas a mensajes similares al tuyo, porque en ellos explico algunas formas de actuar con los hijos que sufre acoso. Aunque van dirigidos a niños acosados más mayores que el tuyo, quizás puedas utilizar alguna de las sugerencias.
    Espero que se solucione pronto el problema.
    Un cordial saludo.

  44. Hola, tengo un niño de 6 años, un encanto, educado, atento, inteligente, sabe leer y escribir de maravilla, esta en el 1er curso de primaria, vivimos en dominicana, aunque somos colombianos, y por sus características físicas se nota fácilmente que es extranjero, ha tenido problemas en varias oportunidades con un compañero de curso que es mas fuerte físicamente, pero también en su clase de taekondo ha tenido problema con uno pero que se nota mas pequeño que el, problemas de agresiones físicas y verbales contra el e insultos sobre su apariencia “chino” , ya hemos hecho reuniones en el colegio por las agresiones de niño grande que tiene un trastorno del aprendizaje, y los maestros están al tanto.
    Mi preocupación es como puedo yo ayudarlo a que sea capaz de defenderse sin llevar a la agresión al otro compañero, en casa se le enseña a resolver todo hablando, que debo hacer? no puedo estimularle a agredir..

  45. Selene, por supuesto, en ningún momento debes estimular o incitar a tu hijo a agredir a ese compañero que le “acosa”. Si el colegio esta “al tanto” es de esperar que pongan los medios necesarios para que el acoso desaparezca. Afortunadamente el impacto que el bullying tiene a estas edades en los niños que lo sufren, es limitado, pero aun así, no deben consentirse ese tipo de conductas entre los alumnos porque si se cronifican sí tendrán importantes consecuencias en años posteriores. Tu hijo, al que defines como educado, atento, inteligente y con dominio de la lectoescritura, sin duda “un encanto”, debe seguir en esa línea. Estas haciéndolo bien, enseñándole a resolver las cosas y los problemas “hablando”, y nunca de forma agresiva o violenta.
    Tu hijo debe ser consciente de que tiene todo tu apoyo, y confianza incondicional. Habla a menudo con él. Valora y elogia sus capacidades personales (aunque estoy seguro que ya lo haces) para que su autoestima siga estando alta, y potencia y permite su participación en actividades sociales. No lo sobreprotejas. Debes intervenir sólo ante un riesgo importante. Debes convencerle de que debe buscar protección en un compañero o un adulto en los momentos de acoso.
    Aunque es más propio de psicólogos y Orientadores psicoeducativos, tú también puedes realizar con él un entrenamiento en habilidades sociales para la resolución de conflictos (expresión de sentimientos, saber hacer frente a las provocaciones, aprender a comunicarse con eficacia, etc.) y también puedes utilizar estrategias encaminadas a aumentar su autoestima (mejorando con ello su autoconcepto) y estrategias de concentración y técnicas de estudio.
    De todas formas, creo que has afrontado bien el problema poniéndolo en conocimiento del centro educativo, cuyo equipo directivo es quien debe “velar” y “actuar” para que esas conductas violentas hacia tu hijo desaparezcan. Estoy seguro que el problema se solucionará pronto. Además, el entrenamiento en habilidades sociales es un “buen escudo” frente al bullying en cursos posteriores.
    Un cordial saludo.

  46. Muchas gracias por las recomendaciones, tiene un blog excelente y con buenas ayudas a nosotros los padres que a veces nos desorientamos, gracias

  47. hola muy interesante todos los comentarios de las madres q aca se pronuncian, quisiera exponer mi caso para q me ayuden, bueno tengo un nino de 6 anos y va a preparatoria en junio salen y en septiembre le tocaria primero primaria el tiene problemas en el lenguaje leve con deficit de atencion y tambien hiperactividad pero muy leve es un nino que con paciencia es muy tranquilo y amoroso el problema es q en los colegios q ha estado han sido bilingues y creo q eso no ha ayudado aunq el terapeuta me dice q con la ayuda necesaria puede estar en una escuela bilingue, lo q ha pasado aca esq no le han tomado la importancia y los ninos se han burlado de el en una escuela donde estaba y eran muchos alumnos, el se portaba agresivo, me daban quejas y quejas todos los dia mu hijo me dijo q la maestra le pego con el lapiz en la cabez q le agarro el cuello, incluso la disque consejera del colegio lo evaluo y por escrito puso que el no ponia atencion en clase q se comia el sucio de la nariz que se comia la goma q no llevaba cinturon en el pantalon senti q no se estaba enfocando en el problema en si mas q todo lo estaba juzgando y nunca creo q le hablaron con carino, ni lo incentivaron mas q todo creo q querian deshacerse de el , lo lleve donde una psicologa salio emocionalmente bien en las pruebas pero dice q la escuela tuvo q ver mucho q el fuera agresivo los ninos q se burlaban y la maestra q no hacia nada, ahora esta en otra escuela y es muy frustante para mi porq creo q ya lo estan etiquetando y me decidi por esta escuela por el hecho que cuando llegue pedi la informacion necesaria lleve el diagnostico de la psicologa y me dijeron q estaban dispuestas a yudarme q tenian personal calificado q la maestra q le iva a tocar a el era psicopedagoga y ademas q es un colegio q esta en su segundo ano de haber iniciado muy cristiano y tambien bilingue y de hecho la maestra q estaba era muy buena tenia buen ojo con los ninos sabia como tratarlos a mi hijo ella estaba pendiente de cada cosa q hacia me la informaba cosas buenas ante todo y luego la despiden, por asusntos internos, la cosa q desde q esta esta nueva maestra mas joven mi hijo me empieza a decir que los ninos le pegan q se burlan de el q le quitan sus lapices que la maestra les grita , que el no tiene sus marcadores y que todos los demas si, le digo a la maestra y ella me sale con excusas afirmando q no es asi q a el no le gusta compartir y puede ser cierto pero yo si le tengo desconfianza veo q ella no tiene paciencia y ademas mi hijo academicamente esta muy atrasado, el no sabe escribir su nombre y son 5 ninos nada mas es un colegio caro las duenas no saben bien que pasa no estan al tanto creo q no tienen experiencia pedi q ayudaran a mi hijo nunca me dieron respuesta y yo insisti y la solucion que me dieron fue q le ivan a dar refuerzo dia lunes media hora, senti que fue solo para callarme la boca y no porque de ellas saliera el ayudarlo, ademas la maestra me dijo q ella cree q tiene memoria a corto plazo q ella llego a esa conclusion con los demas maestros, y ella no es psicologa , y yo pregunte si podian darle mas tiempo de refuerzo en direccion porq yo creia q media hora era poco y le dijeron a la maestra y ella responde que ella le daba 40 min y es mentira creo q no es el colegio indicado para mi hijo sera q exagero??? gracias por el espacio espero me ayuden con su consejo estoy en honduras y soy de guatemala

  48. Antil, las características que suele presentar un niño con TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad) es una excesiva movilidad y una gran falta de concentración en las tareas encomendadas. Ello hace que en la escuela sean frecuentemente amonestados cuando no sancionados, a no ser que sus maestros sepan cómo actuar con estos niños. Es una pena que cambiasen a la muestra de tu hijo que mostraba con el mucha paciencia. Los niños con TDAH necesitan sobre todo, mucha paciencia por parte de sus padres y profesores, porque no son capaces de “estarse quietos en clase, y “molestan” con frecuencia a sus compañeros, siendo casi siempre incapaces de terminar los trabajos escolares. En casa a menudo dan disgustos a sus padres, porque continuamente estará haciendo alguna “trastada”, “rompiendo cosas”, “mintiendo a menudo” y “no estando quieto ni un segundo”. Todo esto altera sobremanera a los padres, y en el colegio, no tendrá amigos porque nadie quiere estar con él, porque se irrita a menudo, no cumple las normas en los juegos, chilla con frecuencia, y siempre se estará “pegando” con alguno.
    Tu hijo, todavía es muy pequeño, pero si no se pone remedio, con el tiempo desarrollará las conductas y actitudes que te acabo de describir, en casa y en la escuela, y aunque el problema no se resuelve cambiando de colegio, si ayuda mucho que la maestra del niño conozca las características del problema y qué hacer para ayudarle.
    Debes saber que el tratamiento de TDAH requiere por un lado terapia psicológica y por otra (aunque no siempre) fármacos concretos, que deben ser administrados bajo prescripción y supervisión médica, generalmente, por un médico especialista en psiquiatría. Los medicamentos usados para el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad se denominan psicoestimulantes. Suelen usarse fármacos cómo metilfenidato, dextroanfetamina y una mezcla racémica de d-anfetamina y l-anfetamina. Curiosamente estos medicamentos que tienen un efecto estimulante en la mayoría de la gente, al activar zonas del cerebro necesarias para concentrar la atención, tienen el efecto contrario en los niños que padecen ese síndrome, cuya característica más sobresaliente es precisamente la imposibilidad de centrar su atención durante un tiempo prolongado. En ellos, actúan como calmantes. En otras ocasiones, también se usa la atomoxetina, clonidina, desipramina, imipramina y bupropión.
    Ciertamente, al tomar psicolestimulantes, puede acelerarse el ritmo cardiaco, aumentando la presión arterial, o aparecer “desgana” y pérdida de apetito, o dolor de cabeza o estómago. A veces sobre todo en niños, el tratamiento prolongado puede implicar por todo lo dicho pérdida de peso. Pero por ello, ha de tomarse el fármaco bajo estricto control médico. El especialista recetará la menor dosis posible que permita controlar la hiperactividad compulsiva, e indicará la dosis correcta (1/4 de pastilla, 1/3, ½…). A veces puede dejarse de tomar el medicamento los fines de semana. La medicación debe tomarse, o administrarse al niño que sufre el síndrome, exactamente tal y cómo diga el médico, y si observamos que no funciona es necesario comunicarlo, pues a veces, el psiquiatra optará por dos medicamentos diferentes y dosis distintas hasta encontrar el más adecuado (tanto el fármaco como la dosis) para la persona en tratamiento. Suelen tomarse entre 30 y 45 minutos antes de las comidas, pero será el médico, quien con tus informaciones y posibilidades de administrárselo, determine los mejores momentos para las tomas. Podría optar también, en función de las circunstancias, por la que se denomina “toma de acción prolongada”, una sola toma al día antes de la primera comida, o bien antes de acostarse.
    No debes tener ningún miedo al tratamiento, siempre que se lleve a cabo bajo un estricto control médico, porque se ha demostrado que los fármacos utilizados para tratar el TDAH mejoran la capacidad que tiene una persona de realizar tareas específicas tal como poner atención o tener más autocontrol en ciertas situaciones o circunstancias. No se sabe si esta medicación es capaz de mejorar otros aspectos de la vida cotidiana, como las relaciones interpersonales o habilidades del aprendizaje y de la lectura. Pero sí es cierto que cuando los niños que tienen TDAH no logran superar los objetivos educativos y fracasan en la escuela, el tratamiento médico en la mayoría de las ocasiones implica la obtención de mejores calificaciones y mejor comportamiento en el aula.
    La duración de los tratamientos varía de una persona a otra. Algunos niños toman la medicación durante uno o dos años, mientras que otros toman los fármacos durante varios años. Incluso, algunos han de seguir tomándolos durante la edad adulta. Y en muchas ocasiones, en estos tratamiento largos, puede suspenderse (siempre a criterio del médico, que escuchará los comentarios de los padres y maestros respecto a la conducta del niño tratado) durante las vacaciones escolares.
    Son dos los especialistas idóneos, el psicólogo y el psiquiatra, y ambos son necesarios para tratar el TDAH (aunque a veces, si puede controlarse solo con terapia, puede prescindirse del psiquiatra). El psicólogo marcará las pautas y el tratamiento desde una perspectiva psicoterapéutica, y el psiquiatra prescribirá los fármacos idóneos y las dosis adecuadas, a la vez que controla la salud del niño.
    En Europa, estos tratamientos no conllevan ningún tipo de riesgo porque suelen hacerse desde un estricto control médico, y si a ello se añade la buena atención terapéutica de un psicólogo especialista en el tema, lo más probable es que el tratamiento sea un éxito. No sé en Honduras, pero supongo que allí también habrá buenos terapeutas. Pero no olvides que la medicación siempre debe ser prescrita por un médico, y a ser posible, especialista en psiquiatría.
    Te enviaré a tu correo particular un pdf que te servirá de gran ayuda. Ofrécelo también para que lo lea su maestra.

    Un cordial saludo.

  49. Hola, tengo una hija de 9 años que esta completamente aislada en su clase, no tiene ninguna amiga y cuando se meten con ella ninguna la apoya. Van en grupo donde ella la dicen algo y luego se marchan y la dejan otra vez sola, siempre las veo pasar de largo. Cuando comente este hecho con la orientadora y la tutora me dijeron que es algun problema psicologico que tiene ella por las otras estan deseando de ser sus amigas y que la lleve a una consulta.
    Despues de llevarla a una consulta (la psicologa solo escucha y dice que si a todo) y despues de contar episodios de desprecios y humillaciones que me ha contado la niña al centro (que le ha restado importancia, las niñas segun ellas la quieren muchisimo, y es ella la que no quiere) y despues de pedir ayuda a practicamente todas las madres (se hacen las locas y no la invitan a nada, el problema es de ella y punto) estoy como al principio, me doy con una pared. Lo curioso es que a veces si juegan con ella, pero luego al dia siguiente la vuelven a ignorar, como si hubiera un acuerdo entre ellas.
    La solución evidente es sacarla de ese ambiente pero el problema son las pocas habilidades soclales en un ambiente nuevo. Ademas sufre episodios de bloqueo (se queda inmovil) el otro dia en una extraescolar que no tiene nada que ver con el centro por una pequeña corrección se quedo bloqueada en el centro del gimnasio y no se movio en 30 minutos. Al dia siguiente tenia tanto miedo que en cuanto se dirigio a ella el profesor ya no fue capaz de desarrollar la clase. Estos episodios son muy frecuentes. ¿que significan?
    ¿como la saco del bloqueo?.

    Gracias por todo

  50. Hola a todos:
    Publico esto para que sepáis que tiene solución.
    Mi problema lo planteé aquí en diciembre de 2011.
    Lo último que puse fue que la Directora del centro contestó de manera satisfactoria diciéndome (fuí sin mi marido) que observaría e intervendría si fuera necesario.
    Me orientaron en el colegio para actuar con él en casa de la manera correcta para no recordárselo más pero estar al tando de la situación.
    Me dieron confianza al final en el cole, pero me tocó tener varias conversaciones desafiantes con la Delegada del Comedor(que es donde le daban a mi hijo), con la Tutora de clase (que creo que quería desviar la atención para que no hablara con la Directora) que fijaros: en realidad es la que de verdad me ayudó y sin amenazarle. Pero sí que amenacé con una Inspección a la Delegada de Comedor.
    Hablé también con algunas madres del Consejo Escolar y cuál fue mi asombro que cuando se resolvió del todo el problema (castigando más duramente a los niños que le pegaban por la Directora), dejaron de hablarme supongo que porque sus propios hijos tenían el problema con éstos y no sabían cómo solucionarlo.
    Después de esto llego a una conclusión: que los problemas hay que solucionarlos rápidamente y que hay que estar abiertos a todo para ello incluso a eso: a que otras madres te ignoren. ¿quién las quiere?.

  51. muy agradecida con su respuesta realmente creo q es muy dificil, el que te digan q vaya a necesitar estar medicado todavia no lo se pero ya hice cita otra vez con el psicologo para q me lo vuelvan a dioagnosticar, estoy muy preocupada no se si exagero pero no quiero q sufra en la escuela, el dia de hoy fuimos a hablar mi esposo y yo pues pra ver q solucion me daban las maestras hablaron con nosotros nos dijeron q el nino trata de colaborar pero q de repente se pelea con los ninos solo si le quitan un lapiz o un borrador y q el se pone mal se pone mal, se tira llora y se enoja muchisimo, pero mas q todo dije q sentia q lo estaban etiquetando q no quisiera q el se sintiera desplazado me dijeron q no q ellas estaban dispuestas a ayudar q tambien le ivan a dar reforzamiento, en la tarde 2 veces a la semana, mi hijo tiene problemas ademas de lenguaje leve no hace mucho casi no se le entendia pero ahora ya la mayoria le entiende son solo algunas palabras q el no puede combinar las dice solo con repeticion, pero espontaneamente no, antes decia taza por decir casa y todo lo q era con c no lo decia ahora ya y el se autocorrige bueno el punto aca es q no encuentro o no he encontrado a alguien con quien realmente me sienta segura y con paz para decirme como abordar bien el tema el caso tambien es q como madre yo ya no tengo mucha paciencia lo confiezo me desespero y el nota esa desesperanza en mi esa angustia como q el nota q es un problema pero no esq yo quiera o se lo diga si no q pelea demasiado con su hnito le pega el siente celos de el y ademas de q veo q no avanza, quiero tambien decir q yo veo q hay una intekigencia en mi hijo q no hemos explotado por q todos tenemos cosas buenas a el le fascinan los libros, le encanta le fascinan todo sobre el mundo, el espacio los dinosaurios y aveces compramos libros sobre eso y se le queda osea si tiene la memoria a largo plazo sobre eso pero academicamente los numeros apenas los sabe creo q tambien no he puesto mucha dedicacion sobre el, y siento q tambien estamos un poco atrasados en este pais de honduras q no es ni la capital, sino san pedro el q no veo o he encontrado a un buen professional en psicologia osea siento q lo vieron y alli quedo todo no, las maestras desinteresadas y eso precisamente en la escuela me dijeron que lleve el diagnostico q llevara el cuaderno con el q se trabaja el tema de la terapia del lenguaje para ellas poder ayudar, pero es porq yo he estado insistente, no porq ellas se dieran cuenta o si se daban cuenta no hacen nada, de dar la luz roja y decir hey aca algo pasa?, la escuela tambien es totalmente bilingue, el terapeuta del lenguaje me dice q se podria trabajar en una escuela bilingue cuando tienen lenguaje leve, pero si le los maestros estan dispuestos y le comente sobre los problemas q he estado teniendo me dice q es de evaluarlo psicologicam,ente nuevamente y diagnosticarle me dice q hay algo q se llama disfacia donde a veces los ninos no retienen la informacion solo a corto plazo y se olvida pero hay primero a ver q sale en el diagnostico ya les contare que pasa y he encontrado este blog que me parece super interesante con respuestas acertivas y rapidas espero poder encontrar ayuda y claro hago lo imposible por mi hijo, gracias por el articulo q me fue enviado,perdon por mi casi testamento aca jajjaa mil gracias ya me pongo a leer el articulo y se lo pasare a la maestra y directora de la escuela . Gracias por el espacio nuevamente .

  52. Nuria, es necesario que a tu hija se le realice un exhaustivo informe psicopedagógico. Sólo así se podrá detectar qué es exactamente lo que le pasa para poder poner el remedio adecuado. Es necesario disponer de un diagnóstico previo antes de actuar.
    Ese bloqueo que presenta con “cierta frecuencia” podría deberse a múltiples causas que hay que identificar primero para poder afrontarlas y solucionarlas de forma adecuada.
    A partir de un informe psicopedagógico completo, se irán descartando posibles causas, cómo TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad), determinados problemas del lenguaje, problemas psicológicos de ansiedad, etc.
    Incluso podría deberse a que sufra acoso en el colegio, pues dices que está aislada la mayoría de las veces, y que la desprecian y la humillan, algo de lo que has de estar muy pendiente, así como los profesores y equipo directivo del colegio, para evitarlo.
    Podría ser causado, como digo, por diferentes cosas que es preciso analizar en profundidad para con un diagnóstico claro y preciso, poder actuar para remediar el problema. Mi consejo es que busques un buen profesional para que evalué diferentes posibilidades, y mientras, trata de averiguar de tu hija, que es lo que siente cuando se bloquea y “anota” exactamente las situaciones en que tu lo has presenciado, intentando recordar todos y cada uno de los detalles previos al bloqueo y cuéntaselo al especialista porque esa información, junto con los resultados obtenidos en las diferentes pruebas que se apliquen, le será muy útil a la hora de realizar el diagnóstico.
    Un cordial saludo.

  53. Antil, un niño con disfasia, presenta déficit en el lenguaje tanto a nivel comprensivo como expresivo. Existen unos criterios para determinar cuando un niño es disfásico. Suelen prentar déficit persistente en el lenguaje en todos los niveles, comprensivos y expresivos, así como cierto retraso cronológico y desviación respecto a los patrones normales de adquisición y desarrollo. Presentan en general graves dificultades para la comunicación, y por ello dificultades, en los aprendizajes escolares y todo esto se debe, en gener a deficiencias sensoriales, intelectuales o motóricas graves. En general un niño disfásico tendrá muchas dificultades en los aprendizajes básicos, lo que le acarrea un fracaso escolar “crónico”.
    A tu hijo deben hacerle las pruebas necesarias para identificar correctamente el problema, pero por lo que interpreto a través de tus mensajes me inclino más a pensar que lo que tiene es TDAH, es decir, un trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Si con la evaluación se descarta la disfasia, el texto que te envié te resultará de gran ayuda.
    Un cordial saludo.

  54. María, me alegra que trasmitas la idea de que este tipo de problema “tiene solución”. Tu testimonio es importante para otras madres y padres con un problema similar.
    Un cordial saludo.

  55. Buenas noches!
    Mi hijo tiene 4 años de edad y varias veses me a comentado que un niño le pego y que la maestra solo le dice que eso no se hace. hace meses llego con un moreton en la pierna y me comento que el mismo niño lo pateo, el dia de hoy llego con un golpe en la cabeza y me comenta que le pego con su puño el mismo niño.
    Esto se considera bullig??
    Que debo hacer??

  56. Gracias por tu contestación, porque sí que me aclaras que puede haber relación entre bloqueo y acoso, que es lo que yo pienso que hay, mi hija dudo mucho que tenga problemas de otro tipo porque es una niña que cuando hacer tareas escolares es segura de si misma e incluso brillante, es en el centro donde su autoestima cae por los suelos y se ha llegado a quedar bloqueada por tener que hacer el plano de un gimnasio cuadrado.
    Ya esta apuntada en otro centro pero quedan 4 meses duros, la forma de acoso habitual son preguntas capciosas, ayer le preguntaron que hablaba con su madre cuando nos ibamos y también si le había dicho a su madre que le hacen cortes de mangas. Yo le ha aconsejado que educamente pero de forma firme les diga que no la molesten, a la primera pregunta malintencionada y que no conteste sus preguntas capciosas, pero tengo miedo de que derive en mayor agresividad y violencia hacia ella, hecho que me parece que ya voy percibiendo.
    Quiza sea lo mejor exponer esto a la psicologa del centro para que se vea obligada a tomar medidas, pero he recurrido muchas veces a profesora y psicologa y no me ayudan. No se francamente que me es mas practico, si pasar desapercibida hasta junio o si exigir que no se metan con mi hija,
    Gracias por tu documentación y por otras documentaciones tan utiles sobre bulling y sobre mejorar la asertividad en niños, estan siendo mi único apoyo y referencia.

  57. Nuria, está claro que si el problema de tu niña solo aparece en el colegio, hay que buscar la causa en el colegio.
    Solo quedan cuatro meses para que acabe el curso, pero esa no es razón para aguantar el acoso de los compañeros. El que con frecuencia ignoren a tu hija, es una clara modalidad de acoso y los profesores han de tomar las medidas necesarias para que eso no suceda. Si además percibes una incipiente violencia física hacia ella es conveniente actuar.
    Parece que lo has planteado ya a la profesora y a la psicóloga pero no te hacen “demasiado caso”. Vuelve a hablar con ellas y diles que pondrás tu denuncia ante el director del colegio y exige que esos comportamientos hacia tu hija terminen. Habla con el presidente de la Asociación de Padres y madres de alumnos y coméntales el caso de tu hija. Y ve a ver al director. Plantéale que si no se soluciona el problema, acudirás a la Inspección educativa, y si hace falta, a la comisaría de policía o a los tribunales de justicia. Hazle ver que te has documentado sobre las consecuencias que el acoso entre iguales o bullying puede dejar en ciertos alumnos y no estás dispuesta a que le ocurra a tu hija, solo porque el centro no toma las medidas que debiera tomar.
    El cambio de centro no suelo recomendarlo, porque quienes debieran abandonarlo son precisamente los alumnos que acosan a otros. Parece que tu niña ya tiene plaza en otro centro para el curso siguiente. Le vendrá bien dejar a esos compañeros tan hostiles, pero no debes dejar que en estos cuatro meses que quedan de curso, siga pasándolo mal.
    Tú sigue dándole confianza, y aconsejándola de la forma que lo estás haciendo. Procura que no se hunda su autoestima, desarrolla continuamente su asertividad y asegúrala que si se esfuerza, podrá conseguir todo lo que quiera en su vida. Dile también que los insultos, en sí mismos solo son palabras, que no pueden hacernos daño si no les damos cierto significado. Si somos capaces de ello nadie podrá hacernos nunca daño. Y si sus compañeras le hacen el vacio, la dejan sola y no quieren jugar con ella, quizás es que esos compañeros y compañeras, no merecen en realidad ser sus amigos. Y seguro que encontrará en su próximo colegio a otros que si querrán su amistad.
    Un cordial saludo.

  58. tengo mucha preocupación tengo dos hijos, el niño de 10 y la niña de 8 años, me mandaron llamar de la escuela, por que mi hijo le dejo moretones en el pecho a una compañera, segun mi hijo me platico, que la niña estaba jugando pesado con otro compañero al cual la niña le esta haciendo cosquillas y ese compañero le pidio ayuda a mi hijo y mi hijo le empezo hacer cosquillas a la niña, la niña se volvio de frente y mi hijo le siguio haciendo cosquillas y le toco el pecho por accidente, eso fue lo que me platico mi hijo, cuando fui hablar con el maestro el me dijo que le mamá de esta niña iba muy moleta por que su hija llevaba moretones en el pecho
    no se que hacer, yo si quiero creer en mi hijo pero el maestro en ese momento que fui a verlo me dijo que no era la primera vez que ya habia dos antecedentes mas, pero tambien mi hijo me comento hace como 4 meses(el me lo dijo cuando paso, ese otro incidente) que a la hora del descanso (receso) el queri asustar a una compañerita (otra, no es la misma de este caso) y le llego por atras y agachado le sorprendio y tocanole la pantorrilla y gritandole buuuu, y me dijo que una maestra lo vio e hizo que el se lebantara y le preguto que de que año era y el le dijo que de 4º, mi hijo me lo platico y no lo vi nada mal solo le dije que no andibiera haciendo eso porque un día podia asustar demasiado a alguien y que no lo volviera hacer.
    beeno al caso es que yo le dije al maestro que porque nos me habia avisado antes y me dijo que hablara mucho con mi hijo para evitar que esto se haga un problema mas grande precisamente por eso del bullying.
    como dije mi hija es mas pequeña de 8 años dice que no cre que su hermano haya tenido culpa….
    ayada por favor.

  59. Carolina, no cabe duda de que tu hijo tiene un compañerito de escuela muy violento. Ello podría deberse a dos causas diferentes. Bien porque ese niño consigue en casa “todo lo que quiere” de sus papás con pataletas, gritos y berrinches, o bien porque sus padres le están educando a base “de golpes”, con violencia. La violencia se aprende bien por que la ejercen sobre uno, bien porque sirve para conseguir lo que uno quiere, cuando no es capaz de otra forma, de hacer frente a las frustraciones. Y lo más probable es que ese niño no pegue solo a tu hijo, sino que será su forma habitual de comportamiento con el resto de niños de su clase.
    A esta edad tan temprana no podemos considerarlo bullying, pero sí es necesario corregir este tipo de conductas, porque en un futuro si puede resultar realmente problemático. Además, (aunque no es probable, dada la corta edad de tu hijo), hay que evitar por todos los medios que el niño coja “miedo” a ir al colegio.
    Habla con otros padres compañeros de tu hijo, e interésate si a ellos también les pasa, y si se quejan del mismo niño. Seguro que hay más padres en esa situación, y haréis “más fuerza” siendo varios en las quejas presentadas.
    Vuelve a hablar con su maestra, y si hace falta, con el director del colegio. Dile lo que está haciendo a tu hijo (y probablemente también a otros), y exige que eso termine. La maestra debe encontrar la forma, y si solamente con decirle “eso no se hace” el niño no cambia su actitud, la maestra debe seguir otras estrategias. Pero tu exigencia ha de ser clara.
    El centro no debe ser permisivo con esos tipos de comportamientos aun tratándose de niños de preescolar o educación infantil.
    Un cordial saludo.

  60. hola kisiera saber como me puedo defender ante el maltrato sicologico ke llevan la directora de mi hijo y la jefa de estudios pues llevan dos años maltratando sicologica mente al niño de trece años y he puesto denuncia en la lleneralitad de educacion y no me han hecho caso alguno al reves an ido mas a por el niño.gracias

  61. Leticia, no creo que tu hijo de 10 años acabe convertido en un niño violento y agresivo que “acose” a otros compañeros en la escuela. Sin embargo sí es necesario cuidar que no ocurran percances del tipo que me has descrito en tu mensaje. Tienes que dejar muy claro a tu hijo (aunque sólo tiene 10 años) que a las niñas no puede “tocarles” el pecho ni jugando, ni por supuesto, ir por detrás a asustarlas y “meter” la mano bajo la falda tocándole la pantorrilla. Ciertamente hay un motivo desencadenante, cómo el que un compañero “le pide ayuda” porque la niña le está haciendo cosquillas, y en la otra ocasión, tu hijo trata de “dar un susto” a una niña que está tranquilamente, de espaldas, acercándose a ella por detrás.
    Has de hacerle comprender, que a las “niñas” no les gustan ese tipo de juegos, y que si continua haciéndolo podrían castigarle los profesores de forma muy severa. Fíjate que hablo exclusivamente de “niñas”, porque creo que es ahí dónde radica el verdadero problema. No parece que este tipo de episodios (al menos tú no lo cuentas) se produzca también con niños, hecho que sí podrían inducir a pensar en que tu hijo maltrata o acosa a sus compañeros de escuela. Hay niños, y quizás pudiese ser el caso de tu hijo, que desde bien pequeños sienten una especial atracción por el pecho femenino y “alargan la mano” con cualquier “excusa” o “juego” para “tocarlo”, incluso a chicas o mujeres adultas. Esa conducta que a la edad de tu hijo no pasa solamente de ser molesta para aquellas niñas a quienes “toca” y para los “padres” de estas, podría de no corregirse a tiempo, convertirse en la edad adulta, y haciendo uso de la violencia, en algo mucho más grave, tanto para tu hijo como para las chicas.
    Intenta poner remedio enseguida. Hazle ver que ni siquiera jugando, ni siquiera de forma accidental, ni siquiera “sin querer” puede “tocar”, el pecho a ninguna compañera del colegio porque eso es algo “muy grave” merecedor de sanción. Si esto sigue ocurriendo cuando tu hijo tenga cuatro o cinco años más, tendrá graves problemas en el colegio.
    Un cordial saludo.

  62. Ernesto, soy de la opinión, que padres y profesores debemos “remar” en la misma dirección en lo que se refiere a la educación de los chicos. Cuando la familia va por un lado y los profesores por otro, mala cosa. El alumno es quien realmente sale perjudicado y su educación se resiente de forma importante.
    No puedo darte ningún consejo porque no me cuentas nada concreto. Sólo dices que desde hace dos años la directora y la jefe de estudios del colegio, maltratan psicológicamente a tu hijo. No dices exactamente qué sucede, qué le dicen, qué le hacen, ni cuál es la reacción y el sentimiento de tu hijo ante esos maltratos, ni cómo es la relación con el resto de miembros de la comunidad escolar. Comentas que desde que lo denunciaste en la Generalidad, la cosa ha ido a peor. En general, pienso que los profesores y directivos de los centros no “cogen manía” a los alumnos (como algunos adolescentes y sus padres piensan). Pero aunque no es para nada habitual, sí pueden darse ciertos casos en los que por determinadas circunstancias las relaciones entre algunos alumnos y alguno de sus profesores (en este caso directivos), se “deterioran” de forma grave y es necesario ponerle algún remedio.
    Necesito que me des algunos datos más concretos para poder orientarte correctamente.
    Un cordial saludo.

  63. hola te cuento lo ultimo me conto el niño el dia anterior ke vaciaron un extintor y ke le an echado las culpas subio con la profesora a dejar la mochila en clase la profesora se bajo en el ascensor y el niño por las escaleras el cual oye un ruido raro y resulta haber dos niños en el pasillo al bajar para bajo los otros dos vajan por la otra parte del pasillo pues tiene tres escaleras de vajada y el mio vaja por donde siempre al bajar lo coge la jefa de estudio y le dice ke lo tiene ke pagar pues ya lo sabia se lo habian dicho los otros al dia siguiente me llama y empieza a hablar yo la escucho y me dice ke si pago el extintor no le habre expediente al niño yo le digo ke como ke lo pague si habian tres lo tienen ke pagar los tres ,le abren expediente sin dejar hablar me toco coregirle y decirle ke el grado ke tiene de enseñanza deveria de eschar pues no me dejaba hablar y me interrumpio varias veces en la reunion del expediente no le hacen caso ni a la profesora ke dijo ke si subio con ella ni a una compañera ka dijo ke estaba con ella el tiempo restante,el año pasado lo espulsaron varias veces como si fuese un animal pues lo mandaron sin seguimiento alguno ni deveres para hacer en casa. otra vez me llama la jefa me dice ke el niño no estubo en clase toda la mañana ke se fugo el cual fui a la policia y no se encontro y resulta ke estubo en clase me lo confirmaron los compañeros de clase fueron varios y a un asin le pusieron las faltas otra me llama la directoray estubimos hablando sobre lo ke habia pasado y le habrieron expediente y de lo ke hablamos no se reflejaba nada en la escrito no lo firme pues no estaba de acuerdo y aun asin lo espulsaron 20 diasy la profesora como no lo firme se levanto de la mesa de malas formas y hablando mal. otra me toco corregir a una profesora ke segun ella era un desgraciado porke dicen ke le pego a una niña y no me dejaron hablar la niña era su amiga desde la guarderia y les pregunte a sus padres delante de ella y me negaron ke el niño le pegara y lo espulsaron 20 dias mas y asin podria contarte otrs cuantas le pedi una hoja de reclamacion porke no estaba de acuerdocon este ultimo expediente pues varis veces me dijeron ke si no estaba deacuerdo ke la pusiera y me ponen un folio en blanco para ke escribiera y no la hoja correspondiente y puse la denuncia el año pasado el la generalitad y no me contestaron y fueron mas a por el niño ke por caersele la capucha del boli le ponen amonestacion

  64. Ernesto, deduzco por tu escrito que las relaciones entre tu hijo y el equipo directivo de ese instituto están absolutamente deterioradas. También las tuyas, como padre, no son en absoluto nada buenas. Como te dije que mi anterior respuesta, soy de la opinión que profesores y padres “rememos siempre” en la misma dirección. En el caso que me planteas, docentes y tú discrepáis de forma notable. Ciertamente, cuando un alumno es sancionado de forma grave, con varias expulsiones durante un mismo curso, suele significar que ese alumno no cumple todo lo bien que debiera las normas de convivencia del centro (bien por faltar a clase a menudo, por llegar tarde, por no permitir que se desarrolle la clase con normalidad, por mostrarse violento con los compañeros e irrespetuoso con sus profesores, por dañar el material del centro…). Estoy seguro que tu hijo, sí era merecedor de alguna de esas expulsiones. Sin embargo, tantas expulsiones seguidas, y esos detalles que planteas en tu mensaje, me hacen pensar que, efectivamente ese equipo directivo de “una u otra forma” adjudica a tu hijo faltas de las que no es responsable, o faltas cómo único autor cuando hay también otros alumnos implicados. Me da la impresión que lo que en realidad buscan la directora y la jefe de estudios, es que tu hijo se matricule en otro instituto y tratan por todos los medios, que tu hijo se vaya, porque deben considerar que el chico les causa innumerables problemas.
    Ciertamente, cuando un alumno es expulsado tantos días (en Madrid el máximo son 29 días), debe ir a casa con tareas, a entregar semanalmente para su corrección (eso es lo deseable aunque no todos los centros lo hacen), y por supuesto, deber enviársele a casa con la advertencia de la obligación de asistir a todos los exámenes que tengan sus compañeros de clase durante los días que dure su expulsión (el alum no debe enterarse de las fechas a través de compañeros de clase), y todo ello, a fin de que no se resienta de forma grave su educación.
    No sé si me equivoco, pero tengo también la impresión de que, ante las primeras sanciones a tu hijo, tú te pusiste de su parte y en contra del instituto. Podría no tener razón, pero creo que confundiste las primeras sanciones (quizás pequeñas al principio) a tu hijo con “agresiones” de los profesores hacia él. Si hiciste eso no te quepa ninguna duda de que es un grave error, los chicos, ven entonces una defensa a ultranza de sus padres, hagan lo que hagan y “creen” que pueden enfrentarse así, impunemente y sin ningún respeto a sus profesores. Si actuaste así alguna vez, cometiste un grave error. Los padres deben hacer ver a sus hijos que “el profesor siempre tiene razón, incluso cuando no la tiene”. Sólo así los docentes no perderán su autoridad y podrán enseñar a todos sus alumnos adecuadamente. Si un padre no lo hace así, le quita la autoridad al profesor y le está transmitiendo a su hijo la idea de que puede “hacer lo que quiera” en el instituto, y eso, no tengas ninguna duda, se volverá contra él en su edad adulta pues el no aprender a respetar las normas le puede crear innumerables problemas en su vida adulta. Es cierto que los profesores son personas, y como tal, se equivocan, pero como te digo, es necesario que el alumno “respete” incluso esas equivocaciones. Tú en cambio, cómo padre, con buenas formas y maneras, si puedes dirigirte al profesor, para comentarle algo que te haya dicho tu hijo, y con lo que tú no estás totalmente de acuerdo. Seguro que entonces, ese profesor te explica su punto de vista y porque lo hizo, o sencillamente te dirá que gracias por la sugerencia, porque “no había caído él en tal cosa”. Quiero decirte, que hablando pueden solucionarse todos los problemas, aunque ciertamente, éste se ha hecho demasiado grande.
    La denuncia en Inspección o en el Área Territorial parece que no surtió ningún efecto, y si tu hijo se ha visto inmerso ya en varias sanciones de expulsión, dudo que lo tenga. Por ello solo veo dos formas de solucionarlo.
    La primera sería que solicites una entrevista con el equipo directivo del instituto, y les digas que independientemente de lo que ha venido pasando hasta ahora, deseas “empezar desde 0”. Diles que sabes que ellas, cómo tú, buscan lo mejor para el chico, y que según van desarrollándose los acontecimientos todo va a peor. Diles que a partir de ahora te ocuparás de que tu hijo se porte bien en clase, que aceptarás las sanciones que se le impongan, pero que por favor “estudien” si de verdad las merece, o si de verdad han de ser tan “duras”. Diles que quieres que tu hijo no pierda el curso y pídeles ayuda para que eso no pase. Pídeles que te indiquen qué debe hacer tu hijo y qué debes hacer tú para que el problema se solucione y diles que estas totalmente dispuesto a seguir sus directrices. Pídeles que tu hijo pueda hablar con el orientador del centro. Podría ser que tu hijo tenga hiperactividad, o TDA (trastorno por déficit de atención), y eso que haría que tu hijo no pudiese “estarse quieto” distorsionando las clases, tiene tratamiento. Es decir, con mucha humildad, pídeles por favor, que entre todos solucionéis el problema.
    Supongo que se mostrarán receptivas.
    Una segunda solución pasaría por matricular a tu hijo en otro centro, y comenzar desde el principio siguiendo mis consejos de no quitar nunca la autoridad al maestro. Y por supuesto responsabilizándote tú del comportamiento de tu hijo en las clases.
    Si no lo cambias de centro, y a pesar de tu petición de ayuda para enderezar la situación, continua ese “acoso encubierto” por parte del equipo directivo, y siempre que tu hijo cumpla las normas de convivencia escrupulosamente, podrías denunciarlo en un juzgado.
    Espero que no haya que llegar a tanto y el problema se solucione pronto.
    Un cordial saludo.

  65. Muchas gracias, si en estas semanas lo han estado evaluando a mi hijo veremos que dice el psicologo y tambien rechazo lo de disfacia porque le veo mejoria en el aprendizaje ahora las maestras se esfuerzan por darle un trato especial en su educacion, le estan dando reforzamientos y veo q el en unos dias ha aprendido mas es solo cuestion de mucha paciencia, lo que noto con mi hijo esque no se si catalogarlo como bullying pero con su hermanito siento que abusa de el su hno tiene 3 anitos, y me cuesta ensenarle a q no sea agresivo con el podra ser posible que sea bullying con su hermano en el colegio no lo es pero podra descargarse o rematar con su hermanito, aunque el hermano no se deja pero el mayor tiene mas fuerza todo el dia se la pasan peleando pero al rato vuelven a estar jugando pero me da miedo que lo lastime el le pega manadas duro en su espaldita y lo empuja y lo manda a traer cosas sera normal yo a veces me enojo y pierdo la paciencia me podrian ayudar a que ellos se lleven mejor? ejercicios o por medio del juego como le hago gracias.

  66. Antil, me da la impresión que tu hijo mayor tiene una celopatía respecto a su hermanito. Es decir, tiene “celos” de él. Me alegra que su rendimiento académico haya mejorado y que su maestra muestre más paciencia con el chico.
    Es necesario que muestres mucho cariño hacia él, y que nunca le compares con su hermano (quizás alguna vez le has dicho que su hermano siendo mucho más pequeño se porta mejor que él). Posiblemente tu hijo mayor interpreta que “quieres” mucho más al pequeño, y que “pierdes la paciencia” más a menudo con el que con el otro. Es necesario que cambies ese concepto que seguro tiene, ante ciertas actitudes que tú hayas mostrado hacia el. Debes hacerle ver que, aunque “los quieres mucho a los dos”, en realidad le quieres “más” a él, porque es más mayor, y porque así le puede “enseñar cosas” y “defenderlo y cuidarlo” cuando mamá no esté. Cuando tu hijo mayor se dé cuenta o piense que a él le “quieres tanto como al pequeño” o “incluso más”, desaparecerá esa ag4resividad hacia el hermano menor. En realidad eres tú quien ha de poner mucho cuidado en tus comparaciones entre ellos. Haz que siempre resulte más positiva la comparación del mayor y que él lo note. A partir de ahí comenzarán a mejorar las cosas entre ellos, e incluso hacia ti, porque él, a pesar de su hiperactividad, intentará portarse mejor en la escuela y en casa para “agradarte” lo más posible, para que así le sigasa queriendo “mas que a su hermano”.

    Un cordial saludo.

  67. Javier le agradezco muchisimo mas adelante le contare como ha ido evolucionando mi nino , y con esto ultimo me parece que dio en el clavo exactamente esto es lo que esta pasando, y tomare sus consejos en serio sus respuestas me han ayudado muchisimo mas que aca en persona con otras personas muy agradecida y si es celopatia la que tiene mi hijo incluso he visto mejoria, porque yo le he estado poniendo mucha atencion a El y me dice como me estoy portando mamita?? me lo pregunta acada rato y le veo un poco mas de paciencia hacia su hermanito, claro el hermanito trata de quitarme esa atencion hacia el hno mayor es una rivalidad increible pero si estoy muy dispuesta a ayudar a mis chicos soy su madre y quiero lo mejor para ellos gracias Saludos . Tal vez me pueda recomendar algunos libros o articulos para leer gracias.

  68. Atil, me alegra que se vayan solucionando los problemas con tus hijos. Aquí tienes bibliografía relativa al tema de las colopatías infantiles:
    Tabera Galván M.V. (2003) “¡Claro, y yo qué!. Los celos infantiles. Madrid. Teleno Ediciones.
    Ortigosa Quiles, J.M. (2002). “Mi hijo tiene celos”. Editorial Pirámide
    Faber A., Mazlish E. (2001). “Jo, siempre él. Soluciones a los celos infantiles”. Alfaguara.
    A ver si hay suerte y puedes localizar alguno. De todas formas te enviaré a tu correo particular, algunos artículos sobre el tema de las colopatías entre hermanos.
    Un cordial saludo.

  69. Javier que amable, por ponerme atencion, con sus respuestas, voy a buscar estas recomendaciones ya vi el correo donde me envio los demas articulos saludos,
    Gracias ..!!!!!!

  70. buenas tardes he leidos todos los anteriores y practicamente es lo que le pasa a mi hijo acoso escolar pero para mas inrri el tutor pasa del tema tras reiteradas charlas con el hace dos semana tubinos un problema grave y el proximo lunes tengo una reunio con el como plantearla porque este seor se atemorizo y quiere que este presente director jeve de estudios profesor orientadora a la cual yo ire so con lo cual todos me atacara para intentar acovardarme y que lo deje pasar. que podria hacer. gracias

  71. Hola, escribo como antigua víctima de bullying desde 3º de primaria hasta que terminé el instituto hace 3 años.

    Mis problemas con los compañeros se debían a varias razones. En primer lugar, mi familia era de clase baja y yo vestía con ropa de segunda mano, algo vieja y holgada, con lo que mis compañeros se burlaban de mi diciendo que era pobre, que vivía en la basura, que tenía la peste. En segundo lugar, era la persona que sacaba mejores notas de mi clase, pero siempre intentaban dejarme en evidencia de alguna manera. También tenía problemas porque soy una persona de carácter independiente, que no tiene reparo en dar su opinión por distinta que sea, de modo que a veces provocaba malestar y rechazo entre mis compañeros. Como además solía inventarme historias de fantasía para jugar en el patio, me veían como un bicho raro. En el instituto mi situación económica mejoró algo, pero yo ya estaba algo mellada anímicamente y me costaba mucho relacionarme con mis compañeros. Por otro lado, mi sentimiento de distinción creció, y como ya podía comprarme mi propia ropa, comencé a vestir muy diferente a los demás: faldas góticas, abrigos larguísimos, mechas azules en el pelo; y por ello unas compañeras en el comedor del instituto siempre se metían conmigo, me tiraban de las mechas como pretendiendo arrancármelas, me insultaban. Un día una me tiró pan mojado por el pelo mientras comía y yo respondí tirandóle la garrafa de agua a la cara, con lo que se avalanzó sobre mí para pegarme. Esto fue en cuarto de ESO, fue un año de mucho malestar. Odiaba ir al instituto. Sin embargo, decidí no rendirme pese a que me hacían sentir insignificante, fea, inútil, despreciable. Me armé de valor. Busqué amigos en otros cursos (en este caso, mayores que yo). Terminé el instituto con buena nota y me saqué el bachillerato con mejor nota aun, ya que sabía que pese a todo tenía que esforzarme para cumplir mis sueños, porque una vez me marchara para estudiar lo que quería no volvería a ver a esos indeseables nunca más. Y ahora estoy en la universidad, mejor que nunca.

    Por cierto, que nunca quise que mis padres hicieran nada para cambiar esto, y no por miedo a mis agresores, sino por orgullo, porque quería solucionarlo yo misma. Lo que yo recibí de mis padres fue unos buenos oídos, ya que yo volvía harta de clase y les explicaba lo que había ocurrido y me desahogaba. También volqué mi malestar en el dibujo, transformando algo feo en algo bello.

    Animo a todas las personas que sufren en la escuela o en el instituto a seguir adelante, ya que aunque ellos no lo crean, seguro que valen mucho y que la razón por la que son maltratados es sólo porque son distintos, porque tienen una opinión o porque son más inteligentes que aquellos que los maltratan. Padres, apoyad a vuestros hijos, recordadles lo mucho que valen y que el mundo no termina en el instituto, que fuera hay personas que pueden ser realmente buenos amigos, en unas colonias, en un centro deportivo, en un curso para aprender a tocar un instrumento. Que después, cuando terminen el instituto, podrán decidir el camino que deseen y encontrarse con compañeros que comparten ese gusto. Que el instituto no dura para siempre, y deben ser fuertes.

    Pero nunca, nunca, los hagáis sentir débiles. Ayudadles, pero demostradles que ellos pueden solucionar sus problemas. Sólo así, serán inmunes a la agresión, y los agresores, incapaces de encontrar la reacción deseada, se sentirán absurdos por su comportamiento.

  72. Antonio, por supuesto, si tu hijo está siendo “acosado” en el colegio, es algo que de ningún modo debes dejar pasar. Una vez constatado por tu parte la veracidad de diferentes hechos, has hecho lo que debías hacer, es decir lo has puesto en conocimiento del centro educativo solicitando la intervención del tutor. Conviene que mantengas la calma y que antes de irritarte porque el centro no prestó la “atención adecuada” para evitar las agresiones, es mejor confiar en que el instituto abordara eficazmente el problema, aunque desgraciadamente no siempre es así.
    Plantea al equipo directivo del centro en esa próxima reunión la necesidad de abordar el problema de forma inmediata. Dales detalles concretos y precisos de sucesos que le hayan pasado al niño en el colegio, y que él te haya contado, las fechas en que ocurrieron aportando el máximo de detalles posibles, que ellos sean incapaces de “rebatir” , “justificar” o “negar”.
    Coméntales las negativas consecuencias que está teniendo ese acoso en el carácter y en la conducta de tu hijo, y tu miedo a que ello repercuta en su rendimiento académico, y exige con firmeza la actuación del centro, para que el acoso desaparezca. Porque en caso contrario pondrías una denuncia por “negligencia”, al propio director, en el juzgado
    Lo más probable es que acaben reconociendo los hechos, o al menos no negándolos totalmente. A partir de aquí es conveniente realizar un seguimiento durante varios días por lo que debes solicitar reuniones periódicas (al menos una vez por semana durante un mes) con Jefatura de Estudios o con el tutor/a para que le informen de qué acciones se están realizando y para informar, a su vez al centro de posibles nuevas agresiones, o de mejoras de la conducta de su hijo/a en casa. En estas reuniones se acordarán actuaciones conjuntas, y se revisarán en función de cómo se desarrollen los acontecimientos.
    Pero en caso de que el equipo directivo no aborde el problema con prontitud y eficacia ponte en contacto con la Asociación de padres y madres de alumnos solicitando ayuda, y ponlo en conocimiento de instancias educativas superiores como la Inspección Técnica Educativa para que intervenga. Si a pesar de todo el acoso continua, no dudes en poner una denuncia al director del colegio, en comisaria o en el juzgado.
    El cambio de centro educativo es la última solución en que debe pensarse. En todo caso serian los alumnos acosadores quienes deberían ser obligados a dejar el centro, en caso de que su conducta no cambiase.
    Mucha suerte en la reunión. No tengas ningún miedo, porque la razón esta de tu parte.
    Un cordial saludo.

  73. Clara, te felicito por la forma en que afrontaste el acoso a que fuiste sometida en tu instituto. Desgraciadamente no todos los adolescentes son tan “fuertes” como tú y necesitan mucha ayuda para escapar de ese “infierno” que supone el bullying.
    Tu mensaje es un alegato a la fuerza de voluntad, a la capacidad para afrontar las adversidades, a la lucha por algo que consideras justo, y contra la “injusticia”. Otra vez felicidades. Estoy seguro que tu mensaje ayudara a quienes en una situación parecida a la que tú sufriste, padres e hijos, busquen consuelo y directrices o consejos para abordarlo.
    Estoy seguro que terminaras sin problema tu carrera universitaria y serás una magnifica profesional.
    Un cordial saludo.

  74. Gracias, javieryuste.

    Comprendo que cada persona es diferente y que para algunos adolescentes puede resultar más difícil afrontar las agresiones. De ahí a que insista tanto en el apoyo moral de los padres a la hora de reforzar mi autoestima.

    Además, continuando con mi ejemplo personal, mi hermano, 9 años mayor que yo, no tuvo tanta suerte. Cuando iba a tercero de la ESO comenzó a tener problemas con sus compañeros y por ello faltaba muchísimo a clase. Mis padres en ese momento no supieron abordar la situación y mi hermano dejó de ir definitivamente a clase. No ha vuelto a estudiar desde entonces. Ahora tiene 29 años y no trabaja. Está acostumbrado a que los demás le den la razón y todo cuanto pide. Se queda la mayor parte de la pensión de nuestra madre. Ocupa un piso y se pasa el día durmiendo, bebiendo y fumando con sus amigos, y se ofende si se le habla de trabajar.

    Está claro que los conflictos escolares, si no se tratan a tiempo, pueden tener terribles consecuencias, de la misma manera que es perjudicial sobreproteger a un hijo o darle todo lo que quiere.

    ¿Qué opina de esta situación? A mí no me escucha, en mi padre no confía en absoluto y cuando se lo encuentra por la calle lo evita y mi madre le teme. ¿Hay algo que pueda hacer? Gracias

  75. Ciertamente, Clara, se trata de una situación compleja. Pero si hay alguien con alguna posibilidad de “convencer” a tu hermano de que deje la vida que lleva, serias tú. Dices que no te hace caso, pero a tu padre, no solo evita cruzarse con el por la calle, sino que no confía nada en el. Quizás, de forma inconsciente, tu hermano “culpa” a tu padre de las situaciones horribles que vivió en el instituto. Tu madre, dices, le tiene miedo, quizás porque se queda con casi toda su pensión sin su consentimiento, o porque quizás, en alguna ocasión, tu hermano “le levanto la mano” o se mostró agresivo con ella.
    Tienes que intentar hablar con tu hermano. Quizás al principio no lo hará con agrado, pero debes exigirle que te conceda “un rato de su tiempo”, porque eres su hermana, porque quieres compartir con el experiencias…y sobre todo, porque le quieres. Tienes que hacerle comprender que todos le queréis, tu padre, tu madre y tú y por ello estáis sufriendo al ver la situación de destrucción a que está sometiéndose, seguramente sin darse cuenta de ello. Intenta sacar la conversación del acoso que tú sufriste en el instituto. Eso le traerá malos recuerdos a él, pero será bueno que hable de ello. Pídele que te cuente aquellas horribles experiencias. Al principio se negará, pero dile que luego le contarás tu a el las tuyas. Será doloroso, pero al final resultara positivo. Tienes que conseguir alguna complicidad con tu hermano, y pienso que el nexo de vivencias parecidas en el instituto, puede ser un buen comienzo. Solo si consigues hacerle entender, que tus padres solo tuvieron la culpa relativa de aquello, quizás por no darle la importancia necesaria, y casi seguro porque no sabían en realidad qué hacer para remediarlo…si consigues hacerle entender eso, puede que empiece a mirarles “de otro modo” y a “escuchar” los consejos que pudieran darle.
    Cuando consigas, aunque sea poca, alguna “complicidad” con tu hermano, habrá entonces alguna posibilidad de que empiece a prestarte atención. Será entonces cuando podrás “afearle” con discreción el hecho de quedarse con casi toda la pensión de tu madre. Será entonces cuando podrás decirle, sin que se enfade, la necesidad de que busque un trabajo, o que se matricule en un ciclo de grado medio. En mi instituto, en Cuidados Auxiliares de Enfermería hay matriculadas varias personas con más de 40 años. Gente que en su día no acabó sus estudios, y dado a la dificultad actual para encontrar trabajo, intentan recuperar el tiempo perdido intentando sacar un título que sin duda, les servirá mucho, cuando mejore la situación económica.
    Todo esto, Clara, no lo conseguirás con una sola entrevista con tu hermano. Necesitarás hablar con el varias veces. Llámalo por teléfono para “invitarle” a merendar, o a “tomar algo”, utiliza alguna fecha señalada, como su cumpleaños, el de tu padre, o el de tu madre…cualquier motivo que veas para encontrar ratos en los que hablar. Procura en la primera cita no reprocharle nada. No puede irse enfadado de esa cita. Has de conseguir que esté a gusto y quiera volver a pasar un rato contigo. Puedes “engancharle” diciéndole que es tu hermano, que te gusta hablar con él y saber de él, y no tienes a nadie a quien recurrir, que tus padres no vivirán eternamente (ojala vivan aun muchos años más) y necesitas saber que tienes un hermano a quien recurrir cuando lo necesites. El recurrir uno al otro, sería recíproco. Pídele que te cuente como está, y si es feliz. Dile que tu quieres que sea feliz. Has de ganarte “otra vez” la amistad fraternal que alguna vez debisteis de tener. A partir de ahí, será más fácil que comience a hacer caso a tus consejos y a tus observaciones sobre su vida actual.
    Espero que tengas suerte en esta complicada empresa. Si ganas, habrá merecido la pena, porque en tu familia se habrá ganado al hermano y al hijo.
    Un cordial saludo.

  76. Gracias por tu atención y tus consejos. Pero la situación es muy distinta a como la planteas, ya que aunque el maltrato escolar fuera el inicio de su problema, han habido muchísimos otros factores y 14 años después él ya no piensa en el instituto sino en cosas muy distintas. Porque aunque yo no pueda hablar con él sobre buscar trabajo, sí puedo hablar con él sobre otras cosas y escuchar lo que piensa. En mi familia han habido (y siguen habiendo) muchos problemas y cada uno los hemos afrontado de una manera distinta. Mi hermano, tras todo esto, es una persona que desconfía del sistema y de la sociedad, que cree que obedecer unas normas es cortar su libertad. Pretende vivir una vida bohemia, de artista, tocando la guitarra y dibujando. Y todo esto estaría muy bien sino fuera porque las cosas que el cree las aplica a todo el mundo menos a sí mismo. Promueve el antimaterialismo, el anticapitalismo, pero quiere el dinero de los demás. Habla de libertad de expresión pero si le llevan la contraria se molesta. Todo esto configura su manera de actuar y para hacer que cambiara habría que cambiarlo a él. Pero quizás esto no sería tan difícil sino fuera porque es una persona muy variable, y un día puede alabar y defender a capa y espada algo y al siguiente (o a los cinco minutos) criticarlo totalmente, con lo que a veces, aunque le hable y le convenza de algo, termina actuando como esa conversación no hubiera tenido nunca lugar. Y realmente parece que para él es así, que se olvida totalmente.

  77. Clara, cuando en los problemas no hay un fondo o trastorno concreto, que pueda abordarse con métodos o estrategias psicológicas, resulta imposible su afrontamiento.
    Muchas personas viven y actúan de forma contaría a la que hacen o dicen defender. Y resulta imposible hacérselo comprender. No existe razonamiento o ejemplo claro que les “haga cambiar” no ya de opinión, sino, siquiera de forma de actuar. Un ejemplo claro, de esa imposibilidad, lo tenemos en esos hombres o mujeres que acaban casándose con personas, de las que no les gustan ciertos rasgos de su personalidad, pero que creen “poder cambiar” tras el matrimonio….y eso, después, nunca jamás suele resultar o suceder.
    Por otro lado, podríamos plantearnos si esa forma de “entender la vida” es claramente peor que la visión contraria, o sencillamente es otra forma “de vivir”. Ciertamente el porcentaje de vida “más exitosa” (o que nosotros “creemos” más exitosa) es abrumadoramente mayor en las personas con una visión de la vida similar a la tuya. Es decir, aquellas personas que “piensan” en el futuro. Que piensan que pueden mejorar su propio futuro estudiando y preparándose para posteriormente encontrar mejores trabajos y unas condiciones de vida más placentera. Y para ello intentamos controlar el mayor número de variables posibles al dirigirnos hacia ese fin. Sin embargo, cuantas veces creemos tener todo controlado y por diversas circunstancias, ajenas totalmente a nuestro control, todo “se viene abajo”. Cuantas veces, cosas o hechos impensables han dado al traste con todo y han cambiado radicalmente la vida de un individuo. Tanto de un lado como de otro.
    Lo que quiero decir, es que si tu hermano “es así”, con una personalidad totalmente formada a su edad, es prácticamente imposible “cambiarlo”. Porque las creencias tempranas subyacen en las vías neuronales. Estas vías neuronales tras múltiples ensayos durante años, se caracterizan por su eficiencia y complejidad, pero también por su rigidez y resistencia al cambio. Así, los patrones de procesamiento, tendencias y creencia se vuelven estables convirtiéndose en características de personalidad que guían la conducta, explicándose así su consistencia a través del tiempo, y el fracaso de las intervenciones que buscan e intentan producir cambios en la vida posterior.
    Por ello, Intenta llevarte lo mejor posible con él, y procura que se “acerque” a tus padres (que también son los suyos). Ello acabará eliminando o suavizando al menos una fuente de “sufrimiento” en todos vosotros.
    Un cordial saludo.

  78. HOLA BUENOS DIAS ME ENCANTO TU EXPLICACION EN RELACION AL ACOSO, YO SOY MAESTRA DE PRIMARIA Y EN EL SALON DE CLASES LOS NIÑOS SE COMPORTAN COMO CUALQUIER NIÑO DE SU EDAD, PERO EL DIA DE AYER UNA MADRE DE FAMILIA ME COMENTO QUE A SU HIJO LO MOLESTABAN VERBALMENTE DOS COMPAÑERITOS, EL DIA DE HOY PLATIQUE CON TODO MI SALON DE CLASES Y LES COMENTE QUE CUANDO ALGO NO LES GUSTARA O SE SINTIERAN INCOMODOS SE LO TENDRIAN QUE EXPONER A SUS COMPAÑERO Y DECIRLES QUE ESO NO LES PARECIA Y QUE TAMBIEN ME LO COMENTARAN A MI O A CUALQUIER MISS QUE ESTUVIERA CERCA PARA INTERVENIR DE INMEDIATO, EN ESE MOMENTO VARIOS DE SUS COMPAÑERITOS RECONOCIERON QUE TANTO SE DECIAN O SE MOLESTABAN Y ESTE NIÑO TAMBIEN RECONOCIO QUE EL TAMBIEN MOLESTA A TODOS SUS COMPAÑERITOS PERO QUE EL NO LE HABIA DICHO A SUS PAPAS POR MEDIO A QUE TAMBIEN LO REGAÑARAN Y DIGO NADA MAS LO QUE LE CONVENIA, MI PREGUNTA ES LA SIGUIENTE COMO PUEDO ABORDAR A TODOS LOS PADRES DE FAMILIA DE MI SALON PARA QUE EN SUS CASAS LOS NIÑOS LES TENGAN LA SUFICIENTE CONFIANZA PARA QUE LES DIGAN LA VERDAD Y NO LO QUE LES CONVIENE Y ASI EVITAR MALOS ENTENDIDOS, ESPERO ME ENTIENDAS YA QUE SOY MAESTRA RECIEN EGRESADA POR TU ATENCION MUCHAS GRACIAS JAVIER

  79. soy madre de un niño de 4 años al cual se queja que la maestra les grita todos los dias , que no les habla correctamente . hay padres que estan en la misma situacion y no se animan a hablarlo ya que vieron cuando yo hable con la maestra la reaccion violenta de gritarme y no poder obtener un dialogo correcto con ella . intente que escuchara y lo que hace es hablar ella y gritar , es una chica recien recibida , la cual no tiene niidea de que existe la psicologia infantil y que los niños tienen derechos y debemos respetarlos , uno como padre no puede , gritarles , tomarlos del brazo , darles una palmada y demas , por que los protege el derecho del niño y tenemos que soportar que una maestralos maltrate gritandoles todo el reto de clase ??que yo sepa dentro del mal trato esta el no gritarles me gustaria que me pudieran guiar para hablar con quien corresponda o pedir una inspeccion sorpresiva a este jardin

  80. Mariana, dices que eres maestra de Primaria, es decir, que tus alumnos presentan un rango de edad de entre 6 y 11 años. Aun es posible que sus padres gocen de una gran confianza para con ellos y ellos para sus padres. En muy poco tiempo, en cuanto lleguen a la adolescencia, esa confianza se evaporará en gran medida. Por eso está bien abordar este tema, tanto con los alumnos como con sus padres, cuando aun son “pequeños”.
    Para que sepas cómo tratar el tema del acoso con tus alumnos, te enviaré a tu correo particular, el texto de una de mis publicaciones que hace referencia a la labor que el tutor debe desarrollar frente al bullying con sus alumnos.
    Respecto a los padres, reúneles y canútales las terribles consecuencias que el bullying o acoso entre compañeros puede suponer para alguno de los alumnos. Diles qué es lo que tienen que observar cada día en sus hijos para saber si están o no sufriendo acoso en la escuela (lo indico en el artículo en el que has dejado este mensaje), y diles que en caso afirmativo deben ofrecer a sus hijos toda la ayuda que necesiten. Es conveniente que hablen frecuentemente con ellos y se interesen sobre que tal han pasado el día en la escuela, para mantener el máximo tiempo posible la confianza de sus hijos, y han de saber que ante el menor indicio han de comunicártelo a ti. Asegúrales que el centro tomará las medidas pertinentes para afrontarlo en cuanto se tenga conocimiento de ello. Eso también les dará confianza a los propios padres para comunicarlo. El principal objetivo no es solo que los niños aprendan, sino que vayan tranquilos y “contentos” al colegio…que no se convierta para ellos la mera asistencia a clase, en un verdadero “infierno”.
    Estoy seguro que, aunque como dices llevas muy poco tiempo como docente, serás una magnífica profesora, pues acabas de acceder y ya te preocupas por afrontar este “terrible problema” que supone el bullying, la mayoría de las veces oculto.
    Un cordial saludo.

  81. Jacqueline, Ciertamente una maestra no debe “gritar continuamente” a sus alumnos. Independientemente de la edad que estos tengan, o sean pequeñitos, como es el caso que planteas. Veo que tu hijo tiene 4 años, es decir, se trata de alumnos del primer nivel de preescolar. No debería hacerlo nunca, y aunque a veces se haga, (en ocasiones a las personas les superan las situaciones y se “pierden los papeles”), debe ser solo en ocasiones puntuales.
    El hecho de que sea una maestra recién “recibida” (supongo que el término este se usa en tu país para referirte a profesores recién llegados a la profesión, sin experiencia alguna como enseñante), explica el caso perfectamente. Una profesora nueva, sin experiencia, y con muchos niños de corta edad, que seguro se quitan los juguetes entre ellos, discuten, lloran, no se están quietos…Te aseguro que para enfrentarse a eso con el hándicap de nula experiencia docente, es necesario tener pocos alumnos de esa edad, un máximo de 15, y sobre todo “amar” la profesión y “amar” a los niños. Solo así tendría la suficiente paciencia para llevar la clase de forma adecuada.
    Es evidente, que la maestra no puede gritarte a ti ni mostrarse violenta cuando le planteas la situación que tu hijo te cuenta. Es posible que piense (algo incorrecto), que si se muestra afable, podrían creer los padres de sus alumnos que es “débil” y la juzgarán y criticarán por todo lo que haga.
    Te recomiendo que hagas los siguiente. Habla con los padres de otros niños, compañeritos de tu hijo, en la misma situación, y varios de vosotros, cuatro o cinco no más, solicitar una entrevista con ella. Plantear el problema, no desde la exigencia y discusión a gritos, sino de forma educada, y decirle que vosotras no queréis imponerle un “método de trabajo”, que sois conscientes de que es la profesora quien dirige la clase, que no tratáis en absoluto de entrometeros en sus métodos pedagógicos, pero que tenéis miedo por vuestros hijos, porque llegan atemorizados a casa, y no queréis que ellos repercuta en que cojan miedo o empiecen a rechazar ir a la escuela desde tan temprana edad. Seguro que la maestra acabará entendiéndolo y cambiará radicalmente su forma de dirigirse a los niños.
    Si notáis que a partir de la conversación la cosa mejora algo, aunque lentamente, os pido que tengáis un poco de paciencia. Este tipo de cosas no pueden cambiarse de forma repentina.
    Pero si tras la conversación la profesora sigue mostrándose de la misma forma, sin una actitud positiva hacia el cambio solicitado, debéis hablar con el director del centro planteando el problema y diciéndole que ya intentasteis arreglarlo previamente con la docente. El se encargará de convencer o en su caso advertir a la profesora de su inadecuada actuación con los niños. Si aun así no se soluciona el problema se puede poner en conocimiento de la inspección educativa. Desde allí tomarán las medidas pertinentes para la solucionarlo.
    Espero que el problema empiece a resolverse tras vuestra conversación con la docente. Si tenéis un poco de paciencia y pedís a vuestros hijos que “ayuden” a la profesora a que deje de gritar, portándose ellos lo “mejor posible”, seguro que la cosa cambiará. Incluso, en caso de que haya demasiados niños tan pequeños en el aula (más de 25), hasta que la profesora coja alguna experiencia podríais alguna de las madres ofreceros para en determinados momentos de la jornada escolar, estar con ella en el aula para “echarla” una mano con los niños si ella lo desea.
    Suerte en la resolución del problema.
    Un cordial saludo.

  82. Dios les bendiga, bendigo su pag, le pido ayuda; tengo 2 adolescentes el de diesciseis es muy tranquilo esta en 3año de bachillerato para estudiar me cuenta q le cuesta retener lo q estudia y el de 15 años esta en 4to de bechillerato a el ya no se como llevarlo todo el año fue pendiente de su liceo en 2º año tuvo un problema en el liceo estaba en mala compañia xq el cuenta q los niños se metian con ellos un dia el joven de 15 año peleo con otro q llevo una niña al colegio y el director llamo a la policia y dijo q mi hijo era un malandro de la isntitución cuando yo llegue al colegio con mi hijo estaba la policia y me dice el director delante del policia q mi hijo esta expulsado xq el peleo con el niño y q estaba en riesgo la institución yo al escuchar como hablaba de mi hijo me senti mal y no acepte q ellos hablaran asi xq nunca me llamaron para informar q mi hijo era malandro amigo la policia se llevo a mi hijo y al otro joven junto a la niña mira no sabes como hable aclarando q mi hijo si salia de mi hogar era para el liceo pero no me hicieron caso la madre de la niña se reia xq yo me entere q la madre conocia los policia a los tres al final los dejaron esa noche recluido cuando llegamos y le informo lo sucedido a la fiscal dice q le informaron lo contrario xeso ella dijo q lo llevaran al inam y el otro dia ella lo atendia mi hijo me culpa de q yo tengo la culpa xq yo tenia q hacer lo q ellos me decian para no caer halla de verdad q si lo hubiese hecho amigos desde alli mi hijo cambio conmigo ese amor se perdio no confia en mi no quiere vivir conmigo y ahora en 4º año se fue donde mi mama y me dice q no quiere vivir mas conmigo sus imagenes son “yo no decidi quererte” desde vq el entro en ese lugar esa noche sus amigos se burla del y le dicen cosas feas q no va estudiar lo q quiere xq x entrar alli no lo va a entrar a la universidad de la ptj y el me culpa a mi ayudenme aconsejeme x favor q hago, xq yo quiero seguir con mi hijo y quiero q el obtenga su sueño.

  83. Hace una semana me di cuenta que mi hijo de 10 años vino siendo agredido tanto por el profesor como por alumnos, mi hijo bajo notablemente el promedio, el profesor asumia que por dejado, mi hijo me indico que le quitaban la colacion, lo empujaban, venia moretiado piernas brazos y otras partes del cuerpo menos la cara, me decia que el no podia hacer deberes porque era tonto y que no alguien así no podia hacer os deberes bien, se quejaba de dolores de estomago, y no quería comer porque no le apetecia nada, no queria ir a la escuela, mi detonate fue cuando me dijo: mami será mejor que llamen a la DINAPEN para que me cambien de falimia a lo mejor yo no sirvo y con el cambio de familia mejoro.
    Hable con el profesor me dijo que no sabia nada, hable con el director de la escuela y se rio burlonamente, alegando que le daba chiste, como estaba con la sicologa que le puse al niño ella se enojo y le dijo a mi no me da chiste no se da cuenta que esto es grave?. pese a todo lo que se dijo no sirvio de nada incluso quiso detener los documentos del niño, pues yo fui con toda la intención de cambiarlo a otra escuela, yo estube ese dia tratando de hablar con el director desde las 7:00 de la mañana y solo hasta las 10:00 me atendio y me queria hacer regresar por un certificado de disciplina a las 12:30, imaginece.

  84. Del valle, me dices al final de tu carta que quieres que tu hijo “obtenga su sueño”. Yo interpreto que su sueño es ir a la Universidad. Pero que desde que entró en “ese sitio” sus amigos se burlan de él y le dicen que “por estar allí” no va a entrar a la universidad. No entiendo muy bien si se trata de que “entró en algún sitio”, alguna banda…o algo así, desde que se marchó de tu casa a vivir con su abuela, o si se lo dicen sus amigos del liceo haciendo referencia a su detención y estancia de una noche en el “inam”, que supongo será un centro de menores o una comisaría de policía.
    Bien, sea una cosa u otra, parece ser que tu hijo pequeño te culpa a ti de sus “problemas” hasta el extremo de no querer vivir contigo. Es necesario que recupere la confianza en ti. Intenta que tu hijo mayor medie entre vosotros. El dices que es muy tranquilo, y puede ayudarte a recuperar la confianza de tu otro hijo. Tienes que hablar con el pequeño. Dile que quieres lo mejor para el y que le echas de menos. Dile que si has hecho algo que no le gustó, no fue nunca con ánimo de “fastidiarle”, sino que todo lo que has hecho, aunque a veces le hayas hecho daño, lo hiciste porque creías que era lo mejor para él. Es importante que te diga porqué exactamente se comporta así contigo. Qué es lo que el considera que hiciste “tan mal” para no volver a querer vivir en tu casa. Una vez que sepas el porqué, podrás buscarse el remedio. Pero es imprescindible para ello encontrar la causa de ese comportamiento, y solo él puede decírtelo.
    También podría comportarse así por juntarse “con compañías poco recomendables”. En ese caso sí deberías intervenir advirtiéndole de los peligros que eso puede acarrearle en su futuro. No obstante creo que eso es poco probable. Me inclino a pensar que tu hijo pequeño te culpa de “algo” muy importante para él, quizás lo comparaste muchas veces con su hermano mayor, y siempre él salía malparado de esas comparaciones, y eso podría hacerle pensar que “no le querías lo suficiente” y “nunca como a su hermano”…no se, puede ser cualquier cosa de la que tu no eres consciente, y lo primero y más necesario es descubrirlo, para después intentar recomponer los lazos familiares.
    Deseo que lo descubras pronto y la cosa entre vosotros se arregle.
    Un cordial saludo.

  85. Tatiana, no cabe ninguna duda por lo que cuentas, que tu hijo sufre “acoso” en el colegio. Y desgraciadamente, no solo sufre bullying por parte de sus compañeros, sino que el propio profesor no solo no pone remedio, sino que el mismo dice no saber nada, e incluso el director de la escuela lo “banaliza” como si eso fuese una tontería, una estupidez o solo “cosas de críos”.
    Ese director, y ese maestro de tu hijo, no tienen ni idea de las graves consecuencias que en algunos alumnos puede acarrear el bullying. Pero su ignorancia sobre el tema no justifica su estúpida reacción ante tu queja.
    Es muy difícil luchar contra el acoso cuando los docentes y el propio director no solo no conocen el tema, sino que parece no interesarles. Por ello te recomiendo que cambies a tu hijo de colegio. No tiene que cambiar de familia como te dijo el pobrecillo, tiene que cambiar de centro escolar. Tampoco estaría de más que denunciaras a ese director ante un juzgado o ante la policía, por incumplimiento de sus deberes en relación a la protección de sus alumnos cuando los padres les dejan a su cuidado y bajo su responsabilidad.
    Estoy seguro, en este caso, (aunque solo lo recomiendo en casos excepcionales), que la solución pasa por cambiar a tu hijo de centro educativo. Ojala cuando leas este mensaje lo hayas cambiado ya, porque tu hijo está viviendo un verdadero “infierno” en su escuela.
    Un cordial saludo.

  86. GRACIAS, javieryuste/ SABES HACEN 2 AÑOS EL ANDABA CON COMPAÑEROS DESOBEDIENTE DEL LICEO Y DENTRO DEL LICEO HABIAN GRUPO Q SE TIRABAN ENTRE ELLOS EL ME CUENTA Q PA´Q NO SE METIERAN CON ELLOS EL SE UNIO AL GRUPO DESDE ALLI TENIAN PROBLEMAS PERO A MI NUNCA ME LLAMARON Y ME INFORMARON DE ESTO YO ME ENTERO POR UNA AMIGA DE MI HIJO MAYOR Q ME DICE Q ELLOS ANDAN MAL ACOMPAÑADOS EN ESOS DIAS LES PROHIBI MUCHAS COSA Y ESTABA PEND PERO FUE TARDE UN DIA LLEGA EL GOLPIADO Y ME DICE Q UN JOVEN NOVIO DE UNA NIÑA Q FUE SU NOVIA EL AÑO PASADO LO FUE A BUSCAR PA´ PELEAR Y AMBOS SE CORTARON XQ LA NIÑA LE DIJO Q EL LE BUSCABA PROBLEMAS AL PARECER LA NIÑA GUSTABA DEL PERO EL NO LE HACIA CASO EL DIA SIGUIENTE VOY AL LICEO A PLATEAR EL PROBLEMA Y ME CONSIGO CON LA POLICIA ALLA Q EL DIRECTOR JUNTO CON LA MADRE DE LA NIÑA LO HABIA LLAMADO ALLI ME ENTERO DE LO SUCEDIDO EL DIRECTOR ME DICE Q MI HIJO ESTA EXPULSADO Y LE INFORMO XQ SI EL ES ALUMNO Y EL JOVEN LO VINO A BUSCAR PA´ACA Y X DEFENDERSE PASO ESTE TERRIBLE PROBLEMA ALLI LE INFORMO Q VOY A LA LOPNA A SOLICITAR CONSEJO Y ME DICEN LOS POLICIA Q ELLOS ESTAN DETENIDO Y Q VAN A PONER EL CASO CON LA FISCALIA TERRIBLE A QUEL MOMENTO LA FISCAL NO PUDO ATENDER EL CASO Y DICE Q LO LLEVEN A LOS 3 A ESE LUGAR BUENO A LA JOVEN A OTRO LUGAR EL OTRO DIA LA FISCAL CONTANDO LOS HECHOS INFORMA Q LA POLICIA VIOLO LA LEY XQ INFORMARON Q HAGARRARON LOS JOVENES EN LA PELEA SIENDO METIRA YO SEGUI LLEVANDOLO A SU LICEO Y TERMINO SU AÑO CON EXITO LO CAMBIE DE ALLI AL DIRECTOR LO SACARON DEL LICEO ESTO A LLEVADO A Q TODAS LAS INSTITUCIONES CULPAN A MI HIJO XESTO Y XESO EL DICE Q YO TENGO LA CULPA DE TODO ACTUALMENTE VIVO HABLANDO CON EL DIRECTOR Y SABES Q LE DIJO AL NIÑO CUANDO SE ENTERO Q LO VOLVI A INSCRIBIR Q ESTE AÑO EL NO TENIA INSCRIPCION ALLI Q ME BUSCARA XQ EL NO PUEDE ESTUDIAR ALLI HABLE CON EL Y LE DIJE PROFESOR SE Q MI HIJO ES TRAVIESO PERO USTED ME DIJO Q ESTE PEND Y ESO HAGO LUEGO ME DIJO UN DIA Q EL NO VA DURAR MUCHO ALLI Y ASI ESTA CON EL Y XESO EL ME DICE Q YO TENGO CULPA XNO ACEPTAR Q LO VOTARAN DE AQUEL LICEO Y CAER EN ESE LUGAR ESA NOCHE (TIENE RAZON ENOJADA LE COMPARO CON EL OTRO JOVEN Y LE DIGO MIRA COMO ES TU HERMANO AYUDENME Q HAGO CON MI HIJO EL QUIERE ESTUDIAR DE PTJ XQ EL DICE Q CUANDO SON DEL GOBIERNO LA POLICIA NO LES HACE DAÑO AYUDENME XQ NO SE COMO HACER!!!

  87. AMIGOS ULTIMAMENTE BAJO EL RENDIMIENTO Y TIENE MATERIA CON 01 ALGO Q NUNCA HABIA PASADO ME CUENTAN LAS JOVENES DEL LICEO Q EL DIRECTOR LES DICE Q TIENE PERSONA DETRAS DE ELLOS XQ LOS QUIERE VOTAR EL ME CUENTA Q NO QUIERE ESTUDIAR MAS ALLI Q LO SAQUE XQ HACEN TRABAJO EN GRUPO Y SUS AMIGO NO SE PONEN CON EL LOS RECHAZAN SABES YA NO AGUANTO LO CAMBIO O Q ME SUGIERE Q HAGA…AYUDENME POR FAVOR!!!

  88. Del Valle, definitivamente creo que debes cambiar a tu hijo de colegio. Posiblemente tuvo problemas de acoso que no se resolvieron bien, y posteriormente él para tratar de evitarlo se unió a otros chicos, cuya compañía no era la adecuada. La estancia en ese Liceo le está sin duda perjudicando, porque sigue el acoso, ya que te cuenta que sus compañeros no quieren hacer con el los trabajos en grupo.
    Si verdaderamente tu hijo quiere estudiar, debes ayudarle a continuar sus estudios pero en otro centro educativo. Debes estar atenta a sus calificaciones escolares, pues si estas disminuyen mucho sería señal de que hay “problemas”.
    Lo primero, como te dije en mi anterior mensaje, es que consigas recuperar la confianza de tu hijo. Es necesario que él vuelva a confiar en ti. Y dices incluso que el mismo quiere cambiar de colegio. No lo dudes. Hazlo. Matricúlale en otro colegio y que empiece desde cero, a crear nuevas amistades. Ayúdale a que se centre totalmente en sus estudios, y hazle comprender que él tiene la misma capacidad que su hermano para conseguir terminar sus estudios y conseguir un título. Solo tiene que proponérselo. Si tuviese alguna dificultad en el aprendizaje de alguna materia concreta, su hermano mayor, un curso por encima, puede ayudarle perfectamente. Porque con ayuda académica, y tu confianza, podrá cumplir “su sueño”.
    Un cordial saludo.

  89. gracias javieryuste, ya comencé a ser lo q me aconsejo y ha resultado me dijo q le prometiera q lo voy a cambiar de colegio y q se viene pa´la casa lo hare muchas gracias!!! por ayudarme, le bendigo y bendigo su pagina .

  90. los niños al no ir a la escuela le dan miedo ir y por eso lloran al principio luego se acostumbran

  91. Marta, ciertamente los niños preescolares o de infantil, que empiezan a ir a la escuela, aunque no todos, lo pasan mal durante algunos días (no más de cuatro o cinco), adaptándose rápidamente a la nueva situación. Sin embargo hay niños (afortunadamente muy pocos) que lloran absolutamente todos los días y son capaces de estar así más de cuatro meses seguidos. Son casos verdaderamente excepcionales, pues en general a los niños suele gustarles ir al colegio, porque “aprenden canciones”, “colorean dibujos” y tienen amiguitos de su edad con quien jugar.
    Pero esos “malos momentos del principio”, no tiene nada que ver con los niños a quienes algún compañerito maltrata de forma reiterada (le tira del pelo, le empuja, le quita los juguetes, etc…). Es necesario diferenciar el hecho de pasarlo mal los primeros días (al empezar a ir al colegio, por falta de costumbre) a “de repente”, empezar a pasarlo mal porque algún compañero les molesta de forma habitual.
    Un cordial saludo.

  92. Hola soy la mama de una niña de 10 años que cursa 5º de primaria, le cuento lo que me pasa porque no se como actuar estoy bastante cansada del acoso que tiene la niña desde 1º, le cuento:
    El centro de mi hija tiene dos colegios situados en diferente poblaciones pero uno muy cerca del otro, este niño vino en primero, “expulsado” por asi decirlo pues las madres se pusieron todas de acuerdo que o seguia el niño o los demas, el director bajo esta presión decidió cambiar al niño al centro de mi hija desde entonces la niña sufre constantes insultos y incluso alguna agresión por parte de este niño. Nosotros hemos hablado con la tutora, Jefa de Estudios e incluso con el director del centro con presentación de diferentes escritos sobre el comportamiento del niño, estamos hartos de hablar con ellos y vemos que no se soluciona la situación, llevamos una temporada que la niña se levanta diciendo que no quiere ir al cole, y es más por las mediodias y por las tardes sale llorando del colegio. En este año ya son unas 5 veces que he hablado con la tutora de la niña pues continuamos con los insultos y ahora se dedica a chillarle constantemente en el oido, provocandole dolores de cabeza y oidos, porque la niña no hace lo que el quiere. Hoy precisamente y estando harta de la situación he hablado directamente con el niño y le he dicho simplemente y con testigos para que el niño no se invente nada, que la deje en paz y no la moleste más, el niño encima se cachondea de todo……. no se que pasos tengo que seguir pues ya estoy harta de todo esto y que el centro no ponga medidas a pesar que no soy la única madre que se queja. Vivo en Barcelona y me gustaria que me indicaras que pasos tengo que seguir para denunciar al colegio pues no hace nada o me aconsejen de debo hacer. Decirte que he hablado millones de veces con la tutora, una vez con la Jefa de Estudios y dos veces con el director, tengo 3 escritos exponiendo el caso y lo que hace este niño con mi hija firmados por el centro. Espero una respuesta lo mas pronto posible, les doy las gracias de antemano.

  93. Mi hija tiene 15 años (le faltan 3 meses para cumplir 16.
    Desde preescolar sufre acoso escolar.Ya en primaria,andaba sóla por el patio a la hora del recreo (los profesores tenían conocimiento tras infinitas reuniones).
    Pasó al instituto con sus compañeros de primaria,y la cosa continuo.Me llegó a confesar,entre lágrimas que en los recreos llegaba a encerrarse en el cuarto de baño,porque allí se sentía segura.
    Vuelvo a hablar con los profesores y tomo la determinación de cambiarla de instituto de otra localidad para ver si conociendo gente nueva,cambia la situación.
    En un principio,parecía que sí,porque no me contaba nada.
    Empecé a notar que cuando la llevaba al instituto a primera hora y tenía gimnasia,le entraba angustia y me pedía para no asistir a esa clase…Tan mal la veía que incluso un par de veces le dije que no se preocupara ,que nos tomábamos un café en la cafetería de al lado y en cuanto pasara la hora de gimnasia,entraba.
    Me enteré que,por ejemplo, cuando el profesor organizaba ejercicios para realizar en parejas,todos rápidamente se emparejaban y ella se quedaba sin pareja.Le decía al profesor que no tenía compañera y este la asignaba uno forzoso (llorando me confesó que tenían “asco” de realizar el ejercicio con ella,pero que no le quedaba más remedio que hacerlo ,porque era obligatorio).Que la llaman “rarita”,fea,gorda,gafuda,etc…Que cuando va por el pasillo la miran y se ríen entre ellos…
    Increíble,una niña de casi 16 años,morena,alta, guapísima.Sólo que a su edad no sale a tomar nada con las amigas,ni es coqueta,ni se pinta.
    En donde vivimos no tiene ni una amiga(doy gracias a Dios de que sí tiene un hermano,de casi 12 años).
    Y también 2 amigas en el instituto que también lo estan pasando mal.
    Después de pasar con mi hija por mucho,ver a diario su sufrimiento y sentirme culpable por ello,porque en parte,fuí “cómplice” de toda esta situación acabo de tomar una decisión irreversible y muy dolorosa:A poco más de 2 meses para que termine el curso escolar (está en 3º de la eso),deja de asistir a clase definitivamente.
    Entre las dos ,hemos decidido,que cuando cumpla 18 años se va a matricular en un centro para adultos a terminar la eso y continuar los estudios que ella quiera.Y que no vamos a perder el tiempo,ya que hasta entonces,vamos a preparar por libre el temario,yendo a clases particulares y lo que haga falta,para que cuando llegue el momento,esté mejor preparada (por cierto,no es una brillante estudiante).
    No hago más que llorar,sobre todo cuando me sacan el tema,porque me provoca mucho dolor y rabia,que nos hayan obligado a esto y que siempre sea la víctima la que esté desprotegida,pero le he dicho que este año,también lo vamos a utilizar para “CURAR” el alma.
    Que a partir de ahora,sólo va a estar donde quiera estar,y tratar con la gente con quien quiera tratar.Y que nunca más va tener que estar en una clase,como si hubiera matado a alguien y estubiera cumpliendo condena (ni siquiera esos lo pasan tan mal).
    Para empezar,he observado que el día que tomé la decisión de “fin de instituto”,milagrosamente no se llevó las manos ni una sola vez a la boca (lleva muchos años,mordiéndose las uñas compulsivamente y destrazándose las yemas).
    Un saludo.

  94. Eva, dices que has denunciado varias veces a la tutora de tu hija y a la Jefe de Estudios la situación tan estresante que está viviendo tu hija, desde hace cuatro años.
    Has dado los pasos iniciales para resolver el problema de tu hija, pero la respuesta ofrecida por el colegio es totalmente insatisfactoria. Y las consecuencias del acoso entre iguales o bullying pueden llegar a ser devastadoras por lo que hay que seguir actuando rápidamente.
    Es necesario pasar a una segunda fase. Debes comunicarlo a la inspección Educativa (Inspector de zona responsable de ese colegio), por escrito, informando del problema y de tus reiteradas denuncias ante profesores (la tutora) y el equipo directivo del centro (Jefa de Estudios), sin que estos hayan tomado las medidas adecuadas para resolver el problema. La Inspección no tendrá más remedio que intervenir. De todas formas, no debes contentarte solo con eso porque te diré que las conductas bullying se enmarcarían en el tipo penal que prevén los artículos 173.1 y 143.1 del Código Penal
    Art. 173.1 Castiga al que inflingiere a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral.
    Art. 143.1 . Castiga la inducción al suicidio de otra persona.
    A tenor de la Ley Orgánica 5/2000, la Jurisdicción de Menores ante denuncias de este tipo …
    • Actuará en primer lugar, protegiendo a la “víctima” para que cese inmediatamente el “acoso”, a partir de medidas cautelares.
    • Posteriormente, teniendo en cuenta las circunstancias psicosociales y familiares del agresor, así como la gravedad de los hechos, se ofrecerá una respuesta educativa/sancionadora.
    • En función de la gravedad de los episodios (de entidad menor), y si el agresor asume compromisos reparadores, la Ley del Menor prevé la finalización del expediente.
    • Una última actuación se relaciona con la reparación de los daños y perjuicios. El Art. 61.3 de la Ley Orgánica 5/2000 y el Art. 1903 del Código Civil, establecen que el daño moral o “acoso” es resarcible a través de la vía civil.

    Es decir, puedes poner una denuncia en la comisaría o en el juzgado al propio Director del colegio, máximo responsable del mismo, por dejación de funciones en la defensa de una menor, a quien “por Ley, se obliga a asistir al colegio” diariamente hasta cumplir al menos los 16 años. Lo puedes hacer por lo penal y por lo civil (según la ley a la que hago referencia. Comunícale al Director claramente tus intenciones, dada la forma tan negligente de su actuación ante el problema.
    Cuando los Equipos Directivos de los centros no abordan al problema de forma adecuada y eficaz (y aunque prácticamente no lo recomiendo nunca) no queda otra solución, por el bien de la niña, que cambiarla de colegio, pero por supuesto, tras la denuncia correspondiente por las vías penal y civil a los responsables directos (en este caso el Director).
    Espero que se soluciones pronto el problema de tu niña. Te recomiendo que leas también mis respuestas a otros padres en las mismas circunstancias que tú, para emplear con tu niña determinadas estrategias que le ayudarán a afrontar situaciones similares si volviese a encontrarse con ellas.
    Un cordial saludo.

  95. Mónica, escribes un mensaje realmente estremecedor. Tras su lectura he sentido dolor y mucha, mucha rabia. Una niña que ha sufrido acoso desde preescolar y durante toda su escolaridad obligatoria sin que se haya intervenido para cortarlo. Desgraciadamente no es la única en esa situación, pues son muchos pequeños y adolescentes quienes sufren un martirio diario, pues su asistencia a clase (obligatoria hasta los 16 años) se convierte en un auténtico infierno.
    En un momento de tu carta, dices… “Después de pasar con mi hija por mucho, ver a diario su sufrimiento y sentirme culpable por ello, porque en parte, fui “cómplice” de toda esta situación”… ¿por qué te culpas?, dices que tu hija sufre acoso desde preescolar y que a pesar de tus múltiples denuncias el problema no solo no se solucionó en primaria, sino que continuó en la secundaria. Tú no tienes culpa de nada y por supuesto, tu hija tampoco. Dices que denunciaste el hecho varias veces en el otro instituto, donde no afrontaron el problema de forma adecuada, y por ello tuviste que cambiarla de centro. Es un desatino que quien tenga que abandonar el instituto sea precisamente el alumno acosado en vez del alumno que acosa.
    Te recomiendo que leas mi respuesta a EVA, debajo de tu mensaje. Verás que podrías denunciar al director del instituto tanto por lo civil como por lo penal, en la comisaria o en el juzgado.
    Veo que has tomado una decisión. Y tengo que decirte, que ojala no resté equivocada. Es probable que por ahora sea la mejor solución, ya que me dices que tu hija “no es una estudiante brillante”. Hecho totalmente lógico si ha venido sufriendo acoso desde pequeñita, desde que comenzó a ir a la escuela. El bullying hace que los niños que lo sufren bajen de forma importante en sus calificaciones escolares.
    Me parece bien que empecéis a “curar el alma”. Tu hija (y tú también) la tiene totalmente desgarrada por el sufrimiento y en estos momentos necesita tu apoyo incondicional. Lee entre las respuestas que doy a otros padres, las estrategias que puedes seguir con tu hija, para remediar en lo posible el deterioro que haya podido sufrir su personalidad adolescente.
    Deseo que todos tus planes en relación al futuro de tu hija se cumplan. Os deseo todo lo mejor.
    Un cordial saludo.

  96. Un millón de gracias,Javier.Estoy leyendo tu respuesta y no puedo parar de llorar.Sé que la decisión que hemos tomado es muy dura,pero no fué tomada a la ligera…fueron muchos años,como ya te comenté.Era eso o terminar con mi hija.
    Sé que todavía estoy a tiempo de reparar el enorme daño que le han ocasionado,con todo el amor del mundo,a su lado…
    Reconozco que siento una gran fobia contra la juventud.
    El otro día ,su hermano,sentado en el sofá,se echó a llorar y me dijo que no soportaba lo que le hacían a su hermana.Era un llanto inconsolable.
    Por ese lado estoy contenta,porque sé que en él,tiene un apoyo enorme(casi 12 años).
    También sé que nunca va a ser un acosador,porque sabe el gran daño que se le ha provocado a su hermana,además yo siempre le digo que por favor ,nunca nos haga pasar por el dolor de saber que él destroza la vida a una compañera y que tampoco le ría las gracias a un acosador,si tiene algún día tan mala suerte de cruzarse con alguno (que no suceda nunca,por Dios!!!).
    Ahora,mi niña ,está tranquila,que es lo único que me importa.
    No sé cómo va el tema en el instituto.Lo que sí puedo decir,es que no quise ni siquiera esperar a que se tomaran unas medidas que nunca iban a llegar.Aunque sí dejé iniciado el protocolo de acoso escolar,que no servirá de nada,ya que como mucho darán una charla “light” sobre el acoso escolar y bla,bla,bla….Francamente,ya me importa poco…
    Y te doy nuevamente las gracias,porque por primera vez,en muchos años,he sentido que se le da al problema que tiene mi hija la importancia que realmente tiene.
    Gracias Javier.

  97. Javier:
    Además de comentarte todo lo anterior,me gustaría pedirte otro consejo:¿Cuál es el camino para que mi hija tenga buenas amigas?,¿dónde están?.
    Me encanta que venga conmigo a todas partes,pero lo que más deseo en el mundo es que tenga buenas amigas para dar una vuelta por el parque,para que vaya con ellas a disfrutar de las fiestas del pueblo,a comprar ropa,al cine…
    Nosotros somos del centro de Asturias…no sé,por si te sirve de algo el dato…
    Un saludo.

  98. Mónica, el dato de “vivir en el centro de Asturias” resulta irrelevante para lo que persigues, pues las amistades se consiguen prácticamente de la misma forma en todas partes. Es verdad que ciertas variables influyen en ello, cómo el vivir en zonas rural o urbana (en la urbana hay más gente a quien “acercarse” que en las rurales), también depende del tipo de trabajos, de horarios de obligaciones, etc.… sin embargo, e independientemente de esas variables que pueden interferir “negativamente” en la localización y consecución de “nuevas amistades”, hay que tener claro que sólo tendremos amigos, si previamente hemos aprendido a “querernos a nosotros mismos”, es decir, a querernos tal como somos, y a tratarnos a nosotros mismos con amor y respeto (es lo que se llama autoasertividad). Y esto está muy relacionado con nuestra propia imagen, es decir, con nuestro autoconcepto y autoestima.
    En estos momentos la autoestima de tu hija, por las graves circunstancias que ha vivido, está “bajo mínimos” y es necesario elevarla. Eso es lo primero que has de hacer. Creo que en algunas de las respuestas que doy (búscalas) en el blog, detallo estrategias y actitudes que los padres deben llevar a cabo en relación con los hijos que viven situaciones de acoso.
    Has de tener en cuenta que solo cuando se aprende a disfrutar “de la propia compañía” se producirá el acercamiento de verdaderos “amigos”, es decir, de “amigos sinceros”. Y a partir de ahí hay que saber que, lo más eficaz para hacer “amigos” y mantenerlos, es pensar “primero en los demás” y después en sí mismo. Y esas amistades serán duraderas si las cuidamos y “mimamos” con nuestra sinceridad, con dedicación y afecto, valorándola y dándole toda la asistencia necesaria.
    Con tu ayuda y alguna estrategia adecuada, la autoestima de tu hija, poco a poco irá elevándose y reafirmándose. A partir de ese momento, explica a tu hija los consejos y recomendaciones que aparecen el pdf que te enviaré a tu correo particular para que ella las ponga en práctica (es precisamente todo lo contrario que le han hecho a ella), y eso sin duda le facilitará esas amistades que le hagan olvidar todo el infierno que ha pasado. Será un proceso lento, pero no tengas prisas, porque todo acabará saliendo bien, y tu hija conseguirá buenas amigas.
    Un cordial saludo.

  99. Hola soy
    de Zaragoza tengo un hijo de 9 años que sé siente agobiado sobre todo por uno de sus compañeros de clase sé burla de el casi todos los días, cuando pasa cerca le pega una colleja aunque aveces ha sido algo mas que una colleja. En fin lo que más me preocupa es que él no lo soporta muchas noches sé pone a llorar cuando me lo cuenta, yo si te soy sincera alguna vez le he dicho que le pegue más fuerte pero me dice que él no es asi y que ademas el otro esta muy loco.se. da la circunstancia que las dos mamás somos amigas y mi hijo sé enfadaba porque yo no he hablado con ella, pero no lo quiero hacer porque quiero que sepa defenderse solo y tampoco he hablado con la profesora porque creo que debería hacerlo antes con mi amiga….en fin no se que hacer tambien sé que mi hijo debería valorarse más y ese. es otro problema que no se cómo ayudarle…un saludo y gracias por vuestra ayuda

  100. Tengo un hijo de 11 años que lleva diciéndome desde 1º de primaria (ahora ya está en 5º) que no juega con nadie en los recreos. Su profesora de entonces nos decía que para nada, que jugaba con todo el mundo. A esto se añade que en su clase había un niño “hiperactivo”, agresivo,… que cada dos por tres agredía a uno, o a otro, o a todos -y sigue estando- y de vez en cuando “se le va la pinza”, pero eso es la normalidad del aula.

    En los partidos de fútbol del recreo nos contaba que le decían que no cabía, que ya estaban todos, en las competiciones, cuando jugaba, alguno de los compañeros hacían comentarios del tipo,… pelota para … pelota perdida.

    Fuera del colegio, en otras actividades que no tenían nada que ver, si había alguno de los niños de su clase, lo ridiculizaban de mil maneras.
    Cuando no hay nadie de esa clase es un niño sociable, agradable.
    Cuando aparece alguna de las “figuras” del equipo de fútbol ya empezaban los problemas.
    En todas y cada una de las ocasiones en las que nos contaba algo de lo que le ocurría en el colegio y preguntábamos a sus profesores, siempre negaban la mayor, mi hijo jugaba con todo el mundo (de hecho es así cuando no está en el colegio).
    A la hora del comedor, le escondían el libro -de ajedrez-, le escondían la cazadora,…
    Y seguíamos así, sin terminar de ver que en su colegio no sólo no estaba protegido, sino que a cada solicitud por nuestra parte nos mentían diciéndonos que estaban trabajando el tema del respeto en grupo, de …, ya sabemos, mil historias para marear la perdiz.

    Otro indicio llegó un día, fuera del cole, después de un partido, con los padres presentes, cada niño tenía una bolsa de chuches, y las suyas salieron volando por la ventana, y cuando vino -llorando- porque se las habían tirado, alguno de los padres de los otros -que tengo guardados a fuego en la memoria- comentó “por eso no se llora, toma otras”.

    Desde ese día empecé a prestar atención a lo que veía cada vez que me acercaba cuando estaban juntos.
    Mi mujer empezó a presentarse en el cole a la hora de los recreos “para ver si jugaba o no”.
    En las fiestas de cumpleaños estuvimos atentos a cada una de las reacciones de todos los niños presentes y cómo se comportaba cada uno en relación a nuestro hijo.
    Estamos en permanente alerta desde entonces, y cuando lo poníamos en común nos echábamos a temblar de cómo podría estar pasandolo nuestro hijo.

    Le preguntábamos y la respuesta era siempre que las cosas iban mejor…

    PRIMERA HUIDA
    Empezamos las primeras medidas, si el problema son los del fútbol, suprimimos el fútbol y listo, ya no tiene que aguantarlos, ya no tiene que sufrirlos. A la vez seguimos tratando el tema con tutor, director, y dicen lo mismo , que están tratando el tema en grupo,…

    Y pasa un año, a él le preguntamos y nos dice que va todo bien, que ha mejorado todo…

    … y un día una madre nos dice que qué le pasa, que estaba llorando en el recreo del comedor,…

    y a nuestras preguntas al tutor y al director, siempre lo mismo, que están tratando el tema en clase…

    …y otro día nos llaman del colegio que estaba tumbado en el suelo y que casi le atropella una furgoneta…

    … y le hablamos de lo importante que es para nosotros que él no haga esas cosas, que él es más importante que cualquier otra persona del mundo…

    …y nos convocan con la orientadora del centro, que nos dice que sólo es para secundaria…

    …y nos dice que no conoce a nuestro hijo pero que ha hablado con el claustro y que nuestro hijo tiene pocas habilidades sociales…
    -y no la denunciamos-

    …y pedimos que nos den las pautas que van a seguir con nuestro hijo y con su clase…
    y no nos las dan
    -y no los denunciamos-

    …y nos dicen que nuestro hijo tiene un problema muy serio… -y en esto estamos de acuerdo con ellos-

    …Dejamos pasar otro tiempo imprudente, porque cuando le preguntamos siempre nos dice que ha ido bien la cosa,…

    …nos dice una madre que ha tenido que agarrar a un montón de niños que le estaban agarrando, pegando,…

    …Cuando le preguntamos, la explicación es plausible, un niño le ha empujado por las escaleras y ha salido detrás de él para devolverle el favor, y antes de alcanzarlo le han cogido los demás “porque estaba agresivo”…
    -y no los hemos denunciado-

    …Anteayer, un compás que le regalaron para su primera comunión -staedtler 555 MARS-, que prestó a media clase para que hicieran los ejercicios, que dejó en su estuche dentro de su mesa,… apareció inservible

    …Ayer pedimos explicaciones al profesor… que dijo que se le había caído el compás… ya nos huele que quieren culparlo de llevar un compás al colegio…
    hablamos con el director, que dice que hay que hablarlo todo…

    Por mi parte voy a dejar de hablar.
    …Ayer mi mujer pasó por Inspección para hablar de esto…
    …Hoy pongo una denuncia en la policía por la rotura del compás (no es mucho, 60 o 70 euros)…
    …Hoy pido otro colegio paraq mi hijo (segunda huida)
    Mañana igual denuncio al colegio…
    …Pasado lo publico en un periódico porque estamos en período de matrícula y es un colegio concertado…

  101. Natalia, no es en absoluto un buen consejo decir a tu hijo que responda a la violencia que recibe “con golpes aun más fuertes”, porque el uso de la violencia, te lo aseguro, solo engendra más violencia.
    Tu hijo está sufriendo acoso por parte de un compañero de clase. Y eso es necesario cortarlo de raíz. Él no se ha defendido porque no puede, porque si pudiera el niño que le acosa dejaría de hacerlo. El te dice que no lo hace “porque no es así”…como el otro. Ciertamente no es en absoluto como el otro, pero como te digo, la realidad es que no puede. Casi con seguridad, el hijo de tu amiga siente “celos” o “envidia” del tuyo por alguna razón que desconozco y probablemente sea la razón que ha desencadenado el acoso.
    El hecho de que el niño bully sea el hijo de tu amiga, es algo que facilita el abordaje del problema. Por supuesto que debes hablar con ella, y decirle que desde hace tiempo, tu hijo te cuenta que el suyo no deja de meterse con él y que se lo hace pasar mal en la escuela. Hazla ver que aunque puede parecer en principio cosa “de chiquillos”, el acoso escolar es algo tremendamente serio y que puede perjudicar de manera importante a los niños que lo sufren, tanto académicamente, como psíquicamente.
    Estoy seguro que en cuanto se lo digas, “tomará cartas en el asunto” y el problema desaparecerá. Por ello primero que tienes que hacer, es hablar a tu amiga del tema y de lo preocupada que estas. Dile que tu hijo, llora incluso al contártelo.
    En caso de que a partir de esa conversación el problema persista, debes ponerlo en conocimiento del tutor del niño y del equipo directivo del colegio para que se intervenga y se aborde el problema adecuadamente. En ese caso, ambas mamás quizás tengáis que dejar de “ser amigas”.
    De todas formas, como te he dicho, lo más probable es que el problema termine en cuanto habléis de ello. El hecho de que víctima y agresor sean hijos de madres amigas entre ellas hace que la solución prácticamente no presente problemas.
    Un cordial saludo.

  102. Jesús, desgraciadamente, el problema del bullying o “acoso entre iguales” no ha alcanzado en nuestro país la suficiente concienciación de los docentes y equipos directivos de todos los colegios e institutos del país. Y lo peor de todo, es que en realidad, son muy pocos los profesores y directivos que saben abordar el problema de forma adecuada. Y ciertamente aunque el bullying se da en absolutamente todos los centros escolares del país, es en muy pocos de ellos donde el problema se aborda de forma tal, que sí se minimiza mucho el problema.
    Ciertamente tu hijo está sufriendo acoso y hay que ponerle remedio cuanto antes. Si lees mensajes de otros padres (en este mismo artículo) y mis respuestas a los mismos, observarás los pasos que recomiendo dar a las familias una vez que se enteran de que sus hijos sufren bullying en el colegio, pero veo que tú ya los has dado y la respuesta del centro ha sido en todo momento claramente insatisfactoria en tanto en cuanto no se ha resuelto el problema.
    Para resolverlo, la dirección del colegio al que va tu hijo, junto con el tutor debe localizar de entre los varios alumnos que se meten con él, a los verdaderos “cabecillas”, que son quienes manejan los hilos y dirigen al resto (quienes les “siguen y bailan el agua” bien por miedo, bien por amistad). Y es la Jefatura de Estudios quien debe in formar a esos chicos de las importantes sanciones que recibirán si el problema no desaparece, tanto dentro como fuera del colegio). En mi centro, público, aplicamos siempre la máxima sanción (expulsión de 29 días, o incluso se amenaza con el cambio de centro automático). Para que el problema desaparezca ha de implicarse de forma rotunda la jefatura de estudios y la dirección. Después es necesaria la intervención del Departamento de Orientación para que trabaje con el alumno víctima y con el o los alumnos agresores. Pero resulta esencial, pues sin ella no se consigue nada, la intervención rotunda y clara de jefatura de estudios.
    No suelo recomendar nunca el cambio de colegio, pues considero que quien debe abandonarlo es el agresor, pero en ciertos casos, cuando no se implica el equipo directivo en la resolución de este problema, es mejor cambiar a tu hijo de colegio, porque mientras este en ese el problema irá a peor.
    Ciertamente, las habilidades sociales son un potente escudo protector para evitar el bullying, pero el que tu hijo carezca de ellas no es razón que justifique la no actuación del centro ante el problema. La ley obliga a que todos los niños estén escolarizados hasta los 16 años, y la ley por ello, ha de velar para que los centros educativos salvaguarden adecuadamente la integridad física y moral de todos los alumnos.
    Las conductas bullying se enmarcarían en el tipo penal que prevén los artículos 173.1 y 143.1 del Código Penal
    Art. 173.1 Castiga al que inflingiere a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral.
    Art. 143.1 . Castiga la inducción al suicidio de otra persona.
    Podrías denunciar a algún alumno concreto de tu hijo, al que más se “mete con él” pues a tenor de la Ley Orgánica 5/2000, la Jurisdicción de Menores ante denuncias de este tipo …
    • Actuará en primer lugar, protegiendo a la “víctima” para que cese inmediatamente el “acoso”, a partir de medidas cautelares.
    • Posteriormente, teniendo en cuenta las circunstancias psicosociales y familiares del agresor, así como la gravedad de los hechos, se ofrecerá una respuesta educativa/sancionadora.
    • En función de la gravedad de los episodios (de entidad menor), y si el agresor asume compromisos reparadores, la Ley del Menor prevé la finalización del expediente.
    • Una última actuación se relaciona con la reparación de los daños y perjuicios. El Art. 61.3 de la Ley Orgánica 5/2000 y el Art. 1903 del Código Civil, establecen que el daño moral o “acoso” es resarcible a través de la vía civil.
    Es definitiva, puedes poner una denuncia en la comisaría o en el juzgado, además de a ese/esos niños, al propio Director del colegio, máximo responsable del mismo, pero no por la rotura del compás de tu hijo, sino por dejación de funciones, tras tus múltiples denuncias, en la defensa de un menor, a quien “por Ley, se obliga a asistir al colegio” diariamente hasta cumplir al menos los 16 años. Lo puedes hacer por lo penal y por lo civil (según la ley a la que hago referencia.
    Por lo pronto has hecho bien, si lo has puesto en conocimiento del inspector de zona. El deberá pronunciarse al respecto y al menos iniciar una investigación sobre el asunto. Ponlo también en conocimiento de la asociación de padres del colegio, y “airéalo” todo lo que puedas por cualquier medio. Si un centro concertado no afronta el bullying adecuadamente, es algo que deben “conocer” los padres de los niños que en un futuro quieren solicitar plaza en él. Debe ser de dominio público que en ese colegio no se atiende ni se afronta adecuadamente el “acoso escolar”.
    Te recomiendo también que te fijes en ciertos mensajes que otros padres dejan en este artículo y mis respuestas a ellos. En algunos expongo qué acciones deben hacer los padres con sus hijos acosados, a fin de elevarles la autoestima. También existen en el mercado excelentes programas de habilidades sociales para niños y adolescentes que tú y tu esposa podríais llevar a cabo con vuestro hijo. Normalmente, se trata de actividades que suelen llevarse a cabo en los colegios, en grupo, pero que pueden, muchas de ellas, aplicarse de forma individual. Ello le beneficiará mucho al niño ante futuras situaciones similares que se presentaran.
    Comunica al director del colegio de tu hijo tu intención de denunciarle, a él personalmente, en comisaria o en el juzgado, quizás así si intervenga y se soluciones el problema en lo que resta de curso. Porque tu hijo necesita (lo mismo que tú y tu esposa) que el problema se solucione cuanto antes.
    Un cordial saludo.

  103. Hola chic@s!
    Me presento: soy Lucía y, por mi profesión, estoy muy interesada en conocer las historias que hay detrás de enfermedades como la anorexia y la bulimia. Soy periodista, y actualmente estoy trabajando en un programa de televisión que tratará sobre éstos temas (entre otros) y de cómo afectan a la gente joven (de 15 a 20 años aprox).

    Si alguien quiere más información acerca del programa y su contenido, puede ponerse en contacto conmigo
    llamándome al 681 02 15 10 o dejándome un email con su teléfono (lucia.faundez@bigbangmedia.es)

    Gracias a todos y suerte!

  104. Lucia, muchas gracias por el “granito de arena” que aportas en la lucha contra la anorexia y la bulimia. Cada vez más adolescentes caen en las “garras” de esa terrible enfermedad y tu programa seguro, será de gran utilidad.
    Un cordial saludo.

  105. Hola: Mi problema es igual al de muchos padres con niños en situación de acoso. Pero creo que si lo verbalizo y lo comunico me ayuda a mí y también a otros padres. Mi hija tiene 12 años y siempre ha tenido problemas para relacionarse con los compañeros de clase. Ha vivido en su mundo y se ha encerrado en sí misma. Tenía una compañera que era su amiguísima del alma, la única con la que se relacionaba, tal vez porque esta niña también tenía problemas por su físico. Cuando llegaron a la ESO las separaron y a mi hija le tocó en una clase sin ninguna compañera del otro colegio. Esto hizo que aún se descolgara más de las compañeras. Por otro lado la amiguísima salió de su caparazón y terminó por integrarse en el grupo. Ahora es la amiguísima la que se mete continuamente con mi hija, hasta que hace una semana mi hija se hartó y le pegó un bolsazo para hacerle callar. Ahora es mi hija la mala porque es la que ha pegado, aunque haya sido para defenderse. Yo le he dicho que debe defenderse de palabra, nunca pegar, porque es una respuesta primitiva y bruta. Pero fue por impotencia porque ella le repetía que no se metiera con ella y no le hacía caso… No sé, tú qué me dices.

  106. Clara, en ocasiones, niñas como dices “amiguísimas del alma” acaban enfadadas entre sí, no vuelven a hablarse, e incluso surgen entre ellas, en ocasiones, acciones violentas.
    El hecho de no acabar en la misma clase en el instituto les hizo distanciarse y dejar “una amistad” que probablemente nunca había sido tal, sino que ambas, con problemas de relación, acabaron manteniendo una “cierta unión” entre sí que sustituía a una relación más general con el resto de niños y niñas de su clase.
    La compañera de tu hija, finalmente, ha conseguido forjar “amistades” con los compañeros. Tu niña, sin embargo, por lo que cuentas debe aun carecer de amistades reales entre sus compañeros. Es importante que trabajes con ella determinadas habilidades sociales sobre cómo ganar y mantener amigos, pues ello se convierte en un potente escudo protector frente al bullying. Coméntalo también al Orientador del instituto a fin de que trabaje con ella en la mejora de la autoestima, y en habilidades de relación. Te enviaré a tu correo particular un par de archivos sobre “cómo ganar amigos” para que le ayudes a tu hija.
    Y por supuesto comunica el acoso que está sufriendo por parte de esa niña, al tutor/ de la niña, y al equipo directivo del instituto a fin de que intervengan, y lo afronten de forma adecuada. Si interviene el equipo directivo de forma contundente, el acoso se terminará rápidamente, o al menos disminuirá de forma ostensible. Te recomiendo que leas mis respuestas a mensajes parecidos al tuyo, en los que doy pautas de actuación a los padres que se enteran de que algún hijo suyo sufre acoso en el colegio. Allí indico los pasos a seguir y las diferentes instancias a las que acudir, si falla el centro, así como formas de actuar con los hijos víctimas.
    Esta muy bien la indicación a tu hija de que nunca debe responder a las agresiones físicas o verbales con violencia, pues ello solo trae más violencia. Debe responderse exclusivamente con palabras, pero para ello, tu hija debería contar con ciertas habilidades sociales (saber hacer frente a las provocaciones, etc…) que quizás no posee en la medida necesaria para ello. Está claro que necesita tu apoyo incondicional, y que el centro intervenga para “cortarlo” o “minimizarlo”. La visión o apercepción generada de que “la mala es ella” por haberla pegado con el bolso, debe ser corregida, en tanto en cuanto se trata de una “explosión de ira” generada por una situación continuada a la angustia y estrés a que están sometidos los niños acosados por algunos de sus compañeros.
    Lee como te he dicho, mi respuesta a mensajes similares y actúa según las pautas que propongo. Espero que el problema se solucione pronto.
    Un cordial saludo.

  107. Hola, mi hijo tiene 7 años y es hijo unico, en una charla familiar con mi esposo le preguntamos como le iba en clases, y que nos contara de un compañero que se peleaba y agredia a otros en el colegio, al principio dijo que era muy bueno, pero cuando el papá le dio mirame a los ojos y decime que pasa, se descompuso y vomito.
    Tratamos de hablar con el durante 4 dias diciendo que confie en nosotros, que lo amamos y lo vamos a ayudar.
    Lo unico que nos dijo pero con mucho miedo fue que un compañero de clase de 8 años le hizo algo muy feo en el baño del colegio, y que era muy humillante contarlo, lloro lloro lo abrazamos hablamos con el por muchas horas y no pudimos sacarle esa angustia y no nos dijo nada de lo que le hizo ese chico.
    Necesito su ayuda, se que tenemos que ir a un psicologo, pero como lo ayudo. gracias

  108. Natalia, tu hijo ha sufrido un episodio de acoso sexual por parte de un compañero de clase. La experiencia ha resultado tan traumática para él que ante la presión de su padre para que cuente lo sucedido, vomita y como dices “se descompone” anímicamente o quizás incluso, físicamente.
    Dale un poco de tiempo. Sigue intentando que te cuente qué pasó realmente aquel día. Pero no le presiones, sólo convéncele de que le ayudareis para que “aquello” no vuelva a pasar nunca. Sólo cuando confíe plenamente en ti y en tu esposo, os contará la verdad.
    No sabemos, si aquel desgraciado episodio (me inclino a pensar que su compañero de ocho años le obligó con amenazas a “chuparle” los genitales, o a “tocárselos”), fue puntual, o más bien que tu hijo viene sufriendo acoso, en diferentes formas desde hace tiempo. Intenta ganarte por todos los medios la confianza de tu hijo, y cuando tengas claro lo que está sucediendo ponlo inmediatamente en conocimiento del director del centro. Es importante que sepan lo que ocurrió en el baño a tu hijo para que tomen las medidas pertinentes. Un niño de 8 años que hace ese tipo de acciones a sus compañeros no puede estar en un centro escolar normal, o al menos ha de tener una supervisión constante por parte de los responsables del centro. El acoso es algo muy grave, pero si además se trata de acoso sexual en estas edades, han de tomarse medidas de forma inmediata.
    Dices que ese niño “tiene fama” de pegar a los demás. Ponte en contacto con otros padres, porque seguro que otros compañeros de tu hijo han sufrido, de una u otra forma el acoso de ese niño de ocho años y pedir todos juntos una entrevista con la dirección del colegio planteándole el problema. Es importante que se aborde el tema urgentemente para que se acabe el “acoso” en sus múltiples variantes a los alumnos de la clase, y además para intervenir psicopedagógicamente en el niño acosador, quien sin duda una presenta una psicopatología grave.
    Espero que se resuelva pronto el problema.
    Un cordial saludo.

  109. Mi hijo lleva unos 10 días sin ir al instituto, tiene 13 años, tiene miedo, sufre agresión verbal porsus compañeros, de bachiller (con los que coincide en los vestuarios de gimnasia y le dicen frases como” mira la maricona esa”, refiriendose a él) hemos informado a tutor, orientador, he ido a psiquiatra seguridad social ( nos dieron Tranquimanzil) lo llevamos a psióologa privada con la que lleva solo 2 sesiones. Pero cuando toca instituto le entran una angustia tremenda y es imposible llevarlo- Pienso que hemos echo lo que hemos podido pero creo que él debería hacer esfuerzo por salir y afrontar el tema acabar el curso sino lo va a perder y es buen alumno.

  110. Fernando, algo no “concuerda” en tu mensaje. O bien tu hijo no tiene trece años (con esa edad estaría cursando 1º de ESO), o bien no está haciendo el bachillerato. También puede ser que juegue en un equipo con alumnos mucho mayores que él (chicos de bachillerato), con los que coincide en los vestuarios del gimnasio, y son estos quienes le humillan. Sea de una forma u otras, y sean estos o compañeros quienes le acosan, están haciendo que tu hijo no quiera de ninguna forma asistir al instituto. Dices que lleva 10 días sin ir, y que le “entra una angustia tremenda” cuando ha de ir.
    Dices que se le ha recetado tranquimanzil. Se trata de un ansiolítico cuyo principio activo es el alprazolam y efectivamente se utiliza para paliar estados de ansiedad generalizada y ansiedad asociada a síntomas de depresión. Sin embargo, eso no es suficiente. Y te aseguro que tu hijo es incapaz de hacer ese esfuerzo que tú piensas que debe hacer para abordar el problema. Tu hijo no tiene ahora mismo “armas” suficientes para ello. Te necesita a ti y a su madre de forma urgente. Supongo que conoces el caso de Jokin, un adolescente de 14 años, que asistía al instituto Talaia, de Hondarribia, quien no pudiendo soportar más las humillaciones, vejaciones y agresiones físicas que sufría a diario por parte de sus propios compañeros de escuela, se quitó la vida el día 21 de septiembre de 2004. Jokín fue uno de los casos paradigmáticos, aquí en España, del que hay jurisprudencia al respecto. Hay que evitar, por todos los medios que continúe el acoso. Dices que has hecho lo que has podido, pero aun puedes hacer mucho más. EXIGE al director del centro que el acoso a tu hijo termine de inmediato. Solo la Jefatura de Estudios puede detenerlo interviniendo de forma radical y actuando contra los acosadores. Exige al equipo directivo del centro que intervenga porque si no tu hijo perderá el curso (siendo como dices, un buen alumno). Y exígelo no solo por eso, sino por las posibles secuelas psíquicas que podrían quedar a tu hijo, y que arrastraría toda su vida.
    Te recomiendo que leas mis respuestas a otros padres. En algunas de ellas indico como deben actuar los padres con un hijo que sufre acoso, y los pasos previos que ha de dar antes de denunciar en un juzgado o en comisaria al propio director del centro, por no actuar de forma adecuada, tras tus denuncias del problema. Además, si la dirección del instituto no actúa adecuadamente, de nada servirán las visitas de tu hijo al psiquiatra o al psicólogo. La solución pasa indefectiblemente porque ellos tomen las medidas pertinentes. No suelo recomendar casi nunca el cambio de centro, pues quienes deberían abandonarlo son los acosadores, pero en este caso, si no actúan de inmediato, te recomiendo que saques a tu hijo de ese instituto, y denuncies al director y al jefe de estudios en un juzgado por lo penal y por lo civil.
    Espero que se solucione pronto. Es necesario sobre todo por la salud psíquica de tu hijo.
    Un cordial saludo.

  111. Hola, necesito que me asesoren por favor. Soy una madre desesperada que viene sufriendo desde hace un par de años con mi hijo adolescente, tiene 15 años. Siempre ha sido desde pequeño un niño tímido, reservado pero desde que empezó la eso el rendimiento académico ha sido a peor, opté por ponerlo en clases particulares pero no había mejoría entonces decidí por cambiarlo de instituto pensé que como era muy estricto(privado) estaba agobiado con lo cual lo matriculé en otro. A partir de ahí ha sido mi calvario, va forzado al instituto, tiene muchos a cambios de humor, le han pegado varias veces y no quiere decir quienes son los agresores puse una denuncia pero tampoco colabora mucho,como fué fuera del instituto. No quiere estudiar ni menos ir al instituto, la tutora me dice que es demasiado reservado y que está ido según ella es un mueble, pero cuando le llaman la atención por alguna cosa salta enseguida, solo sabe decir que le tienen manía.
    Ahora le ha dado por aprender king boxing porque según él quiere aprender a defenderse, lo he apoyado pero para que tenga algún aliciente porque nada le motiva, no sé si mi hijo ha sido-es víctima de un acoso o simplemente es la adolecencia.
    ,

  112. Trinidad, por lo que cuentas es casi seguro que tu hijo viene sufriendo acoso en su instituto desde hace tiempo, independientemente de los problemas típicos de la adolescencia). Seguramente ya lo sufrió en ese centro privado y lo más probable es que en el nuevo centro le esté sucediendo lo mismo.
    Dices que le pegan pero el no quiere decir quiénes son, y que en el colegio, del alguna manera, al suceder “fuera” no se involucran. Ese es uno de los problemas que en los centros no se abordan adecuadamente. Un centro escolar debe intervenir aunque el acoso se produzca fuera del centro y fuera del horario escolar. Una de las razones por las que los alumnos que lo sufren no suelen decirlo es precisamente esa. Porque saben que si lo hacen sus acosadores les pegaran a la salida…y si el centro no actúa es motivo más que suficiente para mantener la “boca cerrada”. De todas formas, si el centro no actúa ante hechos que sucedan fuera del horario y de sus instalaciones, debe ponerse la denuncia en comisaría´.
    Lo primero que debes hacer es ganarte la confianza de tu hijo. Decirle que le ayudarás en todo lo necesario para que su “calvario” en el instituto termine. Debes conseguir que te cuente todo lo que le está sucediendo para poder contarlo al director del centro de forma pormenorizada. Debes convencer a tu hijo de que tiene derecho a no ser molestado en el colegio. Se les obliga a ir allí por ley, y es el propio estado quien debe velar por su seguridad e integridad. Debe saber, que nadie tiene derecho a meterse con el solamente para divertirse, y que pondrás todos los medios a tu alcance para que eso termine. Debes conseguir que se sincere contigo y te cuente todo con detalle. Hechos que tu pondrás en conocimiento del director, exigiendo que se intervenga para erradicar o terminar con el acoso. En caso de que no fuese atendida tu demanda o la respuesta del centro no sea satisfactoria, ponlo en conocimiento de la inspección educativa, de la asociación de padres e incluso, una denuncia en el juzgado al propio director del centro por negación de auxilio. Te recomiendo que leas mis respuestas a mensajes parecidos al tuyo, en los que doy pautas de actuación a padres con hijos en la situación que el tuyo. También los pasos a seguir en las entrevistas con la dirección del centro.
    Por otro lado, no es malo que tu hijo aprenda algún arte marcial para poder defenderse en caso de apuro, pero debe tener en cuenta que si utiliza sus conocimientos y habilidades en la pelea de forma indiscriminada, puede acarrearle más problemas que beneficios.
    Vuelve a hablar con su tutora y plantéale el asunto. Comunícale tus sospechas de que se trata de un niño acosado (yo estoy seguro de ello), y que es necesario poner remedio cuanto antes. Te vuelvo a recordar que leas mis respuestas a otros mensajes similares al tuyo, y sobre todo, lo primero y principal, es tratar de ganarte la absoluta confianza de tu hijo. Solo a partir de entonces se podrá empezar a abordare el problema con éxito.
    Espero que el problema se soluciones pronto.
    Un cordial saludo.

  113. Muchas gracias por tus sugerencias, el caso es que tengo muchísimo miedo que de ser el agredido se vuelva agresor. De un tiempo para acá su conducta a cambiado, desde pequeño siempre fué muy tranquilo y jamás tuve ningún tipo de problemas al contrario todo mundo me decía, que niño tan educado!!Ahora solo vivo llorando porque no hace más que darme disgustos, y no es porque no dialogue con él, al contrario de echo me escucha . En el instituto anterior empezaba a decir q los profesores le tenían manía y yo le decía siempre que en colegio como en casa hay normas y hay que respetarlas y nunca le dí la razón de echo un día me dijo que el director le había agarrado del cuello porque no quería comer fuí hablar con él y me dijo q el niño exajeraba q por casualidad pasaba por el comedor y le ayudó q comiera, estuvo primaria y 1º eso, y con 6 años un compañero le pegó e insultó que luego terminaron siendo los mejores amigos, fueron estos dos incidentes que me enteré, ya en 6º y 1º eso fué cuando su rendimiento académico empezó a vajar , me empecé a dar cuenta que se inclinaba andar con los chicos problemáticos de la clase y empecé a prohibirle y vuelva andar con sus amigos de siempre, coincidió con la llegada de un nuevo miembro (su hermana) al ser hijo único pensé q se le estaba haciendo pesado y lo cambié de instituto. El caso es que me equivoqué, a peor…tanto rendimiento como conducta, el año pasado empezó a salir con un niña muy rebelde q lo hacía meter en cada lío, me llamaron varias veces del instituto se quedaban fuera de clases etc..Pues bien el caso es que vá en contra de su voluntad, dice que no quiere mas estudiar!!que si los profesores le tienen manía, vuelve a lo mismo en lo que va de año le han pegado 2 veces fuera del instituto que me he enterado porque lo dejaron muy golpeado, lo expulsaron 10 días por faltar respeto verbal a la jefa de estudios, dice que fué en defensa propia le llamó inútil e intocable comparándolo con una raza social de la india, que de echo yo no estuve de acuerdo para mí no eran las formas adecuadas de echo terminó disculpándose conmigodiciendo q tenía un mal día, pero aún así le abrieron expediente y expulsión, tampoco le reí la gracia a mi hijo , desde ahí está en el punto de mira con la jefa de estudios, sé que tiene razón que pasa de los estudios. Yo no sé qué hacer, he hablado con la directora y dice que no era así que ha cambiado su conducta,está en 3º de diversificación q lo pusieron por ayudarlo pero aún así no mejora su rendimiento,no va sacar la eso. Estoy bastante preocupada, no sé como ayudarlo y ayudarme a mí porque estoy con depresiones con todo esto. Nuevamente muchas gracias por tus consejos.

  114. Trinidad, veo por tu segundo mensaje que el problema de tu hijo no se relaciona demasiado con el acoso escolar.
    Me inclino a pensar en que algún problema de aprendizaje no detectado a tiempo le hizo perder paulatinamente la “ilusión” por los estudios, y ello ha venido agrandando, sin duda, un importante desfase curricular. A su vez, ese desfase hace imposible a un alumno“engancharse y comprender nuevos contenidos a los que les falta “base”. En definitiva, el problema para “enterarse bien” de las clases hace que se dedique a “otras cosas” menos aburridas para él, de ahí esa atracción por “compañías” poco recomendables, tanto de amigos como de la chica con quien dices, “sale”. Es decir, todas estas cosas forman un círculo que es necesario romper.
    Es posible, que a pesar de su edad, tu hijo no encajara bien la llegada de una nueva hermanita, y comenzara a mostrar desinterés por sus estudios para llamar tu atención y la de su padre, al considerar que le dedicabais toda vuestra atención al bebé. Y es posible, que aun no haya superado el problema y por ello sigue llamando vuestra atención de la única forma que considera que puede hacerlo, “castigándoos” con su actitud claramente rebelde, y mostrando absoluto desinterés por las cuestiones académicas.
    Estar en el Programa de Diversificación Curricular es una gran ayuda para él, y es una oportunidad que no debería perder, pues puede conseguir su título de Graduado en Educación Secundaria obligatoria con más facilidad que en cualquiera de los otros grupos de 3º ESO. Es necesario hacerle ver que es una gran oportunidad la que se le está ofreciendo y que no debería desperdiciar bajo ningún concepto.
    Me alegra que independientemente de no estar de acuerdo con algunas de las decisiones tomadas por el instituto, “remes” en la misma dirección que los profesores. En realidad ellos, lo mismo que tú (no te quepa ninguna duda) quieren lo mejor para tu hijo. Las expulsiones pueden ser “más o menos justas” pero siempre tienen carácter educativo. Y lo que se busca con ellas, es un cambio radical de la conducta del alumno, que beneficie a todos, pero especialmente, a él mismo. Además, un alumno expulsado algunos días, no tiene porqué perder el curso, de hecho, este tipo de expulsiones no tienen demasiada trascendencia (prescriben al terminar el curso escolar), ni apenas incidencia en los resultados académicos finales. Porque como te digo, buscan solamente un cambio de actitud en el alumno.
    Pero para que tu hijo cambie de actitud has de ponerle límites claros y “arreglar” el problema que para él ha supuesto la llegada de su hermana.
    Nunca le digas que está siendo un mal ejemplo para ella Y procura no “negarle” a él alguna ayuda que te pida, poniendo la excusa de que no puedes hacerlo porque has de hacer algo en ese momento con la niña. Demuéstrale que le quieres. Dices que hablas con él y el te escucha, pero de lo que se trata es de que el te comunique porqué está así, qué es lo que siente, y cómo desearía que te portaras con él, qué es lo que le haces que no le gusta, o qué es lo que haces hacia otros que él no quisiera que hicieras…Cuando todo eso esté claro y seáis capaces de hablar los dos, (y no solo tú aunque él te escuche), entonces se aclararán las cosas y se podrá empezar a poner soluciones.
    Tú dejarás de hacer cosas que a él le molestan y a cambio en no solo te escuchará, sino que te hará caso y seguirá tus consejos y no traspasará los límites que le pongas. Si consigues saber por qué actúa así, podrás modificar también tu actitud para con él y entonces se dará cuenta de tu sufrimiento al verle “perder el curso” y para evitártelo procurará empezar a estudiar.
    Muchas veces le echamos la culpa a la adolescencia, cuando en realidad, como padres tenemos cierta “culpa”. Pero si sabemos, como padres poner los límites adecuados y a tiempo, encontrando las razones por las que nuestros hijos, de repente, cambian su comportamiento de forma radical, podremos poner el remedio necesario.
    Me remito a mi primer consejo, del mensaje anterior. Gánate la confianza de tu hijo y hazle saber que los límites que le pongas son “porque le quieres mucho”, “porque te importa”…nada más fácil que dejarle hacer lo que quiera si no te importara. Maneja adecuadamente los premios y las sanciones, pero siempre, en todo momento manifestándole un cariño infinito, no reprochándole continuamente lo que haga. Reprocha su actitud, su comportamiento, la acción inadecuada que haya hecho, pero nunca a su persona, no le digas nunca “tonto”, ni “inútil” ni “gamberro”…dile: te estás portando como un gamberro… Supongo que me entiendes.
    En definitiva se trata de que tú y su padre recompongáis las relaciones con vuestro hijo mayor antes de que pierda el curso. Efectivamente, es una gran oportunidad para él, cursar el 3º y 4º de ESO en Diversificación.
    Espero que el problema se solucione.
    Un cordial saludo.

  115. De antemano mis sinceros agradecimientos, pondré en práctica todos tus consejos, seguiré en esa línea con la misma paciencia que he tenido siempre. Lo que me sigue preocupando es también el por qué le han pegado que él dice que no lo sabe que lo tienen amenazado y ayer precisamente tuvimos una charla en la que me sugiere que lo cambie de instituto ya!! y le he dicho que si es por capricho no! pero si es porque le va ayudar a estar mejor consigo mismo y que las cosas van a cambiar a mejor en todos los aspectos pues que sí, que esperemos que termine el curso y dice que no puede más pero no dice realmente el por qué, entonces me confunde. Y con respecto a lo de la hermana le cuesta aceptarla, aunque yo siempre le estoy diciendo que el es mi niño mayor que lo adoro y siempre los privilegios son más para él para que no se sienta desplazado.
    Cada día es algo nuevo con él, si no es una cosa es otra,lo estoy motivando siempre pero parece que todo es en vano, de echo desde pequeño ha sobresalido en los deportes,(fútbol y atletismo) y lo llaman de equipos,pero nada vá dos días y lo deja y yo lo he apoyado siempre le digo que tiene muchísimas cualidades, lo llevo a los entrenamientos etc.. pero pasa de todo. Le he planteado que nos pongamos en manos de psicólogo y rotundamente dice que no.

    En fin, muy agradecida por todo esos consejos tú labor es muy solidaria, Gracias!!!!!!!!!

  116. Trinidad, mucho ánimo, y suerte en el empeño.
    Estoy seguro que con perseverancia acabarás logrando tu propósito, acabarás consiguiendo convencer a tu hijo de que solo deseas lo mejor para él, y terminará no solo “escuchándote” sino también, haciéndote caso.
    Un cordial saludo.

  117. hola desde ya muchas gracias por su consejo tengo una nena de 5 años lo que mas me esta preocupando es que desde que empezo la escuela ella no esta comiendo mucho toma leche pan pero la comida no en la escuela come tan solo 5 cucharadas ademas tiene compañeros que le pegan y le sacan los broches hay veces que me dice que no quiere ir a la escuela como hay veces que la voy a buscar a la escuela y me dice que le gusto mucho ir a la escuela ultimante hace dos semanas que cada vez que llegamos a la parada para llevarla a la escuela le duele la cabeza quiere ir al baño siempre hay algo que tengo que volver a mi casa y despues llegamos tarde a la escuela ya e hablado con la maestra porque le pegan ella me dice que mi hija tiene que aprender a defenderse en la escuela es una niña timida no habla casi nada se distrae con facilidad y en casa es una niña que no para siempre esta haciendo una travesura canta habla de mas todo lo contrario que es en la escuela desde ya muchisimas gracias por su tiempo y consejo soy de uruguay gracias!!!

  118. Hola Javier. Antes que nada felicitarte por este blog y por la labor que realizas con tanta mística y dedicación ayudando a los padres, docentes y a todo el que requiera apoyo, soporte e información sobre este terrible flagelo que es el Acoso Escolar.

    Tengo una hija que viene siendo acosada desde el año pasado en segundo de media, yo vivo en Bélgica, aunque soy venezolana .

    Lo cierto es que el calvario para nosotros comenzó el año pasado cuando la comenzaron a atacar de varios modos, sólo por ser la mejor de la clase, sacar las mejores notas, cantar bien, destacarse, ser extrovertida, sociable, afectuosa, algo que no lo tienen las personas de esta cultura que son más bien frías, indiferentes, distantes, sobre todo la gente joven, claro en general porque no se puede ni se debe generalizar. Te hablo de mi experiencia personal en este país.

    Lo cierto es que en ese colegio mi hija fue atacada por quien era su mejor amiga y que por celos decidió volverse contra de ella orquestando un complot para que toda la clase la odiara, aislara, maltratara, etc, Denuncié en la Dirección sin recibir apoyo, sino puro bla, bla que no resolvió nada, el colegio se lavó las manos, apoyó a los acosadores y no castigó, denuncié en policia, la policia intervino en el colegio pero al final como la situación no cesó tuve que sacar a mi hija del plantel faltando tres semanas para finalizar el segundo lapso llevándola solamente a presentar exámenes. Recibió apoyo del psicólogo del centro quien en vez de ayudar apoyó al colegio haciendo recaer la culpa en mi hija diciendo que ella debía cambiar de modo de ser, porque ser corazón abierto , amable y generosa no era bien visto por esta cultura, ya que esa era la razón que alegaban sus acosadores de porque la acosaban.

    Aquí los acosadores tienen un modo de ser obsesivo, son terribles, te persiguen de por vida hasta verte destruido, el único modo en que logramos parar a la chica lider ( la exmejor amiga de mi hija) fue con denuncias policiales y llevándola a la corte juvenil que tuvo que firmar un acuerdo de no agresión so pena de ser recluida en un reformatorio. Ella paró, pero no asi dos de sus amigos que fueron a estudiar al colegio donde este año está mi hija, estos dos comenzaron a tratar de hacerle la vida imposible, poniendo en contra de ella a toda la clase, regando rumores sobre ella, en fin, comenzó el viacrucis de nuevo, ella está en tratamiento psicológico privado aparte de toda la ayuda que en casa le doy para sobrellevar esto.

    El colegio donde está no presta ayuda como debe ser, mi impresión es que a los padres que denunciamos o nos quejamos de algo se nos ve como problemáticos y fastidiosos pero el colegio ni los profesores no tienen ningún tipo de empatía en situaciones asi, es más niegan el acoso y culpan al agredido de todo, sobre todo si saben que va al psicólogo, entonces la del problema es mi hija que tiene que ir a un psicólogo y los acosadores no existen sino que ella se los inventa.

    Ella está aprendiendo a ser fuerte y a lidiar con esta situación, pienso que el dolor si no te mata te fortalece, yo ya tengo un master en acoso, porque nosotros los padres también somos acosados cuando acosan a uno de nuestros hijos.

    Hace poco mi hija se defendió por primera vez de un ataque físico de una de sus compañeras, yo no estoy de acuerdo con la violencia, pero hay veces en que hay que enseñar a nuestros hijos a defenderse, porque en países como este donde vivo donde los acosadores son malvados y violentos, o eres tú o son ellos, asi de simple, mi hija aprendió que tenía que devolver el golpe, es cuestión de sobrevivir le dije, la atacó una chica de su tamaño y mi hija se defendió ella también pegó, dejo claro que se iba a defender de ahora en adelante, eso hizo que las expulsaran a las dos por un día del colegio, claro el colegio no distingue entre agresor y agredido y castiga a ambos por igual. Ahora la respetan más, ya que desde la pelea vieron que ella no se iba a dejar más de nadie, y si tiene que defenderse de nuevo lo hará, ella lo sabe.

    Mi hija ahora está más en paz, y su autoestima subió al ver que pudo defenderse, se ganó el respeto de su clase aunque no son sus amigos, y los dos acosadores, se rien a sus espaldas y siguen con sus burlas pero no de frente y los demás de la clase no se las celebran ya.

    Repito no estoy de acuerdo con la violencia, pero a veces no hay otra opción sobre todo si te agreden fisicamente , la defensa personal es válida.

    Seguimos en esta lucha, el año escolar ya va a terminar gracias a Dios, el calvario no terminó del todo pero amainó.

    El año que viene espero que la situación cambie, porque sino me tocará denunciar el colegio en el Ministerio de Educación y usar todas las armas que tengo a mi alcance, aunque en este país no le dan la debida importancia al acoso y a veces parece que aramos en el mar.

    Un abrazo y mucha fuerza a todos los padres que luchan contra este flagelo, no hay que bajar la guardia, dar amor a nuestros hijos, comprensión, apoyo y ayuda siempre.

    De nuevo felicitaciones por tu excelente labor!

  119. Necesito ayuda no se si mi hijo esta teniendo algun problema??? tiene 6 años y le da miedo dormir solo, aveces se le vanta a vomitar y una vez hasta se hizo en sus calzoncillos, ademas que ha estado irritado ultimamente pero a la hora de ir a la escuela acude normal no reniega de ir, aunque bajo un poco en sus notas.
    No se que le estara pasando, necesito ayuda porfavor no se si necesita de alguna yuda porfesional!!!

  120. Jessica, no cabe ninguna duda de que tu hija tiene algún problema importante en la escuela. Lo de comer poco en el comedor escolar podría responder nada más, a que no le guste la comida que allí preparan, pero lo de no ir siempre contenta al colegio, a una edad tan temprana, no es normal. Los niños de esa edad suelen ir encantados a la escuela. Además, ese problema se agravó en las dos últimas semanas, pues tu hija, es solamente estar esperando el bus y “sentirse mal” (dolor de cabeza y necesidad de ir al baño).
    A esas edades, el acoso entre iguales es muy diferentes al que se produce entre niños más mayores, pero aunque las consecuencias no son igual de graves, sí es necesario poner remedio. Es probable que algunos de los compañeritos de tu niña la peguen, la quiten los juguetes, la chillen, etc., no de una forma sistemática (como sucede entre alumnos más mayores), pero sí con cierta frecuencia, la suficiente para que tu hija no este agusto en la clase.
    Su maestra está equivocada, porque aunque es verdad que tu hija ha de aprender a defenderse sola, es muy chiquita aun y a diferencia quizás de otros compañeros que responderían a las agresiones con otra agresión, ella no se atreve. Y a estas edades es labor y responsabilidad de su profesora, velar por la convivencia pacífica en el aula, evitando cualquier comportamiento violento entre los preescolares.
    Vuelve a hablar con ella. Dile que tu niña debe tener miedo de algo o de alguien, porque últimamente mientras espera el bus escolar, aparecen problemas “físicos” como dolores de cabeza o de tripa, que sin duda están relacionados con la angustia que siente en los momentos previos a llegar a la escuela. Pídele por favor que esté pendiente de tu niña y le ayude cuando vea que lo necesita, porque precisamente al comportarse de una forma tímida ante sus compañeros, ellos seguramente la “avasallan” y le hacen sentir mal. Dile que tienes miedo a que si no se le ayuda ahora que es pequeña, podría coger “manía” o “miedo” al colegio y que eso, crees, influiría muy negativamente en su escolarización y rendimiento académico futuro. Dile por eso, que necesitas que por favor la ayude cuando note que está en “apuros”, que tú tratarás de enseñarle en casa a “defenderse solita”, pero que en estos momentos, por la situación a la que se está llegando, le pides por favor que te ayude.
    Estoy seguro que te hará caso, y que pronto ru niña volverá contenta al cole. A estas edades, si la maestra se involucra y no consiente ningún tipo de agresión o violencia entre sus alumnos, el problema se soluciona enseguida.
    Un cordial saludo.

  121. muchisimas gracias por tu consejo muchisimas gracias por tu tiempo un cordial saludo

  122. Rosalía, muchas gracias por tu felicitación. Siento enormemente la situación que ha vivido tu hija, y por extensión, sus padres. Ciertamente, el acoso escolar a un hijo, se convierte en un “calvario” no sólo para él, sino para toda la familia.
    En Bélgica, el maltrato entre iguales se ha estudiado de forma independiente en la zona flamenca, pero se aborda desde una comprensión amplia de la violencia en la sociedad y en la escuela. La prevalencia del bullying en Bélgica, según un estudio de Stevens y Van Oost (1995), es del 21.6 %. Y me imagino que allí, por la experiencia que cuentas, (como en muchos paises europeos) queda mucho camino por recorrer para afrontar el acoso de forma adecuada desde el propio centro.
    Tus consejos finales a los padres que luchan “contra ese flagelo” son magníficos, y me alegra que la cosa vaya “amainando”. Tu hija ha sido capaz de romper ese círculo en que se ven inmersos los niños que lo sufren y del que, la inmensa mayoría son incapaces de salir sin ayuda. Ahora es capaz de defenderse y de decir “basta”. Ahora solo necesita conseguir la amistad de algunos compañeros de clase y todo terminará por fin. Ya está en el camino correcto.
    Un cordial saludo.

  123. Astrid, efectivamente tu hijo tiene algún problema. Dices que acude “normal” a la escuela, que no se niega a ir, y eso probablemente descarte un problema de acoso. La disminución de sus calificaciones académicas pueden ser debidas al “problema” que tenga.
    Los niños suelen vivir ciertas situaciones familiares de forma traumática, por ejemplo tener un nuevo hermanito (supongo que no es este el caso), la separación de los papás, el cambio de domicilio, nueva gente que va a vivir a casa…es decir, cualquier situación que haya sido alterada en la vida cotidiana familiar, puede haberle afectado. Te toca a ti observar si hubo o no algún cambio que pudo afectarle. Él no te lo va a decir, porque probablemente ni es consciente de ello.
    Los terrores nocturnos, es decir, el que empiecen a tener miedo de dormir solos, suele producirse hacia los tres añitos. Tu hijo ya tiene seis, y solo debería sufrirlo, en todo caso, como algo pasajero y puntual. El hacerse “caca” encima, si no es por enfermedad (gastroenteritis) y algo muy puntual, se trataría de una “regresión”. A los niños pequeños suele pasarles cuando llega un nuevo hermanito a casa.
    Si sigue vomitando y con la tripa mal debes visitar al médico. Pero si se descarta cualquier problema físico, por enfermedad, has de buscar algún cambio que se haya producido en el entorno del niño, y al que está “respondiendo” de esa manera. Cuando lo descubras podrás solucionarlo con una pequeña explicación al niño.
    Espero que el problema se soluciones pronto.
    Un cordial saludo.

  124. Muchas gracias por su pronta respuesta!! Si hay un bebe de 1 año y medio en casa a demás de que hace 9 meses nos cambiamos de domicilio, pero es hasta ahora que ha empesado a tener esos problemas pero no me habia dado cuenta que puede que sea el cambio con la llegada de su hermanito. Muchas gracias por su ayuda y consejos.

  125. Eso que dices son motivos más que suficientes para explicar la conducta de tu hijo mayor. Saca tiempo para jugar con él y explícale, que ahora él es el hermano mayor, y que tiene que ayudarte en sus cuidados, porque su hermanito es muy pequeño, y que cuando sea mayor jugaran juntos y se divertirán mucho. Muéstrale mucho cariño. Tiene que darse cuenta de que no has dejado de quererle aunque tengas que estar muy pendiente del bebé, y que siempre será “tu niño mayor”. Seguro que asi le ayudarás a superar esos celos (muy normales por otra parte) que siente ante la llegada de su hermano.
    Un cordial saludo.

  126. Muchas gracias por ayudarme a ver cual es el motivo de las actitudes de mi hijo, voy a tomar en cuenta todos los consejos que me ha dado. Y muchas felicitaciones por tan excelente blog y sobre todo por sus prontas respuestas muchas gracias.

  127. Muchas gracias Javier por tu respuesta y por los datos de acoso en Bélgica que desconocía.

    Esperemos que cada día haya más concientización sobre este terrible flagelo social que es el acoso.

    Un gran abrazo y mucho éxito en la bella labor que realizas.

  128. Buenas tardes,

    Tengo un hijo de seis años al que ayer, mientras estaban

    en clase de gimnasia, un compañero le dio puñetazos

    hasta romperle las gafas. El profesor que estaba con ellos

    no se dio cuenta de nada hasta que mi hijo empezó a

    llorar. Le riñó al otro niño, pegó las gafas de mi hijo y

    actuaron como si nada hubiese pasado.

    Hasta que llegué a casa por la tarde no me enteré de lo

    sucedido, puesto que nadie del centro se puso en contacto

    conmigo para comunicármelo.

    Estoy tremendamente disgustada por lo que le ha pasado

    a mi pequeño y muy enfadada con el centro, que me

    manda al niño a casa con las gafas malpegadas, a ver si

    cuela y nadie se entera.

    Por supuesto el lunes voy a ir a hablar con ellos y me

    gustaría que me orientaras sobre cómo llevar el asunto.

    Muchas gracias.

  129. Esther, efectivamente, el centro escolar al que asiste tu hijo no actuó correctamente. Debería haberse puesto en contacto contigo comunicándote el incidente, de los golpes de un niño a tu hijo, de la rotura de las gafas, y del intento de “apaño” rápido (hecho solo disculpable, porque tu hijo no estuviera toda la mañana sin sus gafas).
    Aun en este supuesto, no creo que debieron intentar reparar las gafas del niño, pues lo más probable es que no quedaran bien. Deberían ser reparadas en una óptica para evitar que vuelvan a romperse con facilidad.
    Cuando vayas el lunes a presentar tu queja, reúnete directamente con el director. Podría ser que el profesor de educación física “malpegara” las gafas de tu hijo y no comunicara el hecho a ningún miembro del equipo directivo, en cuyo caso, el problema no será conocido por el director. Descubrirás por sus respuestas y extrañeza si pudo suceder así o no. Porque también podría ser que el director conociera el hecho, y a pesar de todo no te llamara para comunicártelo.
    Quizás tu hijo sepa quién “pegó” sus gafas; si fue el mismo profesor tras reñir al otro niño, o si marchó con ellas y se las devolvió “pegadas”, pero no le vio hacerlo directamente a él.
    Sea como fuere, se actuó muy mal por parte del colegio y tu queja está totalmente fundada. Pero como no sabes exactamente qué es lo que ha pasado, no grites ni te muestres agresiva cuando hables con el director. Con voz suave, pero firme aféale la actuación del colegio y exige un arreglo en condiciones (reparación en una óptica), que debería sin duda ser abonado, por los padres del niño que pegó a tu hijo, pues las gafas no se rompieron por accidente, durante el ejercicio físico o los juegos, sino que fue debido a los puñetazos que le propinó el compañerito. El colegio debería ocuparse de que fuese así, es decir, de que los padres del niño agresor, abonen la factura del arreglo de las gafas.
    Además, ese niño debe ser castigado por parte del centro, dejando claro así que no permitirá ningún tipo de violencia entre sus alumnos.
    Aunque se trata de niños muy pequeños, vigila que ese tipo de conductas agresivas hacia tu hijo no se repitan. Habla con tu niño y que te cuente si alguien le pega a menudo (especialmente el que le rompió las gafas), pues ese tipo de conductas han de ser abordadas cuanto antes por los profesores del centro, y evitarán que tu hijo comience a tener miedo a ir a la escuela. Probablemente, lo de las gafas y los puñetazos sea un hecho puntual, pero como te digo, obsérvalo cuidadosamente por si hubiese algo más.
    Un cordial saludo.

  130. Javier,

    Muchas gracias por tu respuesta. Se me olvidó comentarte que el profesor de gimnasia es el director del Centro, por lo que-como es obvio- el equipo directivo estaba al tanto del incidente.
    Las gafas son de pasta y en cuanto llegó a casa y se las quitó, se quedó con la patilla colgando en las manos..
    En cuanto al niño que pegó a mi hijo, ni llamaron a los padres ni siquiera lo castigaron, simplemente le afearon su conducta delante del grupo.
    Comprenderás lo dolida que estoy ante la situación y lo indignada que me siento por la actitud tanto del director como de la profesora.
    Creo que este tipo de comportamientos agresivos deben cortarse de raíz desde el primer momento.
    En cualquier caso, muchas gracias. Mañana hablaré con ellos y ya te comentaré cómo han ido las cosas.

  131. Esther, la verdad es que no encuentro el calificativo para describir el hecho de que sea el propio director del centro, la misma persona (profesor de educación física) que pegó las gafas de tu hijo y no te informo de ello. Incluso, el calificativo de “vergonzoso” resulta suave. ¿Cómo puede actuar de esa manera el director de un centro educativo?…Pensé que podía no conocer el hecho, incluso que aun conociéndolo trató de obviarlo, pero que fuese él mismo quien lo hiciera… ¡no tiene perdón!…Esa acción “tan fea” dice mucho de su actitud y de su”aptitud” para “dirigir” una escuela y por ello quizás debas plantearte sacar a tu niño de allí, siempre que tengas otras opciones de escolarizarlo.
    Espero que vaya bien tu reunión de mañana.
    Un cordial saludo.

  132. Muchas gracias de verdad, Javier. Ojalá todo el mundo se

    tomase estos temas con la seriedad necesaria y ojalá

    fuese tan sencillo el cambiar de centro, pero me temo que

    no es posible.

    De todas formas, intentaré mantener la calma y ser firme

    pero educada mañana.

    Saludos.

  133. Hola es la primera vez que me pasa esto sabe tengo un problema con mi hija de 7 años, hasta hace poco era una hija bien portada, su educacion pre escolar fue en colegio de paga por situaciones adversas tuvimos que cambiarnos de casa y aqui en donde vivo hoy no hay escuela primaria de paga asi que se apunto en escuela publica y no pporque sea malo sino que el nivel educativo esta muy por debajo de lo que ya habia aprendido en el kinder como comprendera lo que ya habia aprendido lo volvio a repetir en los primeros meses de escuela y por logica se aburrio, pero ahora se distrae muy facil, no apunta rapido lo que escriben en el pizarron, sus compañeros (as) son un poco dificiles asi que me preocupa que siga en este comportamiento, pues va a pasar a 2°. aconsejeme que hacer.

  134. Estela, el hecho de haber dejado su antiguo colegio, y el hecho de volver a repetir cuestiones que ya conocía, provocando el aburrimiento de tu hija, son motivos más que suficientes para que se muestre distraída. El hecho de que sus compañeros sean un poco “difíciles” tampoco ayuda. Es importante que tu hija se adapte al nivel de las clases al que obligatoriamente (al no haber otro centro privado) va a tener que asistir.
    Aun es pequeña y no debes preocuparte demasiado. Explícala que en ese colegio va a aprender muchas cosas, y que te agradará mucho que se comporte bien y haga todo aquello que le mande su maestra, porque así, cuando sea mayor podrá tener la profesión que ella quiera. Dile que en la clase debe estar muy atenta a lo que dice la profesora, y copiar lo que se escriba en la pizarra sin entretenerse en otras cosas. Interésate por sus amigos. Es bueno que haga amiguitos, porque si no tiene amigos y amigas no lo pasará demasiado bien en el colegio, y ahora es muy importante que vaya contenta. Además, los amiguitos actúan como escudos frente al “acoso escolar”.
    Es probable que en cuanto la niña se adapte mejor al nuevo colegio, los problemas desaparecerán, pero si al comenzar el curso nuevo, tras un par de meses de clases la niña se sigue distrayendo y sigue presentando dificultades para copiar en el tiempo establecido lo que la maestra pone en la pizarra para que los niños lo copien, tendríamos que pensar entonces que existe un problema, y habría que averiguar de qué se trata para abordarlo de forma adecuada.
    Un cordial saludo.

  135. Javier estoy criando a un niño de 9 años que a los pocos meses de nacido fue abandonado por el padre y a los 2 años la madre me lo dejo porque se fue con la pareja ,solo hablan cada tantos días por teléfono Es un niño con muy baja estima en el colegio le hacen bromas porque es bajito y lo acosan porque no tiene padre , ahora 2 niños le sacan la colación y el se la tiene que dar porque si no no lo dejan jugar . Yo me enteré de todo por otros compañeros porque en casa no cuenta nada,solo dice que no quiere llevar merienda. El carnet de calificaciones vino bien en rendimiento pero dice que esta muy inquieto que se para continuamente y hoy me llamo la maestra para decirme que esta agresivo y le tira con los útiles a los compañeros, te pido ayuda por favor, gracias, un abrazo

  136. mi hijo de 5 años está terminando la educación infantil y creo que sufre acoso escolar. Es un niño muy abierto, charlatán y extrovertido pero los niños de su clase siempre le corean canciones de burla, le llaman pesado, le dicen que se calle y le piden que sea siempre el que pille si quiere jugar. Yo soy maestra de primaria pero trabajo en otro centro y estoy pensando en matricularlo conmigo aunque sea en otro pueblo distinto al de nuestra residencia. Su grupo de clase es muy fuerte, hay mucho liderazgo y enconcreto , dos de los lideres, que dicen que es sus amigos , nunca lo valoran y siempre lo menosprecia, ahora todos lo tratan así. No quiere ir al colegio y a veces esta muy nervioso y con problemas de control. He podido detectarlo ya que voy mucho al parque con el y veo a diario cosas que no me gustan pero como el no decia nada y lo afrontaba con normalidad no le daba tanta importancia. Ultimamente veo que todo va a más y que siempre el acaba llorando o gritando porque ve que no es jjusto. y encima los otros padres piensan que es un gritón… aconsejenme por favor

  137. Rafaela, está claro que ese niño que estás criando, no recibió durante sus primeros veinticuatro meses de vida, el calor, la ternura y el cariño necesarios para establecer unas adecuadas “relaciones de apego”. Las alteraciones graves en la relación “de apego” (presentes o pasadas) son responsables de las dificultades socioemocionales a corto y largo plazo que presente la persona que las sufrió.
    Cuando las fases de “apego” se desarrollan normalmente se crea un círculo afectivo sólido y duradero entre el niño y la madre, y eso permitirá desarrollar posteriormente una capacidad cada vez mayor para vincularse socialmente con más personas, como son los adultos con los que se relaciona en su ambiente familiar, con sus profesores o educadores y además conquistará superior autonomía y diferenciación respecto a todas estas figuras. Pero esto, como te he dicho, durante sus veinticuatro primeros meses de vida, no ha podido darse en un niño que a esa corta edad es abandonado por su madre (a su vez abandonada anteriormente por el padre) para irse con otra pareja. Es muy probable que ese niño sufriese maltrato durante varios meses previos al abandono.
    La importancia de las relaciones básicas con la figura de apego es puesta de relieve por diferentes autores e investigadores que afirman que el niño construye un modelo interno de las interacciones sociales a partir de esa primera relación de apego, incluyendo lo que se puede esperar de uno mismo y de los otros; el feedback de conductas y consecuencias de esa relación desempeñan un papel clave en la regulación de su conducta.
    Ese modelo construido de “apego inseguro” hace más difícil la adaptación del niño ante situaciones adversas y conflictivas, ante las que se comportará generando más conflicto (está agresivo, inquieto, y les tira los útiles a sus compañeros) y adversidad, en una espiral escalonada que le abocará a cierta inadaptación social. Y a su vez ello le convierte en un alumno vulnerable con muchas probabilidades de convertirse en víctima del acoso de sus compañeros que creo, por lo que cuentas, es algo que ya está pasando, ya que el niño, tienen que entregar su merienda, para que le “dejen jugar”.
    Lo primero que tienes que hacer es ponerlo en conocimiento de su maestra, para que intervenga y pare los maltratos que algunos de sus compañeros hacen al niño, como quitarle la merienda, no dejarle jugar, y seguro que en más de una ocasión le habrán pegado e insultado. El problema aun no es demasiado grave, (pues su rendimiento escolar no ha bajado) pero es conveniente atajarlo cuanto antes. Dile a su maestra que te preocupa que el niño empiece a no querer ir al colegio, que te da miedo que comiencen a bajar sus calificaciones escolares por ese hecho, y pídele por favor que intervenga. Podría ser que ella te diga que el niño debe aprender a defenderse solo…aun así tú insiste y pídele por favor que solucione el problema.
    Por otro lado, tú no puedes “borrar” o “eliminar” esas primeras relaciones de “apego” de ese niño con su madre, (imagino que tú serás cómo una madre para él) pero sí puedes influir en su conducta. Has de enseñarle que la agresión no es aceptable, y que la fuerza y la amenaza no son la única y mejor forma de solucionar conflictos. Ello implica que tú nunca debes someterlo a castigos físicos pues con ello solo conseguirías hacerle sentir inseguridad y rechazo. Debes conseguir aumentar su “autoestima” porque ello aumentará su “motivación de eficacia” lo que implicaría una buena relación con sus pares al aumentar sus conductas prosociales. Intenta para ello que perciba mensajes positivos y de reconocimiento por parte de figuras significativas (en este caso tú, y si hay algún otro adulto que viva con él); en caso contrario, responderá ante las dificultades en general y ante el aprendizaje de forma ineficaz y con manifestaciones de ansiedad producidas por la anticipación de resultados negativos y de fracaso. No debes olvidar que los niños en numerosas situaciones, suelen depender en gran medida de la aprobación de los demás.
    Sería bueno también que tuviera amigos entre sus compañeros de clase. Los amigos suelen ser un buen escudo frente al bullying. Para ello, potencia y permite su participación en actividades sociales, y recuerda que debes valorar y elogiar sus capacidades personales para aumentar su autoestima.
    Un cordial saludo.

  138. Susana, a esa edad, en los niveles de infantil, la violencia entre alumnos es muy difusa y con unas características muy diferentes al bullying que se produce entre los alumnos de educación secundaria. Entre los más pequeños es menos grave, pero no por ello debe dejarse sin el control claro de los maestros, quienes deben amonestar y sancionar cualquier comportamiento violento de sus alumnos, así como controlar que a ninguno de ellos le pase lo que le ocurre a tu hijo.
    Te recomiendo que hables con su maestra y le cuentes todo eso, aunque a estas alturas de curso, ya prácticamente finalizado, con quien habría que hablar es con el profesor de 1º de primaria que tendría al curso próximo.
    Ese tipo de problemas, fáciles de controlar en infantil, se empiezan a complicar durante la educación primaria, sobre todo a partir de 3º, en los que si podemos hablar ya de alumnos que en el colegio lo pasan realmente mal. Muchas historias de acoso en secundaria, son prolongaciones del colegio, y hay alumnos que hablan de haber sufrido acoso durante toda su vida, desde la escuela hasta finalizar el instituto.
    Los más pequeños como es el caso de tu hijo, en general no son conscientes de ese “maltrato” y prácticamente no le dan ninguna importancia, pero veo que tu hijo si ha empezado a darse cuenta y ya no quiere ir al colegio. No suelo recomendar cambiar de colegio, pues pienso que quienes deberían abandonarlo son los alumnos que acosan a otros, pero en tu caso, si tienes la posibilidad de cambiarlo de colegio y llevarlo contigo, hazlo. Si lo dejas dónde está ahora, sin duda, sus compañeros que pasan a primaria le harán la vida imposible y cada año será peor. Si no lo cambias sí tendrás que ir a hablar con el director y actuar como recomiendo a muchos padres que lo hagan, tanto respecto al centro como con sus hijos (te recomiendo, en ese caso que leas mis respuestas a otros mensajes similares al tuyo).

    Si te llevas contigo a tu hijo, procura so sobreprotegerlo. Intenta también modificar su conducta en cuanto a los gritos (dices que los padres de otros niños piensan que es un gritón). Es posible que tu hijo cuando se enfada, grita fuerte, e incluso pienso que puede tener un timbre de voz agudo. Esos gritos pueden molestar mucho a sus nuevos compañeros (igual que a los antiguos) y podría ser un desencadenante de acoso y exclusión social (que nadie quiera jugar con él) en el nuevo centro. Tienes que convencer a tu hijo, de que no debe gritar nunca. Que no debe enfadarse y que debe intentar resolver “los problemas” hablando y controlando su enfado.

    Intenta que enseguida encuentre amiguitos, favoreciendo su participación en eventos sociales (aunque al estar en otro pueblo ello te suponga tiempo), porque los amigos son un potente protector frente al bullying.

    También te indico que debes estar muy atenta, pues el hecho de cambiar de centro no garantiza no volver a sufrir acoso. Y si este se volviera a producir habría que abordar el problema adecuadamente.

    Un cordial saludo.

  139. mi hijo una vez fue toqueteado por un compañerito de clases ,tenian los dos 6 añitos ,mi hijo de mieddo no me conto ,pero yo sin saber me di cuenta, lo cambie de escuela,luego de denuncias y papeleos,hoy dia no quiere ir ala escuela ,dice aburrirse,y come todo el tiempo ,es sano ,notiene gracias a dios ninguna enfermedad,por lo cual me llama poderosamente la atencion que se niegue ir a la escuela hoy dia tiene 8 años,y va a tercer grado ,y tiene notas sastifactorias ,puede que le pase algo y no puedo darme cuenta y eso que hablamos mucho ,un cordial saludo me gustaria si me pueden dar una idea mas clara.gracias

  140. Perla, el hecho de que tu hijo no quiera ir a la escuela es significativo de que algo le pasa. No es normal que un niño de esta edad no quiera ir al colegio. Creo que por el momento podríamos descartar que sufre acoso por parte de algún compañero, dado a que sus calificaciones escolares son satisfactorias. Lo normal en esos casos, es que las notas escolares desciendan de forma importante.
    Sin embargo no es descartable el hecho de que esté comenzando a sufrirlo. Dices que se aburre y “que come todo el tiempo”, y ello me hace pensar, que aunque es un niño sano como dices, puede que esté gordito, y eso haya desatado las burlas de sus compañeros. De todas formas, es una simple impresión mía, pues no conozco a tu hijo, y quizás, aunque come todo el tiempo esté delgado. El desgraciado episodio que le sucedió hace un par de años, cuando tenía seis años, seguramente lo habrá olvidado, y no creo que tenga nada que ver con la situación actual.
    También puede que algún cambio que haya sucedido en su entorno familiar más próximo le esté afectando negativamente (nacimiento de un nuevo hermanito, cambio de domicilio, fallecimiento de abuelos, separación de sus padres…). Lo cierto es que algo le pasa y debes averiguar qué es a fin de poner remedio. Sólo sabiendo exactamente qué problema hay, puede intentarse solucionarlo.

    Dices que hablas mucho con él, y eso es bueno. Tienes que preguntarle el porqué no quiere ir al colegio. Y no vale la respuesta de “porque me aburro”, es necesario que insistas en que debe reflexionar porqué se aburre…que es lo que pasa en la escuela para que se aburra. Intenta hacerle ver que le ayudarás en todo. Trata de que te explique si tiene algún problema “especial” con su profesor/a o con alguno de sus compañeros. Cuando consigas saber la causa podrás afrontarla adecuadamente.
    Espero que descubras pronto que le sucede a tu hijo.
    Un cordial saludo.

  141. Buenas tardes,

    Tengo una niña de 7 años que siempre ha tenido una comportamiento normal tanto con adultos como con niños, pero estos 2 últimos meses ha cambiado enormemente. Todo comenzó cuando empezó a ir a casa de una amiga del colegio, su comportamiento en casa era más brusco en algunas contestaciones, así que se le castigo sin dejarla ir en unos días. Pasados unos días, nos cuenta que se han enfado y que no entiende porque, ya que no es culpa suya. Al parecer la cosa quedó ahí.
    El caso es que los últimos días del colegio no quería ir, siempre con molestias, llegando a llorar en un par de ocasiones al entrar. Hasta que un día en la puerta del colegio le dice a su madre que esa niña a veces se mete con ella, varios profesores lo ven y se habla con la profesa. En casa la niña nos dice que la otra niña lo niega todo, pero ella tampoco nos cuenta nada de lo que ocurre, sólo nos dice que se enfadó por no ir a su casa y que no se acuerda de nada más. Faltan dos días para que se acabe el curso y no quiere ir a la excursión que tenían programada, argumenta que ya había ido el año pasado y no le apetece, por lo que no la forzamos. Pero al empezar las vacaciones no se quiere separar de su madre, cuando siempre pasaba el día con su abuela y su tía.
    No quiere separarse de ella, así que decidimos que vaya por las mañanas a un campamento de actividades con niños. Entendíamos que le hacía bien jugar con otros niños. Casi todos los días ha devuelto sin desayunar, al llegar a las actividades no jugaba con los otros niños hasta que los monitores no organizaban los juego y a pesar de ello siempre salía muy contenta y más cuando le decíamos que estábamos muy orgullosos. Pero al día siguiente volvía a hacer lo mismo, es más, nos fijamos que casi siempre juega con niños y niñas más pequeños que ella. Al terminar el campamento le preguntamos si quería volver y nos da un no rotundo.
    Pero sigue igual, si queda con su abuela al separarse de su madre se le llenan los ojos de lágrimas.
    A veces juega con una niña, se lo pasan bien, pero el otro día se vino corriendo a nosotros sin ningún motivo y como asustada, yo sin ser un especialista le detecté lo que podría ser ansiedad. Ella dice que tiene “mamitis” y mariposas en la barriga. Nos fuimos a un sitio apartado y tranquilamente logré que me fuese contando lo que le había pasado en el colegio con aquella niña y acabó confesándome que a veces se mete con ella insultándola, y otras veces hace como si no pasase nada.
    Ese día por la noche nos cuenta algo más, pero más o menos lo mismo.
    Sigue siendo una niña alegre y divertida, pero nunca se quiere separar de nosotros.
    Por todo lo que tiene publicado por la web me parece que es un claro ejemplo de “acoso escolar” y no porque sea un alarmista. Evidentemente, ahora nada puedo hacer en cuanto al colegio, y aunque le dicho que no se preocupe que esto lo vamos a solucionar, me preocupa como va a ser el inicio del curso escolar. Desde luego que hablaré con su tutora y los profesores de patio, pero no sé si es suficiente o si es conveniente que consultemos el caso con un psicopedagogo, estamos muy preocupados.

    Muchas gracias.

    Un cordial saludo.

  142. Saludos,
    Gracias por escribir este artículo tan importante para los padres, familiares al igual que nuestros educadores profesionales y el público en general, pues aunque no todos tengas hijos, tienen sobrinos, sobrinas, primos, primas, nietos, nietas, etc..

    Me gustaría con su permiso publicar todo o parte de el en una pequeña publicación que publico mensualmente en Puerto Rico. Pues es un tema que quiero llevar a la luz se que es algo que ocurre aquí como en todo el mundo y que aveces pasa inadvertido por los padres y la comunidad. A la vez les indicare a mis lectores donde pueden leer más y ellos mismos someter sus preguntas o inquietudes para recibir sus consejos.
    Atentamente.
    Adolfo

  143. Eddard, no cabe duda de que a tu niña le pasa algo. Ese cambio brusco de personalidad que comenzó hace un par de meses tras ir algunos días a jugar con una compañera del colegio. Algo sucedió por aquellas fechas porque a partir de entonces tu hija se muestra ansiosa al separarse de su madre, y tras jugar con algunos niños en el “campamento de verano” no quiere repetir la experiencia, aunque en principio da muestras de divertirse.
    Ciertamente, la violencia y acoso entre niños de estas edades no tienen ni las mismas características ni las mismas consecuencias que en niños ya más mayores, a partir de 10 u 11 años, dónde resultan mucho más graves.
    No te preocupes demasiado, por ahora. A estas edades como te digo, el problema suele desaparecer con la intervención de los profesores y no deja secuelas pues los niños agredidos lo olvidan con facilidad.
    El hecho de no querer ir a una excursión, claro signo de sufrir acoso en alumnos más mayores, puede no ser el motivo a esta edad, pero por si acaso y por si tu niña resulta especialmente sensible a ello, habla con su profesora a la vuelta de vacaciones y ponle al corriente del asunto, a fin de que el problema, ni siquiera comience. Si la profesora “toma cartas” en el asunto el problema casi seguro, desaparecerá.
    Procura que tu hija haga “amiguitos” entre sus compañeros de clase, pues el tener amigos es un potente protector frente a las conductas violentas de otros compañeros.
    Por otro lado, consigue la suficiente confianza con la niña para que te cuente todo lo que le pase, y asegúrale que cualquier problema que tenga de ese tipo, le ayudarás a resolverlo. Debes conseguir que te cuente qué es exactamente lo “que le asusta” (dices…”el otro día se vino corriendo a nosotros sin ningún motivo y como asustada”), porque sólo sabiendo de qué se trata, se podrá decidir la mejor forma de abordarlo.
    Si el problema sigue al comenzar el curso y durante el primer trimestre, habrá que actuar de otra forma, pero lo más probable, como te digo, es que el problema, si se trata de un caso de acoso escolar, se resuelva una vez lo pongas en conocimiento de su profesora.
    De todas formas, si tras la intervención de la profesora, y descartado ya el problema de acoso, el problema persiste y se agrava, sí deberías consultar y buscar la ayuda de un psicopedagogo.
    Un cordial saludo.

  144. Adolfo, tienes mi permiso para publicar o todo o parte del artículo (lo que desees) en esa publicación que realizas, cada mes, en Puerto Rico. El bullying es un fenómeno que, efectivamente, está presente en todas las escuelas del mundo, y todo lo que se haga para erradicarlo, siempre “será insuficiente”.
    Te deseo mucha suerte en tu proyecto de dar a conocer en tu país las graves consecuencias que puede generar en determinados alumnos el “acoso entre compañeros” o bullying.
    Un cordial saludo.

  145. Hola,mi nombre es Ariana tengo 12 años…..no soy ni padre ni madre pero estaba leyendo esto porque en el colegio me insultan,se rien a mis espaldas y me critican en las redes sociales.Un dia comentaron mi estado en (Tuenti) y alli empezaron a bacilarme y al dia siguiente me entere de que las dos ”matonas” me hiban a reventar la cara cuando el instituto empieze (porque estamos de vacaciones) por favor envienme alguna solucion del problema por este e-mail – real.Arianaxd@hotmail.com. ¡Necesito ayuda….yo sola no puedo con esto! :(

  146. Ariana, ciertamente, tú sola no puedes con eso. Es muy difícil salir por los propios medios de ese círculo infernal que supone el bull,ying o acoso entre iguales.
    Mi primer consejo es que hables con tus padres. Cuéntales lo que te pasó el curso pasado y lo que planean hacerte en el próximo esos compañeritos matones que tienes, y lo angustiada que estas por ello. No pienses que si dices algo será peor (no es verdad) , ni te consideres una “chivata” por ello, porque tienes ABSOLUTO DERECHO a ser respetada por tus compañeros del colegio.
    Tus padres deben ir a tu instituto a denunciar la situación en que te encuentras ante la dirección o la jefatura de estudios. Una vez denunciado han de exigir que se tomen las medidas oportunas para que el acoso hacia ti desaparezca porque si no tus padres tomarán otras medidas que yo les propondría. Además, el uso de las tecnologías para humillar a otros (Tuenti) puede ser perseguido judicialmente si se denuncia en el juzgado o en la comisaría.
    Tú has dado el primer paso para detener el acoso a tus compañeros, que es contárselo a un adulto, en este caso a mí. Yo te recomiendo que lo cuentes a tus padres y que ellos, el primer día de curso, lo pongan en conocimiento del equipo directivo del centro escolar. Sólo cuando se hace esto se puede abordar el acoso con garantías de éxito.
    Piensa que nadie tiene derecho a hacer sufrir a sus compañeros de clase y que todos tenemos derecho a que se nos respete. Cuando este principio se rompe son los profesores y los equipos directivos de los institutos los responsables de mantener y hacer mantener ese respeto entre los alumnos. Se os obliga por ley a ir al colegio hasta los 16 años, y son las autoridades educativas las responsables de que nada os suceda y de mantener vuestra integridad durante toda la jornada escolar.
    Estoy seguro de que tus padres solucionarán el problema.
    Y no dudes en volver a escribirme si lo crees necesario.
    Un cordial saludo.

  147. MI NIETA ES UNA NIÑA MUY IMPERACTIA ,TIENE MUCHA ANSIEDAD, ES MUY INQUIETA, AVIVIDO CON MIGO CASI TODA SUVIDA SU MADRE A VIVIDO VIAJANDO ,TRABAJANDO Y EN TOTALIDA A VIVIDO COMO UN AÑO CON LABEBA SU PADRE LA VE CADA MES , MI ESPOSO Y YO LE DAMO CARIÑO PEROSE QUE AELLA LE FALTA ALGO SU MADRE SELA LLEVA APUERTO RICO Y LANIÑA ESTA QUE CELE A PARADO REVERDE Y MUY IMPERRATIVA , CONMIGO SE MUEVE Y ES ALEGRE PERONO ASI QUE PUEDO HACRE

  148. Rutgil, no estoy seguro de entender bien tu mensaje. Deduzco por lo que dices, que con tu esposo y tú, vive vuestra nieta que es hiperactiva y que tiene mucha ansiedad. Que su madre viaja mucho y que su padre ve a la niña cada mes. Parece que su madre quiere llevársela a Puerto Rico, y que la niña “no quiere” ir con ella y separarse de ti…¿es eso lo que tratas de decirme en tu mensaje? , ¿o en realidad preguntas sobre qué hacer para controlar esa hiperactividad que tu nietecita no tenga tanta ansiedad?. Me inclino a pensar que se trata de esto segundo.
    No sé exactamente qué edad tiene tu nieta, pero es conveniente que sepas cuales son las características y los problemas que presentan estos niños y niñas hiperactivos, casi siempre con TDA (trastorno por déficit de atención). Te recomiendo que leas mi respuesta al mensaje de Antil, en este mismo artículo, de fecha 11 de febrero de 2012.
    Por otro lado, dices que a la niña le “hace falta su madre” porque apenas está con ella, y ahora que quiere llevársela (al menos eso entiendo yo de tu mensaje) la niña no quiere ir y por ello muestra mucha ansiedad. De todas formas si mi respuesta no responde bien a tu pregunta vuelve a escribir y cuéntame el problema de forma clara.
    Sea de una forma u otra, te enviaré a tu correo particular un pdf donde se explica qué es y cómo abordar el problema del TDA que os ayudará a ti y a su madre a solucionarlo. Un cordial saludo.

  149. hola como estas te paso a contar , yo tengo nun hijo de 14 a;o y este ultimo tiempo a camiado rotundanente su comportamiento esta de mal humor ya no quiere ir al colegio a faltado mucho tiempo xq no puedo obligarlo a ir, al colegio o llora x cualquier cosa que uno le diga , y esta ultima semana he podido sacarlesu boca que es acosado y golpeado constantemente por algunos de sus companeros del curso pero, el no quiere que yo vaya hablar a la colegio xq es constantemente amenazado con golpearlo a la salida . en fin no se que actitud tomar y realmente temo que le hagan da;o realmente tengo mucho miedo.muchas gracias .

  150. Yo he sufrido acoso escolar.

    Acabas mal de la olla cuando te haces adulto, te vuelves retorcido y vengativo. Comienzas a tener dificutlades estrepitosas para socializarte y la autoestima se va de fiesta con su amiga del alma la seguridad en ti mismo. Tu ideologia se vuelve extremista y comienzas a creerte cosas raras/

    No solo es en las clases. La calle, el trabajo, los grupos sociales, sus propios amigos

    Fijaos bien en su vida, quien es en los grupos, si es el que manda o el ultimo mono.

    Introvertido? Acosado seguro

    Sin autoestima? Acosado seguro

    No le da importancia a NADA? Acoso seguro

    Poco exito con las chavalas? Acoso seguro

    Fracaso escolar:? laboral? Acoso seguro.

    Fracasos personales? A.S.

    Apatia? A.S.

    PERO QUIEN? QUIEN? QUIEN ACOSA????

    No es solo el deseo de poder de una mente perfida, entra en juego la PSICOLOGIA entera. Cuanto mas fuerte estes, mas grave tengas la voz, mas triunfos acumules o mas seguro estes de ti mismo, menos se meteran contigo. Asi son las reglas y si no me crees, vives en el mundo de la piruleta.

    Pero si eres un chavalico delgado con voz de Michael Jackson y no has ganado nada en tu vida, si no te sacas el carne de conducir o no fumas a los 14, te conviertes en alguien poco valorable por la sociedad de la TV. Como encima sigas el rollo de no hacer lo que no te gusta que te hagan, vas aviau.

    Con el tiempo le cojes miedo a conocer a los demas, todo el mundo te parece sospechoso y lo unico que aprendes de maravilla es a captar los mensajes subliminales de la gente. O a imaginartelos, porque 15 anos sonando despierto mientras la gente te desprecia te convierten en un paranoico.

    En resumen, si no quereis que acosen a vuestros hijos, forjad hombres y mujeres, y no forjeis zombies chupateles zampabollos. Ensenadle a buscarse la vida, a ser responsable, a encontrar aficiones e inquietudes

    Y HACED EL FAVOR DE NO DEJARLE QUE SE ENCIERRE EN UNA HABITACION.

    TENEIS IDEA DEL TIEMPO QUE HEMOS PERDIDO CHAVALES COMO YO, POR NO HABER SIDO RESPONSABLES, SEGUROS DE NOSOTROS MISMOS, CON LIDERAZGO Y DEMAS PAMPLINAS DE TRIUNFADORES????? TENGO 23 ANOS Y AHORA ME ESTOY ACORDANDO DE COMO EL ESTADO DE ANIMO DE TUS PADRES INFLUYE UN CARAJAZO EN TU EDUCACION. ME DOY CUENTA AHORA, CUANDO LLEVO 3 ANOS SIN TOCAR A UNA MUJER O DESDE LA ESO SIN ESTUDIAR, CUANDO NO ME SIENTO CAPAZ DE NADA O CUANDO ME ACUERDO DE COMO ME ACOMPLEJABA MIENTRAS EL CHULITO TENIA SIEMPRE LO QUE QUERIA Y POR SI MISMO.

    CUANDO SE RIEN DE TI DISCRETAMENTE, CUANDO TE NINGUNEAN EN TODO GRUPO SOCIAL, CUANDO SABES QUE ERES EL TIPICO DE HOLA GRACIAS POR FAVOR Y ADIOS, EL TIPICO TIMIDO MONOSILABICO.

    EL ACOSO ESCOLAR ES SOLO UN MENSAJE DE QUE ALGO VA MUY MAL EN LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DEL SUJETO. MIRADME A MI, PAREZCO UN LOCO ACOMPLEJADO.

    Mi ex me dejo alegando impotencia por mi parte. Asi si que mola eeeh???? Es la puta verdad, tiene razon, me han educado como un zombie zampabollos quemaconsolas que me quedado miope de tanto ordenador. Si si, tengo modales y se comer con la boca cerrada, no molesto y doy las gracias, pero me han educado fatal y eso es verdad.

    Respeto el orden publico, colaboro con las autoridades, ayudo a mis semejantes, pero soy un patetico fracasado y si quiero hacer algo mas que no molestar mas me vale espabilar y dejarme ya de tanto porro y ordenador, que son mis juguetes de mayor.

    Estoy como una puta cabra y me he pasado de listo, pero ojo al parche, que soy el resultado de 15 anos de CERO AUTOESTIMA, tomad nota si quereis, igual os ayudo en algo.

    Apagadle la puta television, que es la culpable de que se suban o bajen los listones de la gente.

    LA DE COSAS QUE ME HE PERDIDO POR SER TAN FRIKI. Y LO PEOR DE TODO, ES QUE NO SOY NI FEO NI TONTO, NI GORDO NI CALVO.

    Soy precisamente lo contrario, pero se te olvida cuando sales a la calle y recuerdas que ni tienes temperamento, ni criterio propio. UN EMPANAO. Como el Leon del mago de oz, macho.

    Saludos a todos y sin ofender, faltaria mas.

    monito_1989@hotmail.com si alguien quiere conversar al respecto en privado.

  151. De todas maneras, no soy ningun profesional, y solo quiero exponer mi situacion como ejemplo a estos preocupados padres que escriben.

    Yo me estoy recuperando reduciendo el acopio de malos vicios y adquiriendo otros mas sanos, y sobre todo, me siento mejor desde que me da por leer y estudiar cosas sin tener que examinarme. Otra puta mania de la sociedad, preguntarte que cuando te examinas….ESTOY ESTUDIANDO PORQUE ME ABURRO, COHONE!!! que mania de ver bichos raros en gente que lee un libro de historia u otra materia….

    EEEEEfectivamente, riqueza interior. Leer sobre psicologia tambien ayuda. Tener un trabajo induce tambien a sentirte bien, pero ensenar al chaval a meterle dos hostias al que le esta molestando, quita muchos complejos a la larga, y no seais hipies.

    Mejor unos dias de castigo borrando pizarras o un breve proceso judicial que toda una vida lamentandote
    de como se cebaron contigo. La peor vida, es la de un cobarde.

  152. Viviana, es una característica constante el que los adolescentes de la edad de tu hijo no quieran que sus padres vayan al colegio a “denunciar” el acoso que sufren. Sin embargo si tú no te presentas en el centro a comunicarlo, el acoso cada vez irá a más y tu hijo no tendrá forma de solucionar el problema. Sin embargo no debes hacerlo sin su consentimiento, es decir, todas las actuaciones que hagáis a partir de ahora, deben ser consensuadas entre los dos, entre él y tú. Por ello es necesario que le hagas comprender que siempre estarás a su lado, que le apoyarás en todo pero que si el director del centro no toma medidas e interviene, resulta muy difícil frenar el acoso. Tienes que convencerle de que tiene derecho a no ser molestado por sus compañeros, de que tiene derecho a ser feliz en su escuela, y que nadie puede, solo para divertirse, hacérselo pasar mal. Tienes que convencerle de ello. Cuando lo convenzas, el mismo aceptará que vayas al centro a decirlo. Es te aseguro la única forma de detenerlo, aunque hay centros cuyos directores no responden a este problema con la debida diligencia.
    Te recomiendo que leas mis respuestas a otros mensajes parecidos al tuyo, de padres cuyos hijos sufren también acoso. En ellos les explico cómo deben actuar con su hijo, y ante el centro educativo, o instancias superiores, en caso de que estos no aborden el problema de forma eficaz.
    Pero, de todas formas no olvides, que debes conseguir, antes de ir a ver al director del colegio, el “permiso” de tu hijo para hacerlo.
    Espero que se solución el problema.
    Un cordial saludo.

  153. Veo, a través de tu escrito “experiencia propia” que durante tu etapa escolar sufriste acoso por parte de tus compañeros. A veces, los adolescentes viven una experiencia tan traumática, que ello les “acompaña” con “secuelas importantes” durante muchos años de su vida adulta. Me alegra que tú lo vayas superando.
    Y es precisamente por eso, por lo que resulta tan necesario afrontarlo de forma adecuada. Pero Muchos padres y profesores no saben cómo deben actuar. El mundo se les viene encima, porque cuando un niño sufre acoso en la escuela, el “infierno” no suele ser solo para él, sino para toda la familia, aunque, efectivamente, es el adolescente quien lo sufre con más intensidad.
    Te agradezco tu mensaje. Seguro que con él ayudarás a alguien. Y deseo que empieces a mirar con optimismo el futuro. Tienes solo 23 años y muchas “ganas de aprender” y te aseguro que eso es suficiente para acabar “triunfando”
    Un cordial saludo.

  154. Hola, buenos días,

    He estado leyendo su blog y la verdad es que es de gran ayuda para aquellos casos de violencia sutil aun no del todo penalizada que pasan desapercibidos en nuestra cotidianidad o son ninguneados.

    Mi caso es que he ido notando que determinados profesores de mi facultad de bellas artes sabían cosas que yo había estado escribiendo el día anterior en messenger, hotmail o web. Tras 2 anyos de intuir esto por conversaciones q tenían conmigo en las cuales sabían demasiado, opte por cambiarme de facultad. Sospeche de varios departamentos de investigacion como uno de estudios de genero y otro de pintura y nuevos medios, departamentos cuyos métodos de investigacion carecen de ética usando a determinados alumnos como cobayas e indagando acerca de su privacidad por métodos ilegales.

    El caso es que cambie de facultad y de nuevo note lo mismo con profesores de un par de asignaturas q mas tarde busque en sus expedientes que tenían relación y convenio de investigacion con los mismos profesores q me habían estando acosando paicologicamente en clase y en la calle e invadiendo mi privacidad. Hecho q advierto continúan haciendo.

    Ya hable personalmente con una de las acosadoras, la profesora. Trinidad gracia del departamento laboratorio de luz de la upv, exponiéndole q no había acudido a sus clases porque opinaba que su metodología a la hora de dar las clases no era la mas ética… Paso de mi y se río.

    Quisiera recurrir a medios legales para denunciar esto y no dejarlo pasar porque me parece inhumano. Podría ayudarme?

  155. Lucia, me has dejado varios mensajes en diferentes artículos. Te respondo a todos ellos en el que dejaste en el artículo titulado “Bullying. Violencia entre iguales.
    Un cordial saludo.

  156. Buenos dias, lo que pasa es que tengo 18 años y sufro lo que son las amenazas de mamas a sus hijas, porque cuando con ellas (sus hijas) me hablan ellas piensan que soy un acosador, hace una semana atras, una madre de familia me amenazo con palabras antisonantes a mi y tenia mucho temor porque pensaba que me iba a denunciar, pero gracias a Dios ya no esta echo, pero si tuve un poco de temor, y el dia de hoy recibi una queja de una madre de familia que por hablar a su hija que fue una “falta de respeto” me dijo que si la volviera a hablar o saludar a ella me iba a poner queja hacia la direccion de la escuela y ser expulsado de mi escuela. Otra cosa sufro lo que es el temor de mi familia porque sucede algo y no lo comento me lo quedo a mi mismo por sentir temor de mi papá a ser golpeado o maltratado. Espero su respuesta GRACIAS

  157. Osmar, a tus 18 años deberías mostrarte más “cortés” con tus compañeras de clase. No sé qué es lo que estudias, pero el hecho de que algunas madres te recriminen la actitud que tienes con sus hijas, así como tu forma de hablarlas, me hace pensar que ellas son más jóvenes que tú y que tú, quizás sin querer o incluso sin saberlo, actúas con ellas de forma inadecuada. Tienes que tener cuidado con eso. No se desde dónde escribes, ni como son las leyes en tu país, pero aquí en España, el acoso ( creo que sexual, por lo que dices), es un delito grave.
    Debes mostrarte amigable con tus compañeras, pero siempre pensando que hay límites que no puedes pasar, pues te crearías muchísimos problemas.
    Por otro lado, no es normal, a tu edad, sentir miedo de los padres. Tú tienes miedo a ser golpeado por el si le cuentas ciertas cosas que por ello guardas solo para ti. Quizás has sido maltratado durante toda tu niñez y adolescencia y ahora crees que todo va a seguir igual. Ciertamente, a medida que pasa el tiempo, tu padre se irá haciendo cada vez más anciano y no podrá pegarte más. Creo que apenas hablas con tu padre de nada, pero desde siempre…no sé si al menos hablas con tu madre. Creo que no tienes nada de confianza en él y sería bueno que comenzarais una relación diferente a la mantenida hasta ahora, una relación basada en la confianza mutua. Estoy seguro de que tu padre te quiere. En general, los padres “adoramos” a nuestros hijos, aunque a veces nos equivoquemos en la forma de tratarlos y educarlos, pero siempre buscamos lo mejor para ellos.

    .Por eso te recomiendo que hables con tu padre y le cuentes tus temores. Dile que te gustaría poder conversar con él para contarle tus problemas y que él pudiera ayudarte, pero que ello te asusta…que tienes miedo de que te pegue. Estoy seguro que tu padre te abrazará y se prestará a escucharte siempre que lo necesites. Tienes que convencer a tus padres, a los dos, de que todo el mundo necesita a alguien en quien confiar, alguien a quien contar sus dudas o problemas, alguien a quien recurrir cuando parece que “no hay salida”. Tienes que hacerles ver que son tus padres y que los necesitas. Que tratarás de hacer siempre las cosas bien, aunque a veces, como todo el mundo te equivoques. Cuando tus padres sean capaces de confiar en ti, y tú en tus padres, cambiará su actitud y relación para contigo. Espero que recompongas adecuadamente la relación de confianza con tus padres. A partir de ahí tus problemas serán mucho menores.
    Un cordial saludo.

  158. Estoy realmente preocupada, angustiada, pues me acabo de enterar que mi hija es golpeada por su maestra, tenía miedo de decirmelo. Pues me dijo que penso que la iba a regañar, pero hay ciertas características que delatan los niños cuando sob maltratado. Un foco rojo es cuando les preguntas si son golpeados, ellos no te miran a los ojos, te evaden la mirada, se voltean para otro lado y te contestas, se ponen nerviosos, se les llenan sus ojos de lagrimas, les tiembla los labios, se les ve cara de temor.

    Es muy importante hablar todos los días con ellos, pero lo unico que podemos hacer ir fomentando la confianza, hacerlos sentirse seguros, que nosotros les vamos a ayudar a resolver este problema, que nos tienen a nosotros, y decirles que vamos ayudarlos a resolver esto, como con amor, con palabras como yo soy tu mamá, y no voy a permitir que no te vuelvan a tocar, porque eres una princesa, hacerlos sentir que valen mucho para nosotros.

    Y que deben ser respetados, y si algo no les gusta que no los comenten, por mínimo que sea!

  159. América, tienes toda la razón en lo que planteas y que es muy importante que los padres y madres hablen con sus hijos todos los días trasmitiéndoles confianza. Pero también es importante intentar que esa violencia de los profesores hacia sus alumnos deje de producirse. Esa situación en cualquier país europeo sería “impensable” salvo excepciones muy puntuales, porque las leyes son muy estrictas al respecto. Un profesor que agreda a sus alumnos y sea denunciado por ello ante las autoridades educativas y judiciales tendría unos “problemas muy serios” a partir de ese mismo momento.
    Sin embargo en México, quizás las leyes sean más laxas en lo que respecta a estos problemas. Pero aun así, no debe permitirse que esas agresiones se conviertan en pura rutina. Te aconsejo que hables con otros padres, pues es probable que esa profesora no pegue solo a tu hija, sino que sistemáticamente lo haga con el resto de alumnos. Juntaros varias madres, hablar de ello, y formar una comisión de tres o cuatro y pedir cita con la profesora en cuestión. Tratar de hacerla ver, que aunque a veces use la violencia para imponer orden en la clase, esa no es buena estrategia, pues los niños podrían acabar teniendo miedo a ir a la escuela, y eso es “lo último que deseáis”. Plantearle que vuestros hijos lo pasan mal y que vosotras, como madres, os ocupareis de hablar con vuestros hijos para que se porten bien en el colegio, y que estáis dispuestas a seguir al “pie de la letras” las instrucciones que ella como educadora os ofrezca, pero, que por favor, a cabio, ella deje de agredir de esa forma a vuestros hijos. Estoy seguro, que si os reunís con la maestra y habláis de ello, la maestra cambiará su actitud respecto a los niños.
    Pero si a pesar de todo la cosa no mejorase, deberías hablar con el director de la escuela y mostrarle tu descontento con la actuación de esa profesora.
    Dado a que en tu país las leyes son “permisivas” con ese tipo de acciones, la única forma de resolverlo es hablando. Es probable que la profesora actúe de esa forma convencida de que es la forma adecuada sobre cómo debe actuar. Por ello es necesario convencerla de que ese no en un buen método pedagógico (en realidad es nefasto).
    También podrías ponerte en contacto con asociaciones de tu país que promuevan las buenas prácticas educativas, y las que estudian el bullying, a fin de que conciencien a las autoridades educativas del problema, para que ellas a su vez presionen a los gobiernos a legislar sobre el tema.
    En México se está ahora comenzando a prestar atención al bullying o violencia entre iguales. Y parece un contrasentido que se permita la violencia del profesor hacia el alumno mientras tratas de erradicar la violencia entre compañeros.
    Un cordial saludo.

  160. Hola…a Dios gracias encontre esta pagina, que espero me ayude. Tengo un hijo de 13 años, estudia en un colegio religioso cursa el segundo de secundaria, estudio en este colegio toda la primaria, en donde a partir de 5to grado me di cuenta de cierto abuso de algunos compañeros, pero no se, creí que el lo había superado, y había logrado hacer amistad y grupo con sus compañeros de clase, el nunca me manifestó algún tipo de molestia, pero si note que su rendimiento escolar iba en declive, empezó a levantarme dinero y a mentir de forma descarada. Este año fue el peor, su rendimiento empeoro, lo amenace con cambiarlo de colegio y el trataba de mejorar, no le gustaba faltar a clases, pero aún en clase no cumplía con sus deberes y nunca tenía tareas, los exámenes me los escondía, y más aún empezó a tener problemas de conducta. Ahora esta mal en el colegio a punto de repetir el año académico, y al conversar con el llorando me dijo que debía dinero porque había tres chicos que le cobraban para protegerlo para que no le peguen o lo acepten en el grupo popular de su clase, y que estos chicos lo fastidiaban e insultaban hiriéndolo y que el por congraciarse hacia cosas que los otros hacian…Lo peor de todo que el es el que esta mal en el colegio y los otros estan mucho mejor que el…Ahora no se que hacer si cumplir lo que le dije de retirarlo del colegio, (aun no se si aprobara el año), en que colegio ponerlo, si en otro particular o estatal, Lei que si el no empieza a valorarse cualquier colegio seria igual…Por favor no se que hacer….

  161. Me dicen que cumpla lo que amenace, de retirarlo, y que debo ser inflexible…pero otros me dicen que seria riesgo ponerlo en otro colegio…por los abusos que hay..tanto verbal, fisco y sexual…tengo temor a que mi hijo empeore en lugar que mejore…por favor orientenme

  162. Karen, deduzco por lo que cuentas en tu mensaje, que tu hijo viene sufriendo acoso escolar (bullying) desde hace tiempo. Incluso, al pasar de primaria a secundaria las cosas no solo no mejoraron, sino que, seguramente, empeoraron. Mi opinión, si has leído mis respuestas a mensajes similares al tuyo, es que quienes deberían abandonar el centro educativo son precisamente los alumnos que importunan, humillan y “acosan” a otros compañeros. Sin embargo, detener ese acoso sólo está en manos del equipo directivo del colegio, es decir, solo si la dirección del centro interviene de forma contundente con sanciones ejemplares a los alumnos maltratadores. En caso contrario sí recomiendo el cambio de centro.
    En este caso, te recomiendo que hables con tu hijo de forma sincera. Trata de ganarte su confianza (cosa difícil para los padres cuando los hijos son adolescentes) y asegúrale que siempre estarás a su lado y que vas a ayudarle a superar esa situación. Trata de convencerle para que te cuente todo lo que le está pasando en la escuela, o bien cuando sale o cuando entra, y hazle ver que para su solución es importante ponerlo en conocimiento del jefe de estudios del colegio o del director, además de en conocimiento del tutor o del Orientador en caso de que el centro contara con uno. Una vez que tengas una gran información de todo lo que esos compañeros desalmados hacen a tu hijo, convéncele de la necesidad de que tú pidas una reunión con el directivo para explicarlo y exigir su intervención. En esa reunión exigirás la intervención inmediata para que el problema del acoso desaparezca. Lee mis respuestas (en este mismo artículo) a mensajes parecidos al tuyo. En ellas explico la forma de actuar en las reuniones con el director del colegio. Y no hagas nada que previamente hayas acordado con tu hijo. Ni siquiera esa reunión con el director tan necesaria para llegar a solucionar el problema. Convence antes a tu hijo de la necesidad de que tú tengas esa reunión.

    En principio tu hijo no querrá que lo hagas, porque piensa que será aun peor para él, pero debes hacerle ver que tú siempre estarás a su lado y que las cosas sólo se arreglarán si interviene el director del colegio. Aquí en España las leyes sí amparan al alumno acosado pudiéndose denunciar en el juzgado a la dirección, en caso de no intervenir, tanto por la vía penal como por la civil. Sin embargo no sé cómo está el tema en tu país.
    Te recomiendo que hables con tu hijo y le permitas a él decidir sobre el tema, y que sea él quien decida si prefiere o no cambiar de colegio. Si lo está pasando mal, el mismo deseará cambiar, pero no le obligues a cambiar por “mostrarte inflexible” en tu amenaza anterior, ni “como un castigo” al bajón de sus calificaciones y a sus problemas de conducta. El cambio debería realizarse sólo si va a suponer “una liberación para él”.
    Intenta hablar, como te dije, seriamente con él. Hazle ver lo importante que es para su futuro, el aprobar los cursos y conseguir los títulos correspondientes. Hazle comprender que sabes que va siendo mayor y que las decisiones que tome incidirán en su futuro. Un futuro “negro” si no aprovecha ahora el tiempo y las oportunidades de estudio que ahora se le brindan. Hazle comprender que sólo deseas ayudarle y que tenéis que solucionarlo entre los dos. Incluso si tiene que repetir curso, no le critiques y proponle buscar soluciones juntos para superar “el bache”, en definitiva hazle ver “que le quieres mucho” Cuando tu hijo confié verdaderamente en ti el problema se irá solucionando poco a poco y dará lo mismo si estudia en un centro público o en uno privado.
    En definitiva lo prioritario ahora es parar el acoso que sufre tu hijo y comprobar si eso fue lo que motivó sus actuales problemas de conducta y su actitud ante el estudio. Si se soluciona el problema del acoso y tu hijo continúa con los problemas conductuales y sin una motivación adecuada hacia las tareas escolares, habría que buscar las causas en otro terreno a fin de poner lo antes posible el remedio adecuado.
    Espero que se solucione pronto el problema.
    Un cordial saludo.

  163. Buenas noches!!
    He encontrado por casualidad este blog y la verdad es que me parece muy interesante y constructivo. Soy profesora de primaria y actualmente estoy realizando un curso de formación que trata el tema del “Buying”. En una de las cuestiones que se plantean me preguntan, tomando como referencia la teoría ecológica, qué consecuencias pueden tener los diferentes tipos de maltrato ( físico, verbal, sexual)para todos los implicados (de manera directa o indirecta).
    La cuestión en si me parece muy compleja y me gustaría, si es posible, que me la aclarase.

  164. Feli, no es difícil intuir las consecuencias negativas que los diferentes tipos de maltrato que planteas (físico, verbal o sexual) tienen de manera directa o indirecta para los individuos implicados en ellos y desde la óptica de esta teoría concreta si tenemos en cuenta que la psicología ecológica se aproxima al estudio del desarrollo humano analizando el proceso en el que el organismo, al crecer, se acomoda de forma progresiva a su medio ambiente inmediato, siendo afectada esta relación por fuerzas que provienen de entornos físicos y sociales más remotos y mayores. Se implica así a diversas disciplinas científicas: biológicas, psicológicas y sociales, que intervienen en el complejo proceso evolutivo.
    Algunos de los planteamientos principales de este enfoque ecológico, según Urie Bronfenbrenner (1979), podrían resumirse en que la conducta surge en función del intercambio de la persona con el ambiente. La persona en desarrollo es una entidad creciente y dinámica que poco a poco va estructurando el medio en que vive.
    La interacción individuo-medio ambiente es bidireccional y recíproca. El ambiente va más allá del entorno inmediato, incluyendo entornos más amplios y sus respectivas influencias o interconexiones. Un entorno es el lugar donde las personas pueden fácilmente actuar cara a cara.
    Desde esta perspectiva podemos imaginar la influencia que cualquier tipo de abuso continuado (perpetrado en su propia familia), en un individuo en formación, niño o adolescente, tendrá en su caracterología y en su conducta futura. Una conducta, sin duda no exenta de violencia y que podría reflejarse en la relación de esos niños con sus compañeros de escuela desde la “asunción” del rol de maltratador (alumno bully), o bien, aunque menos probable, si esos abusos anularon por completo al niño, éste en la escuela tendría muchas posibilidades de convertirse en víctima del bullying. Y por supuesto, esos abusos sufridos (o vistos) en la escuela (bullying), siguiendo la teoría ecológica y lo que plantea en la relación del ambiente con el individuo, ese abuso tendrá consecuencias negativas en los tres protagonistas del fenómeno (víctima, agresor y observador). En los alumnos víctimas, y a consecuencia de las humillaciones, vejaciones y agresiones físicas sufridas de forma continua, se producen sentimientos de indefensión, pierden la confianza en sí mismos desvalorizándose su imagen, lo que implica serias dificultades para la construcción de su identidad personal. Soportará enormes grados de ansiedad, fracasará en sus estudios (por la nula concentración, absentismo, bajo rendimiento), podría llegar a intentar el suicidio, y en su vida adulta existirán perturbaciones como depresión y tendencias a la autoinculpación. A su vez, los adolescentes agresores reciben un refuerzo del comportamiento basado en el poder agresivo, tenderán siempre a auto justificarse, disminuye su capacidad de comprensión moral y de toma de perspectivas, tendrá problemas futuros con la justicia por sus actos delictivos y tendrá posiblemente una psicopatía crónica. A su vez, en los chicos/as observadores de las agresiones y maltratos, se generan poco a poco sentimientos de insolidaridad, falta de sensibilidad y empatía hacia el dolor ajeno, creándose así condiciones de riesgo de ejercer ellos mismos esos comportamientos en el futuro. Además, el temor a ser maltratado, que es una situación diferente a serlo en el presente, que ha sido estudiado por Balding et al. (1996), tiene también efectos negativos por lo que es una situación poco saludable. Estos alumnos, según las investigaciones, estaban menos satisfechos de la vida, con más baja autoestima, con menos control personal sobre su salud, más frecuencia de enfermedades, menos hábiles en presencia del sexo opuesto, y menos capaces de compartir sus problemas con sus padres, que aquellos que no sentían ese temor.
    Ciertamente en relación a la violencia (y concretamente en relación al bullying) sabemos que sus causas son múltiples y complejas, pero según la teoría ecológica sería necesario buscarlas en la interacción problemática que el individuo establece con el ambiente que le rodea. Ese ambiente debe ser examinado (Bronfenbrenner, 1979; Belsky, 1980) a distintos niveles: el “microsistema” o contexto inmediato en que se encuentra una persona, como por ejemplo, la familia, el hogar, la escuela, el lugar de trabajo; el “mesosistema”, o conjunto de contextos en los que se desenvuelve (como por ejemplo, la familia y la escuela, el trabajo y la vida social); el “exosistema”, estructuras sociales que no contienen en sí mismas a las personas pero influyen en los entornos específicos que sí lo contienen, como es la televisión, o el círculo de amigos de los hermanos mayores; y el “macrosistema”, conjunto de es esquemas y valores culturales del cual los niveles anteriores, son manifestaciones concretas.
    Te recomiendo que leas los cinco artículos de este blog relativos a la psicología ecológica, al macrosistema, al exosistema, al mesosistema y al microsistema. Seguramente, su lectura te ayudará en la comprensión tanto de la teoría ecológica, cómo de lo que planteas.
    Un cordial saludo.

  165. Muchas gracias profesor Yuste a las aclaraciones que hace a mi pregunta. Efectivamente y como bien explica no es dificil intuir las consecuencias negativas de los diferentes tipos de maltrato en todos los implicados.
    Después de enviarle mi planteamiento estuve leyendo los articulos relativos a la psicología ecológica y la verdad es que me resultaron de gran ayuda. Le agradezco enormemente sus explicaciones claras y sencillas, que me estan ayudando a concienciarme cada vez más sobre el tema planteado. Yo por mi parte, y dentro de mis posibilidades como docente, pondré mi granito de arena para “erradicar” cualquier tipo de comportamiento agresivo y abusivo en el aula.
    Reciba un cordial saludo.
    Feli.

  166. Hola mi hijo tiene 9 años y tiene sindrome de Asperger. Desde hace un año , un compañero que esta 6 meses en este colegio y el resto en otra ciudad donde tyrabajan los padres durante 6 meses, le acosa. Mi hijo no me cuenta nada , pero los otros compañeros me lo cuentan. Cuando juega a futbol le hace zanzadillas, para que los demas se rian de mi hijo al verle caer. Aprobecha los recreos para pegarle cuando los profesores no estan pendientes. Varias veces le ha pegado delante de su madre y mia y su madre dice que son cosas de niños y que no lo hace para hacerle daño. He hablado varias veces con su madre y me dice que mi hijo es muy consentido y que se queja sin motivos.Que soy una madre muy protectora y que deje que el niño se defienda solo y aprenda a pegar cuando le peguen a el. El miercoles le pego a mi hijo y mi hijo le empujo para poder huir de el. Al dia sigueinte le dijo a mi hijo: vamos a acabar lo que empezamos el miercoles y empezo a pegarle. Cuando llego la profesora este niño le dijo ,que mi hijo le habia dicho que queria jugar a las peleas.Dos amigos mas empezaron a pelear con este niño y los pillo la profesora. El caso es que los han castigado sin recreo y a ir una tarde 2 horas a los 4 niños. Me da rabia saber que a parte de que han pegado a mi hijo ,se tiene que quedar tambien castigado.Le he dicho a su profesora que vigile a este niño que ya ha tenido problemas con mas niños y dicen que lo estan haciendo. El caso es que cada dia le pega a alguien ,pero las otras madres no quieren decirle nada a su madre por miedo. El niño es muy mentiroso y la madre le cree a el. No se que hacer mas, la señorita dice que tiene que tratar a mi hijo como a los demas. Que aunque tenga una minusvalia, no pueden estar solo pendientes a el. Que no intente protejer tanto a mi hijo y que se acosumbre a defenderse el solo. ¿No entiende que tiene una minusvalia y que el no ve la maldad en los demas?. ¿Que lo amenazan con no ser sus amigos y de pegarle si se lo cuenta a la profesora?. Que tengo que hacer?

  167. Hola.
    Les planteo la siguiente preocupación:

    Mi hijo de 10 años cursa 5º de EPO. Es un niño muy alegre, con excelente rendimiento académico, gran lector, enamorado de la música, le gusta el deporte… pero no le gusta nada el futbol. Ello le supone que en el colegio no juegue habitualmente con los otros niños de su clase. Prefiere jugar a otros juegos con algun otro niño y con niñas.
    Ya hace un par de años nos comntó que algunos niñs de su colegio le llamaban “marica”. Esto ha vuelto a ocurrir en esta semana: nos contó que un niño le dijo “si no sabia que casi todos los niños de la otra clase le llaman mari… y lo que sigue” en sus propias palabras, y que un dia que jugó al futbol en el patio un compañero de equipo dijo “que ganarian cuando él fuera un chico”.
    Le hemos hecho saber que lo que nos importade ese conflicto es unicamente que el pueda sentirse mal y le hemos insistido en que lo que los demás opinen dela forma de ser de uno no tiene porque hacerle sentirse mal ni por supuesto hacerle cambiar en su forma de ser, de sentir o de expresarse.
    Pero aún así nos queda la duda sobre como actuar y ayudar a afrontar esta situación a nuestro hijo. ¿Solicitamos una reunión con su tutor?, ¿leemos con él alguna lectura didactica tipo cuento que le ayude a reforzar su posición personal frente a la agresión verbal de otros niños?.
    Gracias.

  168. Montse, aunque cualquier niño o niña puede sufrir acoso escolar en el colegio, los niños con necesidades educativas especiales suelen tener muchas más posibilidades de sufrirlo y los profesores deben vigilarles con más cuidado precisamente por ello. La ingenuidad y las limitadas relaciones sociales, así como la “pobre” interacción de los niños con síndrome de Asperger, con sus compañeros, les hace muy vulnerables a las agresiones de los otros.
    Tu hijo está sufriendo acoso escolar por parte de ese compañerito violento. Vuelve a hablar con su maestra y hazle ver, que ya sabes que “no puede estar siempre pendiente de tu hijo, aunque tenga una minusvalía”, pero lo que tú quieres es que atienda, a que en su clase ninguno de sus alumnos sufra acoso por parte de otros niños. Hazle ver a esa profesora que precisamente tu hijo, por tener síndrome de Asperger, necesita mucha más protección que cualquier otro frente al acoso, pero que te conformarías con que lo vigile con si fuese cualquier alumno de la clase.
    Habla también con el orientador o psicólogo del colegio, pues ellos suelen ser más receptivos a este problema., y pide una reunión con el director del colegio en dónde plantearás todo eso que me cuentas a mí. Dile también de forma amable, pero firme, que tome las medidas necesarias para que eso termine. Intenta convencer también a otras madres para que te acompañen y entre todas denuncias los hechos, pero si no quieren acompañarte, por “no meterse en líos” (menuda estupidez), te recomiendo que lo hagas tú sola. Además, tu vas a defender el derecho de tu hijo a asistir al colegio sin ser maltratado ni molestado por ningún otro alumno del colegio. Si el problema persiste, ponlo en conocimiento de la inspección educativa, e incluso puedes denunciar al director en el juzgado por no intervenir adecuadamente para cortar el maltrato.
    Te recomiendo que leas mi respuesta a mensajes parecidos al tuyo. En alguno de ellos explico los pasos a seguir tanto con tu hijo como al ponerlo en conocimiento del director. Verás que uno de los puntos que planteo es la necesidad de consensuar con tu hijo todos los pasos a dar a partir de haberte enterado del hecho, en relación al centro escolar. En tu caso, dado el problema de tu hijo, debes obviar ese paso. El resto de las indicaciones te servirá perfectamente.
    Deseo que el problema desaparezca pronto.
    Un cordial saludo.

  169. Fergo, tu hijo está comenzando a sufrir bullying en el colegio. Te diré que el acoso no afecta por igual a todos los niños que lo sufren. Aquellos que disponen de determinadas habilidades sociales como “saber hacer frente a las provocaciones”, “como ganar y mantener amigos”, “cómo mantener una conversación”, “tener empatía”, etc, sufren de forma mucho más limitada los efectos del posible acoso que llega de otros compañeros.
    Es deseable conocer el momento en que esas humillaciones empiezan a hacer mella en el niño. Por ahora, si el chico sigue alegre y su rendimiento académico no baja la cosa no es preocupante. Un requisito esencial cuando hay que empezar a hacer frente al problema, es el ofrecimiento al niño de apoyo y confianza incondicional por parte de sus padres, así como el mantener con él un dialogo diario y fluido.
    Conviene siempre, cuando hay que abordar el problema por su gravedad, consensuar con el todas las acciones que se van a emprender con el centro escolar. En tu caso parece que aun el problema no es grave, pero ti vas a tener alguna reunión con su tutor por otros motivos, no estaría demás que se lo comentaras.
    A partir de ahora, no dejes de observar a tu hijo, pues las cosas podrían ir “a más” en cuyo caso sí habría que actuar a nivel de centro escolar.
    Más que lecturas didácticas, te recomiendo el entrenamiento en “resolución de problemas y habilidades sociales”. En el comercio hay varios programas para utilizar en la escuela, relativos al tema, pero que pueden utilizarse en casa, si los padres se preocupan de llevarlos a cabo con sus hijos. Cada unidad temática lleva varias actividades relativas a aprender a comunicarse con eficacia, al mantenimiento de relaciones sociales, a evitar problemas, a saber hacer frente a las provocaciones, a tener seguridad en si mismo y a la asertividad. Todo ello supone un factor protector muy importante contra el “acoso”.
    Espero que el problema no “vaya a más”, pero no dejes de observar los indicadores principales (el niño deja de tener la alegría que siempre tenía, o que sus calificaciones escolares desciendan bruscamente) por si hay que actuar y tomar otro tipo de medidas.
    Un cordial saludo.

  170. Hola Javier. Hace unos dias te escribi en el foro ,para comentarte el problema de acoso que tiene mi hijo con sindrome de asperger en el colegio. Hice lo que me dijiste y hable con la profesosa , la orientadora y con la directora. Me dijeron que iban a hacer un segumiento para ver si realmente habia un acoso sobre mi hijo, y me hicieron firmar un papel como que estaba deacuerdo. Ahora el problema va a mas, pues los padres del niño acosador estan cogiendo a las otras madres y niños y los estan convenciendo de que no se relacionen con mi hijo y tampoco conmigo. Ayer fue el cumple de mi hijo y faltaron 8 amigos que siempre suelen venir a su cumpleaños. El se siente triste y yo llevo una semana que a penas duermo, con fuertes dolores en el pecho y con ganas de llorar todo el dia.Me siento impotente de ver que encima de que le maltratado es mi hijo ,los padres estan intentando hundirnos a toda la familia. Que puedo hacer ?.

  171. Monse, en primer lugar mi más cordial felicitación a tu hijo por su cumpleaños.
    Veo que has firmado un papel, en el que se te indica que el centro como institución hará un seguimiento para ver si tu hijo sufre o no acoso. Eso, de alguna manera cubre “las espaldas “ a la directora, como que, tras tu denuncia, han tomado alguna medida. No obstante, no le servirá de nada si el acoso sigue y tú lo pones en conocimiento de la inspección educativa o incluso en el juzgado, aportando las pruebas aquellas personas que te han estado comunicando los maltratos que tu hijo viene recibiendo.
    Intenta, en primer lugar, explicar a las demás madres, que tu hijo es incapaz de defenderse emocionalmente y probablemente físicamente. Explícales en qué consiste tener el síndrome de Asperger y vuelve al colegio a ver a la tutora, apelando a su “humanidad”. Hazle ver en qué consiste realmente el síndrome que padece tu hijo, y como le impide defenderse tanto física como emocionalmente. Diles que tu hijo, en realidad nunca te ha contado nada, y que todo lo que has planteado ha sido por referencias de otros padres y de otros alumnos compañeros de tu hijo. Hazles entender a la directora, a la tutora, y a la orientadora del colegio que te has informado y que sabes que precisamente los niños con necesidades educativas especiales sufren en mucha mayor medida que el resto el acoso escolar o bullying. Es algo científico que ellas pueden corroborar en cuanto lean y se informen sobre el maltrato escolar, y por eso, sólo por eso, les pides que presten a tu hijo una especial atención. Y observa si tras esta segunda entrevista con la directora, las cosas mejoran.

    Se lo mal que lo debes estar pasando, pero no debes hundirte, no debes llorar y debes afrontar el problema con serenidad. No eres culpable ni tú ni tu hijo de la situación, ni debes sentirte mal porque ciertas madres dejen de relacionarse con vosotros. Seguramente, esas madres no merecen que tú seas su amiga, ni que tu niño sea amigo de sus hijos. Trata por todos los medios que tu hijo no se sienta triste por unos niños que en realidad no merecen ser sus amigos. Quién sabe, quizás de esos ocho niños que faltaron al cumpleaños, alguno fue por alguna causa justificada. Estoy seguro que algunas de las madres de algunos compañeros de tu niño son conscientes del problema y te seguirán brindando su amistad, así como a tu hijo. Conserva esas amistades, pero por el resto deja de preocuparte…no merecen en absoluto ser amigos vuestros, te lo aseguro.
    Y si como te he dicho antes, después de esta gestión el problema no se soluciona, dile a la directora que vas a ponerlo en conocimiento de la inspección educativa y que la pondrás una denuncia en la comisaría o en el juzgado.

    Habla entonces con la inspección educativa, plantea tu caso y denuncia las maniobras del centro para poner a los padres en tu contra, hecho por el que no has buscado el apoyo de la Asociación de padres y madres de alumnos.

    Y pon además, a continuación una denuncia en el juzgado a la directora, y a los padres de ese niño que agrede a tu hijo (al fin y al cabo, ellos son responsables civiles subsidiarios de lo que hace su hijo). Esas familias cuya amistad, estoy seguro, seguirás conservando aportaran con su testimonio las pruebas necesarias.
    De todas formas, quizás no haga falta llegar tan lejos y el centro como institución, lo toma en serio realmente, detecta el acoso y pone el remedio para evitarlo.
    Espero y deseo que el problema se resuelva pronto.
    Un cordial saludo.

  172. Hola, mi hija tiene 8 años y en un sol, la cuesta hacer amigos en el colegio, esto último no lo entiendo porque en otros sitios es mucho más abierta. Yo veo que las otras niñas son muy espabiladas, este año les han cambiado de clase una mezcla… una de las niñas de la clase, esta mañana le ha tirado al suelo su mochila y su estuche repartiendo todas las cosas en el suela, han sido tres. Mi hija se ha defendido diciendolas que no le tiren las cosas, que ya basta, que se lo dirá a la profesora. Ahora pregunto… que tiene que hacer antes de que esto vaya a mas, creo que la ven débil y por eso lo hacen, y no se que decirla que les diga o que haga… o si esto va a empezar o es un sintoma de que va a comenzar un acoso escolar. gracias

  173. Hola mi nombre es Rosana, tengo un hijo de 16 años, siempre me cuenta que sus compañeros lo cargan mucho, lo agreden verbalmente, a veces le tiran con cosas, lo marginan, no tiene amigos, dice que no encaja con los chicos de su edad. este año se llevo 10 materias de 14. cuando lo maximo que se habia llevado fueron 3. cuando hablamos de estos temas, despues de un rato se angustia y se le caen las lagrimas hablando. en un principio me pidio cambiarse de escuela, despues dijo que no. A pesar de todo esto, quiere hacer su viaje de egresado. Estoy confundida. Me podrias orientar. Muchas gracias.

  174. Hoy mi hija de 8 años abrió su mochila, y se ha puesto a llorar, ayer vió como unas compañeras se la tiraban al suelo y esparramaron los lapices y todo. Pero al abrir la mochila hoy se ha encontrado la mochila llena de hojas del patio y se le ha perdido su boli favorito y me ha cogido un buen berrinche. No se como actuar, porque esto no se si es acoso o que es… o simplemente una broma de niñas que es lo que yo quiero pensar.

  175. Carmen, normalmente el acoso escolar o bullying no suele producirse en estas edades, si bien, ya desde preescolar, algunos niñas y niñas muestran actitudes violentas hacia sus compañeros. Por otro lado, estas conductas son fáciles de cortar tras la intervención de los maestros, quienes, de ninguna forma han de consentir ese tipo de comportamientos entre sus alumnos. En principio, no creo que tenga demasiada importancia, a parte de la llantina y el “berrinche” que ha cogido tu hija. De todas formas, debes estar atenta para que ese tipo de agresión hacia tu hija, no se convierta en algo frecuente. Te recomiendo que ante tu hija, le quites “hierro” al asunto. Trata de restarle importancia y dile que a esas compañeritas les gusta gastar bromas pesadas. En ningún momento dile que se defienda o que agreda a las niñas de forma física o verbal. Tampoco alientes en ella (por ahora) una conducta delatora a la maestra de lo que la pasó. Pero no dejes de ir a ver a su maestra y contarle lo ocurrido. Dile que crees que solo se trata de una broma, pero que temes que tu hija, (que lo pasó tan mal por ello), si se repiten ese tipo de episodios, acabe por no gustarle ir al colegio. Y dile también que se perdió el “boli” favorito de tu niña, y que agradecerías mucho que, a se posible, apareciese (no por el valor real, sino por el valor afectivo de tu hija)
    Yo creo que con eso será suficiente para que la profesora esté más atenta e intervenga para frenar los comportamientos violentos entre sus alumnos. Seguramente tratará de encontrar el “boli” y afeará a las tres alumnas su mal comportamiento.
    Espero que el problema, con esa pequeña intervención de la maestra, desaparezca. No obstante no dejes de vigilar, porque si esos episodios se repiten, habría entonces que tomar otro tipo de medidas. Ten en cuenta que en uno o dos años tu hija tendrá la edad dónde el acoso escolar puede empezar a ser preocupante, estabilizándose durante la educación primaria, y continuando y haciéndose crónico durante la etapa de secundaria.
    Un cordial saludo

  176. Roxana, no cabe duda de que tu hijo lo esté pasando mal en su instituto. El hecho además de que haya suspendido tantas asignaturas lo corrobora. También el hecho de que no tenga amigos y que el mismo diga que “no encaja” con los chicos de su edad. Lo primero que tienes que hacer es ganar su confianza y que te cuente exactamente qué es lo que pasa y ofrecerle toda tu ayuda. Debes convencerle, aunque no te será nada fácil, de que debe decirte todo lo que le sucede en el colegio con sus compañeros. Dile que no harás nada en lo que él no esté de acuerdo, pero has de convencerle de la necesidad de conocer al detalle lo que está ocurriendo.
    No sé cómo están las leyes en tu país en relación al acoso entre compañeros. En Europa la ley ampara a los alumnos que lo sufren y castiga no solo a los agresores, sino también a sus padres (como responsables civiles subsidiarios) y a los directores de los centros que permiten este tipo de comportamiento en sus centros.
    Te recomiendo que leas mis repuestas, en este mismo artículo, a mensajes parecidos al tuyo que otras personas me dejaron. Ahí explico los pasos necesarios que deben darse, desde la denuncia al director del centro, a la denuncia en la inspección educativa o a los tribunales de justicia. De todas formas, la eficacia de estas medidas es limitada dependiendo de la importancia que se le da en el país donde ocurren.
    Una cosa importante es que tu hijo busque algún amigo en la clase. Los amigos son un potente escudo protector frente al bullying. Es necesario que intente trabar amistad con alguno de sus compañeros, a pesar de que dice no encajar con ellos. Seguro que hay alguno con intereses e inquietudes parecidas a las suyas, alguien con quien juntarse para estudiar, o ir al cine, o simplemente salir a dar una vuelta al terminar la jornada escolar o los fines de semana.
    Plantéale que si quiere cambiar de escuela no te opondrás, y quizás, si lo pasa mal en donde está, sea la mejor solución. Esto es algo que no suelo recomendar a nadie pues pienso que quienes deben ser expulsados o cambiados de centro son los culpables del acoso, pero solo en países europeos. Porque el bullying es un fenómeno que ha empezado a estudiarse recientemente en los países latinoamericanos y en ellos no existe la concienciación necesaria para erradicarlo ni leyes estrictas que defiendan a los agredidos.
    El viaje de egresado o de “fin de curso” es algo que les encanta hacer a todos los adolecentes. En general, los alumnos que sufren acoso por parte de sus compañeros no suelen querer hacer salidas extraescolares, como excursiones o visitas a otros lugares porque en ellas suele disminuir la vigilancia de los profesores y los niños acosados suelen pasarlo mal. Tu hijo y tú debéis valorar cómo lo está pasando en la escuela, y saber, como acabo de escribir, que durante el viaje tiene muchas posibilidades de pasarlo peor. Si el deseo de hacer ese viaje se mantiene, es importante que antes de hacerlo consiga la amistad de algún otro compañero que también vaya a hacerlo.
    Espero que el problema se resuelva pronto.
    Un cordial saludo.

  177. Muchas gracias por su respuesta. Mañana mismo iré ha hablar con su profesora y estaré pendiente durante un buen tiempo de que no vuelva a suceder. Ahora le pregunto, dice que con 8 años no se produce este fenomeno, tenía entendido que es apartir de esta edad cuando empiezan. Hay muchas niñas de su clase que le dicen a otras niñas que no jueguen con otras o que las ignoren.

  178. Carmen, quizás no me expresé bien. En realidad no es que no se produzca el fenómeno a esa edad, sino que es muy fácil de abordar y eliminar. Ciertamente hay niños y niñas que quieren acaparar totalmente la atención y amistad de otros y les piden que ignoren o no jueguen con aquellos que no les resultan simpáticos. Pero eso queda ahí, pues a estas edades se forman grupitos de amigos muy independientes unos de otros durante un tiempo y muy amigables en otros momentos. De ahí la escasa gravedad del problema, que sí se comienza a acrecentar, cuando algún alumno o alumna es ignorado por prácticamente toda la clase, durante toda la jornada escolar, y es humillado o agredido físicamente por otro alumno o grupo de alumnos a quienes “corean” el resto, y ello con una frecuencia considerable, de prácticamente todos los días.
    A esta edad, cosa que no ocurre con los más mayores, una intervención firme de la maestra soluciona el problema. Solo tiene que citar el nombre de algún escolar elogiando alguna de sus cualidades para que todos lo admiren y quieran ser amiguitos suyos, aunque haya otras niñas que pretendan lo contrario. Pero como te he dicho, tu hija está en una edad límite y si esos episodios continúan podría convertirse en un grave problema. Por eso debes estar vigilante a partir de ahora.
    Habla con su maestra, y por ahora no te preocupes demasiado.
    Un cordial saludo.

  179. PORFAVOR NECESITO AYUDA. TENGO UN NIÑO CON PROBLEMAS PSICOLOGICOS.VIVIMOS EN TENERIFE, PERO PENSANDO QUE PODRIA AYUDARLE , LO MANDE A UN COLEGIO PRIVADO INTERNO EN VALLADOLID, YA QUE SU PADRE RESIDE ALLI.EL MOTVO QUE ES UN PEQUEÑO TRASTO DE DOS METROS Y ESTE AÑO ESTA EN SEGUNDO DE LA ESO. EL CASO ES QUE ESTA RECIBIENDO MUCHO ACOSO DESDE PALABROTAS , DEJARLO SIN COMER ETC….POR PARTE DE LOS CURAS Y GEFES DE ESTUDIO.
    MI PREGUNTA ES LA SIGUIENTE, ELLOS ESTAN INFORMADOS POR LOS MEJORES PSIQUIATRAS Y PSICOLOGOS DE VALLADOLID Y DE TENERIFE DE LAS TRATASTADAS QUE HACE ES PRESUMIR QUE ES ALTO Y SUPONGO QUE PARTE DE NO HACER O NO CUMPLIR LAS NORMAS QUE LE HAN IMPUESTO.
    EL DIREDCTOR QUE ES UN CURA DE LA HERMANDAD Y DIRECTOR DEL CENTRO LE HA LLEGADO HA DECIR “HIJO DE LA GRAN PUTA, CABRON Y SU JEFE DE ESTUDIO QUE SI ERA TONTO O LO HABIA PARIDO A PEOS APARTE DE QUITARLE UN PAQUE DE GALLETAS Y COMERSELAS SOBRE LA CAMA DE EL SIN DARLE, DESPUES DE DEJARLE SIN CENAR.
    MI PREGUNTA ES LA SIGUIENTE. LE QUEDAN 3 MESES PARA CUMPLIR 16 AÑOS. QUIERE VENIR A TENERIFE PARA PODER HACER UN PCPI DE ELECTRICIDAD SI ME LO TRAIGO EN ESTOS DIAS SERA UN PROBLEMA BUROCRATICO? SIMPLEMENTE LO HAGA PARA QU EL NO SUFRA Y NO SE AGRAVE MAS EL COMPORTAMIENTO Y QUE ESTO PUEDE LLEGAR A MAS…PORFAVOR CONTESTENME ESTOY A 3000KM Y NO SE QUE HACER DE ANTE MANO LES DOY MIL GRACIAS

  180. MUCHAS GRACIAS POR RESPONDER. SIGO HABLANDO CON MI HIJO, Y NO CONSIGO QUE ME DE NINGUN DETALLE. INSISTE QUE SI VOY A HABLAR A LA ESCUELA VA A SER PEOR PORQUE CUANDO EL PSICOLOGO DE LA ESCUELA HABLO CON SUS COMPAÑEROS, EMPEZARON A MOLESTARLO MAS Y NO HAY MUCHO CONTROL. ME DICE QUE LE DA IGUAL CAMBIARCE DE ESCUELA O SEGUIR EN ESA, PORQUE VA A SER LO MISMO Y QUE NO LE INTERESA HACER NINGUN AMIGO. TAMPOCO QUIERE IR A NINGUN PSICOLOGO NI A NADIE QUE LO PUEDA AYUDAR. REALMENTE ESTA MUY DIFICIL. VIVIMOS EN ARGENTINA, Y LAS LEYES ACA SON MUY LENTAS Y DAN POCA IMPORTANCIA A LA AGRECION EN GENERAL, PARA QUE SE HAGA ALGO, SIEMPRE HAY QUE LLEGAR AL LIMITE DE LA TRAGEDIA.

  181. Josefina, en principio no existe ningún problema burocrático para que te lleves a tu hijo a Tenerife a estas alturas de curso, pues se trataría de un traslado de la familia (en este caso, al ir a vivir contigo) y tendrían cualquier centro público la obligación de matricularlo según la normativa actual.
    Está claro también, que suspenderá sin remedio el presente curso, dado a lo avanzado del mismo, pero al próximo podría hacer un PCPI de electricidad si eso es lo que le gusta. Por otro lado, la posibilidad de repetir un PCPI depende de cada comunidad autónoma. En la de Madrid, por ejemplo, un alumno sólo puede repetir PCPI si lo propone la junta de evaluación y el tutor. Esa decir, si tu hijo se incorpora en breve a un PCPI (que seguro suspenderá por lo que te comenté antes) y ante un mal comportamiento la Junta de evaluación no le permite repetir, tu hijo no tendría más remedio que quedar matriculado en 3º de ESO. Con muchas posibilidades de fracasar si no aprobó todo segundo.
    Por ello, si finalmente haces el cambio de colegio, quizás sería bueno matricularle en 2º de ESO para que el próximo curso realice el PCPI que desea en ese mismo instituto.
    Por lo que me cuentas de cómo tratan a tu hijo en ese internado, (que te debe costar mucho dinero) quizás sea mejor hacerlo ya. Ese trato vejatorio y denigrante no debe darlo nunca un educador a un alumno por muy mal que este se comporte. Ese centro privado de Valladolid no merece tener alumnos.

    Si tu hijo va a hacer próximamente 16 años es que ha repetido el 1º de ESO y ahora está repitiendo 2º, o bien repitió algún curso en Primaria. Ello me indica que debe tener un importante retraso curricular.
    Me dices que tu hijo tiene problemas psicológicos, pero no me dices de qué tipo. No sé si se trata de un problema psíquico, o sencillamente es un rebelde que no cumple las normas establecidas y además se pone violento con frecuencia, hecho importante dada su envergadura. Sea lo que sea, como bien dices, un centro privado debería contar con especialistas que afrontaran el problema de forma adecuada, y te aseguro que de la forma en que lo abordan es desastrosa y que merecería una denuncia en la Inspección Educativa. Si el problema es psíquico tu hijo podría hacer un PCPI para alumnos con Necesidades Educativas Especiales (aunque para ello debería estar diagnosticado por el equipo psicopedagógico del centro escolar). Si el problema es de comportamiento, ofrécele llevarle a Tenerife, pero exígele un comportamiento ejemplar al vivir contigo y un compromiso claro en cumplir las normas de su nuevo instituto, porque si no será expulsado con frecuencia. El objetivo es que apruebe un PCPI e incluso que hiciese el 2º curso de PCPI, con lo cual obtendría el título de la ESO. Por otro lado, aprobando el 1º curso y obteniendo buenas calificaciones, podría matricularse en un ciclo de grado medio (siempre que haya plaza, pues se reservan un 20 % de ellas para alumnos con buenas notas en el primer curso de PCPI.
    Pasa antes por el centro educativo elegido y plantea que por motivos personales y de traslado, el niño que vivía con su padre tiene que venirse a vivir contigo en las próximas fechas y que necesitas que esté escolarizado. Háblales de lo que te he comentado para ver cómo está la normativa de los PCPI en la Comunidad Canaria. Desde luego si al curso próximo le dejaran repetir (asegúrate bien de ello), entonces lo mejor sería que se incorporara ya a uno de estos cursos. Y te recomiendo que visites con frecuencia al tutor del chico y al orientador del centro a fin de que le ayude con sus problemas psicológicos. Y tú, trátale con mucho cariño, pero no le “pases ni una”. Controla su trabajo escolar y sus amistades y mantén como te he dicho una comunicación fluida con el centro escolar a que vaya. Usa con tu hijo “mano de hierro en guante de seda”, que es lo que de vería hacer el colegio privado a donde actualmente asiste. Ellos solo han usado el “puño de hierro” y modelar personalidades de esa manera es un gravísimo error.
    Deseo que todo salga bien.
    Un cordial saludo.

  182. JAVIER TE DOY LAS GRACIAS DE TODO CORAZON POR EL APOYO QUE ME OFRECES Y QUE EN LOS TIEMPOS QUE CORREN , LA GENTE NO VALORA. YO PERSONALMENTE,AL TENER A MI HJO TAN LEJOS ERA UNA MUERTE EN VIDA.
    YO ESPERO QUE SU APTITUD, CAMBIE,Y TODO PUEDA SER LO MEJOR PARA TODOS.
    YA FUI AL MINISTERIO DE EDUCACION DE ACA Y EL DIRECTOR ME DIJO QUE ES MEJOR MATRICULARLO EN 2 DE LA ESO Y DESPUES EN EL PCPI ¡GRACIAS A DIOS EL DIA 16 DE FEBRERO LLEGARA A TENERIFE.
    YA LE CONTARE COMO VA TODO MIL GRACIAS POR SU RESPUESTA

  183. Roxana, está claro que tu hijo viene sufriendo acoso por parte de sus compañeros desde hace mucho tiempo, quizás desde varios cursos atrás. Tu hijo reacciona con temor a que tu intervengas porque piensa que entonces será mucho peor, y ciertamente puede ser peor si en el centro educativo no hay un adecuado control. Es cierto que en la mayoría de los países latinoamericanos se está empezando a tomar conciencia del problema y que aun la inmensa mayoría de los gobernantes, y de lo que es peor, de los docentes, no conocen las terribles consecuencias que el bullying puede tener para determinados estudiantes. Es necesario entonces que tu hijo tenga todo tu apoyo, y que consigas que confíe en ti, es necesario que te cuente todo lo que está pasando. Te voy a enviar a tu correo particular, una parte del libro que he escrito, relativo a la forma en que han de actuar los padres si sospechan de que su hijo sufre acoso en el colegio. Cuanto más edad tiene el chico, más difícil es para una madre o un padre ganarse su confianza, pero es el paso previo (antes de dar los siguientes) para afrontar el problema con ciertas garantías de éxito. Intenta dar todos los pasos que planteo en el texto que te envío, y si finalmente no resulta (a consecuencia de las leyes de tu país), quizás no sea mala idea que tu hijo cambie de colegio. Pero esa debería ser la última opción.
    Tienes que convencer a tu hijo de que él tiene derecho a no ser maltratado en su centro escolar, y que nadie, absolutamente nadie tiene derecho a maltratar a otros solo para pasarlo bien. Lee atentamente el texto que te mando (16 páginas), porque te servirá de guía en la forma de actuar frente a tu hijo para ayudarle y frente al centro educativo para pedirle su intervención para cortarlo, y si hace falta, exigirle responsabilidades incluso penales.
    Espero que se solucione el problema.
    Un cordial saludo.

  184. STOP BULLYNG: Cada vez más en los colegios regiomontanos se están dando casos de bullyng. Si bien el bullyng clásico tiene un origen bien definido ahora ha aparecido un nuevo agravante que es nefasto para la erradicación de esta lacra de los colegios tanto públicos como privados: Los padres y las redes sociales cuyos efectos amplificadores del problema todavía no es bien comprendido por las autoridades académicas. Pondré un ejemplo clarificador. (los nombres son inventados) Pedrito tiene 5 años y es un niño digamos travieso pero sin malicia, es inquieto, y hay veces que es tosco con sus compañeritos pero lo normal. Uno de sus compañeritos (Pepito) le cuenta a su mamá (María) que Pedrito es tosco y que le golpeó, la madre reacciona encolerizada exagerando la situación hasta extremos patológicos. Automáticamente María envía a todas las mamás un comentario acusando a Pedrito de golpeador y Dios sabe de que más cosas. María y su marido Juan son el típico matrimonio norteño: El bien chambeador pero los fines de semana tiene su amante, y ella está cómoda con esa situación para no perder su “status quo” social que Juan le proporciona a costa de saber su infidelidad. Por eso María está proyectando su odio y frustración y trata a Pepito como si fuera de porcelana haciéndolo un niño frágil criado en cautiverio. El resto de mamás al recibir el correo de María se creen este comentario y dan instrucciones a sus hermosos retoños para que nunca jamás se junten con Pedrito. Pedrito es un niño normal, muy aplicado, con buen expediente académico, pero sus compañeritos empiezan a no querer juntarse con él. Él es muy sociable, cariñoso y empieza a sufrir en silencio que sus compañeritos no quieran estar con él. Los papás de Pedrito no entienden la animaversión que se ha cebado con su hijo ya que ignoran toda la trama que una mamá problemática está haciendo a sus espaldas. El grupo de mamás de los alumnos magnifican, exageran, y casi excomulgan al pobre muchacho y sólo basándose en los comentarios de María, pues jamás han visto en verdad que Pedrito sea malo, algo travieso sí, pero nada más. Al año siguiente a Pedrito lo ponen con un grupo nuevo de alumnos y todo empieza bien hasta que a medio año los padres de Pedrito comprueban como son pocos los niños que quieren jugar con él. Los padres investigan y comprueban que María ha envenenado al grupo gestor de madres con comentarios negativos hacia Pedrito, y por este motivo el resto de madres del nuevo grupo decide informar a sus hijos que no jueguen con Pedrito pues es un niño malo, agresivo, golpeador, etc…Cosa totalmente falsa. Así llegamos un año más y Pedrito ahora se le ve sólo, sigue siendo super estudioso, aplicado, los maestros lo quieren mucho pues es super cariñoso, es un líder solitario ya que sus compañeritos no quieren estar con él y le hacen la vida a cuadros debido a la intoxicación infundada que ha hecho sistemáticamente María. A todo esto la mamá de Pedrito (Sonia) es una mujer brillante y muy ocupada la cual no tiene tiempo para estar juntándose con otras mamás del grupo. Mamás en su mayoría tienen una baja cualificación académica, no trabajan, son consumidoras natas de telenovelas, tienen demasiado tiempo libre, y por eso están todo el día pegadas al FaceBook conspirando estupideces y creyéndose todo lo que María les cuenta sin poner en tela de juicio para que el grupo no las aparte por mala onda. Así es que como Sonia no tiene tiempo para “echar el chal” con el grupito de María, María se siente “ofendida” y es la que capitanea en la sombra la campaña de acoso y derribo contra Pedrito. De esta forma Pedrito sin saberlo ni ser consciente de las circunstancias que suceden a su alrededor por culpa de gente adulta mal itencionada sufre en silencio sin saber porqué los demás compañeritos no lo aceptan como amigo, no quieren jugar con él, lo discriminan, no lo invitan a piñatas, y lo marginan. Este nuevo caso de Bullyng es muy tóxico porque no se origina en el colegio, es originado por comentarios y falsos testimonios realizados por papás los cuales inducen a sus hijos a no juntarse con otros niños aduciendo motivos triviales y absurdos. http://www.acosomoral.org/pdf/bullying1.pdf

  185. Birdespino, ciertamente determinados comentarios o falsos testimonios de ciertos papás sobre determinados alumnos puede resultar tremendamente corrosivos para algunos de ellos. Afortunadamente el “hipotético caso” que planteas se da de forma muy excepcional, es decir, con una frecuencia prácticamente nula, pero no por ello menos dañino.
    En un caso como este, Sonia, la brillante mamá de Pedrito debe “sacar tiempo” de dónde sea para solucionar el problema. Ante las evidencias, debe personarse en el centro educativo y sin comentar nada sobre el posible origen (que María soporta estoicamente los cuernos que le pone su marido Juan a fin de conservar el estatus y por ello lanza su odio contra Pedrito, ni por supuesto la baja cualificación académica de las demás mamás), debe comentar a la tutora de Pedrito lo mal que lo está pasando el niño pues los demás no juegan con él y le excluyen socialmente. La mamá de Pedrito con las pruebas necesarias, que pueden ser “capturas de pantalla” de chat de FaceBook donde se insta por parte de María a que sus niños no jueguen con Pedrito porque es muy violento, debe pedir a la tutora, por el bien del niño, que reúna a las madres de los demás alumnos y les aclare la situación. Si lo hace la propia maestra, aunque esas mamás tengan baja cualificación académica, lo entenderán perfectamente y no volverán a hacer caso a María. Además, estoy seguro que si el niño es “muy cariñoso y los maestros le quieren mucho”, tras la denuncia de Sonia, no sólo la tutora, sino la propia dirección del centro tomará cartas en el asunto e intervendrá para cortar esa actitud de María, podríamos decir que, incluso delictiva. Desde luego, la solución pasa porque desde el propio centro se comunique a las demás madres la verdad sobre el asunto.

    Y si el problema sigue, la mamá de María podría denunciar el hecho en la comisaria, incluso denunciando al centro que tras ser avisado no hizo nada para solucionar y problema de acoso inducido que podría tener consecuencias muy negativas para Pedrito.
    Un cordial saludo.

  186. Javier, muchisimas gracias por tu ayuda.

  187. Hola Javier:

    El tema de las redes sociales ha ayudado y también está empeorando la situación de los chicos sujetos a bullyng.

    Me gustó tú planteamiento.

    Un abrazo, y gracias.

  188. Indudablemente, BIRDESPINO, las redes sociales han propiciado nuevas modalidades de acoso (cyberbullying), tan perjudiciales y duras para los alumnos como las modalidades tradicionales. Ello supone un reto añadido para los padres y docentes con el objetivo de aforntarlo de forma adecuada y efectiva.
    Un cordial saludo.

  189. hola tengo un niño de 14 años en segundo de la eso estoy preocupada porque lleva mucho tiempo diciendo que ojala se muriera ,que no consigue tener amigos que no consigue aprobar y tiene csmbios fuertes de ctitud con nosotros y insultos muy elevados de tono me gustaria saber si puede ser que le esten amenazando en el instituto ya que el año pasado tuvimos un problema y si el director del centro nos puede ayudar

  190. Luisa, sea bullying o no lo que sucede a tu hijo, la realidad es que algo le pasa. Y se trata de algo importante por la actitud que muestra con vosotros (“insultos muy elevados de tono”), por sus deseos “de morir”, porque no consigue aprobar y porque se siente incapaz de “tener amigos” Es necesario descubrir el qué , porque es la única forma de poner remedio cuanto antes.
    Supongo que estará a punto de cumplir 15 años, y si con 14 aun cursa 2º de ESO, deduzco que nunca ha repetido curso, aunque será de los más pequeños de su clase.
    ¿Ha cambiado de instituto o colegio para hacer este curso, o lo está realizando en el mismo centro que hizo 1º?, y si está en el mismo centro, esos problema que comentas ¿comenzaron ya el curso pasado o ha sido este año? Porque si se tratara de acoso y está con los mismos compañeros del curso anterior, puede que el problema se remonte muchos meses atrás. Como no aclaras esos términos no quiero arriesgar a hacer un diagnóstico. Pero como al final de tu mensaje dices que “ya el año pasado” tuvisteis problemas” en relación con amenazas (supongo que de otros compañeros) me inclino a pensar que sí, que tu hijo está sufriendo acoso en su centro escolar. Por supuesto que el director del centro os puede ayudar. Es más, tienes “todo el derecho del mundo” a exigir que la jefatura de estudios y la dirección del institutos tomen las medidas adecuadas para que se detenga el acoso. En documento adjunto, te enviaré a tu correo particular una parte de uno de los libros que he escrito sobre el tema, (“Bullying, cómo detectarlo prevenirlo y afrontarlo desde los diferentes equipos y estamentos docentes”) en la que indico qué deben observar los padres para averiguar si su hijo sufre bullying, cómo deben actuar con él para que les cuente todo lo que le sucede, y cómo debe afrontar junto a él el problema, manteniendo reuniones con la dirección del colegio, y qué deben hacer si tras esas reuniones el acoso no desaparece. Lee todas las páginas con atención (creo que son 16) porque te indicarán paso a paso qué hacer para ayudar a tu hijo.
    Espero que el problema se resuelva pronto.
    Un cordial saludo.

  191. ola soy un niño de 14 años hay 2 niños en mi instituto k me estan pegando xke me culpan de k me chive i no me chive tambien tengo mucho miedo ha contarselo a mi madre xke dicen k me pegan i no puedo con ellos xke son 2 i mayores de edad k podria hacer señor javi para evitar eso eske llevan 2 dias i creo k seguira un cordial saludo xfavor ayudame D:

  192. Anónimo, por tu edad deduzco que cursas 2º de ESO, (o quizás estés repitiendo 1º). Veo que últimamente no lo pasas bien en el instituto porque dos chicos mayores que tú, probablemente de algún curso superior, no solo se meten contigo, sino que además te pegan. Incluso te amenazan con pegarte mucho más si te chivas o dices algo a alguien. Te aseguro que te amenazan precisamente para que tengas mucho miedo y no lo cuentes ni a tus padres para evitar males mayores. Es el silencio de los niños acosados lo que les proporciona a estos “malotes” la impunidad para pegarles. Tú solo no puedes solucionar el problema. Necesitas ayuda, como otros muchos niños que viven una situación parecida a la tuya.
    Además te diré que cuando un alumno es maltratado por un compañero o por un alumno de otra clase, debe contarlo a un profesor, porque haciéndolo no se está convirtiendo en un chivato. Sencillamente todos tenemos derecho a que se nos respete. Todos tenemos derecho a estar cómodos y felices en el centro escolar. Se nos hace ir al instituto por obligación y NADIE, ABSOLÚTAMENTE NADIE tiene derecho a molestarnos, a perjudicarnos, a amenazarnos y hacérnoslo pasar mal. Por eso, cuando otro alumno se mete continuamente con nosotros y lo decimos al profesor no estamos chivándonos, estamos ejerciendo un DERECHO. A veces tenemos miedo de que nos peguen a la salida o nos busquen durante el fin de semana para pegarnos. Pero para que eso no ocurra está la POLICÍA y el propio EQUIPO DIRECTIVO DEL CENTRO”.
    Por ello, lo primero que te recomiendo es que lo digas a tu mamá. Es necesario para terminar con el problema que ella vaya a hablar con tu tutor y con el Jefe de Estudios de tu instituto. Si es necesario, puedo decirle a tu mamá lo que debe decir en esas reuniones. Para ello no tendría más que escribirme. Si tu mamá habla con el Jefe de Estudios o con el director, y estos actúan de forma adecuada, el problema desaparecerá, pero para ello has de contar a tu madre absolutamente todo lo que te está pasando. Y no tengas miedo a que las cosas, si dices algo, van a empeorar porque precisamente será al contrario. Solo si buscas ayuda contándolo a tu mamá, mejorarán. Te vuelvo además a recordar que eso no es ser chivato, sino que estás ejerciendo UN DERECHO.
    Además, incluso podría denunciarse en un juzgado o en la comisaria, tanto a los niños que te agreden (sus padres serían responsables civiles subsidiarios), como al equipo directivo del centro si no toma las medidas adecuadas para detener el acoso.
    Ánimo y no tengas miedo. Para comenzar a solucionar el problema, lo primero que has de hacer es contarlo a tu mamá.
    Puedes volver a escribir siempre que quieras.
    Un cordial saludo.

  193. muchisimas gracias se lo he contado a mi madre a ablado con mi jefa de estudios la jefa nos dijo k lo denunciaramos es lo k mi madre ara y si asi no funciona alomejor me cambio de centro muchas gracias i un grandisimo saludo

  194. Anónimo, me alegra que el problema haya comenzado a solucionarse. El que cambies de colegio debería de ser la última solución, pues quienes deberían ser expulsados del colegio son los alumnos que acosan a otros compañeros, no sus víctimas.
    Un cordial saludo.

  195. javi ola de nuevo bueno le cuento el viernes bajo mi madre a buscarme al insti i me estaban esperando 4 i uno dijo me parece k esa es la madre weno mi madre jeje i dijo vale si es esa me lo dices si no eso i cada poko se escondian entonces ya la reconocieron i fueron para la otra entrada i bajo mi familia i el chaval k me pega se marcho corriendo i yo creo k el lunes subiran a clase a pegarme i luego se van y tambien estan expulsados pero a ellos se la sopla y entran k puede hacer mi madre decirla a la jefa de estudios k vigile en los cambios de clase o k eske estoy algo asustadillo ahora si no tanto como el 1 mensaje javi tu crees k defendiendome i pegandole me dejara o usted me recomienda otra cosa un cordial saludo i gracias x su apoyo k dios te lo agradezca adios :) y gracias de verdad… otra cosa mas perdon por molestarle con tanto mensaje cuidese

  196. Anónimo, lo más importante para frenar el acoso es la intervención drástica de Jefatura de Estudios y de la Dirección del instituto. Dices que a ese chico que te pega (y otros que también van con él) están expulsados pero a ellos “se la sopla”. No creas. En realidad les fastidia bastante, sobre todo si tras cumplir la sanción si vuelven a agredirte, vuelven a ser expulsados.
    Si el lunes vuelven como crees al instituto para intentar pegarte, que tu madre lo comunique a la Jefe de estudios, para que aunque el hecho suceda fuera del recinto escolar, actúen de todos modos. Si ello llegara a suceder te recomiendo la denuncia en la comisaría de policía, dando el nombre y apellidos de los que te acosan. La policía, Ante la denuncia irá al centro escolar a recabar datos de esos chicos, especialmente del nombre de sus padres y de sus domicilios, que no te quepa duda, el director les facilitará (pues si no lo hace y continúa la denuncia, un juez le obligaría). Esto les creará muchos problemas a esos chicos que se meten contigo.
    No te recomiendo en absoluto que tú le pegues. Sólo debes responder agresivamente para defenderte si te encuentras solo, fuera del instituto, y no tienes forma de escapar ni posibilidad de huir, para evitar sus golpes y agresiones. Si sucede dentro del instituto, la Jefatura de Estudios está avisada y tomará las medidas adecuadas para que no vuelva a suceder y a sancionar de forma importante si sigue sucediendo.
    Tu madre debe volver a hablar con Jefatura de Estudios y contarle lo que sucedió el viernes. También debe hablar con tu tutor a fin de que se extreme la vigilancia de los recreos y “entre clase y clase”.
    ¿No tienes ningún amigo entre los chicos de tu clase?. Si no tienes, has de intentar encontrar alguno. Los amigos son un potente escudo protector frente al bullying. Además es bueno tener a alguien en quien poder confiar y contarle estos asuntos. Y si pasas los recreos con otros compañeros, le será más difícil molestarte a ese chico que se mete contigo. Y ese amigo siempre podrá avisar rápidamente a algún profesor si te ve en peligro.
    No tengas miedo, tú has dado ya el primer paso, que es el más difícil da dar, para comenzar a resolver el problema. Lo difícil es denunciarlo en el colegio y decirlo a los padres, pero tú ya lo has dicho a tu madre. Precisamente el acoso a compañeros se mantiene en el tiempo porque la víctima, es decir, quien sufre el acoso, piensa que si dice algo será mucho peor. Y el agresor se vale de ese miedo para seguir maltratando a los alumnos que quiere. Como te dije anteriormente, no tengas miedo. Tú problema acabará arreglándose pronto si el centro escolar responde de forma contundente. Y si como dices, las sanciones escolares, a él “se la sopla”, acabará (por la denuncia de tu ,madre en comisaría) interviniendo un Juez de menores con importantes multas económicas a sus padres y quizás él, internado en un correccional.

    Un cordial saludo.

  197. ola javi jeje creo k en esta pagina no volberas aver ningun mensaje mio las cosas se han solucionado cada cambio de clase hay 2 jefes de estudio cada poco viene la policia secreta el k me pegaba ya ni sube a la clase para pegarme solo sube uno de ellos pero no me hace nada ademas hoy me vio 5 o 6 veces i no me dijo nada tambien a primera hora baja mi madre aunk me da algo de verguenzilla a ultima me baja a buscar las cosas se han solucionao gracias a esta pagina me fie de lo k usted me ha dicho i las cosas an pegao un cambio totalmente i haora si me vuelben a pegar me dice el director k baje i se lo cuente todo lo k ha sucedido k el llamaria a la poli secreta muchisimas gracias javi espero k siga ayudando personas como usted lo ha echo ami un cordial saludo
    Y MUCHISIMASSSSS GRACIASSSSSSSS¡¡¡!!!

  198. Mi hija de 10 vanos, tiene dolor de estomago y mucha ansiedad y eso le pasa cada vez que va ir a la escuela ya investigamos s no habia algo anormal del bullying y todo esta bien pero me preocupa porque ya tiene 4 mese enferma, esta delgadita porque casi no come comida y llora todos los diasl cuando va ir a la escuela, que no quiere ir, estamos investigando mas a fondo si no hay bulling en ella, le preguntamos y nos dice que nadie le hace nada y estoy prepcupada porque ella es muy inteligente, llevaba solamente 10 y 9 y ya bajaron sus calificaciones Como puedo sacarle la verdada a mi hija mas a fondo porque ella dice no pasa nada y ya la llevamos al doctor y dice son nervios
    Gracias.

  199. Gloria, está claro que a tu hija le pasa “algo”. Y ese “algo”, está relacionado con la escuela, pues dices que, le duele el estómago, que tiene mucha ansiedad cada vez que va a al colegio y que sus calificaciones escolares han bajado. No habrá ninguna duda si tu hija, los fines de semana o los días festivos que no tiene que ir a la escuela, se muestra más relajada y además no le duele la tripa. Ese será un indicio importante para asegurarnos de que el problema está originado por la asistencia a la escuela.
    Efectivamente, podría estar sufriendo acoso por parte de alguno o algunos compañeros de clase, aunque ella en principio lo niegue. También podría ser porque teme a su maestro/a, a la forma en que la trata o a su “gran exigencia” académica.
    Sea lo que sea, es necesario descubrir el motivo cuanto antes para poner remedio. Es necesario que consigas la confianza de tu hija para que te cuente qué le pasa. Puedes comenzar por decirle que sabes que “algo le pasa” y que quieres ayudarla, pero solo podrás hacerlo si confía en ti y te cuenta sus problemas. Hazla ver que la quieres mucho y que te entristece verla así, cada mañana, y que la ayudarás en todo lo que sea necesario. Pregúntale entonces si hay algún niño o niña de su clase que la molesta o se mete con ella o la amenaza…es posible que al principio no te cuente nada, pero debes insistir día tras día. Mientras tanto habla con los padres de algún compañero que conozcas y cuéntales tus temores respecto al bullying que podría estar sufriendo tu niña. Ellos pueden decirte algunas cosas a partir de lo que les cuenten a ellos sus hijos.
    Si tras algún tiempo de insistir tu hija sigue negando que algún compañero le molesta frecuentemente, y los padres de otros compañeros (de tu confianza) no aportan ningún dato, pregunta a tu niña, que tal se lleva con su profesor/a. Pregúntale si tiene miedo a sus reproches, si la regaña o la castiga con frecuencia, o si la pone “como un mal ejemplo” ante los niños de su clase….
    Estoy seguro, que si le dices a tu hija lo mucho que la quieres y que vas a hacer todo lo posible para que vaya contenta al colegio (porque todos los niños deben ir contentos al colegio), tu hija acabará contándote lo que le pasa.
    Una vez que lo sepas debes actuar en consecuencia. Si lees mis respuestas a mensajes parecidos al tuyo verás mis recomendaciones sobre cómo actuar en relación al centro escolar, cuando se trata de acoso o bullying. Pero si se tratase del segundo caso, es decir, miedo al profesor/a habría que actuar de otro modo. Sería necesario que te enteraras exactamente cuáles son las conductas del docente para con la niña antes de decidir la forma de actuar. En este caso, podrías volver a escribirme contándome lo que hayas averiguado a través de tu hija y procuraré orientarte en tu actuación (creo que alguna de mis respuestas también se refiere a este supuesto).
    Sea una razón u otra, es necesario solucionarlo pronto, por el bien de tu niña.
    Un cordial saludo.

  200. Buenas tardes,mi pregunta es,¿que se puede hacer cuando el acoso viene de la Direccion del Centro y de algunos profesores?,¿prevalece siempre la palabra del Director?

    Un saludo y gracias

  201. Juan, deduzco que tienes un hijo/a en edad escolar (no sé de qué edad), probablemente en Secundaria y sospechas que está sufriendo acoso por parte del Equipo Directivo y de algunos profesores de su instituto. Supongo que existen indicios sólidos para que pienses así, y no solamente porque tu hijo/a quizás sea sancionado con frecuencia.
    Que se produzca acoso hacia un alumno por parte de sus profesores o de la Dirección de un centro escolar es algo sumamente infrecuente, aunque a veces se da.
    Es necesario asegurarse bien, y no hacer caso al tópico tan empleado por algunos escolares de que “el profesor me tiene manía”. Una educación eficaz se produce cuando padres y profesores “reman juntos” y en la misma dirección. Primero asegúrate de que tu hijo/a cumple escrupulosamente las normas de convivencia y acata las normas del centro. Si ese es el caso y se mantiene un “acoso encubierto” no prevalece siempre la palabra del director. Puedes denunciarlo en la inspección educativa e incluso en un juzgado.
    No puedo decirte más dado a que no conozco los detalles del caso, (no cuentas nada que corrobore esa idea) o si se trata simplemente de una “curiosidad tuya”.
    Un cordial saludo.

  202. Buenos dias,gracias por responder,a raiz de otros echos ocurridos esta semana,me ha quedado claro que si hay acoso encubierto por parte del Director y algun profesor,son muy sibilinos y se ajustan mucho al Decreto 3/2008 en los apartados que les favorecen,pero cuando les rebates con la ley en la mano con mismo Decreto de que se han equivocado vuelcan digamos su pequeña venganza en el alumno.
    Pero claro como siempre en esta vida “los padres no somos objetivos y vemos alguna confabulación donde no la hay….”
    Pero hablado con algun empleado del instituto me han dicho que, si rebates al Director,mal lo llevas,pero claro no puedo ir al Inspector de Educacion con solo rumores,por que necesita pruebas y echos probados.
    Perdon por el discurso,pero la unica solucion que veo es cambiar a mi hija de instituto…

    Muchas gracias

  203. Juan, cambiar a tu hija de instituto debería ser una de las últimas opciones, y siempre y cuando ella lo desee. A los adolescentes no les gusta mucho cambiar de centro (a no ser que estén pasándolo realmente mal) porque dejan de estar con sus amigos y aunque a algunos no les cuesta nada hacer nuevas amistades, no suele gustarles dejar su colegio. Desde luego si ella lo desea puede ser la mejor solución.
    De todas formas quizás puedas arreglarlo. Verás, yo no sé absolutamente nada sobre el caso que planteas, y estoy seguro de que tienes razón sobre ese “acoso sibilino” por parte del director y algunos profesores hacia tu niña. Pero sí deduzco por este segundo mensaje que en más de una ocasión has cuestionado las decisiones del centro, ya que ellos “se ajustan mucho al Decreto 3/2008 en los apartados que les favorecen, pero cuando les rebates con la ley en la mano…”
    Llevo 35 años en la enseñanza y te aseguro que una inmensa mayoría de los docentes no catalogan los artículos relativos a derechos y deberes de los alumnos como “algo que les favorece”. Lo observan solo desde la perspectiva de que es una herramienta que les sirve para mantener el orden en el aula. Creo que es un error que tú, como padre, pienses eso y no deposites tu entera confianza en el centro que elegiste para que estudie tu hija. Pienso que, de alguna manera ante tus cuestionamientos de sus decisiones, el instituto piensa que no vas “a remar junto a ellos, en la misma dirección” en lo que se refiere a la educación de tu hija. Creo que piensan que no recibirán de ti ninguna ayuda para modificar determinadas conductas de tu hija que ellos consideran quizás perjudiciales para el normal desarrollo de las clases y eso, sin duda, está influyendo en su actitud hacia ella.
    No sé hasta qué punto, las relaciones entre tu hija y el equipo directivo de ese instituto se han deteriorado. También las tuyas, como padre, no deben en absoluto ser nada buenas. Y como te digo soy de la opinión que profesores y padres “rememos siempre” en la misma dirección. En tu caso, estoy seguro que docentes y tú discrepáis de forma notable. Ciertamente, cuando un alumno/a es sancionado de forma grave, con varias expulsiones durante un mismo curso (no se si este es el caso de tu hija), suele significar que ese alumno no cumple todo lo bien que debiera las normas de convivencia del centro (bien por faltar a clase a menudo, por llegar tarde, por no permitir que se desarrolle la clase con normalidad, por mostrarse violento con los compañeros e irrespetuoso con sus profesores, por dañar el material del centro…). Estoy seguro que tu hija, sí es merecedora de alguna de las sanciones que se le hayan impuesto. Sin embargo, si se trata de muchas sanciones seguidas, y esos detalles que planteas en tu mensaje, me hacen pensar que, efectivamente ese equipo directivo de “una u otra forma” adjudica a tu hija faltas de las que no es responsable, o faltas cómo única autora cuando haya también otros alumnos implicados.
    Me da la impresión que lo que en realidad busca ese director (a quien si rebates, como dices, mal lo llevas”), es que tu hija se matricule en otro instituto y tratan por todos los medios, que tu hija se vaya, porque deben considerar que la chica les causa innumerables problemas (evidentemente todo esto son elucubraciones mías pues no conozco como te he dicho nada del caso).
    No sé si me equivoco, pero también la impresión de que, ante las primeras sanciones a tu hija, tú te pusiste de su parte y en contra del instituto. Podría no tener razón, pero creo que confundiste las primeras sanciones (quizás pequeñas al principio) a tu hija con “agresiones” de los profesores hacia ella. Si hiciste eso no te quepa ninguna duda de que es un grave error, los chicos/as, ven entonces una defensa a ultranza de sus padres, hagan lo que hagan y “creen” que pueden enfrentarse así, impunemente y sin ningún respeto a sus profesores. Si actuaste así alguna vez, cometiste un grave error. Los padres deben hacer ver a sus hijos que “el profesor siempre tiene razón, incluso cuando no la tiene”. Sólo así los docentes no perderán su autoridad y podrán enseñar a todos sus alumnos adecuadamente. Si un padre no lo hace así, le quita la autoridad al profesor y le está transmitiendo a su hijo la idea de que puede “hacer lo que quiera” en el instituto, y eso, no tengas ninguna duda, se volverá contra él en su edad adulta pues el no aprender a respetar las normas le puede crear innumerables problemas en su vida adulta. Es cierto que los profesores son personas, y como tal, se equivocan (nos equivocamos), pero como te digo, es necesario que el alumno “respete” incluso esas equivocaciones. Tú en cambio, cómo padre, con buenas formas y maneras, si puedes dirigirte al profesor, para comentarle algo que te haya dicho tu hijo, y con lo que tú no estás totalmente de acuerdo. Seguro que entonces, ese profesor te explica su punto de vista y porqué lo hizo, o sencillamente te dirá que gracias por la sugerencia, porque “no había caído él en tal cosa”. Quiero decirte, que hablando pueden solucionarse todos los problemas, aunque ciertamente, no sé si este se hizo ya demasiado grande.
    Por otro lado la denuncia en Inspección o en el Área Territorial, como dices, sin pruebas claras, no surtiría ningún efecto.
    Pero antes de cambiarla de centro podrías intentar solucionarlo.
    Se trataría que solicites una entrevista con el equipo directivo del instituto, y les digas que independientemente de lo que ha venido pasando hasta ahora, deseas “empezar desde 0”. Diles que sabes que ellos, cómo tú, buscan lo mejor para la niña, y que según van desarrollándose los acontecimientos todo va a peor. Diles que a partir de ahora te ocuparás de que tu hija se porte bien en clase, que aceptarás las sanciones que se le impongan, pero que por favor “estudien” si de verdad las merece, o si de verdad han de ser tan “duras”. Diles que quieres que tu hija no pierda el curso y pídeles ayuda para que eso no pase. Pídeles que te indiquen qué debe hacer tu hija y qué debes hacer tú para que el problema se solucione y diles que estas totalmente dispuesto a seguir sus directrices. Pídeles que tu hija pueda hablar con el orientador/a del centro. Podría ser que tu hija tenga hiperactividad, o TDA (trastorno por déficit de atención), o cualquier otra cosa que no le permita un correcto aprendizaje… Es decir, con mucha humildad, pídeles por favor, que entre todos solucionéis el problema.
    Supongo que ese Director se mostrará receptivo.

    Una segunda solución pasaría por matricular a tu hija en otro centro, y comenzar desde el principio siguiendo mis consejos de no quitar nunca la autoridad al docente. Y por supuesto responsabilizándote tú del comportamiento de tu hija en las clases, no justificando nunca aquellos comportamientos por las que se la haya sancionado ni cuestionando nunca las sanciones que reciba.
    Si no la cambias de centro, y a pesar de tu petición de ayuda para enderezar la situación, continua ese “acoso encubierto” por parte del equipo directivo, y siempre que tu hija cumpla las normas de convivencia escrupulosamente, podrías denunciarlo en un juzgado.

    Espero que no haya que llegar a tanto y el problema se solucione pronto.

    Perdona mi “atrevimiento” en los consejos que te doy porque quizás no tengan nada que ver con la realidad de tu problema, y mis deducciones serían erróneas. Pero es que en tu segundo mensaje tampoco concretas nada.

    Un cordial saludo.

  204. Gracias por su pagina ,
    Mi hijo sufrio un acoso de un homosexual de se colegio
    mi hijo tiene 12 años, en el colegio todo era normal hasta que un dia entro a su facebook y leo como un niño mayor de 16 años del mismo colegio, lo acoso por el chat. en su foto de facebook esta medio desnudo con una mirada hacia arriba como coqueteando y provocando.
    En el chat leo que le dice a mi hijo que quien le gusta,
    mi hijo dice: una chica de mi curso,
    gay dice: cual
    hijo: creo que carla
    Gay: esa flaca aneroxica?
    hijo: si
    Gay: deberias fijarte en otras como yo, yo se que te gusto.
    Hijo: no estas loco
    Gay: si, yo tegusto , porque tu me gustas.
    Hijo : no , me gusta la carla

    y asi de una manera fuerte y alebosa continua insistiendo,

    Luego de ver en su facebook , leo que tiene pocos amigos y confirmo su homosexualidad, por sus amigos, y por sus fotos.

    Le explicamos ami hijo que a veces nos molestan los gays y no pasa nada, y que tiene que alejarse de estas personas, creo que lo molesto toda una semana, pero por facebbok. mi hijo indica que solo le conoce de hola y hablo poco con el.

    este ultimo(luego de 2 dias) cuando el preparaba una gelatina, me preguntó
    si era normal que le guste cocinar?
    Y esto me asusto mucho, por la duda que puede haberle dejado ese acoso.

    Estamos preocupados, sobre que hacer y como actuar, o como hablarle a mi hijo.
    Te ageradezco de antemano tu respuesta

  205. Evelyn, no cabe duda de que ese chico de 16 años acosa a tu hijo intentado forzar en él una respuesta cómplice y acorde con sus deseos.
    Cómo padres debemos evitar todo aquello que resulte perjudicial para su crecimiento integral y afectivo. La actuación de ese muchacho es perversa y merece ser denunciado a la policía por ese tipo de acciones que seguro repite con frecuencia con otros menores. Es un delito grave, penado en todo el mundo occidental de forma importante. En tu caso, lo mejor es que tu hijo lo eliminara de su facebbok y que no volviera a chatear con el. Y si sigue insistiendo sería bueno que lo comunicases al centro educativo para que pongan los medios adecuados para que el acoso no vuelva a repetirse. Incluso, como digo, si continúa, deberías denunciarlo en la juzgado.
    La diferencia de edad que hay entre los dos implica varios cursos de diferencia y es muy probable que, como dice tu hijo, haya hablado poco con él. Y desde luego lo mejor es que sea así. Tu hijo es demasiado pequeño y puede ser muy sensible a la manipulación afectiva.
    Debes tratar a tu hijo con absoluta naturalidad. Él tendrá que ir descubriendo poco a poco cuáles son sus verdaderas tendencias sexuales sin ningún tipo de “presión” por parte de nadie, incluidos sus padres. Y los padres hemos de asumir con naturalidad lo que nuestros hijos decidan. Te digo esto porque en la homosexualidad hay una carga genética contra la que es absurdo luchar desde la cultura y las “costumbres”.
    Que le guste cocinar a tu hijo, no tiene nada de especial, ni significa nada. Dile que los mejores chefs o cocineros del mundo son hombres, y en su gran mayoría heterosexuales (aunque también, por supuesto, habrá entre ellos algún homosexual). La condición homosexual de una persona es algo que ha de descubrir sola esa persona, y ella, una vez asumida esa condición, ha de decidir cómo lo vivirá. Los demás hemos de respetar de forma exquisita esa decisión absolutamente personal, aunque en principio, quizás, como madre o padre no nos guste demasiado.
    No le digas a tu hijo que “debe alejarse de los gays”. La mayoría de las personas homosexuales son buenas, honradas, trabajadoras y afectuosas. Dile que hay que alejarse de las personas que nos molestan o que intentan que hagamos cosas que no queremos, (sean homosexuales o no) como es el caso del alumno gamberro de 16 años que le dice esas cosas por el chat. Además, si en un futuro tu hijo fuese homosexual, lo vivirá de forma reprimida y angustiosa, pues no olvidará nunca que su propia madre le decía cuando era pequeño que debía alejarse de ese tipo de personas. Y sería algo tremendamente duro para él. Y si no lo es, odiará y discriminará a las personas homosexuales, ya su madre, cuando era pequeño le decía que había que “alejarse” de ese tipo de personas.
    Tu hijo, a partir de diferentes vivencias y sensaciones que le ocurrirán durante su adolescencia, acabará definiendo su sexualidad (y tú no podrás evitar, porque no estará en tu mano, que elija una u otra opción). Y podrá ser homosexual o no,…aun no lo sabemos. Mientras, ocúpate de darle todo tu cariño, protección y ayuda y no te preocupes…Trátalo siempre con normalidad, responde a todas las preguntas que te haga con absoluta franqueza, procura que crezca feliz, anímale en los estudios para que obtenga buenas calificaciones escolares, y eso sí, no permitas que ese gamberro de 16 años le siga acosando por el chat (haciéndole saber que si continua haciendo eso a tu hijo, lo denunciaras al equipo directivo del colegio, y a la policía).
    Un cordial saludo.

  206. Soy Directora de una escuela secundaria técnica de doble jornada. este ciclo lectivo en 1° año se nos ha planteado una situación muy complicada de intervenir y de resolver, un niño de 13 años comienza en 1° año, lo que observamos desde principios del año es que el adolescente provoca constantemente a sus compañeros, insitándolos a pelear o al menos a juegos torpes y bruscos, empuja, ha llegado a patear como pelota la carpeta de potro compañero y en dos oportunidades se ha escapado del colegio. Cuando directivos o personal del equipo orientador escolar hemos tratado de reflexionar y/o dialogar con él no contesta una sola palabra y llora. Su madre y su abuela se han entrevistado con nosotros reclamando que a su hijo/nieto le pegan, lo acosan, lo agreden, lo insultan, responsabilizando a la institución de discriminación, ya que aseguran que los compañeros lo llaman por la nacionalidad de su abuela materna(chilena) acompañada de improperios. Esta mamá y abuela no escuchan, se trata de una joven mujer ya que a los 16 años fue madre y su progenitora con la cual conviven, en las primeras entrevistas ante la pregunta sobre el padre nos contaron que hacía 4 años que el adolescente no se veía con su padre. Dato falseado por estas mujeres ya que hace pocos días personal de la institución que conoce al padre, voó al niño en el lugar de trabajo del padre. Estas personas no admiten que su hijo también pelea, insulta, se burla, agrede y provoca al resto de sus compañeros; luego escapa de la escuela y relata hechos que no condicen con la realidad escolar que vive. A raíz de estos hechos han realizado denuncia en el diario de la ciudad por hostigamiento, en contra de la escuela y de un grupo de 10 alumnos, se le ha otorgado el cambio de colegio, que solicitaron. Desde la escuela se ha entrevistado a esta familia, al adolescente innumerables veces, se ha orientado a la familial a realizar consulta al médico pediátra y a un profesional psicólogo, al cual dicen haber concurrido y que el psicologo les dijo que el niño estaba perfecto y que lo cambiaran de escuela. La madre y el niñodicen que son chilenos, pero en la institución obran los documentos que comprueban la nacionalidad argentina de ambos, solo la abuela (quién ejerce un matriarcado) es chilena. Muy difícil situación en la que nos encontramos, sintiendo que debemos dar una respuesta a los padres de la comunidad educativa de cómo son los hechos, no queriendo poner en evidencia al niño resguardando su intimidad, su problemática, como sujeto de derecho y hasta la problemática familiar muy compleja. Pero ante los medios esta familia habla de bullying en la escuela y/o acoso, y en verdad sabemos que la realidad es muy diferente. Desde ya gracias por tu opinión.

  207. Teresa, realmente se trata de una situación compleja, que tú, como directora tienes que afrontar de una u otra forma. Deduzco por tu mensaje que el alumno en cuestión ya no está en el colegio que diriges, pues comentas que “se le ha otorgado el cambio de colegio que solicitaron”. Aun así parece que esta familia habla y denuncia ante los medios el bullying sufrido en esa escuela.
    El hecho de que aparezca publicado generará cierto desprestigio a la escuela y es necesario que el centro ofrezca también “su opinión” en el diario y por supuesto ante el resto de padres de alumnos.
    Comenzaré por decirte que el bullying está presente en la totalidad de escuelas del mundo. Que es un fenómeno oculto y que incluso en aquellos centros que están totalmente “alerta” y “muy sensibilizados con el tema” existe al menos un 8 % de casos del que jamás se tendrán noticias. El que exista “acoso entre compañeros” es inevitable. Pero sí, en función de las actuaciones de los equipos directivos, el fenómeno puede, sino erradicarse totalmente, si minimizarse en gran medida. En definitiva, el prestigio de tu centro en la lucha contra el bullying vendrá de cómo afrontéis desde todo el equipo directivo (contigo al frente) ese tipo de problemas. Debéis actuar de forma inmediata siempre que haya indicios o denuncias de alumnos o sus padres. Debéis descubrir si verdaderamente el problema existe o no (la mayoría de las denuncias son ciertas), actuando de forma punitiva desde la dirección y la jefatura de estudios, y de forma educativa desde el departamento de orientación, actuando tanto con la víctima como con los agresores. Si la actuación del centro discurre entre estos parámetros es absolutamente correcta y puedes plantearlo así, tanto a la prensa como al resto de padres de alumnos.
    En caso de que ese adolecente hay sido verdaderamente víctima de bullying, se trataría de una “victima provocativa”. Es lo más probable por como describes sus acciones de “provocar constantemente a sus compañeros, de jugar a la pelota con la carpeta de otro compañero, o incitarles a juegos violentos o a pegarse con él”. Hay alumnos víctimas que actúan así, sólo para atraer la atención de sus compañeros. Prefiriendo pagar esa especie “de peaje” (aunque sea a golpes) como forma de relacionarse con los demás. Este tipo de alumnos necesitan aprender habilidades sociales de relación, pues no conocen otra forma para ello. No saben que esa forma de actuar, hace que en realidad nunca consigan lo que persiguen (relacionarse con los otros) pues su conducta genera el rechazo del resto.
    El hecho de “ no contestar una sola palabra ante el intento de dialogo de orientador o el equipo directivo y solo llorar”, así como el hecho de escaparse del centro, sí podría ser indicativo de haber estado sufriendo acoso. Aunque también podría ser porque el alumno díscolo y disruptivo, incumple las normas del centro.
    Por lo que cuentas, la madre y la abuela os han mentido en más de una ocasión. La verdad es que eso no ayuda nada a que se las crea sus denuncias, aunque también podría ser que os hayan mentido por “vergüenza” (a vete a saber a qué). A su vez su situación familiar de padres separados no ayuda en la educación, establecimiento y cumplimiento de normas por parte del adolescente.
    Haya habido o no acoso hacia ese muchacho, veo que tú has actuado en todo momento con buena fe, de forma irreprochable, y eso has de comunicarlo al periódico y al resto de padres, especialmente para tranquilizarles y para que sepan que, como institución estáis alerta para actuar ante cualquier indicio que pueda aparecer. Insta además a los padres a observar ciertas “señales” en sus hijos que indicarían que estos están siendo acosados por compañeros e insta a la comunidad educativa de profesores y tutores la importancia de estar sensibilizados ante el tema y la forma en que debe actuar.
    Voy a enviarte a tu correo particular un texto mío que te servirá para poder afrontar el bullying en tu centro con garantías. Léelo con atención, especialmente el capítulo IV, Ahí podrás ver qué debe hacer el equipo directivo, los tutores, el claustro de profesores, los padres, el orientador….Ponedlo en práctica, y aunque no ganes totalmente la batalla al acoso entre iguales, si minimizarás al máximo sus efectos.
    Que vaya muy bien todo lo relativo a tu información al periódico y el resto de la comunidad educativa, especialmente a los padres de alumnos.
    Un cordial saludo.

  208. Buenos Días cordial saludo
    mi nombre es jobana vivo en Colombia y tengo una pregunta solo puedo denunciar el bulIiyn si solo se presenta en la escuela o en la secundaria?
    mi hijo tiene 9 años que hace pocos días lo acosan otros niños el en vecindario o barrio como acá en Colombia le llamamos necesito saber si yo puedo denunciar eso el continuo maltrato que tiene mi hijo por parte de otros niños y lo peor del caso es yo les he dicho a los padres pero es inútil des afortunadamente los padres no ponen correctivos que puedo hacer en estos casos.
    Muchas gracias por su colaboración

  209. Jobana, el bullying no solo se presenta en los institutos de Educación Secundaria. También se da en los colegios de Educación Primaria y con efectos casi tan devastadores como en los alumnos más mayores. Hay niños que desde que comienzan la Primaria lo pasan realmente mal por el “acoso” de algún compañerito.
    Si tu hijo sufre acoso en la escuela, debes comunicarlo al director del centro escolar para que tome las medidas oportunas. Cuenta al director del colegio, con exactitud, las cosas que le pasan a diario a tu hijo. Habla con él para que te cuente exactamente qué cosas le hacen los demás niños y comunícalo al director o al jefe de estudios del colegio, a fin de que ellos, con su intervención detengan el bullying que viene sufriendo tu hijo. Exige al centro que intervenga porque tu hijo lo está pasando muy mal. Si la respuesta que te dan no es satisfactoria puedes denunciar al director ante la justicia.
    De todas formas dices que el acoso se produce en el vecindario, en el barrio. Y no sé si también dentro del colegio o solo fuera de allí. Sea de una forma u otra, si se trata de alumnos que estudian en el mismo colegio que tu hijo, el director debe intervenir aunque el acoso se produzca fuera del horario escolar, pues es la única forma de pararlo. Dices también que has hablado con los padres de los niños que molestan a tu hijo, pero parece ser que no le dan importancia y no quieren intervenir sancionando a sus hijos. Vuelve a hablar con ellos pidiéndoles por favor que intervengan, porque ningún niño debe pasarlo mal en la escuela, y tu hijo, además de estar pasándolo mal, puede terminar el curso con calificaciones muy bajas y “perder el curso”. Si aun así el acoso sigue, denúncialo a la policía, porque los padres de esos chicos siempre son responsables civiles subsidiarios de las conductas inadecuadas de sus hijos y tendrán que responder de una u otra forma, con penas civiles o económicas, de las posibles consecuencias negativas que esos actos de acoso pudiesen tener en el desarrollo personal de tu hijo. Y aunque la forma de afrontarlo, ciertamente depende de la legislación de cada país, en todos ellos puede solicitarse a la justicia, que intervenga en los casos de acosos escolares.
    Espero que el problema se resuelva pronto.
    Un cordial saludo.

  210. hola, necesito su ayuda urgente, no se como puedo afrontar el tema de que mi hija de 11 años, esta siendo molestada desde hace varios dias , por tres de sus compañeras, esto debido a que su papa, años atras estuvo recluido en prision, debido a consumo de drogas, y estas niñas le sacan de cara dicha situacion…. estoy muy preocupada, no se que hacer….. por favor ayudenme…. estoy pensando en ir al colegio primeramente a hablar con la directora, y despues que hago….. puedo colocar una denuncia……

  211. Alejandra, los niños son realmente crueles y detalles como el que cuentas es suficiente para que algunas compañeras “comiencen a hacer la vida imposible” a tu hija en el colegio. Debes, por supuesto ir al centro educativo a exponerlo a la Directora o al Jefe de Estudios. Pídeles que intervengan para evitar un acoso, que si no se detiene podría ir a más con las consecuencias tan negativas que ello conlleva. En realidad tu hija no tiene la culpa de las acciones que en su día haya podido realizar su padre, y nadie tiene derecho a echarle “en cara” esa circunstancia. Házselo ver a la dirección del colegio. Lo más probable es que en cuanto intervenga el equipo directivo del centro, si lo hacen de forma contundente, el problema se solucionará, y esas tres niñas dejarán de molestar a tu hija. En caso contrario, vuelve al centro a comunicarles que si el acoso no desaparece rápidamente lo denunciarás a la Inspección educativa y a la asociación de padres del colegio si estuviese constituida. Y si aun así no terminase el problema, podrías denunciar a la directora (por denegación de ayuda a una alumna acosada) ante un juez o en la comisaría de policía.
    También habla con tu hija. Resta importancia al hecho y convéncela de que en todo momento puede contar contigo para ayudarla. Debes convencerla de que te cuente con todo detalle cada una de las cosas que le pasa con esas compañeras, y todos esos detalles has de contarlos tú a la directora del centro para que pueda actuar sancionando a las niñas acosadoras y comunicárselo a sus padres respectivos.
    De todos modos, te recomiendo que leas mi respuesta a otros mensajes similares al tuyo (en este mismo artículo) donde indico los pasos, de forma más concreta, que debéis seguir los padres, tanto con vuestros hijos, como con los directores de los colegios a los que asisten y donde les acosan.
    Espero que el problema se solucione pronto.
    Un cordial saludo.

  212. - He encontrado este foro por casualidad y quiero contar mi experiencia como adulto que sufrió bullying en su adolescencia en el instituto de educación secundaria. En mi caso no se trataba tanto de violencia física como de violencia psicológica en forma de humillaciones y vejaciones cotidianas. Me insultaban, me llamaban “marica” (soy homosexual), se burlaban de mí, me quitaban mis pertenencias, las tiraban al suelo y escupían en ellas. Cuando había que realizar alguna tarea en parejas o grupos, nadie quería estar conmigo. Yo era un “apestado”. Desarrollé auténtico pánico a ir al colegio y a que el profesor me sacara a la pizarra. Me acostumbré a sentarme en un rincón al final del aula con la esperanza de pasar desapercibido. No tenía ningún amigo y me pasaba las Navidades y el verano en casa o saliendo con mis padres.

    - Cuando sufres bullying te sientes completamente como una basura, tu autoestima se hunde hasta lo más profundo, te quedas bloqueado y sin recursos. Es un círculo vicioso. Tienes miedo y eres incapaz de defenderte, y como los acosadores ven que eres débil y una presa fácil, incrementan su presión. Un auténtico calvario.

    - La reacción de mis progenitores. Mi padre intentó “masculinizar” mis gestos y actitudes con lo cual parecía que le daba la razón a mis acosadores (si se meten con mi hijo será por algo) , y yo me sentí todavía más hundido, como si fuera el culpable de mi situación. Nunca se lo perdoné y mi relación con él se torció para el resto de nuestra vida. Mi madre, dentro de lo que cabe, era más comprensiva.

    - ¿Quedan secuelas? en mi caso, sí. Soy una persona insegura y atormentada que ha padecido y padece de frecuentes depresiones, que tiene una enorme dificultad para relacionarse con los demás y que carece de estabilidad emocional. He ido a diferentes tratamientos psicológicos, algunos más eficaces que otros, pero no lo he superado. A pesar del tiempo transcurrido sigue siendo una etapa de mi vida muy dolorosa y rota, y siento mucho rencor hacia los compañeros de clase que me hicieron tanto daño.

  213. tiene mucho miedo se asusta con facilidad no quiere irse ala escuela no quiere dormir sola llora demasiado por las noches no se consentra tiene 10 años po favor
    gracias

  214. Carlos, la exposición que haces de lo que te ocurrió en el instituto, y de lo que a consecuencia de ello, te sigue ocurriendo es realmente triste. Tu mensaje denota mucha amargura hacia aquellos años, y hacia tu padre que no supo ayudarte cuando más lo necesitabas. Curiosamente no mencionas a tus profesores, aunque quizás tú nunca se lo comunicaste. Supongo que fue esto último, porque si no, tú habrías mencionado que, a pesar de tus denuncias no hicieron nada por evitarte ese “calvario” que viviste en el centro escolar.
    Desgraciadamente, las secuelas de aquello aún perduran y de alguna manera, afectan tanto a tu personalidad como a tu relación con los demás.
    Mi consejo es que continúes con la terapia, pues es la única forma de conseguir, algún día, la superación del problema. También debes intentar superar ese “rencor” hacia aquellos compañeros que te hicieron tanto daño. El rencor y el odio no son “buenos compañeros” porque te corroen por dentro y no dejan “olvidar” de una vez por todas aquellas terribles situaciones. El odio, se convierte así en aliado o en algo parecido a aquellos compañeros tan indeseables que tuviste, que incluso, una vez dejado el instituto te sigue martirizando. Por eso te recomiendo que trates de olvidar el rencor.
    Tu mensaje servirá para que otros (especialmente los padres) se percaten de las terribles consecuencias que puede conllevar el “acoso entre iguales” o “bullying” y cada uno, desde su lugar en la sociedad, ponga todo su empeño y los medios o posibilidades a su alcance, en erradicar o al menso minimizar esta lacra que se da en todos los centros educativos del país.
    Deseo que consigas, (aunque la cosa vaya despacio) una “superación” total del problema.
    Te deseo todo lo mejor.

    Un cordial saludo.

  215. Santiago, deduzco por el texto que aparece como “firma” bajo tu nombre en el mensaje (aunque en el blog no se ve), que tu hermana (no tu hija) sufre acoso en el colegio. En esa circunstancia es normal que se asuste con facilidad, que no quiera dormir sola, que llore con frecuencia y no sea capaz de concentrarse. Es muy probable que también bajen sus calificaciones escolares. No se qué edad tienes tú, pero la mejor forma de ayudar a tu hermana es diciéndoselo a tus padres. Ellos deben ir al colegio de tu hermana y exigir al director que intervenga para que se acabe el acoso. Incluso, si no lo soluciona el equipo directivo del colegio, tu madre podría poner una denuncia en la inspección educativa e incluso, en la comisaría de policía.
    Desde luego, la solución pasa porque tus padres tengan conocimiento del hecho y a su vez, ellos, lo pongan en conocimiento de las autoridades del colegio.
    Tú procura tranquilizar a tu hermana. Dile que la ayudarás en todo lo que necesite, y que tus padres también lo harán. Lo primero que tenéis que conseguir de tu hermana es que confíe en vosotros y os cuente con detalle lo que le sucede en el centro escolar, para que tu madre o tu padre, puedan exponerlo con detalles claros. En Primaria, el acoso suele desaparecer muy pronto si interviene de forma contundente el director o el jefe de estudios.
    Espero que el problema de tu hermana se soluciones pronto.

  216. grasias por los consejos

  217. Hoy de casualidad encontre este bloque y me parecio muy interesante q pueda expresar lo q estamos pasando con mi hijo , el tiene 7 años su comportamiento es un poco rebelde de hecho cambio cuando nacio su hermana hace 3 años dice que no lo queremos , me insulta con palabras duras como te odio, el estuvo en un cendi 4 años dond le enseñaron lo mas importante valores en conjunto con nosotros los padres pero al salir de el para ir ala primaria todo se complico si llevaba el problema de resentimiento hoy esta muy mal porq un compañero lo acosa lo patea ,lo insulta y le dice que el es difente a ellos q se valla de la escuela hasta enfrente de la maestra el compañero lo tira y solo la maestra le llama la atencion al niño mi hijo me comenta que el niño le ha apretado el cuello su uniforme llega todo sucio marcado con las manos y zapato de su compañero hace poco me llamaron de la escuela porq tenia una queja de mi hijo q tenia un mes q ya no ponia atencion que le pegaba alas niñas y que se enojaba bruscamente de hecho ya el no quiere ir ala escuela porfavor crees que es recomendable cambiarlo a una escuela que lleve el mismo sistema de aprendizaje q llevaba en el cendi creo q le afecto mucho por necesidad tuve q ponerlo en una escuela de bajo prestigio y quiero llevarlo con un sipcologo terapeuta

  218. Lupita, el cambiar a tu hijo a un colegio que lleve un sistema de aprendizaje parecido al CENDI o Centro de Desarrollo Infantil no solucionará el problema. Tu hijo padece una celopatía, es decir, tiene celos de su hermanita pequeña. Algo ciertamente normal en todos los niños o niñas que tienen un hermanito. El problema puede agudizarse cuando no es resuelto en pocos meses. Tu hijo está convencido de que no “le quieres”, de que solo “quieres” a su hermana. Probablemente en tu trato hacia él, al considerarlo mucho mayor que la niña, has dejado de ser tan “cariñosa “con él como lo eras antes de nacer tu hija. Seguramente te muestras más exigente con él y esos detalles suelen hacerles mucho daño a los niños. Y si además (no se si lo haces o no) le pones como ejemplo a su hermanita, cuando él hace algo mal, lo único que estarías consiguiendo es empeorarlo. Tienes que conseguir que tu hijo deje de creer eso, y solo podrás hacerlo teniendo sumo cuidado en el trato con él. Procura estar más rato y hablar más a menudo con él. Interésate por sus problemas en la escuela. Y felicítale cada vez que haga algo bien. Cuando haga algo mal, no lo descalifiques, ni le pongas “etiquetas” como “eres muy malo”, eres “un salvaje”, “tu hermana es mucho mejor que tú”, etc . Muestra enfado con su conducta, pero nunca con su persona. Dale besos con frecuencia e intenta hacerle ver que le quieres a el tanto como a su hermanita (o incluso más), solo que ella, al ser más pequeñita, necesita que le prestes mucha atención. Pídele que te ayude en su cuidado y muéstrale mucho cariño. Si cuidas de forma exquisita ese trato con él, conseguirás apartar esos celos de su cabeza, y en la escuela dejará de pegar a sus compañeras.
    Respecto al problema de acoso que está sufriendo por parte de otro niño de su clase, dile que harás todo lo posible porque eso termine. Debe contarte exactamente lo que le pasa en la escuela, con detalle, de forma pormenorizada, y después tú, debes solicitar una reunión con el jefe de estudios o el director del colegio y exponerle la situación, exigiendo que se intervenga para frenar el acoso. A estas edades tempranas, una intervención contundente del equipo directivo suele ser suficiente para solucionar el problema. En caso de que no se tomen las medidas adecuadas para pararlo, por parte de la dirección, podrías denunciarlo a las autoridades educativas (La inspección) o incluso poner una demanda en un juzgado.
    De todos modos, creo que el problema principal a solucionar son los celos que siente tu hijo de su hermana pequeña. Por ello, vuestra actitud para con él, de tu marido y tuya (especialmente la tuya) ha de ser exquisita y debéis poner un gran empeño y esfuerzo en ello, pues has de dar un giro de 360ª en la forma de relacionarte con él.
    Espero que pronto se solucione el problema.
    Un cordial saludo.

  219. Sadot, me alegra que mis consejos pudieran serte útiles.
    Un cordial saludo.

  220. lo que yo aria si fuera tu seria ablar con los profesores,o director solo asi podrias darte cuenta si tu hijo o hija sufre el acoso del bulling

  221. Paola María, efectivamente lo primero que ha de hacerse si se sospecha que nuestro hijo sufre acoso en su colegio, es hablar con la Dirección o la Jefatura de estudios del centro. Después, si el Equipo Directivo no actúa de forma adecuada y el bullying continúa, tomaremos otras medidas. Pero desde luego, la primera que hay que tomar, es ponerlo en conocimiento del director y del profesor tutor del niño.

  222. Buenas, Tengo un hijo de 7 anios y el se rinde muy facilmente de todo cuando estaba en natacion le iba muy bien pero cuando lo llevaron a otro nivel donde el agua es mas profunda y el profesor le exigia mas el quiso salirse, en el bus del colegio hay una ninia que dice q lo golpea pero el no hace nada solo aguanta los golpes y me pidio q lo saque del bus.. que deberia de hacer para que el se sepa defender solo y no se rinda tan facil de todo? Gracias de antemano

  223. Yo como madre que deberia de decirle a mi hijo sobre lo que la ninia lo golpea? Le dije q le diga que no le gusta que lo golpeen y que deje de hacerlo, y asi fue ella dijo ok. pero que deberia de hacer si esto continua? Hablar con la ninia? con sus papas? o solo con mi hijo?

  224. LeNy, la violencia siempre engendra violencia. No debes decir nunca a tu hijo que debe “defenderse” con golpes. Si lo haces, acabará asumiéndolo cómo un “valor” y se convertirá más adelante en un chico violento.
    Es correcto lo que le has comentado, respecto a esa niña que le “acosa” y le “golpea” en el bus escolar. Él debe decirle a la niña, que no vuelva a hacerlo porque no le gusta. Es decir, él debe decir claramente a la niña que debe dejar de agredirle. Dices que por el momento ha dado resultado. En caso de que el acoso continúe debes ponerlo en conocimiento del docente o persona responsable que acompañe a los niños en ese trayecto del bus escolar y además debes decirlo también al director del centro quien es el responsable último de las contrataciones del personal ayudante.
    Si conoces a los padres de la niña y tienes una cierta confianza con ellos, también puedes decirles que tu hijo se queja de que su niña le pega. Si esos padres hablan con su hija lo más probable es que el problema desaparezca.
    A estas edades, son aun pequeños y estos problemas suelen desaparecer por completo y durar poco, en cuanto intervienen los padres, un profesor del colegio o el propio director, pero aun así debes estar “vigilante” para evitar “futuros problemas”. Habla frecuentemente con tu hijo y pídele que te cuente si la niña le sigue pegando o no. En función de lo que el te cuente, actúa ante la dirección del colegio. Incluso, aunque se tratara de una contrata del autobús en el que el centro no participara, sí debe afrontar el problema puesto que se trata de dos alumnos del mismo colegio (supongo que es así).
    Para que tu hijo no se rinda a “las primeras de cambio” o en cuanto “tenga el más mínimo problema” debes fomentar y aumentar su autoestima. Valora todo lo que haga bien y felicítale cuando trate de afrontar el solo ese tipo de problemas. Hazle ver, que el hecho de que el profesor de natación sea algo más exigente, se debe a que el va siendo algo más mayor y que más adelante “se alegrará” mucho cuando aprenda a nadar bien.
    Los niños que se arredran ante las dificultades (que a nosotros nos parecen mínimas) suelen ser niños “sobreprotegidos” por sus padres. Intenta darle ciertas o “pequeñas” responsabilidades. Hazle comprender que siempre estarás ahí para ayudarle en todo lo que necesite, pero que él, debe tomar “como un reto” cualquier dificultad que vaya apareciendo en el colegio. Me refiero, claro está, a las dificultades añadidas al cambio de nivel en la piscina y cosas así, no al tema “del acoso”. No tienes que sacar a tu hijo del bus, como el dice, pero asegúrale que el problema va a terminar porque te vas a ocupar de ello.
    Lo más probable, como te digo, es que el problema desaparezca pronto. Pero no dejes de estar “vigilante” porque en los últimos años de primaria (tu hijo está comenzando ese nivel) el bullying se recrudece y los niños lo pasan realmente mal, algo que desgraciadamente, si no se ha remediado antes, continua en su educación secundaria.
    Un cordial saludo. ….

  225. Gracias javieryuste!!!!!!

  226. Cordial saludo,

    Mi hijo tiene 11 años y se encuentra en grado sexto y siempre se ha caracterizado por ser un niño muy sociable, lleva 4 años en el mismo colegio, el grupo hasta grado cuarto era conformado por pocos alumnos y todos los niños muy parejos en su ambiente. El año pasado el colegio comenzó a crecer, el grupo creció e ingresaron niños que venían con otras formas de comunicarse costumbres o ambientes diferentes, edades mayores, etc. desde el año pasado mi hijo viene manifestando inconformidades con algunos de sus compañeros como maltrato verbal, exclusión del grupo, humillaciones; y ha presentado en mi hijo desmotivación por el colegio, manifiesta que esta aburrido y me pide que lo cambie, también este año se ha enfermado real mas de lo habitual comparado con los años anteriores, me llaman del colegio porque tiene dolor de cabeza, o de estomago, o alguna otra situación. Sin embargo cuando dialogo con El, le digo que cuando esas situaciones sucedan se remita a los profesores, que sea indiferente a esos comentarios, observando si la situación mejoraba. En el colegio actual se encuentran a mitad de año, y debido a que la situación continua he pensado la posibilidad de cambiarlo de colegio ya, para que termine su grado sexto en otro ambiente escolar.
    Solicito de su consejo, si cambiarlo ya si es una solución adecuada, si debo esperar y realizar el cambio el próximo año, o cuales son las acciones correctas a seguir, no quiero transmitirle mensajes erróneos a mi hijo, que puedan afectar decisiones futuras en su vida.

    De antemano gracias por su valiosa opinión.

  227. Milena, cambiar a tu hijo de colegio a mitad de curso no creo que sea la mejor solución, a no ser que tu hijo este llegando a un punto “insoportable”. No cabe duda que tu hijo sufre bullying en el colegio. El mismo te habla de que “es blanco” de insultos, humillaciones y exclusión por parte de algunos compañeros. Eso sin duda la ha hecho bajar en sus calificaciones escolares, perdiendo el interés por el estudio, con el consiguiente riesgo de perder académicamente el curso.
    Aunque tú le digas que comunique a sus profesores esas actuaciones inadecuadas de sus compañeros hacia él, lo más probable es que no lo haga por el temor a ser “tildado” de “chivato” o por temor a que las represalias sean aun peores. Esa comunicación la debes hacer tú, personalmente a la dirección del centro, a su tutor/a o a la Jefatura de estudios. Debes exigir que se tomen por parte del Equipo Directivo las medidas adecuadas para que esos comportamientos hacia tu hijo, terminen de inmediato.
    Mi consejo es el siguiente…habla con tu hijo y pídele que confíe en ti, que vas ha hacer todo lo posible para evitar que el problema continúe. Que lo vas a ayudar en todo lo que sea necesario para solucionar el problema. Tu hijo debe confiar en que tiene absolutamente, y sin fisuras, todo tu apoyo.
    Dile que le cambiarás de centro si el lo desea verdaderamente, pero que hacerlo en mitad del curso, tiene algunos inconvenientes, como que podría suponer suspenderlo. Pídele que te cuente de forma pormenorizada lo que le pasa cada día, y con esos datos concretos y pormenorizados pide una reunión con el director. Plantéale lo que le está pasando a tu hijo, con “datos concreto” como “tal día, en la clase de educación física….., “y al día siguiente, en la clase de plástica….., además, a “la hora del recreo….” Da el nombre y apellidos de los alumnos implicados. Explícale que tu hijo a raíz de eso, busca continuamente excusas para no ir al colegio, enferma con frecuencia, a menudo le duele el estomago o la cabeza y que además ha bajado en sus calificaciones escolares de forma alarmante. Exige entonces , sin irritarte ni gritar, pero con firmeza, que como institución educativa intervenga para solucionar el problema de acoso que está sufriendo tu hijo desde hace tiempo..
    Si el director interviene de forma contundente el problema se acabará rápido. Pero si no interviene de forma inmediata y adecuada podrías incluso denunciarlo en comisaría o en el juzgado por consentir en su centro ese tipo de violencia. También podrías denunciar a los alumnos que le hacen eso a tu hijo, pues su padres son responsables civiles subsidiarios de las acciones de sus hijos.
    Es posible que tu hijo no quiera que tú vayas al centro a contarlo, pero debes hacerle ver que ese es siempre el primer paso para solucionar este tipo de problemas. Pídele que confíe en ti.
    Si eres tú quien lo comunicas a la dirección del centro lo más probable es que pronto se solucione. Pero si al cabo de algunas semanas el problema no se ha solucionado totalmente (o no está en vías de solución), cambia entonces a tu hijo de colegio y denuncia en un juzgado la negligencia de ese director.
    Espero que pronto se soluciones el problema.
    Un cordial saludo.

  228. Cordial saludo,

    Agradezco sus valiosos consejos.

  229. yo sufria de cargadas, lo que me ayudo fue hacer deportes, estar en el club con los demas pibes, cuando entre al club me tuve que defender de un pibe mas grande (me venía cargando hasta que le pegue una trompada), ahi empece a ganar mas respeto por parte de mis compañeros, aunque haya odiado llegar a eso. Yo creo que era “buenudo”, aprendi a dejar de serlo, hoy en dia tengo muchisimos amigos, a pesar de ser tartamudo.

  230. Jorge, me alegra el hecho de que durante tu etapa escolar fueses capaz de conseguir por tus propios medios que el resto de compañeros te respetasen y dejaran de meterse contigo, Y celebro también que tengas muchos amigos. Creo que eres una persona excepcional y te felicito por ello. Muchas personas tartamudas han sufrido mucho y han tenido serias dificultades por acoso durante su periodo de estudiante, e incluso sufren secuelas psicológicas en su edad adulta como consecuencia del bullying sufrido.
    Un cordial saludo.

  231. hola soy mama de una nena de 6 años, la nena nunca fue muy convencida al jardin en todo el año es mas luego de vacaciones de invierno me costo mucho dejarla, hasta que supuestamente se adapto cosa que le llevo 1 mes mas o menos, en noviembre llegamos un dia a la puerta y la nena exploto en llanto diciendo que no se queria quedar alla me la traje a casa y luego fui a hablar con la seño ahi me entero que mi hija en ese entonces de 5 años era victima de bulling. lo tratamos con la seño y los papas de los agresores y la nena siguio mejor luego llego el verano y las vacaciones y se acabo el problema. este año al arrancar primer grado con los mismos compañeros no hubo problemas pero hace como un mes la nena no kiere ir al colegio llora o dice que le duele la panza, la llevo igual y hay veces que me llaman para que valla a buscarla xq no se siente bien y llegamos a casa y todo se le pasa, entonces pido una entrevista con la seño y ella dice que no hay bulling en la escuela pero la nena no kiere ir, noto que le desaparecen utiles y le rompen los cuadernos, etc, le pregunto a ella y no dice que le pasa se porta muy mal en casa y no se que hacer entoces voy al pediatra xq mas alla de todo noto un aumento importante del peso de la nena y el pediatra me mando con un grupo de ayuda en casos de violencia xq dice que seguramente la nena este atravezando otro episodio de bulling ahora yo no se que hace con la escuela que medidas legales debo tomar ya que ellos lo niegan, estoy muy preocupada ya busque otra escuela pero hasta el proximo año no la toman en ningun lado y todavia faltan 3 meses de clases y no kiero que ella siga sufriendo. un saludo y gracias por su tiempo

  232. Fabiana, no cabe ninguna duda de que tu hija está sufriendo acoso por parte de alguno de sus compañeros/as de clase. El hecho de que le “desaparezca” material escolar, de que le “rompan” los cuadernos y de que presente síntomas de angustia que se somatizan en dolor de tripa y deseos de marchar a casa son todos ellos síntomas claros de bullying. El hecho de que su maestra no acepte la presencia de acoso entre sus alumnos o que considere que no se ejerce con tu hija no solo no quita gravedad al problema, sino que lo aumenta. Claramente tu hija lo está sufriendo, y el hecho de negarlo por parte de su maestra implica que no tomará ninguna medida para solucionarlo. Ciertamente tres meses es mucho tiempo de sufrimiento innecesario que debes procurar evitar a tu hija.
    Tienes que conseguir que tu hija te cuente que es realmente lo que la pasa. Dile que vas a ayudarla en cualquier problema que tenga, dile que tú sabes que le pasa algo…que quizás algunos niños de la clase se “meten” con ella y la molestan. Convéncela de que si te cuenta todo, el problema se acabará porque lo vas a solucionar. Quizás incluso algún compañerito la amenaza con “pegarla” a la salida del cole si cuanta algo a alguien. Dila que eso no va a pasar porque te ocuparás de que eso no pase. En definitiva, trata de que ella te cuente lo que pasa en realidad en la clase. Si aun así siguiera sin contarte nada, procura hablar con los padres (con más de uno) de algún compañero de la niña con quien tengas un poco de confianza y coméntale lo que pasa y las sospechas que tienes. Ellos seguramente podrían aclararte algunas cosas.
    Con toda la información que consigas (y si no la consigues es igual) veta a hablar con el director del colegio y explícale claramente esos indicios que me cuentas (y que te cuente la niña y otros padres) y que aunque tu niña “apenas te dice nada”, están ahí. Dile también que has hablado con la tutora (profesora de la niña), quien no parece tomarlo en serio. Hazle ver que tu hija está sufriendo mucho y que eso tú no puedes consentirlo. Exige de forma educada pero firme que intervenga porque si el problema no se termina lo denunciarás en la inspección educativa, e incluso a la autoridad policial y judicial. No se cómo están las leyes respecto al acoso entre iguales en Argentina, pero estoy seguro de que podrían denunciarlo como te digo a la policía o en un juzgado. Ojala no haya que llegar tan lejos y el director del colegio tome en serio tu petición y tome las medidas adecuadas para terminar con el sufrimiento de tu hija.
    Espero que el problema se soluciones pronto.
    Un cordial saludo.

  233. hola te cuento que he tomado los consejos que me das a mi y leyendo un poco a los demas que escriben preocupados en este foro desde ya muchas gracias x tu pronta respuesta y dedicación. logre hacer que mi hija me cuente lo que le pasa y la verdad en el primer momento me dio mucha rabia y tristeza lo que le pasa me cuenta que hay un grupo formado de 2 nenas que la insultan continuamente y ella dice que trata de ignorarlas pero que la cansan y cuando le dice a la seño la manda a sentarse a su lugar cuando la seño se desocupa pregunta que pasaba ella presenta sus quejas y la mayoria de las veces esas nenas no reciben ningun castigo mas que decirles “basta de pelear xq me voy a enojar” ademas ella dice que ya no quiere ir a decirle a la maestra xq cuando se para es cuando le tiran roban o esconden los utiles escolares. x otro lado hay 2 nenes que le pegan para quitarle el dinero que yo le doy para golosinas o las galletas o lo que le de para el recreo y me mostro sus piernitas llenas de moretones de esos golpes xq generalmente son patadas y ella dice que les tiene mucho miedo y que cuandos se queja nadie le presta atencion. hice una entrevista con la directora de la escuela y le conte todo esto y mas que me dijo mi hija le hable del centro al cual me mando el pediatra y ella se puso en contacto con ellos y van a empezar a trabajar en la escuela directamente, yo de todos modos tengo que llevar a mi hija la semana que viene espero encontrar la ayuda necesaria para que esto mejore, ademas la directora me dijo que esos nenes tienen problemas psicologicos como hiperactividad o violencia domestica y los padres no se hacen cargo ni les dan tratamiento.ademas la directora va a elevar mi declaracion de los hechos a la inspectora escolar. x otra parte llegue a un acuerdo con la directora y quedamos que ante cualkier problema con la nena ella lo va a manifestar e inmediatamente me van a dar aviso para que yo valla a buscarla y asi ella pueda sentir que yo la cuido aunque no este con ella. igualmente no siento seguridad en mandarla y esta faltando bastante pero te puedo asegurar que ah tenido un cambio muy importante en su caracter ahora me habla me obedece y me demuestra mucho cariño es como que logro desahogarse. bueno concluyo mi relato y les estare contando como va todo muchisimas gracias de nuevo

  234. Fabiana, me alegra que la directora del colegio de tu niña haya comenzado a tomar conciencia del problema y a tratar de buscar una solución. Me alegra mucho que tu hija se encuentre mejor. Ha notado que tu harás todo lo posible por solucionar el problema y ello hace que al confiar más en ti, te cuente todo lo que la pasa en el colegio. Es un paso importante, y es el primero para comenzar a solucionarlo. La directora y la maestra de tu niña han de cuidar que no vuelva a suceder que esos niños den patadas a tu hija, y que nadie le quite el dinero que tú le das ni le robe o destroce sus útiles escolares. Si al final cambias de colegio a tu hija, anímala a conseguir enseguida alguna amiguita, pues los amigos son un potente protector frente al bullying.
    Espero que todo siga mejorando. Estaremos en contacto.
    Un cordial saludo.

  235. Estimada:
    Te cuento que tengo un hermano de 12 años que sufre de acoso escolar hace un par de años, el es diagnosticado con hiperactividad y deficit atencional, mi mamá ha ido innumerables veces al establecimiento educacional a hablar del tema, ha estado en tratamiento con psicólogo, lo hemos mandado a clases de Karate inclusive, pero no hay forma de que pierda el miedo y se defienda de los compañeros que lo molestan, de hecho se junta más con sus compañeras, me imagino que a raíz de lo mismo. Hemos conversado con el muchas veces, dices que se defenderá pero no es así, le da miedo contarnos muchas cosas porque dice que contaremos en el colegio y los niños más lo molestara, no se si esto es bueno o malo, (el echo de contarle a los profesores para que citen a los papas de los niños agresores).
    Mi hermano es un niño sociable, esta en la banda del colegio, esta en un grupo de cueca, y nunca ha dicho que no quiere ir al colegio, inclusive en la casa es más agresivo y rabioso, de repente le dan unos arrebatos pero no es capas de defenderse de sus pares, me imagino que porque lo amenazan. Por favor necesito que me ayuden a ver la forma de que pierda el miedo y se defienda, no queremos que la situación pase a mayores. -Gracias.

  236. Ingrig, no es bueno que incites a tu hermano a “defenderse”, porque si no lo hace es precisamente porque no puede (si no ya lo habría hecho). El solo no es capaz de escapar de la situación y necesita ayuda. Los niños que sufren bullying no son capaces por sí solos de resolver el problema. Es necesario que el director del colegio tome cartas en el asunto y sanciones de forma severa a los compañeros que molestan a tu hermano. Es posible que el chico no quiera siquiera que tu madre hable de eso con su tutor y con el director del centro porque piensa que las represalias por parte de esos compañeros matones serán peores. Tenéis que convencerle de que el acoso solo se frena si intervienen los profesores y especialmente el director del colegio o el jefe de estudios. Tu madre tiene que hacer ver a tu hermano que le ayudará en todo lo que necesite y que va a solucionar el problema. Es necesario ganar la confianza de tu hermano para que os cuente exactamente todo lo que le pasa en el colegio. Una vez conocidos todos los detalles debe plantearlo ante el director y exigir, con educación pero con firmeza, que intervenga para que cese el acoso a su hijo. Incluso podría denunciar a director ante un juzgado en caso de que este no intervenga. Solo así desaparecerá el acoso.
    No es bueno tampoco incitar a tu hermano a que se defienda con golpes, pues la violencia siempre engendra violencia, y di un día tu hermano “llega a estallar de ira” podría ocurrir algo grave de lo que después arrepentirse.
    El problema de hiperactividad y déficit de atención también tiene tratamiento. Te voy a enviar a tu correo particular un documento en el que encontrarás las características personales de los niños con este problema que te indicará también estrategias y entrenamientos para paliar el problema, a realizar tanto en casa como en la escuela. Seria bueno que le entregues una copia del documento a tu maestra, pues allí encontrará pautas de actuación para tratar a tu hermano durante las clases.
    Espero que ambos problemas se solucionen pronto.
    U cordial saludo.

  237. Gracias por los consejos y orientaciones, pensé que el alentarlo a defenderse era lo correcto, pero veo que no. Hablare con mi madre sobre el tema y con mi hermano para ganar más su confianza y así saber bien como son las cosas. De todas formas te cuento que estamos realizando todo los tramites para cambiarlo de colegio, porque hemos ido innumerables veces al estableciendo educativo ha hablar con director, para docentes, orientadora y no hemos tenido buena acogida, como siempre tratan de minimizar estos temas y hacer la vista gorda, y nosotros no vamos a esperar que le pase algo más grave..Espero que me puedas enviar el documento a mi mail lo antes posible y si tienes material que pueda leer respecto de como enfrentar el bullying en familia y con el menor agredido seria de mucha ayuda.
    Muchísimas gracias, espero la información.
    Saludos Cordiales.

  238. Ingrid, ayer, en el correo en que te avisaba que acababa de constastar a tu mensaje, adjunté el documento en cuestión. De todas formas acabo de volver a mandártelo. Espero que puedas “abrirlo” sin problema.
    un cordial saludo.

  239. Por cierto, Ingrid, está bien que tu hermano cambie de colegio, siempre que el lo desee. Además, si el equipo directivo de su colegio no ponia los medios para afrontarlo es lo más adecuado, si minimizaban el problema es que no tenian intención de abordarlo adecuadamente. No obstante, manteneros vigilantes en el nuevo centro, pues el acoso puede volver a aparecer.. Te enviaré a tu correo particular un texto de un capitulo de uno de mis libros, referente a la actuación de los padres frente al acoso de su hijos en la escuela.
    Un cordial saludo.

  240. Hola Javier
    Escribo esta comentario llorando de impotencia, no se que hacer.
    Mi hija tiene doce años es guapa y alta, muy inteligente, saca sobresalientes. Sin embargo, en su clase no es bien acogida, siempre la están consultando e incluso este curso que parecía que no se metían con ella, también la insultan. Además le hacen el vacío, no se relacionan con ella. En el recreo está sola, se lleva un libro para pasar el resto, pero también la critican y le dicen que siempre está con libros que no tiene vida.
    A ella curiosamente esto no le afecta en los estudios, dice que su mejor arma es seguir sacando buenas notas. Sin embargo, aunque tanto mi marido como yo estamos volcados en ella pues la llevamos de viaje, a museos, al cine, parque de atracciones, etc…, creo que sería conveniente que tuviera amigos. Ha tenido varios, pero las del colegio ya no la estiman y las de fuera poco a poco le hacen cosas que la duelen y acaba rompiendo con ellas para protegerse. Me comenta que no le importa y que su mejor amiga soy yo, que conmigo está muy a gusto. Pero aunque estoy contenta de que me vea como una amiga y confie en mi y me cuente todo, me preocupa que no se relacione con chicos de su edad. Es un problema que llevamos arrastrando tiempo, pero como era pequeña no se notaba, pero me pregunto que ocurrirá cuando tenga edad de salir sola y no tenía amigos. Soy su madre y supongo que eso no necesita hace imparcial, pero veo que es una niña educada, buena, no ataca a nadie, estudiosa, sensible, cariñosa y guapa a pesar de que sus compañeros la llamen fea. A ella la veo segura de sí misma dentro de lo que cabe. Hablamos mucho con ella y en cuanto al físico sabe que no es fea pues fuera del ámbito escolar, la gente la alaba y la dicen lo guapa que es.
    Se que aunque nosotros le infundimos autoestima en el fondo ella quiere amigas, no comprende que ocurre o por qué la rechazan.
    Sus profesores nos han solicitado en repetidas ocasiones por tener una hija así, le han concedido un diploma y becas y premios debido a los estudios. Nos dicen que es muy educada, que niños así ya no se ven.
    Que ocurre entonces? No se que hacer, no otro de llegar, incluso este tema necesario será afectando a la salud. Cada vez que me cuenta los comentarios que hacen de ella los compañeros, me consumo por dentro.
    Cabe destacar que al principio de cambiarla a este colegio la aceptaban y que me ocurrió igual en otro colegio anterior, al principio buen pero luego muy mal, por eso la cambié.
    Ahora ella no quiere cambiarse porque dice que en todos los sitios va a ocurrir lo mismo y que al menos aquí los profesores la conocen.
    Por favor, necesito ayuda. Muchísimas gracias.

  241. Soy ana de nuevo, te pido perdón porque hay algunos errores en el texto, pero no puedo controlarlos desde donde escribo

  242. Veo Ana, que has cambiado (¿recientemente?) a tu hija de centro escolar por un problema de acoso. Yo soy partidario del cambio de centro, únicamente, cuando la angustia sufrida por el niño o niña supera los límites soportables e ir para ellos al colegio se convierte en un verdadero infierno. Previo a esta medida pueden tomarse muchas otras en relación al centro educativo y sus equipos directivos.

    Pero tras estas consideraciones, y en primer lugar, quiero tranquilizarte. Da la impresión que tú lo estás pasando bastante peor que tu hija. Ciertamente ella no lo estará pasando bien, pero veo que es fuerte, que, mantiene una autoestima alta (gracias sin duda a vosotros, sus padres y a los elogios de algunos profesores), que mantiene un nivel académico alto, pues obtiene buenas calificaciones lo que le supone felicitaciones de sus profesores, diplomas, becas…y todos estos detalles, para tu tranquilidad, nos indican que el bullying que está sufriendo tu hija no “hace apenas mella” en tu hija. Y eso no te quepa duda es una gran ventaja.
    Ciertamente sería bueno que tuviese algún amigo/a pues los amigos son un potente escudo protector frente al acoso, pero que eso “tampoco te quite el sueño” pues a medida que crezca seguro conseguirá amigos, pues una niña que es “educada, buena, no ataca a nadie, estudiosa, sensible, cariñosa y guapa” acabará teniendo amigos.
    En definitiva, lo primero que quiero trasmitirte es tranquilidad, pues si la niña estuviese angustiada, no quisiera ir al colegio bajo ningún concepto somatizando a diario dolor de tripa, de cabeza, vómitos, etc, si sus calificaciones escolares hubiesen bajado de forma alarmante, si hubiese cambiado el carácter…entonces si habría un grave problema ante el que habría que actuar de inmediato. Pero una vez dicho esto, es necesario reconocer que existe un problema que es necesario solucionar por el bien de tu hija, pues aunque aun no le afecta de forma grave, podría ser que en un futuro acabase afectándola en mayor medida.
    Dices que la niña tiene 12 años, es decir, acaba de comenzar 1º de ESO (bien en un instituto público, o bien en un centro privado/concertado). Te recomiendo que vayas a hablar con su tutor/a y le plantees tu preocupación por ello, porque te parece que no tiene amigos, y porque crees que por los comentarios de tu hija, el resto de compañeros la “excluye socialmente” e incluso llegan a insultarla. Trasmítele que en principio solo estás “un poco preocupada” porque ello podría afectar a tu hija y no quieres que nada interfiera sus buenas calificaciones escolares. El tutor/a seguramente en caso de que no haya observado nada, pondrá más cuidado a partir de ese momento e intentará que ciertos detalles e indicios que suelen pasar desapercibidos al docente durante las clases y los recreos, no le “pasen por alto” y se le “escapen”. Lo más probable es que el tutor si detecta algo, ponga en marcha mecanismos de dinámicas de grupo para evitar esa exclusión.
    No sé si a tu hija le gusta el deporte. Dices que es alta. Sería bueno que jugase en uno de los equipos de baloncesto del colegio. Eso da bastante popularidad y beneficiaria el hecho de conseguir amistades. Coméntale e incluso anímala a participar en actividades de grupo, no solo en el centro, sino fuera de él, y sobre todo anímala a que se preste a ayudar en las tareas escolares a niños y niñas de su clase “que lo necesiten”, a hacer deberes o a estudiar con ellos.

    Me alegra que tu hija tenga mucha confianza contigo y que te cuente “todo” lo que le pasa, pero no debes ser “su mejor amiga”…eres su madre y ello conlleva unas connotaciones y un rol de comportamiento diferente que poco a poco tu hija, al crecer comprenderá sin problemas.
    Te enviaré un pdf a tu correo particular, sobre cómo actuar para ganar amigos. Léelo con ella y procura que actúe en consonancia con esos postulados. Los amiguitos llegarán.

    Como te digo, por ahora, no veo demasiado problema, pero si a tu hija comenzaran a afectarle las conductas de sus compañeros sin que hayan sido corregidas desde el propio centro por sus profesores tras tu comunicación, entonces sería necesario actuar de modo muy diferente. Vuelve a escribir en ese caso y te indicaré qué pasos debes dar para solucionarlo.

    Espero que tras tu comunicación al tutor/a del motivo de tus preocupaciones, el problema se solucione. Y no olvides, a partir del pdf que te enviaré a tu correo particular, de ayudar a tu hija a conseguir amigos.
    Un cordial saludo.

  243. Ante todo JAvier muchas gracias.
    Cuando cambie a la niña de colegio llevaba cuatro años allí. Antes de hacerlo hable con la directora, pero aunque me aseguro que no le interesaba que el colegio perdiera niñas como ella, al final se desentenddieron del problema pues era un centro privado y acabaron las normas de los que más pagaban.
    A parte de todo cuando surgió el problema estuve llevando la niña a un psicólogo que fue quien me aconsejo tras varias sesiones que hiciera el cambio. Cabe destacar que el círculo en este colegio era muy cerrado. Mi hija no quería ir a clase, se pasaba llorando hasta la una de la madrugada todos los días,fue tremendo pero cuando la cambiamos lo superó.
    Dos años después del cambio es cuando comenzaron los problemas, con algunos tutores ya he hablado y aunque nos ayudaron mucho el problema persiste.
    La niña intenta integrarse con ellos, pero enseguida empiezan a gas.tar bromas pesadas y a burlarse. En cuanto al tema de baloncesto, es buena pero las burlan son tan repetidas y agresivas que termina por parecer torpe y llorando. La educación física era una de sus asignaturas preferidas pero actualmente no quiere ir a clase, me pidió que fuese a la pediatra para ver si podía obtener algún justificante que la libras de la asignatura.
    Por eso me preocupa que con el resto de las asignaturas ocurra lo mismo.
    También hubo una época en que iba a la biblioteca por las tardes y coincidía con algunas compañeras de clase a las que ayudaba con los deberes, pero cuando terminaban y salían a jugar al parque, las niñas se perdían la dejaban sola. Mi hija sentía que sólo la utilizaban para los deberes y al final optó por no volver a la biblioteca.
    Cuento todo esto porque creo que ganar integrado ser una más pero no lo consigue.
    La tutora de este año cuando la ve sola en el patio la anima a que se acerque a sus compañeras pues no sabe nada y yo aunque quiero ir a hablar con ella y ponerla en antecedente, no puedo, pues mi hija dice que lo dije estar.
    Quizás no sea gran grave la situación pues como muy bien dices ella está más entera que yo. Puede que a mi me influya más el tema del anterior colegio y ella al ser una niña lo haya superado. Pero la verdad es que estoy bastante angustiada.
    Seguro que hay problemas peores y el mío es una nimiedad en comparación, pero creo que a medida que crezca y aunque parece fuerte, todo esto la va a dejar secuela y va a hacer que no confíe en nadie. Ahora mismo ya está comenzando a no sentir interés por hacer amigos, dice que no le hacen falta que tiene a su familia. Yo estoy de acuerdo contigo en que no soy su amiga sino su madre y aunque como tal tenga una buena relaciónión con ella, necesita amistades, por ello te doy las gracias por el documento que me vas a enviar y por tus consejos.
    Un cordial saludo.

  244. Ana, en el mismo correo que te envié ayer para decirte que acababa de contestar a tu mensaje, iba un documento adjunto para que leyeses con tu hija y reflexionases con ella sobre formas de conseguir y conservar amigos.

    De todas formas, por lo que cuentas en este mensaje, tu hija ya llevaba años sufriendo acoso, y es hora de encarar el problema con decisión. Los responsables del colegio deben poner todas las medidas necesarias para detener el bullying. Y ello, independientemente de que tu hija sea fuerte y por el momento parezca no importarle demasiado. No tiene porqué seguir aguantando esa situación. Habla con el tutor y con el orientador, para que esa clara situación de “exclusión social” sea remediada.

    Sería muy recomendable que desde el departamento de Orientación del colegio junto con el tutor de tu hija, se pusiese en marcha la estrategia denominada “círculo de amigos”, relativa al nivel terciario para afrontar el bullying. No se cuanta confianza tienes con él para proponérselo, aunque no sé si conoce la técnica. Te envíaré también a tu correo particular las actuaciones que deben hacerse desde el departamento de Orientación para abordar el problema.

    Es probable que el sufrimiento al que ha venido siendo sometida tu hija, le haya hecho crear una “coraza” a su alrededor a fin de intentar sufrir lo menos posible. Y es precisamente esa “coraza” lo que le dificulta hoy por hoy una relación cordial con los otros. Tiene que abandonar el pensamiento de que todos acabaran haciéndole daño, aunque al principio parezca que no. Tiene que “arriesgar” una y otra vez, porque solo así acabará consiguiendo verdaderos amigos.

    Solicita ayuda en el colegio para que acabe esa “exclusión social” a la que sus compañeros someten a tu hija, pues es una “modalidad de acoso” de las que más daño hace.

    Un cordial saludo.

  245. Javier no hecibido nada, ningún correo y es porque lo escribí mal, te pido disculpas y que por favor, me lo vuelvan a enviar, ya he corregido mi correo. Muchas gracias por todo.

  246. De acuerdo Ana, lo volveré a mandar al correo correcto. Además de los documentos que te comentaba en los mensajes anteriores, te enviaré también otro referido a las actuaciones de los padres cuyos hijos sufren bullying, especialmente con el centro educativo por si tuvieses que ponerlas en práctica.
    Un cordial saludo.

  247. hola, mi hijo tiene 8 años, hace 2 años comenzo la primaria y comenzaron los problemas tanto en su estado de animo como en aprendizaje. se encuntra en tratamiento psicologico , el cual decidi iniciarlo por motivos de que su conducta se volvio agresiva, dejando claro que se comportaba mal solo en la escuela, teniendo actividades extra escolares en las que no traiia ningun problema. con el paso del tiempo descubri que mi hijo era constantemente hostigado por sus compañeros los que todo el tiempo lo insultaban diciendole que era un gordo, aclaro que mi hijo tiene algo de sobre peso, esto lo plantie en la escuela hace un año y todavia no tuve respuesta ni soluciones por las autoridades escolares, mi hijo lleva algunas golosinas a la escuela para los recreos y asi como las pongo en su mochila las saco de regreso porque no las come, llega a casa y dice que no quiere saber nada de la comida, mide las calorias de todo lo que ingiere, se pesa constantemente, concurria a natacion y dejo de ir porque le averguenza su cuerpo, a VECES le dan como ataques de ansiedad y se come todo lo que encunetra y despues esta depresivo pensando en lo que comio, TIENE 8 AÑOS, continua con el tratamento psicologico y con todo el apoyo en casa, pero en la escuela las cosas no cambian, y es muy dificil conseguir vacantes en otros establecimeintos lo que me resulta casi imposible cambiarlo de instituto. que debo hacer, soy de argentina.

  248. Mayra, tu hijo sufre un trastorno alimenticio (anorexia con episodios de bulimia) débil, en fase inicial, quizás provocado por ese acoso sufrido en el colegio en que sus compañeros le “decían que era un gordo”. Es necesario aumentar su autoestima hasta que comprenda que tener algo de sobrepeso no es algo necesariamente grave ni importante. Pone ejemplos de personas populares, o famosas que hayan tenido algunos kilos de más. Es importante que en el colegio, sus compañeros dejen de meterse con él. Solicita una entrevista con el director del centro y comunícale que tu hijo, a consecuencia del acoso sufrido y de los insultos que recibe por su físico, está comenzando a desarrollar un trastorno alimenticio, que si no se trata adecuadamente, acabará en anorexia nerviosa, y ello si puede resultar grave. Con educación y buenas palabras, exige que el problema termine porque si no tendrías que denunciarlo en un juzgado y ese director sería el responsable por no afrontar el problema adecuadamente. Si el Jefe de estudios de ese instituto actúa de forma contundente con los alumnos acosadores, el problema terminará. También coméntalo al profesor tutor del niño para que ponga más atención y vigilancia, así como al orientador del instituto, (para que, además de las sanciones a los agresores) , emplee con ellos y con tu hijo diferentes estrategias encaminadas a paliar y minimizar el acoso.
    Habla también con el psicoterapeuta al que estas llevando a tu hijo para que trate este problema de trastorno alimenticio.
    En cuanto a ti, conviene que no le compres demasiadas chucherías a tu hijo, ni bollos industriales para que los coma en el recreo. Es más sano que lleve bocadillos o sándwiches hechos en casa. Controla también su alimentación, pues probablemente querrá comer mucho menos de lo que debe.
    Espero que el problema se resuelva pronto.
    Un cordial saludo.

  249. Estimado Dr. Javier Yuste, soy un estudiante del doctorado en educación en la Nova Southeastern University de la Florida, EEUU. actualmente trabajo en mi disertación sobre el tema del Bullyin y sus formas de prevenirlo. La investigación a desarrollar se basa en una participación más activa de los padres de familia o tutores de alumnos de una escuela secundaria rural en México. Para ello busco un cuestionario sobre el Bullying pero para aplicarse a los padres. Ello como elemento de medición sobre que tanto saben sobre este fenómeno y posteriormente contrastar con el mismo cuanto aprendieron del tema tras implementarse la estrategia educativa.
    Le agradecería mucho su apoyo con esta situación y me comprometo a que terminando el proyecto lo compartiré con usted para lo conducente. Saludos y Felicidades por su Blog.

  250. Martín, te enviaré a tu correo particular un par de cuestionarios a cumplimentar por los padres, para el propósito que persigues. Mucha suerte con tu trabajo. Me alegra que cuando finalices el proyecto compartas conmigo tus conclusiones.
    Un cordial saludo.

  251. Hola, mi hijo de 5 años se me ha quejado que un monitor del comedor le ha “empujado” la cabeza hacia el plato para obligarle a comer, mi duda es si esa conducta se podría enmarcar dentro del actual código penal o de cualquier otra ley, teniendo en cuenta la posición de superioridad que tiene un monitor sobre un niño, lo cual en ocasiones es un agravante.

    saludos.

  252. Pedro, desconozco cómo se encuadraría esa conducta inadecuada del monitor en el código penal, aunque pienso que se trata de algo tremendamente difícil de “probar” ante un juez. Pienso que no debes llegar a tanto. Bastará con que hables de ello con el director del colegio. El se encargará de que esos hechos no vuelvan a ocurrir. Seguramente, ese monitor “trata así” no solo a tu hijo, sino al resto de los niños. Antes, se ocupaban de cuidar los comedores escolares docentes o educadores del propio centro. Pero desde hace unos años muchos centros contratan para ello a personas externas, y en una mayoría de casos sin la cualificación suficiente, pues cuidar un comedor infantil no se reduce solo a “vigilar” a los niños, sino a “ayudarles a partir la carne a aquellos que no pueden”, a “atenderles en los problemas que se presenten” y a “vigilar que coman bien y de todo” sin emplear para ello ese tipo de método coercitivo como es presionarle y “acercarle la cabeza al plato” para que coma todo.
    Estoy seguro que la cosa mejorará en cuanto hables con el director del colegio. Él, en cuanto se entere de esta conducta inadecuada con los niños, exigirá cuentas y llamará la atención al monitor en cuestión. Hazle ver de todas formas, con educación (si gritas o exiges con actitudes violentas perderás automáticamente toda la razón que tienes), que esperas que el hecho no vuelva a repetirse, porque si la cosa continua, pondrás una denuncia en el juzgado, no solo al monitor, sino también al colegio, responsable civil último, del cuidado y tratamiento a los niños durante los periodos de comedor.
    Seguro que el problema se soluciona sin más.
    Un cordial saludo.

  253. Muy bueno el articulo y los comentarios y inquietudes de padres, yo por mi parte tuve que pasar con mi pequeño de 6 años por algo asi a los pocos dias de empezar el colegio me conto en la noche que en el baño de el colegio un niño mas grande lo habia querido empujar dentro de el inodoro diciendole cuidado que esto te hunde lo escuche tranquila y al otro dia fuia hablar con la maestra y directora quienes dijieron no saber nada ya que mi hijo en su momento no les habia contado nada,obiamente le crei a mi pequeño pero la directora de el instituto me dijo que eran cosas de el para no ir al colegio igual no me quede tranquila decidi poner una denuncia y retirarlo de ese instituto,el esta en manos de sicologo pero a quedado muy ansioso con tics nerviosos y ahora me dice que no quiere ir a ningun colegio por miedo lo molesten de nuevo que solo se quiere quedar conmigo en casa,pero lo que mas me esta preocupando ahora es que me miente diciendo que a hablado con un señor en un centro comercial quien se estaba comprando un traje de papa noel y que le a dado su nombre le a dicho se llama Raul y se que eso no es cierto ya que estaba con su tia y ella me a dicho que el no a hablado con nadie pero el lo afirma tan seguro y como eso me a pasado con otras cosas que me a dicho y ya no se que pensar el ahora cumplio 7 años

  254. Mary, sin duda la ansiedad que tiene tu hijo, especialmente con el colegio, es fruto del acoso sufrido desde hace tiempo. Hiciste bien en comunicarlo a su centro aunque desgraciadamente no creyeron en lo que les dijiste. Esa directora so sabe que precisamente una de las características del bullying es la resistencia del alumno víctima a contar lo que está pasando. Hiciste bien, entonces en cambiarlo de colegio.
    Es importante que en el nuevo centro expliques lo que le pasó a tu hijo y la ansiedad y temores que presenta respecto a ir al colegio. Es necesario que allí, la nueva maestra esté pendiente del niño, para que ningún otro alumno (especialmente los más mayores) le molesten y se “metan” con él, pues con el historial que trae del otro colegio, el problema de tu hijo se agravaría. Habla también con el orientador/a del nuevo colegio para que ayude al niño. Es necesario que esa angustia que siente no llegue al límite de lo que pueda soportar, y sea capaz de manejarla él mismo. Es importante prevenir un nuevo acoso y es necesario atajarlo radicalmente si volviese a aparecer. Y para ello debes contar con la dirección del centro y especialmente con su nueva maestra. Habla con ella, cuéntale lo que le pasa a tu hijo, canútale sus temores y ansiedades respecto a asistir a la escuela y hazle ver tu preocupación por ello, hazle ver que es demasiado pequeño para empezar a odiar “el colegio”. Dile que has leído las graves consecuencias que conlleva el bullying para los alumnos víctimas y pídele, por favor, su ayuda. Estoy seguro que atenderá tu ruego y se tomara el asunto en serio. Si no lo hiciese y el acoso vuelve y de forma reiterada haz saber al director del centro y a su maestra que le denunciarás ante los tribunales. El acoso es algo demasiado serio, que hay que afrontar de forma inmediata para evitar su carnificación y sus consecuencias, aunque el abordaje del problema depende mucho, en cada país, de la legislación al respecto.
    Respecto a las cosas que inventa tu hijo, por ahora no le des demasiada importancia. Los niños a esa edad suelen “fabular” y “fantasear”, muchas veces con ello tratan de “llamar la atención” de los adultos, en este caso la tuya, la de su madre. No tiene demasiada importancia, a no ser que sus “mentiras” se conviertan en algo muy frecuente y su “ensimismamiento” en “sus fantasías” perjudique y le impida unas relaciones normales con sus iguales.
    Habla también mucho con tu hijo y trata de hacerle ver lo importante que es ir al colegio para que luego de mayor llegue a ser “aquello que él quiera ser”. Trata de hacerle comprender que ir al colegio es lo más “importante del mundo” porque allí enseñan muchas cosas a los niños, y que además, si consigue unos amiguitos entre sus compañeros, ir al colegio puede resultar la mar de divertido. Fomenta en todo lo posible su relación con otros niños de su edad. Y por ahora no le “afees su conducta embustera” ni le riñas por ello, aunque si dile, mientras le das un beso ….yo creo que me estás diciendo una mentirijilla…

    Espero que el problema se solucione y que el acoso no vuelva a aparecer.
    Un cordial saludo.G.

  255. Hola vivo en caceres mi hijo tiene 7ano,esya ensegundo de primsria d
    De primaria,va al colegio sagrado corazon,, hay cuatro de su clase
    Su clase q se rien de ely otro de otra clase distinta,lo enpu
    ujan,y le csntan camciones (nacio en un psis multicolor,y nacio por

    ,ey nacio por error,es un pavo, un tonto,etc.le empujan
    .
    se queda en blanco ,se apremde las cosa. ,Me a dicho q no qui
    Quire ir al cole,yo le he dicho q los inore,el luned mi marodo q
    uite hablar con la ditectora,es tamos en proceso ,con la enferm
    mera del sipcologo,el dia seis tenemps q volvera lexplivarle
    Como va,es un nino buenisimo,el solo quire hacer amigos espero
    Su tespuesta,hay veces q se encuentra bien en el cole y otras no
    no.me pteocupo q rdto vaya
    Amas

  256. Hola, soy una niña de 12 años cumplo 13 en mayo, creo que tengo acoso escolar, no soy capaz de contarle a mis padres o profesores lo que me está ocurriendo, voy a 1ºEso, mis compañeros, no me ablan ni me miran, me insultan, me han puesto un mote (wilsan) me molesta mucho hay dos niñas una de 2º y otra de mi clase, que se inventan cosas sobre mi, como que soy una niña no deseada, en los recreos me voy a los cuartos de baño, me encierro y no salgo hasta que toca la sirena, me invento muchas enfermedades para no ir al colegio, porque les temo a lo que me puedan haces, pegarme, gritarme….
    Muchas veces a la entrada de clase, a la salida de clase y en los recreos vomito, por la angustia que me da que me este pasando, les suelo tambien mentir muchisimo a la gente para no asistir a clase o para irme de clase, no salgo de casa solo los findes de semana, tengo depresión desde hace 1 semana o asi, por favor ayudarme a solucionar esto.
    Un saludo. S.

  257. María José, los niños que sufren acoso en Primaria, cuando van al instituto a cursar secundaria, también son acosados por otros compañeros. Es muy importante solucionar cuanto antes el problema. Si no se soluciona, tu hijo acabará no queriendo ir al colegio con las negativas consecuencias que ello puede acarrearle en el futuro. Está bien que lo hayas comunicado a la directora del centro para que su maestra esté al tanto y cuide de que esos cuatro niños que se meten con tu hijo, dejen de hacerlo.
    También es importante que tú le hagas ver al niño lo importante que es ir al colegio, para luego “de mayor” poder ser “lo que el quiera”. Tienes que hacerle ver que ir al colegio es muy importante porque allí aprenderá muchas cosas y podrá tener amiguitos con quien jugar. El psicólogo, orientador del centro puede ayudarle enseñándole estrategias para conseguir y mantener amistades y te dará pautas a ti y a tu esposo para que las pongáis en práctica, en casa, con vuestro hijo (enseñanza de habilidades sociales) . Es verdad que el acoso a estas edades no es demasiado grave, sobre todo porque con una intervención rápida y contundente por parte de los directores y maestros, suele controlarse bien. Pero no “bajes la guardia”. Procura estar atenta porque el acoso puede, con el tiempo volver a aparecer, con lo que deberás volver a comunicarlo al colegio.
    Te enviaré a tu correo particular y pdf con unas recomendaciones o estrategias a poner en practica para conseguir y mantener amistades. Son para niños algo más mayores, pero alguna de esas estrategias pueden ser usadas a esa edad.
    Espero que el problema se solucione, y pronto tu hijo tenga amiguitos, pues las amistades son un potente escudo protector frente al acoso.
    Un cordial saludo.

  258. Silvia, veo que lo estás pasando realmente mal. porque tienes unas compañeras que te ignoran, que no te hablan, que ni te miran, que te insultan e incluso, hay otras niñas mayores que tú que lanzan rumores “dañinos” sobre ti. Claramente estas sufriendo bullying (acoso escolar) y tus reacciones son las mismas que tienen otros niños que sufren el mismo problema…te inventas enfermedades para no ir al colegio, al angustia que soportas te hace vomitar en los recreos y mientes mucho para no asistir o irte de clase. Y seguro que tus calificaciones escolares están bajando. Siento enormemente lo que te está pasando. Es necesario afrontar el problema cuanto antes para evitarte ese sufrimiento que en absoluto es culpa tuya.
    Dices que “no eres capaz de contarles a tus padres lo que te está pasando” posiblemente porque crees que no te creerán o porque piensas que si cuentas algo será aun peor porque tus compañeras incrementarán el acoso y te acusarán de “chivata”.
    Te diré una cosa…a todos los niños se les obliga a ir al instituto hasta al menos los 16 años, y todos TENEIS DERECHO a estar a gusto en el centro escolar. Porque nadie tiene derecho a hacerlo pasar mal a otros solo por divertirse, por eso cuando un alumno
    es maltratado por un compañero o por un alumno de otra clase, debe comunicármelo a su tutor, porque haciéndolo no se está convirtiendo en un chivato. Sencillamente todos tenemos derecho a que se nos respete. Todos tenemos derecho a estar cómodos y felices en el centro escolar. Se nos hace ir al instituto por obligación y NADIE, ABSOLÚTAMENTE NADIE tiene derecho a molestarnos, a perjudicarnos, a amenazarnos y hacérnoslo pasar mal. Por eso, cuando otro alumno se mete continuamente con nosotros y lo decimos al profesor no estamos chivándonos, estamos ejerciendo un DERECHO. A veces tenemos miedo de que nos peguen a la salida o nos busquen durante el fin de semana para pegarnos. Pero para que eso no ocurra está la POLICÍA y el propio EQUIPO DIRECTIVO DEL CENTRO”.

    Silvia, mi primer consejo es que lo digas cuanto a tus padres. Es el primer paso para que las cosas comiencen a solucionarse. Cuéntales lo que me has contado a mí. Cuéntales con detalle todo que te está pasando. Tu madre debe después pedir una entrevista con el director de tu colegio y plantear el asunto a fin de se que tomen las medidas pertinentes para que esas niñas dejen de molestarte. El acoso es un delito por lo que, incluso, tu madre podría denunciar en comisaria al director del colegio si no afronta el problema de forma adecuada, y a las niñas que te acosan si sucediese algo en horario extraescolar. Tu madre, además de con el director, también debe entrevistarse con tu tutor o tutora para informarle del problema, así como con el orientador del centro. A partir de ahí se empezará a solucionar todo. Pero el primer paso debes darlo tú diciéndoselo todo a tus padres. Seguro que te ayudaran en todo. Debes confiar en ellos y todo saldrá bien. Puedes enseñarles, para empezar, el mensaje que has dejado en mi blog, y esta respuesta que te escribo. Y a continuación sincerarte con ellos. Y si ellos necesitan cualquier orientación pueden escribirme también.
    No sé si tienes amigos en tu clase o no (lo más probable es que no). Sería bueno que consiguieras alguno, pues las amistades son un potente escudo contra el acoso.
    Espero que solucione todo pronto, y no dudes en volver a escribirme si lo crees necesario.
    Un cordial saludo.

  259. Hola me llamo Abigail Jimenez,la verdad no se que hacer con mi hija de 12,ella siempre fue una nena muy dulce y linda,de niña le encantaba jugar a las muñecas y era muy extrovertida,pero desde que paso a primero de secundaria cambio mucho,porque a ella la cambiamos de colegio al iniciar el ciclo escolar y yo veía que estaba medio tirstona y me reprobo materias el primer bimestre,pero lo deje pasar por alto pues pense que era normal por el cambio de primaria a secundaria.Pero ahora esto se está saliendo de control,ya no quiere ir a la escuela,me inventa cualquier pretexto para no ir como que le duele la pansa o que acaba de vomitar y cosas así,ahora no se que hacer,me dijeron el colegio que no tiene amigos y que se aisla,nunca habla y se encierra en una burbujita y no deja entrar a nadie.Eh intentado llevarla con el psicológo pero no se deja,trato de controlarla pero no me deja que le ayude y no se que hacer,también dice que es fea y gorda,pero no es cierto es muy hermosa la verdad es güerita y tiene los ojos verdes y para su edad está muy desarrollada y la verdad es que eh entrado en una desesperación espantosa,a veces le veo como que moretones y me dice que se pego o que le paso esto o el otro y ya no se que hacer que me aconesjan.gracias de antemano.

  260. Abigail, creo, por lo que cuentas en tu mensaje, que tu hija sufre bullying en el instituto. Seguramente sufre humillaciones por parte de algún compañero/a de clase y es la razón por la que no quiere ir a la escuela. Dices que en el “colegio te dijeron que no tiene amigos y que se aísla”. Seguramente, y por influencia del alumno/a que le acosa, el resto se “aleja” de ella. La “exclusión social” es una de las modalidades de acoso más frecuente en secundaria. Pero incluso, dices que llega a veces con moratones a cuya causa atribuye peleas o motivos extraños (“dice que se peleó o que le paso esto o lo otro”).
    Dice que se es “fea” y “gorda”, que seguramente son los insultos que recibe durante su estancia en el centro educativo, acabando por sentirse ella misma “culpable” de esa angustia que siente al ir al instituto y para no ir “inventa pretextos varios”.
    Es necesario que hables con ella…y has de conseguir que te cuente todo lo que la está sucediendo en el colegio. Tienes que conseguir toda su confianza. Dile que tú sabes que algo le pasa, porque ella no era asi antes, y que sea lo que sea la ayudarás en todo. Y que con tu ayuda se solucionará el problema.
    Será difícil conseguir que tu hija se sincere contigo, porque los niños acosados piensan que si lo dicen en casa será aun peor. Porque creen que sus compañeros las tacharán de “chivatos” y arreciarán más los insultos y desprecios. Pero evidentemente, el problema no se soluciona si estos niños no lo dicen en casa. Te enviaré a tu correo particular, qué actuaciones deben hacer los padres para saber si sus hijos sufren acoso en el colegio, y en caso afirmativo qué es lo que han de hacer (hablar con el tutor, con el orientador y con el director del colegio) para solucionarlo.
    En el documento que te enviaré, una parte de un capítulo de mi libro, explico cómo debes intentar ganar la confianza de tu hija y como actuar con ella. Cuando hayas conseguido conocer pormenorizadamente que es lo que pasa, acuerda con ella cada paso que vas a ir dando en relación al colegio. No hagas nada con lo que ella no esté de acuerdo, pero si no lo está en algo imprescindible, como que vayas a visitar al tutor y al director, debes convencerla de la necesidad de hacerlo para solucionar el problema. Lee detenidamente todo el artículo que te enviaré y ves dando los pasos que allí explico.
    Habla con el tutor/a de la niña y expón el problema para que esté vigilante, así como el resto del claustro de profesores. El puede solucionar el problema de la “exclusión social” facilitando a tu hija la amistad con alguna compañera (te enviare también a tu correo particular unos principio para que tu hija los ponga en práctica, sobre cómo conseguir y mantener amistades).
    Pide también una entrevista con el orientador del centro. Suelen ser psicólogos más receptivos que otros docentes a este tipo de problemas. El puede ayudar a tu hija con diferentes estrategias para mejorar sus habilidades sociales y elevar su autoestima. Y pide también una entrevista con el director. Explícale exactamente lo que pasa a tu hija, y exige de forma educada, pero firme, que intervenga para frenar el acoso. Si pasados algunos días el equipo directivo del centro no interviene de forma adecuada, denúncialo a la inspección educativa, e incluso podrías poner al director una denuncia en los tribunales o en la comisaria de policía.
    Es muy importante solucionar el problema, por la salud de tu hija, y porque es muy joven para empezar a “odiar” la escuela. Pero todo empieza por conseguir tú su confianza para que te cuente todos los detalles. Detalles que tu llevarás ante el director para que intervenga y afronte el problema de forma adecuada.
    Lee detenidamente el texto que te mandaré a tu correo particular y actúa según esas directrices. Si además lees mis respuestas a algunos mensajes similares al tuyo, de padres cuyos hijos sufren también acoso, tendrás también orientación añadida.
    Espero que el problema se solucione pronto.
    Un cordial saludo.

  261. Hola …

    Tengo un hijo de 14 años que es acosado en la escuela, por compañeros que se drogan, por esta razon él se habia estado haciendo la pinta ya que no queria ir a la escuela, cuando nos dimos cuenta de que no asistia a clases fuimos a hablar a la secundaria y la maestra hablo con el para saber porque se hacia la pinta y él confeso que unos compañeros lo agredian y que ademas ellos se drogaban, y que por eso el no queria ir a la escuela, y en lugar de investigar a fondo las agresiones que le hacen a mi hermano. la maestra le dijo que no embarrara a otros alumnos por los errores de él. La escuela simplemente no se quiere meter en problemas y es mas facil para ellos hacer que no pasa nada y para ella el hecho de que mi hijo se haya hecho la pinta es un problema que no tiene que ver con las agreciones que le hacen, pero ademas de eso le indico que cuando lo molestaran el tenia que reportarlo alos maestros para que les llamaran la atencion pero mi hijo indico que ya en una ocacion les habia reportado que lo agredian y ellos no hicieron nada. Ahora no se que hacer porque estos alumnos que lo molestan pueden tener gente mala que los ayude. Y al enterarse que él ya dijo que lo molestan pueden tomar represarias. Hasta ese dia el no habia dicho nada por el miedo a que pasara esto, que no le hicieran caso y de cierta forma lo culparan a él. Yo he tratado de hablar con él pero no quiere decir nada porque tiene miedo, y siempre esta a la defensiva…Que puedo hacer?

  262. Nathali, dices que tienes un hijo de 14 años que sufre acoso en la escuela, y algunas líneas después , hablas de las “agresiones que le hacen a tu hermano”. Aunque posteriormente, para luego volver a hablar de “tu hijo”. No se si verdaderamente es tu hijo, o tu hermano. De todas formas sea de una forma u otra, lo cierto es el chico lo está pasando mal en el colegio. También dices que la escuela “no quiere meterse en problemas” y no presta atención a tus denuncias de acoso, sino que incluso le culpan a él de querer “manchar” la reputación de otros, quienes en realidad parecen consumir drogas. La verdad es que la legislación relativa al tema del acoso es muy diferente de unos países a otros y precisamente en la mayoría de los países latinoamericanos, suele ser mucho más permisiva que en Europa. Una denuncia de este tipo contra el director de un centro que no interviene en casos de acoso graves llevados a cabo en su centro educativo, podría llevarle a la cárcel. No ocurre lo mismo, como digo en los países cuyas autoridades no legislan sobre ello.
    Dicho esto, no debes dejar asi las cosas. Es necesario que desde el centro se intervenga de forma adecuada.
    Lo primero que has de hacer es ganarte la confianza del chico. Debe contarte con “pelos y señales” todo lo que le ocurre en la escuela. Debes convencerle de que hay que empezar por aquí para poder ayudarle y resolver el problema. Debes convencerle que que quieres ayudarle, y que en ningún momento el hecho de comunicarlo hará que el acoso sea “peor”…en absoluto. Los acosadores se amparan en el miedo que siente la victima…en la creencia de ésta de que si “dice algo” le esperaran a la salida o a la entrada y aun será peor para él…pero no es cierto. La cosa solo puede empezar a solucionarse con la denuncia. Pero con la denuncia seria. Convence al chico de esto, y de que le vas a ayudar en todo momento, y que sabes cómo se siente, pero que lo vais a resolver juntos. Cuando le hayas convencido pídele referencias exactas…”tal día me hicieron esto…y en el patio, ese mismo día me hicieron esto otro. Y un día, en la clase de educación física….” Recopila todo el material que puedas, con referencias exactas, y pide una entrevista con el director del colegio, a quien debes contar todo eso…no vale solo decir “que le acosan” o “que toman drogas”…tienes que contar detalles concretos, referencias exactas con día y hora…y explica que es esa la razón por la que el niño no quiere ir al colegio. Diles que tienen que tomar medidas para que eso deje de ocurrir, porque no quieres que el niño odie la escuela a edad tan temprana. Habla también con el orientados o psicólogo del colegio, ellos son más receptivos con este tipo de problemas y habla también con la maestra del chico.
    En tu reunión con el director, plantéale que solo deseas que el problema desaparezca, y que si no se soluciona pronto le denunciarás ante las autoridades educativas, es decir, en la Inspección. E incluso, si tras estas reuniones el caso no se soluciona de forma adecuada, puedes denunciarlo en la comisaría de policía o en un juzgado.
    Cuando hables con el director, no grites ni te muestres violenta, pero exige de manera firme que intervenga para resolver el problema, porque en caso contrario estarás dispuesta a poner la denuncia ante un juez. Tienes que hacerle entender que si tu hijo no quiere ir al colegio y falta con frecuencia, es precisamente por lo que le están haciendo a diario alguno de sus propios compañeros.
    Si a pesar de todo el problema no mejora habría que plantearse el cambio de centro educativo para el niño, no sin antes haber denunciado esa conducta negligente del director ante los tribunales de justicia, también de los niños que le acosan, pues su padres son responsables civiles subsidiarios de las conductas de sus hijos.

    Espero que no tengas que llegar a tanto y el problema se solucione pronto.

    Te enviaré a tu correo particular unas páginas de uno de mis libros, donde explico cómo deben actuar los padres con sus hijos y con su centro educativo si tienen la sospecha de que este sufre acoso escolar.

    Un cordial saludo.

  263. Muchas gracias por tu ayuda, y te ofresco una disculpa por la redaccion porque la hice con ayuda de mi hija mayor, probablemente fue por eso que se equivoco. En cuanto a mi hijo, estos dias hemos estado platicando y poco a poco él esta confiando mas en nosotros, seguiré tus recomendaciones. Gracias

  264. Hola les cuento que desde los 7 hasta mi últtimo año en secundaria sufrí de acoso escolar: las humillaciones verbales iban desde: “eres negra, vomitona, piojosa, etc” hasta no hablarme y hacer como si yo ni existiera pasando todos mis años escolares deprimida y enferma, llega hasta el punto que ya que soy adulta (21) sueño con mis compañeros del cole en algunos sueños me tratan mal y en los otros los mato, y bueno ya no me provoca socializar con nadie porque considero que mucha gente y sus acitudes son una basura.

  265. Harper, siento que durante toda tu etapa escolar hayas sufrido acoso. Y siento también que, a tus 21 años aun sufras secuelas. Suele pasar en los casos más graves. Sería conveniente que asistieras a algún tipo de terapia que te ayudase, no tanto a olvidar, pues eso es algo que nunca acaba de olvidarse del todo, pero sí a conseguir que esos recuerdos no interfieran en tu vida actual, ni en tus relaciones con los demás. Dices que consideras a mucha gente y sus actitudes como “una basura”. Aquellas terribles humillaciones sufridas hicieron que crearas a tu alrededor una “dura coraza” para “sobrevivir”. Te vino bien entonces, pero ahora, esa “dura coraza” te perjudica y disminuye la posibilidad de encontrar a gente buena, totalmente diferente a aquellos “malnacidos” que te lo hicieron pasar tan mal. Hace que no confíes en nadie y esa actitud seguirá haciendo que la gente te acepte a duras penas entre su círculo de amigos y eso no es bueno. Sigue mi consejo..una terapia al respecto te hará mucho bien.
    Te deseo todo lo mejor.
    Un cordial saludo.

  266. Mi hijo sufrio de acoso en el colegio a los 5 y 6 años. El daño experimentado por la familia ha sido enorme. El colegio, no sólo no hizo nada si no que la orientadora culpó al niño de la situación, diciendo que tenía un transtorno generalizado del desarrollo con rechazo social. El director “huïa” cada vez que nos encontrábamos, aclaro que jamás he perdido los nervios , ni he gritado, ni nada por el estilo. Hemos cambiado a nuestro hijo de colegio y él ha cambiado radicalmente. Ahora le gusta ir, presta atención, su autoestima ha subido, aunque le cuesta mucho relacionarse y conserva miedos como el que le impide cambiarse en gimnasia delante de sus compañeros pues teme que se rian de él.Sus notas son espectaculares y su rigidez y algunos de sus tics han ido desapareciendo. Me preocupan las secuelas que esa experiencia puedan haber dejado en su personalidad y no puedo entender como niños tan pequeños puedan ser tan crueles y perversos. Aclaro que recibió ayuda psicológica y que la psicóloga me dijo que la actuación por parte del colegio había sido negligente hasta el final. Ánimo a todos los padres que estén pasando o hayan pasado por esto, es una verguenza más de nuestro sistema educativo y de nuestra fantástica sociedad.

  267. Milagros, siento que tu hijo haya sufrido bullying a una edad tan temprana. Y ciertamente, ese infierno que sufre el niño, es sufrido de forma casi igual de intensa por su familia. Afortunadamente el cambio de colegio ha resultado positivo para todos, especialmente para tu hijo, de quien dices, han mejorado sus calificaciones escolares, presta atención y se ha elevado su autoestima.
    No te preocupes por las secuelas que pudiesen quedar, pues a esa edad tan temprana son fáciles de olvidar. Lo que si has de cuidar es que no vuelva a sufrir acoso, pues a medida que pasa el tiempo y los años, el problema se cronifica y persiste aunque se cambie de colegio (con nuevos acosadores), y un niño que sufre acoso durante su etapa escolar de primaria y secundaria sí padece secuelas en su edad adulta. Por ello es necesario estar atentos para afrontarlo de forma adecuada en caso de que vuelva a presentarse.
    Si tu hijo sigue teniendo problemas de relación y tics atribuibles a la ansiedad, aunque se hayan reducido bastante con el cambio de centro, debes mantener las visitas al psicólogo. Le serán de mucha ayuda a tu hijo. Y es cierto que aquel director actuó de forma negligente, algo que no debes permitir que ocurra otra vez en el nuevo centro.
    Te enviaré a tu correo particular un texto de uno de mis libros, con la forma en que han de actuar los padres cuyos hijos sufren acoso en la escuela.
    Espero que siga la mejoría de tu niño.
    Un cordial saludo.

  268. Hola. mi hijo tiene 8 años. Fue al salón de computación en la hora que corresponde y en una de las computadoras un chico del secundario dejo gravado con un icono el nombre de el “Guey”… como el el el único con ese nombre se sintió muy mal. necesito saber como manejarme ante esta situación. si corresponde indagar mas a fondo y preguntar a las autoridades quien es el chico o esperar a ver que pasa mas adelante si vuelve a repetir esa situación o algo similar? saludo atte y espero su respuesta.-

  269. Graciella, el término “Güey” (nombre de tu hijo) en realidad es un adjetivo mexicano usado frecuentemente para referirse a alguien, bien sea varón o mujer, sin utilizar su nombre. Se trata de una palabra simple que en México puede volverse muy compleja pues cambia de significado según el contexto pudiendo significar un sinnúmero de cosas totalmente contradictorias. Según el contexto, la palabra Gúey puede significar
    “estúpido” , “amigo”, “enemigo”, “trastornado”, “valiente” y como te he dicho, un sinnúmero de términos que resultan contradictorios la mayoría de las veces.

    Por ello, en principio no debes dar importancia a este asunto, pero sí es conveniente que tu hijo comunique al profesor de “informática” (el docente que este con ellos en la sala de computación) que su nombre aparece allí en uno de los ordenadores, pero que el no ha sido quien hizo esto.
    Esto le eximirá de problemas en caso de que alguien, algún otro compañero, quisiera culparle a él de haber “firmado” sobre la computadora.
    Lo más probable es que sea solo una “coincidencia”, pero si conviene estar atentos a ver qué sucede más adelante. Si alguno de sus compraros, o de otro curso superior, trata de acosarle, tu hijo lo notará enseguida. Dile que por aquel detalle no se preocupe, pero pídele que te cuente que tal pasa el tiempo en el colegio, y si tiene o no algún problema con alguno de los niños. En caso afirmativo, es cuando tendrás que denunciarlo a las autoridades educativas.
    Pero por el momento no te preocupes demasiado, y trasmítele confianza a tu hijo para que tampoco se preocupe.

    Lo más probable es que el incidente quede en una simple “anécdota”. No obstante, no dejes de prestar atención a “si tu hijo va o no feliz al colegio”.

    Un cordial saludo.

  270. Dr. me disculpo en primer lugar. La verdad es que es que me he expresado mal. Escribieron el nombre de mi hijo sumado a la palabra gay (homosexual). Las autoridades del colegio ya tomaron riendas en el asunto antes de contármelo. Localizaron al chico y hablaron con la directora. Fue un chico de secundaria que en la hora anterior había estado en esa computadora. Todo bien, pero yo no me quedo tranquila. Quisiera saber si corresponde que pregunte quien fue el chico que escribió eso y tratar de controlar desde afuera. Mi hijo no sabe quien fue ni tampoco pregunto nada. pero no quisiera que esto comience a ser un problema para el y obviamente para toda la familia. Gracias

  271. hola
    me gustaría saber algún método en que yo me pueda
    dar cuenta que mi hija de 2 años este recibiendo mal trato de parte de las tías del jardín me preocupa
    por que apenas que ve el jardín desde afuera comienza a llorar las tías me dicen que no llora luego de q yo me voy pero me quedo pensando todo el día en ellos en como saber el por que ella llorara de inmediato al ver al jardín

  272. esta muy bien pero yo quiero saber como podemos notar que se esta tratando con el bullying?????

  273. Graciela, este ultimo dato que aportas cambia radicalmente la situación.
    Efectivmente fue un conato de acoso hacia tu hijo, que si ha sido abordado adecuadamente por el centro escolar no volverá a repetirse. No es necesario, por
    ahora, saber quien es el chico. Solo si la cosa se repite y el acoso fuese a más, entonces si es necesario conocer la identidad de ese alumno de secundaria,
    pues podrias poner una denuncia en la policia contra el, y sus padres serian responsables civiles subsidiarios (El centro tendria la obligación de darte al menos su nombre y apellidos). Pero de momento, creo que con la intervencion del instituo será suficiente. Si el asunto comenzase a ser un problema para tu hijo (y por extension para toda tu familia), te darás cuenta observando los signos
    que delatan el bullying (por el texto que te envie en el anterior correo), y será entonces cuando debes actuar tal y como explico alli, tanto en lo que se refiere a la relación con tu hijo, como en tu exigencia al centro educativo y a
    las autoridades educativas competentes para que se detenga. incluso, si el centro no actua de forma satisfactoria, podrian denunciar al director en un
    juzgado o ante la policia.
    Espero que todo quede controlado con esa intervencion que dices tuvo el centro antes incluso de comunicártelo. Al menos eso denota interes por resolverlo en vez de ocultarlo, y eso es positivo.

    un cordial saludo.

  274. Karina, no dices cuanto tiempo hace que llevas a tu hija a la “guardería” (jardín de infancia). Si la llevas hace pocas fechas, es probable que aun no se haya adaptado, aunque si los niños reciben un buen trato por parte de las “tías” (supongo que te refieres a sus cuidadoras), se adaptan enseguida. Si ya hace algún tiempo que la llevas, y la niña, en cuanto ve el “jardín” se pone a llorar, es posible que este recibiendo maltrato (aunque no necesariamente). Lo que está claro es que tu niña tiene vivencias negativas de su estancia allí y por eso llora en cuanto ve la guardería. También podrían ser porque “no quiere separarse de ti” y “sabe” al acercarse allí, que la “vas a dejar”. De todas formas trata de recabar información de otros padres, de si a sus hijos les sucede algo parecido a tu hija (llorar al dejarles allí), incluso a aquellos padres con hijos más mayorcitos, a quienes podrían preguntar qué tal tratan las cuidadoras a los más chiquitines y luego contártelo a ti..Es la única forma de enterarte. Tu niña es demasiado pequeña para contarte cosas, pero como te digo, puedes intentarlo a través de los padres de otros niños a quienes puedes contarles tu preocupación. Solamente, entre varias madres podréis averiguar que pasa dentro. Puedes variar la recogida de la niña algún día que puedas, sin avisar antes, presentándote a por ella de improviso. Verías como es la actitud de las cuidadoras en ese momento y si tratan de ocultarte algo. En fin, es una cosa que no es fácil de descubrir. Los malos tratos a los niños en este tipo de instituciones solo es posible sacarlos a la luz con “cámara oculta”. Y poner una denuncia sin ningún tipo de pruebas tampoco está bien, pues solamente por ciertas sospechas, puedes “hundir “a la guardería.
    Comprendo tu preocupación. Mi consejo es que hables con otras madres sobre el asunto e intercambiéis impresiones sobre al trato que las cuidadoras dan a vuestros hijos. Si hay otras madres que sospechan lo mismo que tu habrá una alta posibilidad de que el maltrato exista…no obstante espero que todo quede en “una falsa alarma”.
    Un cordial saludo.

  275. Eyenis, a lo largo del artículo expongo las “claves” que los padres han de observar para detectar el posible acoso que este sufriendo su hijo. A modo de resumen estas “claves” serian las siguientes:

    – Pone excusas varias (se encuentra mal, dice estar enfermo con frecuencia, vomita) para no ir al instituto.

    – Falta a clase con cierta frecuencia el “solo”, sin la compañía de otro u otros compañeros y no es capaz de ex-
    plicar porqué, qué hizo y dónde estuvo.

    – No quiere salir de casa.

    – No se relaciona prácticamente con ningún compañero.

    No suelen llamarle por teléfono para “quedar”.

    – Parece estar siempre triste, distraído y “ausente”.

    – Llora con frecuencia, sin motivo aparente o por causas “irrelevantes”.

    – Se irrita con facilidad.

    – Pide que alguien le acompañe a la entrada, y especialmente, a la salida del instituto.

    – No comunica en casa las actividades extraescolares programadas, y si lo hace, dirá que no es obligatoria la
    asistencia” y que prefiere no ir porque no le “apetece” o
    por cualquier otra cosa.

    – Cambios en cuanto a su alimentación y descanso. Deja de tener apetito y duerme mal (pesadillas nocturas).

    – Empeoran sus calificaciones escolares.

    – A menudo tiene “moratones”, heridas, arañazos y golpes por el cuerpo, difícilmente explicables.

    – Pide dinero con frecuencia (más de lo que cuesta real-
    mente) para comprar el “bocadillo” o un “bollo” en la
    cafetería del instituto.

    – Pierde el material escolar, o lo tiene muy “deteriorado”.

    - Llega a casa con la ropa o la mochila “rasgada

    El “bullying” es un proceso complejo de victimización de otra persona que va más allá de las simples discusiones o malas relaciones entre compañeros, y que se diferencia de éstos por su naturaleza, su duración, su intensidad, sus formas, sus protagonistas, sus consecuencias y sus ámbitos. Es decir, para considerarlo bullying, estas circunstancias han de repetirse frecuentemente, y durante un periodo largo de tiempo.

    Cuando un padre/madre observa que en alguno de sus hijos se producen simultáneamente alguna de estas “claves”, es posible que su hijo/a esté siendo maltratado, y es posible también, que ya haya sufrido muchas agresiones. Se hace entonces absolutamente necesaria una comunicación fluida con él/ella. Costará bastante al principio por las razones ya mencionadas (el chico tiene miedo a la propia reacción de sus padres, y tiene más miedo aun, a la reacción de su compañero o compañeros bullys, si se enterasen de que ha contado lo que la pasa).

    El padre/madre debe conseguir generar en el chico/a la suficiente confianza para que se sientan seguros y cuenten todo lo que les ocurre en el centro escolar. Este va a ser el primer apoyo que en mucho tiempo va a encontrar el chico/a, y será, si no se ha propiciado ya desde el propio centro educativo, el punto de arranque para “solucionar” el problema.

    Espero haber resuelto tus dudas.
    Un cordial saludo.

  276. muchas gracias te lo agradezco seguiré tus consejos y espero que sea solo el apego que ella tiene conmigo
    gracias saludos

Discussion Area - Leave a Comment